Periodismo gráfico

El concepto de la colección Graphic Journal que acaba de estrenar Norma no puede ser más interesante: libros que explotan ese género de nuevo cuño que podríamos denominar “periodístico” y que tan bien han representado autores como Joe Sacco o, más tangencialmente, Guy Delisle, acompañados de una buena serie de artículos sobre el tema en cuestión escritos por especialistas en la materia. Un tipo de edición cuidada, de exquisito diseño, que puede fácilmente salir de los circuitos de la librería especializada y encontrar acomodo en las librerías generalistas. Para su estreno, Norma apuesta por un tema tan controvertido como la mafia siciliana, editando Brancaccio: una historia de la mafia cotidiana, de Giovanni Di Gregorio y Claudio Stassi, al que se añaden artículos de la periodista María Paz López, Rita Borsellino, Saverio Lodato y Edoardo Zafutto.
Una iniciativa muy interesante que, en este caso, quizás tiene como parte más débil precisamente la correspondiente a la historieta. Di Gregorio y Stassi parten de un planteamiento muy interesante, intentando mostrar cómo afecta a la vida diaria la existencia de la mafia y de sus prácticas, creando un código propio de normas y conductas completamente inspiradas por la atmósfera que lo impregna todo. Un objetivo a priori muy consistente y sugerente, para el que hacen uso de un estilo gráfico completamente deudor del de Gipi, pero que pronto será contaminado por una molesta tendencia a la moralina. En su intento de reflejar que todo apoyo a la mafia tiene consecuencias a largo plazo, los autores recargan el dramatismo y generan relaciones tan artificiales que caen en un melodrama exagerado y maniqueo, afectando incluso a unos personajes excesivamente estereotipados que terminan por hacer perder esa componente realista que, precisamente, querían introducir. Una especie de síndrome de trascendencia que suele afecta a aquellos autores que son conscientes de que están tratando un tema serio y complejo y que en su afán por no ser tildados de superficiales, dan tantas vueltas de tuerca que terminan en el extremo contrario al que buscaban. Una lástima, porque el referente gráfico era precisamente una excelente guía para el tratamiento que debía seguir el tebeo: en obras como Los inocentes o Apuntes para una historia de guerra, Gipi demuestra cómo tratar un tema difícil desde una perspectiva que evita el acercamiento moralista y adoctrinador, describiendo y dejando al lector siempre la reflexión final a partir de pistas previas.

En este caso los complementos son muy superiores al tebeo, compensando en cierta medida la floja componente historietística, pero es de prever que, por temática y concepción, Graphic Journal será una colección a seguir en el futuro.

34 Comentarios en “Periodismo gráfico

  1. Buenas!

    Hombre, realmente ha de ser un tema complicado de tratar…A mi tampoco me gustan las moralinas pero encuentro buena la idea de representar toda una serie de pequeñas concesiones a la mafia que desenvocan en una tragedia.

    Sinceramente, yo me lo compré porqué hacía un par de días que estaba en Palermo! Realmente, a parte del tráfico, como turista no pillas nada de nada. Aunque si el dato que dan que el 80% de los comercios pagan el pizzo a la mafia… algunos de mis euros han ido a parar ahí…. Que mal rollo…

    Del cómic no esperaba nada en concreto y me gustó.

    Salut!

  2. A mi también me pareció que la carga dramática estaba hasta cierto punto justificada. Y eso sí, el dibujo clavado al de Gipi. Me gustó bastante, y los complementos, como tú apuntas, muy acertados.

    Y te me has adelantado en la publicación de la reseña, ¡mardito! ;).

    Saludetes

    Sergio

    Visita
    http://lecturasrecomicdadas.blogspot.com
    ReCOMICdando a diario

  3. es cierto que es un tebeo de los que no va a brillar en “lo meror del 2008”. Pero para mí el saldo es positivo por la indignación y rabia que transmiten sus autores. La moralina (que la hay) la he digerido bien, pues me parece que sirve para reflejar esa sociedad cautiva, que es, o eso transmite el tebeo en forma de “parábola”, una olla a presión con ganas de estallar a la primera rendija que encuentra.

    La idea de la colección, genial, merece eco mediático, ese que no va a tener :(

    A ver qué tal los siguientes cómics (de autores que no me suenan de nada, la verdad)

  4. Lo mirare. La verdad es que conozco poco de este tipo de comic, sólo a Joe Sacco y me encanta. Gracias por la recomendación

  5. Andrés on 8 octubre 2008 at 16:15 said:

    De lo pero que he leído en mucho tiempo. La moralina no es que esté presente, sino que se desborda por todas las páginas del tebeo. Es de una sensiblería insoportable. Y encima intentan imitar el estilo de Gipi.

    De verdad, no hay por done cogerlo.

    Se puede hacer algo mil veces mejor con un poco más de sutilidad.

  6. Andrés on 8 octubre 2008 at 16:19 said:

    De verdad, es de estas lecturas que te indignan. Lo compré con ilusión y después de su lectura me desprendí de él.

  7. J. Edén on 8 octubre 2008 at 17:22 said:

    ¿Se trata de un invento importado o lo de los textos periodísticos es un añadido de Norma?

  8. ah, J. edén, se me olvidaba preguntar lo mismo ¿o son encargados por Norma (que no es lo mismo que un añadido)?

    Andrés, ¿de lo peor? no,hay un manojo de títulos de Panini y de Planeta mucho peores. ¿Podemos acusarlo de retencioso? no lo veo así. Moralizante, sí, airado, también (se nota que a sus autores les escuece el tema, y vale, pierde sutileza, se va al berrido impulsivo)

    Tampoco creo que sea un Tebeazo (a lo Gipi, un referente que le queda demasiado alto, o a lo Blain, o a lo Brechdel… simplenente es un tebeo correcto. El problema es pedir más espectativas a algo porque viene precedido del "una historia real sobre las mafias sicilianas acompañado de serenos textos periodísticos " que a uno de pijamas, que parece que con alimentar ciertos códigos endogámicos y trilladísimos, nos satisface ¿De verdad te/os parece mejor Civil War,World War Hulk, Superman de Pacheco o Countdown to Final Crisis que Brancaccio? (conste que no quiero empezar una discusión pijama versus gafapasta, podemos poner ejemplos de tebeo europeo débiles igualmente)

  9. Mario Lucioni on 8 octubre 2008 at 22:24 said:

    El invento es importado; éste es uno de los libros de la editorial Becco Giallo ( http://www.beccogiallo.it/ ) que comenzó con historietas que narraban casos famosos (en Italia) de la crónica policial y luego pasó a otras historietas de tipo más político.

  10. Andrés on 8 octubre 2008 at 22:38 said:

    Señor Punch, por lo menos, en los títulos de superhéroes que citas, sabemos a priori a que atenernos antes de su compra. No ofrecen más de lo que dan, ni dan más de lo que ofrecen.

    Per un título al que enmarcan dentro de una colección con una denominación tan sugerente ¿o pretenciosa?, hay que pedirle algo más.

    Como ha comentado alguien, no niego que se pueda valorar que los autores sean sicilianos, y que están arriesgándose al contar lo que cuanten, pero lo cuentan muy mal. Es como si alguien aquí hiciera algo similar sobre la ETA, y solo por ese motivo ensálzaramos el cómic, independientemente de sus cualidades artíticas.

  11. cricomic on 9 octubre 2008 at 0:44 said:

    Se trata de un interesante empeño que posiblemente nos depare alguna sorpresa agradable en el futuro.

    De todos modos, el primer lanzamiento es decepcionante. Apetece comprarlo en la tienda y deshacerte de él tras haberlo leido.

    El dibujo está bien.Tampoco es culpable nadie de las influencias que pueda tener,mientras no se trate de un impostor.

    Pero la historia,en su afan de estar ligada a la calle y relacionar como sea las vidas individuales en un marco más amplio, fuerza la carga melodramática hasta el ridículo ; y el moralismo acaba reinando (con toda su buena intención, eso sí) .

    No hay sutileza, ambiguedad, moral (con mayúsculas) y (re)conocimiento.

    Solo mensaje. Y en estos casos acabamos matando al mensajero.

    Hasta mejor ocasión

  12. A pesar de su juventud ambos autores tienen una larga trayectoria a sus espaldas. Concretamente, Di Gregorio ha trabajado en animación y realiza en la actualidad guiones para Dylan Dog.

    Creo que "Brancaccio" es una historia bien contada y llena de personajes que transmiten su sufrimiento sin apenas abrir la boca. No es lo peor del año ni de lejos; ni me parece justo comparar al dibujante con una estrella como Gipi.

    Un buen cómic y una línea a reivindicar.

    Saludos!

  13. César on 9 octubre 2008 at 1:30 said:

    "Señor Punch, por lo menos, en los títulos de superhéroes que citas, sabemos a priori a que atenernos antes de su compra. No ofrecen más de lo que dan, ni dan más de lo que ofrecen."

    No no, siempre cometemos el mismo error, el justificarlo con el de no ofrece mas ni da menos. Hay comics de los, por llamarlos de algun modo, de "evasion" que no alcanzan unos minimos aceptables ni de evasion ni de dar lo que ofrecen (yo encuentro varios ejemplos en los mencionados por el señor Punch, pero eso es mi impresion personal) sobre todo comparados con otras obras de la misma indole (Miller hacia tebeos de superheroes, Claremont, Ditko, Brubaker…). Por supuesto, en la parte de tebeos sesudos, gafapastas o como querais llamarlos, que inviten a la reflexion, tambien hay truños imposibles de leer ni de apreciar, ya sea como documento de investigacion o como narrativa grafica, como puede ser, por ejemplo, el caso de Macedonia, para mi el peor tebeo del año, y es un premio que jamas concedo…

    Sea el tebeo hecho para el publico o interes que sea, debe intentar tener una calidad minima aceptable, no debemos justificar una mala obra con un "total, es para lo que es"

  14. suscribo a César. Y repito: las espectativas sobran al enfrentarse a un tebeo. Brancaccio puede molestar según a qué sensibilidades porque evidentemente no esconde su tono moral y de denuncia, pero de ahí a decir que es un mal tebeo… va un trecho. Sus autores son solventes (no digo brillantes, insisto), la planificación de página es correcta y el dibujo pese a sus evidentes influencias es perfecto, da el tono seco y sucio preciso. El guión desarrollando tres puntos de vista sobre unos mismos hechos (el del hijo, el del padre y el de la madre), tampoco me parece una mala solucción, aunque nuevamente ni es novedosa ni es genial. Y prefiero algo claramente moralizante, sin tapujos, sobre una brutal injusticia social, que no una fantasía pseudo progre (violenta y trufada de diálogos "cool" y uniformes "fashion") con mensaje ultra conservador de fondo, como ocurre muchas veces en muchos tebeos "de entretenimiento".

  15. … y buenos días,

    y perdonen alguna gamba ortográfica (pero si les cuento lo que llevo despierto, por un accidente de coche bajo mi ventana, con gritos entre pilotos incluidos,disculparán la ortografía y la dispersión de ideas)

  16. liroli on 9 octubre 2008 at 10:49 said:

    veo que se critica mucho el tono moralizante de la obra. y mi pregunta es, ¿y si lo tiene, que problema hay? ¿el cómic funciona? pues tira de frente…

    Lo he leído, me ha gustado y me ha descubierta algo que desconocía: la mafia en un país tan cercano como es Italia en su día a día, con el panadero, el profesor de instituto y gente que vemos en nuestros barrios. Y no os engañéis, esto también ocurre aquí, en la periferia de Barcelona sin ir mas lejos.

    No será el mejor tebeo del año, pero si uno que recomendaré a mis amigos no-lectores de cómic.

  17. frog2000 on 9 octubre 2008 at 11:30 said:

    Del Blog Europeo de Norma:

    Saludos. ¿La version que que vais a publicar de Antes del Incal, ademas del nuevo coloreado, esta tambien censurada,como la version publicada en USA?Gracias

    blogeuropa dijo:

    7 de Octubre, 2008 – 9:53

    Jose Manuel: la nueva versión de Antes del Incal es la misma para todos, franceses, norteamericanos y españoles, así lo han querido Jodorowsky y Janjetov.

    Otro cómic menos que comprar este mes (lo censuren los propios autores o no, yo no compro productos de esta manera).

  18. César on 9 octubre 2008 at 11:44 said:

    "veo que se critica mucho el tono moralizante de la obra. y mi pregunta es, ¿y si lo tiene, que problema hay? ¿el cómic funciona? pues tira de frente… "

    Vaya por delante que aun no he podido leer el comic, asi que no hablare de el… Pero por lo que se, el problema con la mafia en Italia es parecido al que hubo en USA en los 50-60… Los jovenes lo ven como una salida a la pobreza y a un estado de sumision ante poderosos. Este tipo de obras son siempre muy dificiles de encarar. Si recordais las peliculas de Scorsesse o incluso Los Soprano, a veces se roza la apologia de estos hechos delictivos por que el publico debe identificarse con los protagonistas. Ray Liotta decia en Uno de los Nuestros que él desde pequeño siempre quiso ser un ganster… Yo creo que los autores, si realmente hay carga moralizante en el comic, han buscado precisamente que no haya lugar a ese tipo de reacciones, sobre todo teniendo en cuenta que en Italia les pueden caer muchos palos por "frivolizar" con una autentica lacra para los italianos. Probablemente en España una obra sobre ETA buscaria posicionarse del mismo modo: moralizando sobre lo que supone y significa, no haciendolo atractivo.

  19. César on 9 octubre 2008 at 11:49 said:

    Se me olvidaba mencionarlo. En USA, durante los años 50, el cine negro cambio de planteamientos tematicos, dejando de lado el mostrar la vida del criminal (casi siempre forzado por las circunstancias a serlo) para pasar a mostrar los esfuerzos de la Ley en combatir el crimen debido al aumento de la delincuencia que hubo en dicha epoca. Las peliculas de gansters dieron paso a las peliculas de policias.

  20. Álvaro Pons on 9 octubre 2008 at 15:15 said:

    El problema, por lo menos para mí, es que la moralina es tan exagerada que ahce increíble el mensaje, anulando la efectividad de la historieta a la hora de transmitir ese mensaje. Para mí, desde luego, no es un buen tebeo. Tecnicamente es correcto, sí (la comparación con Gipi no creo que sea injusta, es una influencia clara y no me parece que sea reprochable, pero sí que podrían haber seguido esa línea más reflexiva), pero la historia se pierde se convierte en una denuncia que a mí por lo menos no me funciona. Simplemente, quitando el absurdo episodio del atropellamiento, el tebeo multplica su valor rápidamente. Porque al final, medio tebeo es un continuo de gente llorando y gritando "mi hijo", "mi hijo" … ¿Es eso lo que se buscaba? Yo creo que cargar las tintas sobre ese melodramatismo descarga la profundidad del mensaje de denuncia que se buscaba. Yo ahí no comparto la idea de Punch, no creo que la opción a no ser moralizante sea ser cool e hiperviolento. Ambas opciones me parecen pobres y absurdas. Creo que había una opción muy clara: la de uan propuesta reflexiva que no deje las cosas hechas.

    Como planfleto, Brancaccio puede funcionar, pero como supuesto documento de periodismo, no. Y recordemos que se supone que estamos leyendo un ejercicio de periodismo.

  21. Andrés on 9 octubre 2008 at 16:39 said:

    No se podía expresar mejor que tal y como ha hecho Álvaro, le suscribo totalmente a él y a cricomic.

    Con este tebeo me pasó algo similar a

    cuando leí "La paloma y la jauría" (bueno, en este caso peor, porque ni siquiera pude acabar de leerlo, y eso es algo que he hecho pocas veces), y como dice cricomic tuve desdeos urgentes de deshacerme de él.

    Eso que se ha dicho por aquí también, de que te enseña cosas que no sabías sobre Italia, me parece un argumento que no puede contribuir a salvar el cómic. Cuenta poco más de lo que cualquier persona medianamente informada sabe ya sobre este tema. A mi no me ha aportado nada nuevo, y yo, también he estado en Palermo, y no estoy de acuerdo con lo que ha dicho Quim. En Palermo, y en gran parte de Sicilia, hasta el turista huele el miedo a la vuelta de la esquina.

  22. Álvaro, no pretendo que sean opuestos (moralizante versus cool) digo que Brancaccio es transparente, no va de una cosa siendo la otra (y vale, lo suelto, pensaba en lo último de Ultimates, que va de algo y es lo contrario…)

    Y bien, admito tu última línea: es cierto que forzando las tintas podría equivocar el tiro. En este sentido entiendo tu última frase respecto al ser periodismo… yo tampoco veo periodismo en Brancaccio, y si es la idea, fallo garrafal. Veo, más bien, a un vecino hasta los cojones del "impuesto" y sus consecuencias reales.

  23. Por cierto, Álvaro…ejem…te has olvidado de puntuarlo :P

  24. Álvaro Pons on 9 octubre 2008 at 18:22 said:

    "Veo, más bien, a un vecino hasta los cojones del “impuesto” y sus consecuencias reales."

    Exacto punch. Pero además, desde una perspectiva facilona que no aporta nada.

    Y la puntuación no se me ha pasado… no la he puesto a conciencia. para mí es un (0) claro, lo que pasa es que le quiero dar el beneficio de la duda por el interesante proyecto de colección…

  25. pero es que ahí es donde no estoy en absoluto de acuerdo. Porque Brancaccio no es un desaguisado, no es una narración ineficaz aunque no sobresalga, no es mal dibujo aunque no sea personal para nada, no está mal dialogado, su relato no está mal estructurado… o yo no lo veo. A tí te molesta (y a otros) lo que a mí (y a otros) nos parece menos exagerado, o acorde con su intencionalidad, y ahí no vamos a llegar al acuerdo (ni a las manos, claro, sómos guapos y elegantes en la discrepancia ;P ) pero hay cosas que hablan de oficio. Un cero se lo doy a mucho papel inútil, a mucho superhéroe intragable, a mucho europeo trillado que no mueve un centímetro de su género (pienso en tanto tebeo de fantasía heróica que ya huele), a splsh pages neumáticas que no narran una porra, injertos manga en álbumes europeos aburridos como tres misas seguidas… yo a Brancaccio le daré un pasable, por ejemplo, que entre cero y diez hay matices.

    Bueno, en todo caso esta discusión me ha dado una idea: voy a prestar Brancaccio a peña que ni se acerca a los cómics, ya te contaré qué opina el "mundo real" (buehhh… me dirán que pasan de tebeos, ya verás…)

  26. por cierto, dos cosillas:

    1 ¿mala reproducción? a veces el dibujo está ligeramente emborronado, pero buceando en google las versiones francesa o italiana se ven más limpias.

    2- esas palabrillas en italiano con asterisco ¿son jerga local, o algo así? Porque me parece ridículo lo de "picciriddu" si es "Niño" en italiano (supongo que son palabras o construcciones regionales, como podemos tener distintos giros en España)

  27. Álvaro Pons on 9 octubre 2008 at 20:12 said:

    Un (0) en mis puntuaciones habituales, es decir, suspenso. Como nota le pondría un 4/10 precisamente porque laparte de oficio es correcta. Pero a estas alturas, hay que dejar ya un poco de lado, creo, valorar sólo un tebeo por el oficio del ejecutante. Si un tebeo no funciona, no funciona.Podemos alabar la técnica, pero no funciona. Yo siempre digo lo mismo: cuando la gente sale de un cine diciendo "qué fotografía más bonita" es que la peli no funciona. Los análisis técnicos deben ser siempre a posteriori. Si durante la lectura tee pierdes en las bambalinas, es que no están consiguiendo que te interese lo que se cuenta. Lo que no signfica que se le reste valor al oficio, sino al tebeo.

  28. vale, y es verdad, al final el todo sirve ala historia y ahí recuerdo críticas tibias incluso al Acme de Ware. Pero a mí, Brancaccio sí que me ha funcionado, con sus evidencias demasiado a flote, pero me ha funcionado. Un cinquito ;)

    Al final es lo del elemento subjetivo. Y podemos preguntarnos (todos a mí) cómo este sí me entró y en cambio La Cuenta Atrás no… subjetivismos que tienen su miestrio indescifrable (o rastreable en el situacionismo de cada cual, no sé)

  29. lorea zaharra on 11 octubre 2008 at 18:23 said:

    a mí me gusto la forma de contar, eso de contarnos a traves de varias personas la muerte del chavaly es un sorpresa ver que al final al chaval lo mata su propio padre.Bajo mi opinión esta historia aporta muy poco sobre la mafia, no profundiza tiene el tipico mensaje del que es que son malos malos pero que muy malos y excesivos vacios, como siempre que se quiere ser partidista y manejar la opinión del lector.Respecto a la forma de narrar a mi me a gustado mucho, es original (aunque rebuscado)m desde lueo es partidista y de historieta periodistica tiene lo mismo que yo de virgen es decir nada.

  30. ¿Un 0? Creo que es el primero que veo en La Cárcel…

    De todos modos, le echaré un vistazo porque el tema me parece atrayente.

    Álvaro, comentas en la entrada que los complementos son superiores al tebeo…¿Podrías ser más explícito?

    Impacientes Saludos.

  31. Álvaro Pons on 13 octubre 2008 at 1:40 said:

    Pues no es le primero… de hecho, ya van bastantes… :)

  32. cricomic on 13 octubre 2008 at 23:52 said:

    Debo confesar que me gusta esta "guerra de posiciones", en la que cada cual defiende la suya hasta la extenuación.

    ¿Conseguiré que tal ó cual suba un punto en su valoración del producto gracias a mi insistencia ?

    De verdad, me encanta.

    Yo por mi parte no insistiré porque sinceramente no creo que este tebeo lo merezca.

    Pero la dinámica que crea me atrae,y seguiré usando este medio.Hace tiempo que sigo a Pons,pero sin intervenir directamente.

    Finalmente espero que toda esta energía la canalizamos para tebeos que sí merezcan la pena, ya sea por ser geniales ó directamente malos.

    El problema de éste en concreto es que se trata de uno MEDIOCRE.

    Hasta otra.

  33. pues gracias por la parte que me toca, cricomic.

    Pero… lo que no es interesante es ir por el otro camino. Decir que se trata de un tebeo mediocre (con mayúsculas, qué bien) sin argumentarlo, no vale para nada, ni para nadie. Ni siquiera habla de la capacidad analítica del opinante (que seguro que la tienes, pero…¿lo demuestras? creo que no). Es como la letanía aquella de "la línea clara es una mierda, la línea chunga es lo más" -o viceversa-. Pues aplausos, flores a sus pies, y chao… ¿no sería más provechoso argumentar, como todos han intentado hasta ahora, por qué te parece mediocre, del mismo modo que yo argumento por qué me parece aceptable (que no se aleja demasiado de "mediocre", sólo sube un poquito… nótese que defiendo al tebeo como simplemente digno, nunca como excelente)?

    Y por cierto que sí, que aquí nos gusta hablar sobre tebeos, incansablemente -eh, es el blog de lo s400 comments ;) – , y que no decaiga.

  34. Bastantes, bastantes… ;-D

    Cricomic, lo ideal en mi opinión, es reunir el mayor número de opiniones para que cada cuál se haga su composición de labor y actue en consecuencia.

    Más allá del tebeo en concreto que no he leído, el objetivo de la colección parece interesante promoviendo el nuevo subgénero periodísitico (en el fondo, no tan nuevo), aunque quizás lo que habría que plantearse es si realmente existen suficientes obras de calidad que justifiquen la existencia de la colección. A la editorial lo que la primará, finalmente, será la rentabilidad del producto que será la que determine la continuidad o no de la colección.

    Impacientes Saludos.

    (Respecto al tebeo en concreto, a mi ese "0", el tema del cómic, los complementos mencionados y el resto de las opiniones recogidas me han despertado la curiosidad así que le echaré un vistazo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation