Autoficción

La autoficción domina la narrativa en castellano y ha llegado también al cómic y al arte. No son memorias, no son diarios, no son biografías: es una escritura del Yo, que se diversifica y ocupa nuevos espacios. Dieciséis autores y críticos analizan este fenómeno.

Umm… es la primera reacción de casi todos de los 16 escritores y críticos que han hecho este retrato del auge de la autoficción. Sus voces muestran un recurso literario en el que los dominios de la primera persona son cada vez más diversos y atractivos para autores y lectores. Una tendencia por la que corre parte del futuro de la literatura y que en España tiene rasgos especiales que saldan cuentas con su Historia.

Así comienza Winston Manrique su largo e interesante artículo publicado hoy en Babelia sobre lo que denomina la autoficción, en el que habla con 16 autores y críticos para analizar el auge de este género. Y en el que, con total naturalidad, se incluye un apartado de Andrés S. Braun con la opinión de autores de historieta como Paco Roca, Frederick Peeters o Gallardo, del que además se incluye una genial historieta de una página sobre el tema.
Como debe ser.

17 Comentarios en “Autoficción

  1. La verdad es que llevo un tiempo con cierta afición enfermiza por las historietas de autoficción. Me parecen muy interesantes y, sobre todo, frescas (aunque algunos las consideren aburridas). Creo que en este género, si se puede etiquetar, hay una fuente inagotable que hay que explorar.
    Siempre se ha dicho que las historias deben narrar de forma lineal, y que si te sales de esa linealidad puedes caer en el aburrimiento más absoluto. Robert McKee habla en su libro El Guión sobre tres tipos de estructuras: la arquitrama, minitrama y antitrama. Los cómics sobre el Yo estaría dentro de la antitrama, puesto que, normalmente brillan por la ausencia de una estructura convencional. Tal vez sea este uno de los elementos que hace estos trabajos tan atractivos.
    Otro de los posibles elementos tal vez sean las influencias indirectas hacia el falso documental.

  2. César on 13 septiembre 2008 at 14:30 said:

    “Me parecen muy interesantes y, sobre todo, frescas (aunque algunos las consideren aburridas). Creo que en este género, si se puede etiquetar, hay una fuente inagotable que hay que explorar.”

    Lo mejor que tienen estas historias es que permiten a sus autores mostrar sobre el papel sentimientos y emociones muy dificiles de mostrar en otras historias e incluso en las de autoficcion (aunque bueno, gente como Ford conseguia mostrarlos en un western, por ejemplo). Nos llegan mas adentro emociones mostradas por Tanit Arque o Nacho Casanova (jamas tuve una novia que pensase eso o me lo dijera, pero es demoledora la despedida de la “novia de ficcion” en la autobiografia no autorizada) que las mostradas en un comic de genero, del tipo que sea, siendo lo mas cercano que se me ocurre ahora el Pequeños Eclipses.

  3. Raymon on 13 septiembre 2008 at 19:54 said:

    Las narraciones en primera persona no autobiográficas suelen interpretarse como un alter ego del autor, aun me acuerdo del revuelo que causo el relato “El violador” (“Todas putas”)de Hernan Migoya (guionista de comics, por cierto) al que se quería casi linchar en plaza mediática, porque su personaje principal y por ende (supuéstamente) su autor hacían apología de la violación. No creo que esto habría pasado de haberlo escrito en tercera persona.

  4. MarvinMarciano on 13 septiembre 2008 at 20:07 said:

    ¿Descubriendo el fuego?

  5. jlmunuera on 14 septiembre 2008 at 9:28 said:

    “La autobiografía confiesa los pecados veniales del autor; los capitales, hay que buscarlos en la ficción”.
    Cuanto más de ficción hay en este tipo de historias, más verídicas me resultan.
    Muy bueno el artículo y muy brillante, como siempre, el trabajo de Gallardo.

  6. Raymon on 14 septiembre 2008 at 19:20 said:

    A mi las sentencias morales (y mas las de tipo religioso) me sobran en la valoración de una obra literaria. A no ser que procedan de la Inquisición, claro. En ese caso me pondría a la defensiva.

  7. Álvaro, como no conozco tu e-mail, te dejo este enlace sobre un cómic que he visto en menéame y creo que es interesante para tu blog la cárcel de papel:

    Cómic: Todos los libros del mundo… menos uno [Eng]

    »Como cabía esperar, el protagonista de Mister Bookseller es un vendedor de libros, con la particularidad de que en su librería da la impresión de que hubiese un ejemplar de todos y cada uno de los libros editados en la Historia. De hecho, es que tiene todos los libros de la Historia. Una historia de Darko Macan y Tihomir Celanovic.

    http://community.livejournal.com/scans_daily/5408800.html

  8. Belano on 15 septiembre 2008 at 10:28 said:

    Yo tenía cierta idea de lo que era la autoficción hasta que leí el artículo en cuestión, que sólo contribuyó a confundirme. Desde luego, no creo que “Arrugas” de Paco Roca sea autoficción.

    La autoficción es, según las acertadas palabras de Vila-Matas que el propio texto recoge, autobiografía bajo sospecha. Ficción que el autor confunde con su biografía o biografía que el autor mezcla con ficción.

    ¿Hay autoficción el “Arrugas”? ¿Sale Paco Roca? No. Casi no cabe discutir más. Se señala que un familiar suyo tuvo alzheimer y de ahí su interés por el tema; se comenta que incluye casos reales que conoció al documentarse. ¿Convierte eso a “Arrugas” en autoficción? No, porque en ningún momento se juega al equívoco de presentar entreveradamente autobiografía y ficción. Si eso es autoficción también podría serlo “El coche fantástico”… ¿o no tendría un coche su creador?

    A mí me ha parecido un artículo demasiado confuso, con demasiados autores muy diversos. Lo mejor, el texto de Ray Loriga, muy acertado.

  9. Los de Babelia decían que la historieta de Miguel Gallardo estaba realizada para El País… pero a mi me suana haberla leído ya y no me acuerdo dónde. ¿En Krazy Comics tal vez? ¿Alguien lo sabe? ¿La duda me corroe? Gracias :)

  10. Habrá sido un acto fallido del que ha inventado el palabro, pero autoficción suena casi igual, e igual de mal, que autofelación. Mejor que busquen otra palabra para acotar el terreno conceptual de la cosa…

  11. Hombre, pueden sonar igual pero la autofelación suele ser mucho mas complicada para la mayoría.

  12. Y sorprende el olvido tanto de Umbral como de Cela…

  13. César on 15 septiembre 2008 at 15:25 said:

    “Hombre, pueden sonar igual pero la autofelación suele ser mucho mas complicada para la mayoría.”

    Bueno…. con cierta flexibilidad, ejercicios respiratorios, algo de yoga, angulo de ataque e incluso quitandose quirurgicamente alguna costilla se puede hacer la autofelacion…. pero haz todo eso para la autoficcion, no servira de mucho…

    Y que conste que lo de poder hacer la autofelacion me lo han contado ¿eh?? que ya veo yo las caras maliciosas…

  14. MarvinMarciano on 15 septiembre 2008 at 20:21 said:

    ¿Vila-Matas es referencia competente para divagar sobre la función del yo en la narración?

    Alguien citó a Umbral. Mejor.

    Claro que Vila-Matas no ha leído al autor de Mortal y rosa. Y si lo ha hecho, habrá sido con el ojo del culo, porque no se le nota nada.

    No obstante, sálvese Bartleby y compañía de la quema del olvido siquiera sea por respeto a los clásicos citados que se incluyen, empezando por Melville. Ese libro es lo mejor que ha dado el vanidoso de Enrique. No habrá más. Sólo parafraseos de teóricos de la literatura que el tipo entiende por encima conforme a las enseñanzas de sus amigos profesores de la Universidad de Barcelona. No crean que ha leído las fuentes directamente. Tiene cara de vago porque es un vago. Luego acomoda lo aprendido de oídas a los niveladores medios de masas que tan bien pagan y publicitan.

    ¿Autoficción? Nada nuevo bajo el sol. Lean a Walter Benjamin, Jauss, Gadamer y Ricoeur, y no dejen que les deslumbren con florituras de bachiller. Lo pasarán mejor. Aprenderán más.

    Por cierto, Gallardo molaba en los tiempos de Makoki. Auténtico cuando no tenía esa pose de “tengo que pagar las facturas” que luce ahora. Y aún así, en vez de Makoki, releeré los originales Fritz, Mr Natural y Freak Brothers. La devoción por lo patrio se la dejo a los buscadores de subvenciones.

  15. César on 15 septiembre 2008 at 20:51 said:

    “Auténtico cuando no tenía esa pose de “tengo que pagar las facturas” que luce ahora. ”

    Deberias haberlo escuchado en las Jornadas de Aviles… verias que de pose nada, simplemente ha encontrado otros modos de contar las cosas… Otra cosa es que te guste mas el de antes que el de ahora (a mi me pasa al contrario), pero sigue siendo un autor coherente y alejado de todo tipo de pose o moda…

  16. Concrete on 15 septiembre 2008 at 21:47 said:

    No diga Autoficción… Diga Alvarez Rabo!!

  17. A mi también me parece que Gallardo dibuja ahora mejor que nunca… me lleva pasando varios años, que cada nueva vuelta de tuerca que da en su estilo, cada nueva depuración, envejece y deja como esforzados y envarados, inseguros, a los otros dibujantes e incluso a lo que él mismo hacía en sus trabajos anteriores…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation