Novedades de octubre de sins entido

Atentos porque las dos novedades de sins entido son de lo más sugerente…
(**)- EL JUEGO DE LAS GOLONDRINAS, de Zeina Abiracheb. 192 páginas. 17×24 cm. Blanco y negro. Rústica. PVP: 17 euros
(**)- LA HISTORIA DE MI MADRE, de Kim Eun-sung. 224 páginas. 17×24 cm. Blanco y negro. Rústica. PVP: 19 euros


EL JUEGO DE LAS GOLONDRINAS, de Zeina Abiracheb. 192 páginas. 17×24 cm. Blanco y negro. Rústica. PVP: 17 euros
El juego de las golondrinas narra una noche en el Beirut de los años 1980, en la que los habitantes de un edificio situado en la línea de demarcación se encuentran encerrados por los bombardeos. Una galería de retratos pintorescos, teñida de gravedad y de humor, que permite a la autora contar la historia de su propia familia.
“En abril de 2006 me encontré con un reportaje rodado en Beirut en 1984. Los periodistas entrevistaban a los habitantes de una calle cercana a la línea de demarcación, que dividía la ciudad en dos partes. Una mujer, bloqueada por los bombardeos en la entrada de su casa, dijo una frase que me trastornó: Yo diría que, por lo menos, aquí estamos probablemente más o menos a salvo.
Aquella mujer era mi abuela.”
Zeina Abirached
El juego de las golondrinas es un testimonio en carne viva del conflicto libanés, servido por un grafismo muy personal. Los magníficos decorados compuestos por la autora, experta en volutas y arabescos, llevan un poco de la belleza de este país en guerra. Zeina Abirached también muestra mucha creatividad en la composición y la paginación, jugando con las repeticiones de su dibujo, quizás para dar la ilusión del tiempo que no pasa bastante rápido cuando uno espera que vuelvan vivos sus parientes.
El juego de las golondrinas forma parte de la selección oficial del Festival International de Bande Dessinée de Angoulême de 2008.

SOBRE LA AUTORA:
Zeina Abirached es libanesa. Nació en Beirut en 1981, y vive actualmente entre Beirut y París. Después de sus estudios en la Academia Libanesa de Bellas Artes (ALBA), siguió un curso especializado en animación en l’Ecole Nationale des Arts Décoratifs de París. Es autora de Beyrouth Catharsis, que obtuvo el Primer premio del Festival de Cómic de Beirut en 2002, y del libro-folleto 38 rue Youssef Semaani.


LA HISTORIA DE MI MADRE, de Kim Eun-sung. 224 páginas. 17×24 cm. Blanco y negro. Rústica. PVP: 19 euros

A partir de conversaciones mantenidas con su madre de 80 años, la autora recrea la Corea de hace más de 50 años, antes de su división entre Corea del Norte y Corea del Sur. Un valioso testimonio oral que muestra cómo la vida de una mujer sencilla, de un pueblo tranquilo, es arramblada por el potente movimiento de la Historia, a través del imperialismo japonés, la guerra de Corea, la dictadura militar y las reformas capitalistas.
Cuando el imperialismo japonés invade Corea, la madre de la autora está pasando los días tranquilos de su infancia en un pequeño pueblo de la provincia de Hamkyeong, en Corea del Norte. Pero las cosas darán un giro inesperado cuando un oficial japonés, primo lejano, se refugie en su familia. La madre se verá forzada a casarse con él en vez de su amante, para que no la recluten como mujer de compañía para los militares japoneses.
La historia de mi madre se publicará en 4 volúmenes. En este primer volumen la autora da la palabra a su madre, que nos cuenta su infancia y adolescencia en su pequeño pueblo de Corea del Norte, retratando su familia, su historia y sus costumbres.
SOBRE LA AUTORA:
Kim Eun-sung nació en 1965, y vive en Seúl. Titulada en sicología, se compromete con el movimiento sindical después de su graduación. Estudia diseño gráfico en la universidad en 1994. Trabaja como diseñadora independiente y estudia audiovisuales. Empieza a dibujar cómics en 2003 y publica su primera novela gráfica What would happen while aunt was asleep (Sai Cómics) en 2004.
Algunas palabras de la autora:
“Cuando empecé, ella me preguntaba dubitativa si una historia como la suya podía contarse en un manhwa, y por mucho que yo le dijera que lo más importante para mí era contar historias de gente corriente como ella, creo que en el fondo nunca llegó a creérselo. Pero, yo siempre tuve muy claro lo que pretendía.”

“Todo esto me hizo pensar que también eso era la historia de nuestro pueblo. La historia objetiva y la historia subjetiva vivida por mi madre eran distintas, y la subjetiva me aportaba algo nuevo. Este manhwa ha cambiado mi forma de ver la historia, y alterado mi actitud ante el mundo. Ese algo desconocido, nuevo, vivo, que vi en la historia de mi madre fue el punto de partida de esta obra. Mientras la dibujaba me sentía como una niña adoptada por padres de un país extranjero que, al descubrir cuáles son sus verdaderos padres naturales, siente un fuerte lazo con aquellos, pese a no poder verlos por encontrarse lejos.”

“Dibujar La historia de mi madre ha sido un trabajo divertido y doloroso a la vez. No hay duda de que este manhwa ha supuesto una nueva fase en la relación con mi madre.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation