Bru & Philips

Habituados al espléndido dúo formado por Sean Philips y Ed Brubaker, resulta casi extraño que se publiquen tebeos en los que ambos autores se aventuran a realizar obras con otros compañeros de viaje. Más si coinciden dos de ellas en el mismo mes, como es el caso de Los chicos detective y Siete Psicópatas.
La primera es una miniserie tardía en la que un todavía debutante en el mainstream Brubaker retomaba los personajes protagonistas de The Children’s Crusade, el primer crossover de las colecciones de Vertigo. Los jóvenes detectives muertos volvían al papel (ya que no a la vida) unos años después de la mano de este entonces joven guionista, que había dejado un excelente sabor de boca con la serie Deadenders. Para evitar riesgos, Brian Talbot se encargaría de los lápices de la serie, lo que favorecería que los lectores identificaran fácilmente la serie como una “colección Vertigo”. El resultado es, como poco, agridulce. Brubaker firma un guión poco más que correctito, mezclando elementos fantásticos con una trama detectivesca excesivamente predecible, siempre con la alargada sombre de Gaiman presente. Unos cimientos poco sólidos sobre los que Talbot desarrolla una labor poco inspirada que, para colmo, es bastante maltratada por un mecánico Steve Leialoha a las tintas. Se deja leer, pero se olvida con la misma velocidad que se pasa la última página. Eso sí, las portadas de McKean, espléndidas. (1-)
Por su parte, Sean Philips es el encargado de la labor gráfica de Siete Psicópatas, primer volumen de una serie de siete álbumes englobada dentro de la curiosa moda de “series límitadas” de álbumes de varios autores que azota Francia. Con el siete como elemento recurrente (siete psicópatas, siete ladrones, siete guerreras, siete yakuzas, siete misioneros siete piratas…), en este primer volumen el guionista Fabien Velhmann, en alza gracias a su buena labor en la entretenida El marqués de Anaón, plantea un curioso punto de partida que, por desgracia, se estrella en un desarrollo que no llegan a salvar las sugerentes trazas finales. La historia de estos siete psicópatas que deberán cumplir la misión secreta de asesinar a Hitler comienza muy cinematográficamente, con la típica estructura de elección de personajes para la misión que actúa a su vez de presentación, pero que pronto comienza a hacer aguas: los personajes son absurdos, no hay cohesión entre las tramas y, para colmo, es evidente que Velhmann no tiene claro qué hacer con su reparto coral. Tiene, eso sí, un fogonazo de inspiración en su parte final que, por desgracia, es bastante previsible y no consigue arreglar el desaguisado. Philips está en su línea habitual de sobria corrección, pero poco puede hacer para que la lectura de esta obra sea mínimamente interesante. Pese a que la edición de Planeta es en tamaño mini (curiosa política editorial: publicar siempre en formato diferente al original, lo que era en comic book en tamaño gigante y lo que era álbum europeo en formato comic-book…), no afecta excesivamente al dibujo de Philips. Olvidable (0)

19 Comentarios en “Bru & Philips

  1. También yo me estrellé con los 7 psicópatas.

    Esperemos que mejore en 7 ladrones.

    Un saludo.

  2. Pues aunque sea Brubaker, paso del primero.

    Y del segundo, mejor no hablamos, ¿no?.

    Saludetes

    Sergio

    Visitad:
    http://lecturasrecomicdadas.blogspot.com
    El blog especializado en crítica de cómics

  3. Buenas tardes, Álvaro… sólo comentar que los dos personajes centrales de Los Chicos Detectives hicieron su debut en la serie regular de The Sandman (número #25 USA), no en La Cruzada de los Niños. Por lo demás, bastante de acuerdo con tu valoración.

    Un saludo

  4. Hola Alvaro ese titulo del post se me hace familiar, no se no se…. jejeje

    Saludos

    Jaime

  5. Pingback: Zona Negativa » Vertigo Bazar: The Sandman presenta #1. Los Chicos Detectives

  6. Álvaro Pons on 21 septiembre 2008 at 0:19 said:

    José: lo sabía, pero me acabo de dar cuenta al decirlo tú que la redacción puede hacer entender que me refiero a Children's crusade para hablar del debut de los chicos detectives.

    Hombre, cómo no recordarlos en la maravillosa "Estación de tieneblas", posiblemente uno de los mejores arcos argumentales de Sandman… :)

  7. Álvaro Pons on 21 septiembre 2008 at 0:20 said:

    jaime: no había caído en la coincidencia… :)

    pero es mucho más sugerente Poe y Philips, de lejos… :)

  8. Álvaro, la verdad es que lo pensé porque la frase en cuestión era ambivalente… aunque al final lo tomé por un pequeño lapsus. Por cierto, coincidimos también en eso: Estación de Nieblas es mi arco preferido de The Sandman.

    Respecto al tebeo en cuestión, mi conclusión también es negativa. Sin embargo, no deja de ser curiosa una cosa que hablaba con Raúl López el otro día: comparar este tebeo con The Sandman, al igual que comparar Fábulas presenta: Jack con Fábulas se hace inevitable pero, si me pongo a pensar, sendos spin-offs ofrecen cierto grado de entretenimiento sin aspiraciones de forma solvente, superando con mucho el 90% de la producción superheroica –clásicamente los productos con un propósito similar–.

    PD. Por cierto, mi búsqueda de artículos en La Cárcel sobre Fábulas ha sido totalmente infructuosa… ¿tienes algún artículo por ahí? Me muero de curiosidad por saber qué valoración haces sobre ese tebeo (espero que no te resulte maleducada la petición).

    PD2. Perdón por el pingback al enlazar el artículo… nada más lejos de mi intención que la publicidad.

  9. PD3. Otra cosa es, claro está, que haya persona a los que el entretenimiento solvente a secas sin ideas detrás no nos… entretenga :)

  10. javi3r on 21 septiembre 2008 at 1:00 said:

    Eres muy generoso con 'Los chicos detectives'. Es, de lejos, el peor trabajo que he leído de Bru. Una cosa es querer darle un rollo juvenil y otra es hacer un producto bobo e infantiloide. El dibujo es bastante malo. Tiene toda la pinta de ser amateur. Cualquier dibujante de la antigua Marvel Comic Presents lo habría hecho mejor. No puedo entender cómo Talbot fue capaz de perpetrar algo así. Seguro que las tintas de Leialoha no ayudaron pero muy mal por el bueno de Bryan.

    En fin, estoy cabreado: es una pena perder el tiempo (y el dinero) en cosas como ésta cuando hay por ahí cómics fantásticos. Recomiendo a todo el mundo huir de este tebeo. Soy muy fan del guionista pero esto es una broma. Cualquier trabajo alimenticio para Marvel es mejor, hasta Uncanny X-Men. Uhm… ¿en USA apareció con lo de para "lectores adultos"? Entonces, ya sería la hostia.

    Por cierto, ya que la mencionas en el post, podrían haber sacado los últimos números de Deadenders en vez de esto. Pero claro, no venderían tanto al no tener lo de "Sandman presenta:".

  11. Álvaro Pons on 21 septiembre 2008 at 1:03 said:

    José: de ahí mi (5) pelaíto. Este chicos detectives me parece un tebeo para pasar el rato que cumple su función sin más. efectivamente, cada cual que elija si con eso tiene suficiente, pero ni se le debe quitar mérito por ello (que hoy en día, como dices, no es moco de pavo) ni tampoco erigirlo en rey tuerto de un país de ciegos, una costumbre muy habitual de los tebeos.

    respecto a Fábulas… pinchamos en hueso, me temeo. :) Pese a que Willingham me parece interesante en otras opciones, su Fables me parece que se agota tras el primer arco argumental. Es un tebeo que sorprende cuando lo lees pero que repite esquemas y, al final, cansa. Por lo menos a mí, a lo que hay que añadir que en este caso, siendo como soy fanático de los cuentos populares, me sorprende la falta de investigación de Willingham más allá de los clásicos de Disney. La reseña existe… y es de las primeras que se publicaron en esta web! Nada menos que el 29/Xii/2002:

    "Debo reconocer que soy un gran aficionado a los cuentos clásicos. Sí, sí, los cuentos clásicos de tradición oral que fueron la base para Perrault, Andersen y tantos y tantos (incluyendo al maravilloso Calleja). Quizás por ello, desde siempre me ha dado por la extraña costumbre de rebuscar entre la mitología más variada buscando los relatos originales que dieron lugar las versiones edulcoradas que hoy conocemos. La realidad de los cuentos es que eran un sistema didáctico de enseñanza de valores morales en época donde tan sólo la tradición oral era un vehículo eficaz de transmisión del conocimiento. Y me gustan, que narices. Me encanta comprobar la crueldad de las versiones primigenias de edulcoradas versiones como Blancanieves, La princesa durmiente, Cenicienta y otros.

    Supongo que los autores de Fables, los señores Willingham, Medina y Leiahola no conocen ni de lejos esas veriosnes originales, pero su versión de los clásicos cuentos merece, cuanto menos, una lectura generosa. La idea básica es usar a todos los protagonistas de los cuentos clásicos para contar una suerte de novela negra, donde se le da la vuelta a los roles clásicos de los personajes. Desde una Blancanieves mostrada casi como una halcona financiera (divorciada, por cierto, del principe azul) a un Lobo reformado en detective de policia, Willigham demuestra bastante habilidad en construir una historia entretenida y, simultáneamente, divertirnos con su nueva visión de la personalidad de los personajes (un buen ejemplo puede ser esa sesión de terapia de pareja entre la bella y la bestia). Los lápices de Medina son dignos (que no maravillosos, recuerdan, sólo recuerdan a Gene Ha, pero supongo que por extensión a muchos dibujantes realistas) y el tebeo se deja leer con facilidad.

    No es una obra maestra, no pasará a la historia del tebeo, pero divierte y entretiene, algo que en épocas navideñas puede ser suficiente."

  12. Álvaro Pons on 21 septiembre 2008 at 1:05 said:

    javi3r: no creo que la cosa sea para tanto, pero es evidente que es uno de los trabajos más flojitos de Brubaker, además de ser uno de sus primeros trabajos importantes, todo sea dicho. yo creo que el aprobadito raspado lo pasa, pero sin más. Pero sí, Deadenders es muchísimo más interesante.

  13. Gracias por la reseña… no la encontraba ni a palos. Lo cierto es que la orientación inicial de Fábulas no me gustó excesivamente, pero el simple hecho de que Willingham sacara a colación a la hermana de Blancanieves ya implicaba haberse visto más que las pelis de la Disney. En otro orden de cosas, la colección parace alcanzar su definición en el cuarto recopilatorio (La marcha de los soldados de madera) y, especialmente, me resultó fascinante en Tierras Natales. Si paraste en las primeras entregas te aconsejaría retomarla, porque el manejo del folclore y las referencias está hoy en día a años luz de lo que se veía al principio. Eso, claro, sin contar que Medina no es nadie –a mi juicio– al lado de Buckingham. Por último, la repetición de esquemas es relativa: no he visto una serie con más desapego hacia su propio statu quo.

    PD. Lo de rey tuerto en un país de ciegos me lo has descontextualizado, so malvado. Es un rey tuerto entre las novedades de Vertigo de este mes. Frente a otros productos y tanto que no llega ni a bufón de corte.

  14. Uff… no sé. La verdad es que hay tanto por comprar que hay cosas que tienes que descartar. En fin, miraré en la librería a ver qué tal son por dentro.

  15. gracias alvaro. Pero este humilde guionista con apenas dos obras de momento no puede ni por asomo compararse a este monstruos jejeje pero se agradecen las flores. A ver si nos vemos en el salon de barna

    Atentamente

    jaime

  16. Mariano on 21 septiembre 2008 at 11:01 said:

    Respecto a la ayer comentada racanez de la nota de Wanted:

    Pues si a los chicos detectives, de la que lo único que ensalzas son las portadas de Mckean, sólo le das un punto menos que a Wanted, de la cual has cantado varias virtudes, pues como que prefiero no ser alumno tuyo ;).

    Soy profe y estás comparativas de notas nos suelen joder bastane a los del gremio, eh??

  17. Álvaro Pons on 21 septiembre 2008 at 11:13 said:

    Pero es que no creo haber cantado tantas virtudes de Wanted. me parece un tebeo entretenido, con ideas. Y este de Los Chicos detectives, un tebeo funcional.

    Ni hay que dar demasiada nota a lo que es sencillamente un trabajo justo ni desmerecer el que hace lo justo para el aprobado… Simplemente, Watnted está un poco por encima de estos Chicos detectives.

    :)

  18. Volviendo al tema de la colección 7, el que es verdaderamente brillante y recomendable es "7 Misioneros" de Ayroles y Critone.

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation