Una del oeste… o no

Si nos atenemos a una rápida inspección superficial, Martha Jane Cannary es un western casi canónico. Su localización espaciotemporal es el rudo western americano del XIX, se centra en la odisea de aquellos emigrados del este que buscaban nuevas oportunidades en tierra inhóspita, el protagonismo corresponde a un personaje carismático de la época como Calamity Jane aunque existe una serie de secundarios (ya sea como personajes o incluso como escenarios) paradigmáticos del género.
Un tebeo del oeste. O de vaqueros, que diríamos en nuestra infancia.
Sin embargo, esta conclusión sería, a mi entender, errónea. Significaría establecer las bases del género única y exclusivamente en la construcción formal (que, en este caso, es indudable que tiene una significancia crucial), olvidando ciertos aspectos conceptuales que son propios e intransferibles del western. Desde la propia estructura narrativa a la manera de entender la épica heroica asociada a estas historias que, antes de ser desechadas como secundarias, deben ser estimadas como parte constituirá elemental del género (y que llevan a identificaciones de obras pertenecientes formalmente a otros géneros con el western pese a las profundas diferencias, como puede ser el caso de Atmósfera Cero).
Si atendemos a esta segunda definición, es mucho más difícil calificar a la obra de Matthieu Blanchin y Christian Perrissin como una representación ejemplar del género. La manera de abordar la vida de Calamity Jane es más próxima a una rigurosa biografía ficcionada, con un cuidado mayor en el planteamiento histórico, escrupuloso en el respeto cronológico y de los datos conocidos de su vida. Las clásicas reflexiones del género que podemos encontrar en referentes ineludibles como Blueberry, Sunday, Amargo, Kendall o tantas y tantas series de historieta, son sustituidas por un mayor interés en el análisis del contexto histórico, que si bien está presente en las anteriores como segunda –y hasta tercera –lectura en las anteriores obras, aquí adquiere el protagonismo fundamental, apoyada en un planteamiento narrativo mucho más propio del género histórico de vocación didáctica (práctica ausencia de primeros planos, dominancia de los planos medios y generales que provocan cierto distanciamiento con el lector, composición de página sobria y secuencia narrativa lineal…). A partir de ahí, y considerando esas diferencias, la lectura de la obra es mucho más fructifera. Si como western podía decepcionar al aficionado o conocedor del género, como tebeo histórico es una interesante aproximación al hecho histórico de una época de transición y excepciones. El análisis del papel de la mujer en la sociedad, de la paradójica desintegración de la estructura familiar pese a su establecimiento como núcleo social principal, de las relaciones sociales con las tribus indígenas o de la vida en los asentamientos de colonos resulta extremadamente sugerente para cualquier aficionado a la historia que busque una lectura ficcionada -y entretenida- de un riguroso estudio historicista.
Un buen tebeo histórico (2)

10 Comentarios en “Una del oeste… o no

  1. Fran Sáez on 27 Noviembre 2008 at 13:50 said:

    "…referentes ineludibles como Blueberry, Sunday, Amargo, Kendall…"

    …Y "GUS"!!! (madre mía, q pique llevo con esta serie, para mi una vuelta a la BD francobelga clásica mezclada con lo mejor de las pelis de John Ford -ese traje de Clark Gable en "Lo que el viento se llevó" :-)_

  2. Nada que ver con el post, Álvaro. Pero me gustaría saber tu opinión (y la de los habituales de este blog) del nuevo "Cuaderno de Tormentas" de Rubín. ¿Qué tal está?

  3. Álvaro Pons on 27 Noviembre 2008 at 16:48 said:

    En cuanto lo lea digo algo, que le tengo much´siimas ganas…

  4. César on 27 Noviembre 2008 at 17:39 said:

    "práctica ausencia de primeros planos, dominancia de los planos medios y generales que provocan cierto distanciamiento con el lector,"

    Ojeandolo y viendo el numero de viñetas por plancha… no es un formato un poco pequeño de reproduccion? ¿es ese el formato original? Yo es que veo mucho detalle en el dibujo que hace que pase desapercibido…

  5. salvador on 27 Noviembre 2008 at 17:50 said:

    Este es uno de los finalistas de Angouleme, no?.

    Por cierto, acabo de ver la edición especial de MU de H.Pratt…esa era la idea inicial del autor?

    Se me hace un tanto extraña, verlo en formato tira de prensa.

  6. que portada más bonita

  7. 215 x 290 mm

    128 pages

    Prix de vente: 22 €

    170 x 240 mm

    128 pág.

    PVP: 15 €

  8. jose luis on 27 Noviembre 2008 at 22:57 said:

    Yo, en la década de los 90, ya me leí la novela publicada por E.B. Años más tarde ví la películay ahora, por fín le llega el turno a leerla en cómic, ojalá en este médio esté a la altura de sus predecesoras.

  9. jorgito on 1 Diciembre 2008 at 14:01 said:

    KE PORTADA MAAAS BONITA !

  10. Robur the Conqueror on 16 Julio 2009 at 0:37 said:

    Lo acabo de terminar y me ha parecido un comic muy guapo. El dibujo me ha atraido mucho, parece casi un cuaderno de viaje. Estoy de acuerdo que es mas una biografia que un Western, pero tiene mucha de esa vision iconica que los franceses tiene del far west, con los personajes secundarios como de pelis de John Ford: ese capitan distante, el teniente muchachito brabucon, el sargento que lo sabe todo, la coronela mandona…

    Por cierto que material mas interesante salio este año de Anguleme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation