Novedades de Aleta para Noviembre

DYLAN DOG: LA LEY DE LA JUNGLA, de Michele Medda, Giovanni Freghieri,Paola Barbato, Bruno Brindisi. Rústica. 16 x 21 cm – 288 págs. B/N. PVP: 15,00 €
DAMPYR: EL MAR DE LA MUERTE, de Mauro Boselli, Nicola Genzianella, Alessandro Bocci, Maurizio Colombo, Giulano Piccininno. Rústica 16 x 21 cm – 288 pág. B/N PVP: 15,00 €
DYLAN DOG Nº 28: EL HOMBRE DEL SACO, de Luigi Mignacco, Pietro Dall’Agnol. Rústica. 16 x 21 cm – 100 pág. B/N. PVP: 5,00 €
MARTIN MYSTÈRE Nº 28: VEINTICINCO AÑOS DE “MYSTERIOS”, de Alfredo Castelli, Giancarlo Alessandrini. Rústica. 16 x 21 cm – 100 pág. B/N. PVP: 5,00 €
NATHAN NEVER Nº 28: CÓDIGO CERO, de Stefano Vietti, Gigi Simeone. Rústica. 16 x 21 cm – 100 pág. B/N. PVP: 5,00 €
DAMPYR Nº 18: LA PANTALLA DEMONÍACA, de Maurizio Colombo, Luca Rossi. Rústica. 16 x 21 cm – 100 pág. B/N. PVP: 5,00 €
Más información en el PDF de Norma (al final)

Novedades de Norma de Noviembre

Ya tenemos PDF de novedades de Norma para Noviembre y pocas cosas interesantes: nuevas entregas de Magasin general, la serie de Tripp y Loisel, de AIDP, la siempre interesante serie de Mignola, Arcudi y Davis y edición integral de Antes del Incal, de Jodorowsky y Janjetov, un tebeo que agradará a los aficionados al chileno pero que a mi, personalmente me dejó bastante frío. Muchas novedades de manga de las que hay que destacar Nodomo cantabile, de Tomoko Ninomiya. Pude leer el primer volumen editado en los USA y me pareció un manga diferente, de agradable lectura.

Nostalgia, arma de destrucción masiva

Estaba yo haciendo ejercicio de recuerdo nostálgico con Mazinger Z cuando me acordé, cosas de la memoria caótica y difusa, de aquella joya de la psicotronia patria que fue Mazinger Z, el robot de las estrellas. Os pongo en antecedentes: aprovechando el furor de las masas infantiles por las aventuras de Koji Kabuto y su robot gigantesco, se estrenó en cine una película de imagen real que tenía por título Mazinger Z, el robot de las estrellas.

Nosotros, tiernos infantes con el pensamiento abducido por puños y pechos -mecánicos, eso sí- volando alegremente contra terribles engendros mecánicos, acudimos en tropel a la llamada de las salas. Y servidor, que recuerda perfectamente que se estrenó en el desaparecido cine Goya de Valencia, se encontró, como el resto de los mazinadictos con un inesperado Mazinger de color rojo de lo más rarito. Una decepción que luego, con el tiempo, supimos que era una adaptación taiwanesa de una serie de robots llamado Mach Baron.
Pero la sorpresa vendría al poco cuando la Editorial Valenciana decidió sacar al mercado una colección de tebeos dedicados a este Mazinger colorado, realizados nada más y nada menos que por José Sanchis, el creador de Pumby.


¡Hasta efectos de sonido tenía la versión de Sanchís!

Mazinger Z tuvo una sorprendente longevidad, con 43 números publicados para los que Sanchís creó todo un elenco de secundarios, como los compañeros mecánicos Rodas III o Adriana-D, que aparecería muy al final de la serie.

Por desgracia, muchos recordarán a Sanchís más por esta serie alucinógena que por su extraordinaria creación, Pumby, uno de los mejores y más imaginativos tebeos infantiles de todos los tiempos. Y sobre todo porque fue un punto de inflexión en su carrera, que le llevará a incorporar esa estética “manga” a toda su producción posterior, llegando a la inclasificable serie de Pumby y los Pumbitrones que se publicaría años más tarde. Una especie de cruce insano entre Pumby, los Powers Rangers, Dragon Ball y Mazinger Z que al final, de puro delirio, tiene hasta cierto atractivo…

Denuncia, que algo queda

Dos tebeos de muy diferente temática pero que coinciden en su intención de denuncia. El primero, Shooting War es uno de las ya cada vez más comunes casos de webcomic que pasa de la pantalla del ordenador al papel. Anthony Lape y Dan Goldman firman un tebeo con no pocas ideas interesantes, que reflexiona sobre el papel de los medios de comunicación en un mundo globalizado. Un hipotético futuro cercano con McCain de presidente y un videoblogger que es fichado para retransmitir en directo la guerra de Irak es un perfecto escenario para desarrollar el discurso de los autores, que incidirá tanto en la voracidad de las grandes cadenas, capaces de traspasar cualquier límite por conseguir audiencias como en las consecuencias de la conversión de las guerras en espectáculos televisivos. Hay componentes que recuerdan mucho a la reflexión de Bertrand Tavernier en la magistral La muerte en directo, pero también se lanzan sugerentes hipótesis sobre la transformación del terrorismo en un ciberterrorismo de base capitalista. El nuevo pan y circo es la utopía que vomita la televisión en forma de mundo feliz de Huxley calzado con Nike, jugando a la Play y degustando una macburguer. Un argumento que invita al debate y que debería dar lugar a un tebeo más que notable, peroque choca con la pobre contribución de la parte gráfica. La elección por parte de Goldman de un estilo fotorrealista con incorporación de elementos fotográficos es más que adecuada para el tipo de historia que se va a contar, pero resulta excesiva para las posibilidades del dibujante. El fotorrealismo es una técnica complicada y las carencias destacan con mucha más facilidad, a lo que hay que añadir que la narrativa de Goldman es muy rígida y, en muchas ocasiones, excesivamente confusa, obligando a ir hacia atrás para comprender algunas escenas. Una conjunción terrible, porque mientras que una narrativa adecuada puede esconder defectos de estilo, una mala sólo hace que amplificarlos.
Una verdadera lástima, porque las ideas volcadas son lo suficientemente atractivas como para haber hecho de este tebeo uno de los más atractivos y mediáticos del año. (1)
Problemas que no encontraremos en Como todo el mundo (La Cúpula), donde el dibujante Rudy Spiessert se refugia con acierto en un estilo próximo a Dupuy y Berberian, que asimila y controla perfectamente, sin intentar salirse de la ortodoxia narrativa y estética. No hay sorpresas ni innovaciones en un dibujo clonado más que conocido, pero eso permite desarrollar perfectamente esta divertida historia de Denis Lapière y Pierre-Paul Renders que recorre un camino contrario al habitual estos días: del cine a la historieta. Los guionistas trasladan al papel esta película que satiriza de forma corrosiva esta sociedad que respira oxígeno, nitrógeno y publicidad con una original vuelta de tuerca al esquema del Gran Hermano o del Show de Truman. Jalil es un joven francés que resulta tener un extraño don: sus gustos coinciden con los de la gran mayoría. Una cualidad que no pasa desapercibida a las grandes empresas de marketing, que encontrarán en el joven una forma de evitarse costosos estudios y encuestas de mercado, espiándolo desde miles de ojos escondidos. Lapière, guionista siempre sólido e inteligente, desarrolla con soltura la situación a modo de comedia de enredo (una tradición muy francesa, todo sea dicho), que va aumentando tono y ritmo, con momentos muy divertidos y una agresiva y sanísima mala leche. La sociedad hiperpublicitada, el agresivo sinsentido del consumismo y la alienación de una sociedad que sigue las modas como borregos son algunas de las muchas dianas a las que los autores clavarán, bastante acertadamente, sus dardos. El resultado es un tebeo modélico: no nos sorprenderá en las formas ni lo pretende, pero consigue que durante un rato reflexionemos sobre lo que nos toca vivir con una sonrisa. Lo que no está nada mal (2).

Exposición de Doraemon en el Salón del Manga

[Nota de prensa]
Doraemon es uno de los personajes más populares de la animación japonesa. El pasado mes de marzo, el ministerio de Asuntos Exteriores del Japón lo nombró embajador del anime. Además, próximamente se celebraran los 15 años de emisión de esta serie en España. Todo esto ha impulsado a FICOMIC y a Luk Internacional a crear una exposición dedicada a Doraemon en el XIV Salón del Manga, que posteriormente será itinerante.
Continue Reading →