La crisis

crisisAcostumbrados a que “el mundo del tebeo siempre ha estado en crisis”, la actual crisis económica en la que estamos envueltos ha sido en cierto modo ninguneada por la industria del tebeo. Pero la realidad está siendo muy inquietante. Pese a que siempre se ha dicho que el lector de tebeos antes si quitaría la comida de la boca que sus tebeos, la realidad está mostrando que la euforia que vivía el tebeo era real y que se debía fundamentalmente a los lectores esporádicos que se acercaban al tebeo. Con la crisis, las ventas se reducen de nuevo a la minoría de coleccionistas de siempre, que no pueden aguantar, ni de lejos, la actual estructura empresarial editorial. El aviso lo lanza Joan Navarro en su blog: cierre de librerías, caída de ventas en torno al 25% durante el primer trimestre del año…. Y estamos hablando de una editorial saneada que tiene verdaderos bombazos de ventas como Naruto o Esther. Pero si miramos más allá la cosa es grave: cierto es que las editoriales minúsculas pueden adaptarse mejor a esta crisis. Son estructuras unipersonales que, en muchos casos, tienen en la edición una actividad secundaria. ¿Pero qué pasa con las grandes editoriales? Sobre todo aquellas que se han abocado a una peligrosa dinámica de dependencia de un gran número de novedades para poder sobrevivir…
Por desgracia, en tiempos de crisis, los tiburones suelen campar a sus anchas y nos encontramos ante una situación que puede ser muy preocupante: en un escenario de editoriales ahogadas por las pérdidas, los grandes grupos pueden dedicarse a comprar empresas como quien se pasea por una sección de saldos, generando una peligrosísima concentración monopolística. Esos grandes grupos (Planeta, Panini, Random House, RBA…) pueden aguantar el impacto de largas crisis, de varios años de duración, pero el resto de editoriales, simplemente, no.
Navarro da en el clavo: ¿qué pasará a partir de Junio? El Salón y el día del libro insuflarán oxígeno a las editoriales, pero… ¿y después? No olvidemos que el eslabón más débil de la cadena, las librerías, han entrado en una situación crítica. Muchas de ellas dependían para sus ganancias de unas ventas de merchandising que, directamente, se han esfumado, generando una perspectiva que sólo contempla el cierre a corto plazo del negocio. Si las librerías siguen cerrando al ritmo actual (de nuevo, con el peligro del monopolio, aunque en mucho menor medida), el circuito de distribución puede quedar peligrosamente tocado. Cierto es que las grandes cadenas como FNAC o Casa del libro acumulan ya un porcentaje espectacular de las ventas, pero las librerías especializadas son el pulmón del sector, el principal punto de distribución. Si comienzan a cerrar, se verán todos afectados: las distribuidoras, las editoriales grandes y pequeñas.
¿Soluciones? Por desgracia, los EREs y demás están a la vuelta de la esquina. La imaginación empresarial es limitadísima y no aplica jamás la fábula de la cigarra y la hormiga, pero puede ser el momento para ensayar nuevas vías de distribución y de edición, desde la apertura de nuevos espacios a la búsqueda de formatos más baratos. Quizás es el momento de probar con “ediciones de bolsillo” económicas que favorezcan que los lectores puedan acceder a entretenimiento barato. No en vano se dice que en tiempos de crisis, las editoriales de libro de bolsillo sobreviven mucho mejor. Ya llegará el momento de recuperar esas ediciones de calidad que tanto nos gustan a los coleccionistas.
Ahora hay que sobrevivir. Sería patético haber llegado donde hemos llegado, a que el tebeo se abra a un mercado que nunca antes tuvo, para morir antes de llegar. Sería un Ícaro que llegó a ver el sol y cayó achicharrado antes siquiera de poder disfrutar de su visión.

48 Comentarios en “La crisis

  1. KBHR on 2 Abril 2009 at 22:28 said:

    Supongo que en tiempos de crisis los productos de lujo amplian su definicion a cosas tan cotidianas, al menos para mi, como el tebeo. Se resiente mi bolsillo languideciente y malherido, asi que no puedo darle muchos sustos, que se me muere de un ataque al corazon a la minima.

  2. Eso de las ediciones de bolsillo es un poco trampa. La ultima novedad anunciada por Random de Lobezno son 150 paginas por 12 euros. Lo mismo que un 100% de Panini que en teoria son "lujosos".

  3. franki on 2 Abril 2009 at 22:54 said:

    Tebeos a un euro ya!! XD

  4. Angel on 2 Abril 2009 at 22:58 said:

    De todas formas aunque no hubiera crisis en los últimos tres o cuatro años me da la sensación de que se sacan un número exagerado de novedades y de que hay un número excesivo de editoriales para lo que es nuestro mercado.

    Creo que en este país tendemos un poco a los excesos, a descontrolarnos (y si no que ha pasado con los pisos?)

    ¿Cuantos lectores de comic hay ahora en España? y me refiero a lectores habituales. Seguro que no más de tres mil.

    La palabra coleccionista aplicada a este caso no me gusta( me sugiere alguien que compra un ejemplar de cada cosa que sale por el mero de hecho de tenerlo y que poco le importa la calidad del dibujo y el guión . Así que dejémoslo en amante del tebeo mejor)

    Pretender construir una industria fuerte apoyándose en lectores ocasionales que lo mismo les da por gastar lo que les sobra en tebeos que en pipas es un error

    Y ahora se puede pagar caro.

    Si se hubiera fomentado la lectura y promocionado de verdad el comic…tal vez el batacazo no hubiera sido tan grande.

    Tan pocos lectores reales no pueden mantener un mercado que estaba alcanzando unas proporciones exageradas.

    O si…gastandose cada uno 300 o 400 euros al mes solo en novedades.

    Lo triste además es que se han sacado cosas publicadas en otros países totalmente prescindibles y se ha cerrado el paso (como siempre) a gente de aquí con talento y cosas que contar.

    • Álvaro Pons on 2 Abril 2009 at 23:06 said:

      Pero Ángel, ninguna industria se basa en el comprador habitual. Se basan en el ocasional. El cine depende no de los que van todas las semanas, sino de los que se acercan una vez cada 3 meses.Lo mismo para la música, los libros… La industria no se puede aguantar en 3.000 compradores que se compren 300€ al mes, sino en el resto de 40 millones que se compran 10€ al año…

  5. Fernando on 2 Abril 2009 at 23:09 said:

    Es muy importante sobretodo que los lectores tomen conciencia de que hay pequeñas editoriales que ahora mismo se están o se van a jugar el cuello, pero además de verdad.

    Es importante destacar el papel de esas editoriales que han apostado por autores pequeños y que han arriesgado muy mucho con su apuesta. A ellas les debemos que la oferta se haya diversificado sobremanera.

    Es evidente que la solución no la tiene nadie ni nada, pero quizás aquellos medios que llegan con más profundidad (tele, radio, prensa) son quienes pueden hacer más por difundir las cosas que se están publicando, sin que pasen inadvertidas.

    Por desgracia todavía el cómic no tiene un territorio propio y definido en esos canales y eso es lo que quizás necesita con más urgencia.

  6. Angel on 2 Abril 2009 at 23:19 said:

    Álvaro, se de lo que hablo. El comprador ocasional de tebeo, lo es muchísimo mas que el de otras industrias en las cuales la diferencia no es tan brutal.

    A lo que me refiero es que la base de compradores habituales es tan pequeña, tan ridícula que en proporción el mercado ha crecido de forma completamente exagerada.

    Lo de los 300 o 400 Euros por comprador habitual era naturalmente en plan sarcástico.

    Mira es lo mismo que las librerías de comics. Yo soy de Madrid. Pues bien aquí desgraciadamente no hay sitio (y es algo que siempre he mantenido) para mas de 3 librerías de comics.

    Estamos hablando de una industria con unos márgenes comerciales reducidísimos.

  7. Se han confiado. Ese ha sido el problema. El mismo que la industria del automóvil y la inmobiliaria, valgan las distancias. Han vivido una época de relativa bonanza gracias a los lectores ocasionales que ha proporcionado las adaptaciones de cómics a películas y a, para qué negarlo, la subida de la edad e ingresos medios del lector habitual, así que se han dedicado a tirar para adelante a base de cantidad, en vez de calidad. Pero igual que las otras dos industrias deberían tener en cuenta que nuestros bolsillos y nuestra paciencia tiene un límite, y que en la era de Amazon y Play.com ya no son tan imprescindibles. Más de uno estamos a una página desenfocada o una subida de precios más de dejar de leer cómics en castellano…

  8. Álvaro Pons on 2 Abril 2009 at 23:27 said:

    Correcto Ángel, pero lo que quería indicar es que no es una situación normal. Es cierto que la industria del tebeo depende del comprador habitual, pero no es una situación deseable…

  9. WWfan on 3 Abril 2009 at 1:04 said:

    El comprador de tebeos es capaz de dejar de comer por no perderse el número de ese mes de su colección favorita que no lee desde hace 8 meses porque no le gustan los autores.

    Somos así de raros así que estamos fuera de cualquier lógica racional.

  10. Bajar los precios o cerrar el tenderete. No queda otra. Y (perdonen que lo diga)… ya era hora.

  11. raul on 3 Abril 2009 at 2:08 said:

    al menos con los comics no existe la opción de "con esto de la crisis en vez de pagarlo me lo bajo de Internet" .. o al menos no en la misma medida que con las películas, la música o los videojuegos, aunque no podemos comparar lo que facturan esas otras industrias con la del tebeo, ni a ésta con la de los libros-libros (ya saben, los de verdá) … si escuchan ustedes la arradio se habrán topado con anuncios de novedades editoriales de novelas … eso parece impensable en el caso de los cómics … y no sé si las editoriales o las agencias de publicidad tendrían muy claro a quién dirigirse … dejando aparte la nostalgia de la infancia perdida setentera … en fin, ¿es ya tarde para tratar de hacer algo?

  12. Alvaro, creo que das en el clavo: ediciones baratas.

    Desde el principio de los tiempos esa ha sido la base del medio. 10 centavos o como suplemento.

    Las ondas (y ahora el tdt) nos salen gratis, gracias a nuestros simpáticos patrocinadores.

    El cómic no se lo pueden comer las imprentas y los intermediarios.

    el habitual (manda huevos) puede tener interés en los Pasajeros del viento a 55 euros (manda huevos) y rascarse el bolsillo , pero el ocasional se rie de janeiro.

  13. Me resultaría interesante ver, como futuro aspirante a dibujero ( fanzineroso a estas alturas ) , cómo se desenvuelven los grandes grupos europeos en esta crisis.

    Para los dibujantes españoles la industria interna nunca ha sido una gran opción. La prensa nos da la espalda, o eso parece, porque aunque proliferen de nuevo los artículos y notas, parece que siempre empiezan explicando lo que son los cómics y para lo que valen. Pese a toda esa atención superficial y circunstancial, lo evidente es que han desaparecido los suplementos semanales de historieta, que bien sirven para trabajar al lector de base.

    Y es que desde mi pajolera idea, me da la sensación de que el cómic español no se libera de complejos culturetas. No se me entienda mal: creo que en España se hacen y se editan ahora mejores cómics que en la última década. Pero asimismo creo que somos demasiado sensibles a la hora de atacar el mercado potencial más probable para la cultura tebeística española más allá de los habituales: los niños. Ahora está de moda ser friki o leer novelas gráficas, como en los ochenta estuvo de moda ser post-moderno y contracultural, y parece mentira que no se aprendiese de aquella lección. Imaginarse que somos Francia en base a una moda pasagera pasa factura finalmente, más, cuando se olvida cuál es realmente la lectura que del cómic tiene el lector ocasional.

    Para mí un ejemplo fue el artículo de Boyero sobre la peli de Watchmen. Una especie de diatriba sobre que él, en realidad, lee cómics, y que los cómics pueden ser muy buenos. Si seguimos en eso, me parece absurdo, aunque no deja de ser hermoso y loable, seguir construir castillos en el aire, creyéndonos que el lector ocasional ya está conquistado.

    Pero por otro lado, qué van a hacer las editoriales si no es arriesgar. Por lo pronto, para mi gusto, faltan buenas revistas infantiles que pongan el tebeo en manos no de adolescentes en busca de identidades, sino de futuros lectores.

  14. Javi on 3 Abril 2009 at 7:48 said:

    Yo creo que recientemente nunca se había hablado tanto de los tebeos en los medios generalistas… no se podría decir que es por falta de presencia en estos si ahora vienen mal dadas. La causa ha de estar en otra parte.

    Por otro lado, dos elementos que a mi juicio han contribuido a 'desguetizar' el mundillo del tebeo, la Fnac e Internet, a su vez pueden ser causa de que se vendan menos en las librerías especializadas, eso se verá sobre todo durante una contracción del mercado, supongo. Para el caso de Internet, conviene tener asimismo en cuenta que, frente a la percepción de que es 'gratis', en realidad para el que lo tiene en casa supone un desembolso fijo al mes de 60 euros… que no son cualquier cosa y que es dinero que no se destina a otros gastos, y que a la vez acarrea, probablemente, una cierta percepción de derecho adquirido, como una especie de bono mensual de transportes, a la descarga de contenidos, que, si escasea la pasta, desemboque en que el personal además de bajarse las pelis, los deuvedés y la musica además ahora pille los tebeos que no puede pagarse.

    Por último, en el enlace, en la serie de posts titulados Algunas respuestas, se da una de las razones de lo que puede ser el problema de fondo, si el mercado de los tebeos ha funcionado de manera similar al que se describe:

    http://observatoriodelailustracion.org/page/2/

  15. El cómic tiene más presencia que nunca en los medios pero también es debido gracias a las adaptaciones cinematográficas, o sea, que se habla del cómic indirectamente, pasando de largo, como protagonista el cine. Como si el comic fuese tan duro de roer que se necesite el filtro del cine para que llegue a las masas. ¿O acaso venden los tebeos junto con la película? ¿no, verdad? Si Carlos Giménez logra el Príncipe de Asturias sí que inflará el mundillo popularmente hablando.

    Sobre las ventas: decir que se han puesto demasiado de moda las ediciones de Tapa Dura que rondan los 13-15 € en el mejor de los casos, cuando antes imperaban ediciones de tapas blandas más baratas. Aunque como dice Daniel Santos "cuidado", porque el Silvio José cuesta un pastón y no tiene tapas duras ni nada (aunque uno no puede evitar comprarlo).

  16. ibai on 3 Abril 2009 at 9:14 said:

    "El comprador de tebeos es capaz de dejar de comer por no perderse el número de ese mes de su colección favorita que no lee desde hace 8 meses porque no le gustan los autores."

    Creo que parte del problema está en que ese ya no es el modo de consumo principal. Ahora se consumen más novelas gráficas o tomos recopilatorios que tienen una historia que empieza y acaba y no te obligan a comprar mes a mes o a esperar un título como antes.

    El paso de buscar hueco en las librerías generalistas y los cambios en los hábitos de consumo han hecho que todo sea más vulnerable. Se depende más de una venta ocasional pero continuada. No vale con que uno se compre una novela gráfica al año. Se ha perdido el gasto del mes a mes.

    No obstante ya lo he dicho muchas veces pero em repito :o) Aún cuando no dedicara mi dinero a los libros o el cine sería incapaz de comprar todo lo que se publica en un mes y me puede interesar. Y eso entiendo que lo tiene que pagar alguien para que esté disponible en las estanterias.

    • Álvaro Pons on 3 Abril 2009 at 10:06 said:

      Ibai: "sería incapaz de comprar todo lo que se publica en un mes y me puede interesar."
      Pero eso pasa y ha pasado en cine, libros, música.. y no se han ido a la mierda. Que no podamos comprarlo todo vuelve al tema de los compradores habituales frente a los ocasionales.

  17. otro rodriguez on 3 Abril 2009 at 9:24 said:

    creo que las ediciones baratas sirven en el caso de que el lector ocasional realmente las compre,

    sin embargo si solo sirven para que el lector habitual consuma en vez de 3 comics al mes, consuma 8, gastando la misma pasta hay un gran problema: los que hacen los comics van a cobrar cada vez menos. En españa el dibujante/guionista no cobra por su trabajo, sus ganancias salen pura y esclusivamente de los copyrights, y eso implica un porcentaje del PVP, mientras menos sea el precio, menor es la tajada para ellos.

    Ya la situacion para ellos es critica y joderla aún mas, podría acrecentar la fuga masiva de talentos del comics a otros medios, un fenomeno que ya ocurre y creo que seguira en aumento.

    una edicion barata tiene que ir acompañada de un tiraje grande para compenzar esa perdida y una estrategia de venta muy planificada. No sirve de nada que baje el precio, si el tiraje continua siendo igual,

    pan para hoy hambre para mañana.

  18. No quiero ser ventajista ni mucho menos pero creo que es algo que se veía venir desde hace tiempo y algunos lo veníamos avisando sin necesidad de ser expertos.

    La industria del cómic por pequeña que sea se ve afectada por las consecuencias de la CRISIS que padecemos todos.

    No creo en las soluciones mágicas y no creo que necesariamente las ediciones baratas lo sean, aunque puede ser un principio. No se trata de hacer ediciones baratas porque (que ojo soy el primero que las revindica) ahora se le ven las orejas al lobo sino que es algo que deberían haberse empezado a hacer cuando hace dos años se vivía en la cresta de la ola y se podía haber fidelizado a alguno de esos compradores ocasionales y no esperar a este momento. Se trata de hacer no sólo ediciones baratas sino también ediciones ajustadas, cuidadas y rentables que busquen ganar lectores y no conformarse con las compras seguras de esos 1000 que nos dejamos los cuartos pase lo que pase y confiar en las cualidades de lo que están vendiendo.

    Sin embargo, lo que ha ocurrido (por otro lado, difícil de evitar) es que en lugar de establecer unas bases de negocio más sólidas se tendió a aprovechar el tirón y el beneficio inmediato colapsando el mercado con ediciones caras, muy caras, jugando a ser cigarra y no guardando demasiado para el invierno.

    Ahora queda capear el temporal de la mejor manera posible y retirarse a los cuarteles de invierno. Una de las maneras es la fusión/absorción de editoriales como ya ha empezado con el caso Domen/Aleta y esperar una recuperación que será lenta ya que en un país con casi cuatro millones de parados los cómics pasan a ser secundarios.

    Impacientes Saludos.

    • Álvaro Pons on 3 Abril 2009 at 10:07 said:

      PAblo: si esas fusiones son entre editoriales pequeñas para fortalecer, bienvenidas sean. Pero si es con grandes grupos… :(

  19. La Cosa del Pantano on 3 Abril 2009 at 10:47 said:

    Que le pregunten a Panini o Planeta por la crisis….ellos son quienes saturan sus librerías con sus reediciones y ediciones patilleras!!

    Por no hablar de las mierdas estilo el comic del motorista ese chungo que ha sacado Panini.

    Fuera la morralla de las librerías!

  20. Oscar on 3 Abril 2009 at 10:53 said:

    Comentaba Ángel que en Madrid solo debería haber ¡ 3 ! librerías especializadas. Me parece exagerado, ¿menos de 1 librería por millón de habitantes? En Vigo somos algo más de 300.000 personas, contando los alrededores y hay más de tres, tres que yo tenga controladas, y seguro que alguna otra habrá.

    El tema de los precios y las pocas ventas es complicado, a mi me gustaría que esta colección de clásicos Bruguera llegase también a las tiendas y no solo al quiosco, sería un empujoncito quizás para que muchos empezasen por nostalgia y siguiesen después por interés.

    Pero los precios muchas veces hacen que te lo pienses, no a la hora de comprar algo que sabes que te va a gustar, algo de tu autor favorito (te jode que sea caro, pero acabas pasando por el aro) pero si a la hora de “probar este que me tiene buena pinta”. Y otra cosa, con esto de las constantes reediciones y cambios de formato a veces yo pienso que me espero, a ver si dentro de poco sale más barato en otra editorial, o con un formato que me guste más. Que ya me tiene pasado ( Bone, Odio…)

    Un saludo, y seguid comprando en tienda, como vea a alguien comprando tebeos en el Corte Ingles…

    PD Yo no vendo comics, eh!

  21. La Cosa del Pantano on 3 Abril 2009 at 11:05 said:

    tengo una pregunta caliente para el señor pons.

    De los cómics que reseña cuantos son comprados y cuantos provienen de envios de las editoriales.

    Mas o menos en porcentaje.

    Yo apuesto a que es un 80% de enviados, es decir gratis y 20% comprados.

    Igual es el momento de que los popes de la crítica se arremanguen y se gasten la pasta no?

    • Álvaro Pons on 3 Abril 2009 at 18:38 said:

      La cosa:

      No es nada caliente.

      Pues depende. Es verdad, y no lo oculto, que recibo servicio de prensa de prácticamente todas las editoriales. Pero eso no quita que mi gasto mensual en tebeos ronde los 300-350€ todos los meses, con picos que pueden llegar a los 500€ (pagas extras y demás). Muchas de las reseñas que ves aquí (casi todas las de material extranjero) se basan en ediciones americanas y/o francesas, que es el 60-70% de mis compras, adelantándome a la edición española. Posiblemente los porcentajes se acerquen a un 75%-25%, sí. ¿Qué pasaría si comprase todo lo que reseño? Pues evidentemente, seguiría comprando lo mismo (tengo un buen poder adquisitivo, es ceirto), pero sustituiría ediciones extranjeras por españolas y bajaría bastante mi "capacidad" reseñadora, tendría que reducir el número de reseñas mensuales que hago no sólo aquí, sino en Turia (de donde comienzo a recibir la mayoría del servicio de prensa hace ya 10 años) o El País.

      ¿Es más rentable que yo me gaste el dinero en un número o que me lo envíe la editorial para reseñarlo y favorecer su difusión?

      Pues no lo sé, sinceramente. Me consta que los artículos en Turia suelen hacer que un tebeo se venda más, pero la efectividad de una reseña en La Cárcel no termino de verla clara, aunque muchos la aseguren.

      Aunque la pregunta es quizás otra (que incluye la tuya): ¿es ef ehttp://www.lacarceldepapel.com/wp-admin/edit-comments.php?s=pantano&mode=detail&comment_status&pagegen_timestamp=2009-04-03+15%3A26%3A21&action=-1&comment_type=all&action2=-1#comments-formctiva la promoción en prensa en tiempos de crisis?

  22. Nosotros notamos la crisis desde antes de este trimestre. Concretamente desde octubre, con las ventas de Getafe Negro.

    No creo que una solución sea abaratar los precios de los comics, porque al menos en nuestro caso, ya están ajustados al mínimo; y como apuntaban por arriba, los autores de comic ya ganan suficientemente poco como para encima tocar más sus ingresos. Solo se pueden abaratar en aquellos comics que tienen tiradas grandes, pero cuidado: esos son los que dan de comer a las editoriales, que tienen que afrontar pérdidas en la mayoría del resto de los títulos. Es decir, unos pocos títulos son los que dan dinero para que se puedan publicar muchos otros. Si con esos que se venden "bien" se gana menos…

    Por otra parte, hay demasiados títulos, y no todos son buenos, pero eso tampoco va a cambiar demasiado con la crisis, porque los grandes grupos editoriales seguirán inflando el mercado para acabar definitivamente con la última hornada de editoriales medianas y pequeñas. Y las grandes cadenas de libros van a hacer lo mismo para hacer desaparecer a las pequeñas librerías (la Casa del libro ya tiene dos plantas solo para comics en Madrid). Este año acercaros a la feria del libro de Madrid: vereis las monstruosas casetas de grupos como la Fnac o Vips, mientras que a las editoriales nos ponen cada vez más restricciones para que no podamos participar (este año la organización ha subido el número mínimo de títulos vivos necesarios para concederte una caseta que encima pagas el metro a precio de oro). No tenemos ningún apoyo institucional. Al contrario, solo nos ponen trabas y pegas.

    Prepararos, el dicho del pez grande se come al chico se va a aplicar salvajemente. En editoriales, distribuidoras, librerías, y también en autores españoles, que cada vez lo van a tener más difícil si no les apoyan los lectores con las ventas.

  23. BBarron on 3 Abril 2009 at 11:25 said:

    Con crisis o sin ella, debería potenciarse más los álbumes tapa blanda, del estilo/formato Cimoc extra color.

    Hay demasiados álbumes en tapa dura, con unos precios elevados.

    También es que lo de los tebeos ahora es muy minoritario. En el quiosco de la esquina sólo recibían 1 volumen de clásicos del humor (RBA). Desde que empezaron con Vázquez, dos:) Caguen la leche, y lo que se vendían antes los tebeos de Bruguera… ¡¡A porrillo!!

  24. salvador on 3 Abril 2009 at 11:51 said:

    En Mataró, por ejemplo hay dos librerias y las dos con ofertas, y las dos tienen ofertas….de Planeta, ya que los otros tienen los precios muy ajustados.

    Y sobre edicione baratas, Aleta ya editaba barato los Bonelli y Cia, pero ni por esas.

    Asimismo están las biblioteca (yo tiro mucho de ellas), donde la lectura es gratuita de muchas obras, y por tanto una ve leído es difícil su compra, a menos que sea algo sorprendente.

    Quizás sacar obras ya consagradas o que tiran fuerte, en tamaños populares no es mala idea (ejemplo el Paracuellos que sacaron de Gimenez).

    Por ejemplo "un torpedo integral de bernet" a tamaño manga por 12-14 euros (300 pag. aprox) es inviable, cuando se saca tanto material manga por ese precio? Ya hay ediciones respetuosas y más caras (yo tengo algunos), pero seguro que venderían bastante..

  25. J Calduch on 3 Abril 2009 at 12:17 said:

    Lo que deberían hacer las editoriales es ir a tiro fijo. Saben lo que se está vendiendo, pues editar eso y poco más. No está la cosa para saturar a los libreros con productos que no van a tener apenas salida. Porque si no lo hacen las editoriales, lo terminarán haciendo las librerías, dejando de encargar líneas enteras de productos de comercialidad dudosa o no inmediata.

    Los lectores están seleccionando lo que compran, las editoriales deberían seleccionar mejor lo que editan. Y tener en cuenta que los bolsillos no están para alegrías de formatos gigantes con tapas duras y centenares de páginas. Sobre todo cuando estos formatos son caprichosos y hay alternativas más razonables.

    A menos que este siga siendo un mercado de yonkis, en cuyo caso que siga como está hasta que pete.

    Y si el aluvión de novedades semanales desciende de 40 tebeos a "sólo" 20 y el comprador tiene síndrome, es labor de librero aconsejarle con el stock que tiene acumulado y que por culpa de lo acelerado de las reposiciones se ha tenido que comer. Por ejemplo, en breve sale un tebeo de Batman en Barcelona, lo dibuja Diego Olmos ¿tiene más obra Olmos? pues sí, dos tomos de H2Octopus, álbumes de 64 páginas en tapa blanda a 8.95, que pueden llevar dos años críando polvo en algún rincón de la tienda, sería buen momento para volverlos a poner en lugar preferente.

  26. Hay un aspecto de la crisis que no se ha comentado: el de la venta en ferias y salones. A los que no da de vez en cuando por poner un chiringuito de tebeos por la geografía española firmaríamos gustosamente una caída de ventas de sólo un 25 %.

  27. Craneo on 3 Abril 2009 at 13:25 said:

    Yo ya estoy viendo otra subida de precios.Esto es preparar el terreno a posteriori ,de Glenat no me fio, ha tenido una politica de secretismo absoluto,que alguien les pregunte por los integrales de Chaland y vera.Y siempre me pregunto quien compra determinados tebeos,y ahora parece ser que nadie.

  28. Jesús Cuadrad on 3 Abril 2009 at 15:07 said:

    >>>Desde el principio de los tiempos esa ha sido la base del medio. 10 centavos o como suplemento>>>

    Pero ha ya tiempo que el medio -en gran parte de sus direcciones- cambó sus objetivos.

    ¿No?

  29. LOreA ZahaRRa on 3 Abril 2009 at 15:09 said:

    bueno ha habido crisis peores, recuerdo cuando se fue al carajo rambla, 1984, creepy ect. de repente no se podía comprar nada y las tiendas y las editoriales sobrevivieron, el comic tiene un esqueleto que son las librerias especializadas en particular y despues los puntos de venta del libro en general. Es dificil que desaparezca. Lo malo es esta crisis que esta dejando a todo el mundo sin curro y que nadie sabe donde va acabar, presiento que estamos ante cambios economicos que no podemos controlar es posible que el consumo tal y como lo conocemos tenga que cambiar. Para sobrevivir en tiempos de crisis es bueno que las tiendas tengancomix atrasados de autores que llevan vendiendo de seguido mas de tres años mejor si son nuevas promesas (hay que tener cuidado con lo que se queda parado demasiado tiempo) material de 2 ª mano teniendo mucho cuidado con lo que se compra, para abaratar los precios. Los editores deben de bajar los precios de una forma radical una novela gráfica en blanco y negro a 20 euros pues es cara sobre todo viendo lo que gana la gente. Los editores tiene que sacar material infantil y juvenil que yo pienso que debía de ser una mezcla entre historietas y relatos ect. para no perder a los nuevos lectores y que se acostumbren a seguir leyendo libros o comix en el formato actual ya se sabe que para recolectar primero tenemos que sembrar. Y el el lector pues que luche por su puesto de trabajo para que la riqueza sea repartida entre todos y no vengan siempre a repartir las crisis ¡ que a los ricachones ya les vale!

  30. Angel on 3 Abril 2009 at 15:11 said:

    Pues lo de las fusiones entre pequeñas editoriales me parece una buena solución.

    Pero hay más: Si aquí el mercado es raquitico, que compitan en mercados mayores como lo va a hacer planeta.

    Que produzcan a nuestros autores y que les permitan explotar todo su potencial.

    Al fin y al cabo es casi imposible que la media de lo que saliera de eso sea peor que la media que hay en Francia, U.S.A o Japón.

    En definitiva que sean editoriales de verdad y no meros compradores de derechos.

    Oscar, lo de las tres librerías en Madrid no es ninguna exageración.

    Al menos si pretendemos que todos los que vivan de eso negocio puedan tener unos ingresos dignos.

  31. David. on 3 Abril 2009 at 15:22 said:

    Bueno, pongo aquí un comentario que he hecho en el blog de El lector impaciente, un poco más resumido y retocado…

    "Yo creo, como comenta Álvaro que sería una buena idea empezar a apostar por ediciones de bolsillo, aunque no satisfazcan los deseos de calidad de los más exigentes. En ese aspecto creo que tenemos parte de culpa los aficionados, al pedir tebeos en ediciones más y más lujosas, dando a entender a los editores que no compraríamos aquello que no alcanzase las cotas más altas de perfección. Eso cuesta dinero. El monstruo que hemos creado ha acabado por devorarnos también a nosotros, que ya vemos que no podemos permitirnos pagar los precios que se piden.

    Con esto no quiero decir que la calidad no sea importante, sino tan sólo que se deben explorar nuevas fórmulas, aunque no sean tan lujosas (no es lo mismo calidad que lujo). Pongo un ejemplo que ilustra creo muy bien lo que quiero decir. En el pasado Expocómic compré la Balada del mar salado, famoso cómic de Corto Maltés, de saldo, en una edición argentina tipo librito tamaño manga, ¡¡pero ojo, con las viñetas y el tamaño del texto al tamaño de la edición original!!, sólo que menos por página, como es lógico. Alguno podría decir que eso no es respetar el ritmo original de lectura, que rompe la composición de página, que la traducción no es al castellano castellano… bueno, el caso es que ahora tengo ese tebeo por la tercera parte -o menos, creo recordar- de lo que pedía la edición de Norma.

    Lo que está claro es que pedir 55 euros por un recopilatorio -ya sabéis de quien algo-, por muy clásico y fantástico que sea, es algo que no puede pagar todo el mundo, aunque haya gente que lo pueda hacer, o que haga un esfuerzo por pagarlo; es además un precio que está fuera de la realidad, social y económica, al menos de este país."

    En fin, esta es al menos mi opinión. Saludos.

  32. Anticheapstake! on 3 Abril 2009 at 19:49 said:

    Aaaah, el mito de las ediciones baratas. Lo que tantas veces se ha intentado y nunca ha funcionado, pero se sigue proponiendo ad nauseam como panacea universal para aumentar las ventas.

    A mí que me den ediciones dignas, en buen papel y tamaño decente (que esto es un medio visual), please.

  33. jlmunuera on 3 Abril 2009 at 22:51 said:

    Con franqueza, la propuesta de abaratar los tebeos me parece simplemente suicida… es válida para los best sellers literarios, porque sus tiradas son suficientes, y si coges las colecciones en su conjunto, impresionante. Ahí tiene sentido y es rentable. Pero con un cómic de mil ejemplares de venta media, con un porcentaje tremendo que va a libreros y distribuidora, y un ocho por ciento al autor (la paridad del 14 con el editor es casi quimérica, aquí y fuera de aquí) ¿qué más se puede abaratar?

    Yo, que me gasto mucho dinero en tebeos, considero que el precio medio de un tebeo en España es más que justificable.

    Lo que es un escándalo es el precio de la "literatura", pero bueno, ese es otro debate…

    • Álvaro Pons on 3 Abril 2009 at 23:19 said:

      JLmunuera: matizo mi propuesta. Abaratamiento de SEGUNDAS ediciones, para rentabilizar productos y favorecer su difusión. Evidentemente, sobre tiradas de 1000 ejemplares, el abaratamiento de costes es suicida y, siplemente, imposible.

  34. Sinceramente, yo no he reducido de forma muy significativa mi gasto mensual en compras de comics (sin pretender ir de sobrado), aunque sí es cierto que quizá me he vuelto un poco más selectivo, más mirado con lo que compro, y me lanzo menos a la piscina con cosas desconocidas "por probar…".

    Estoy de acuerdo con quien ha dicho lo de apostar más por formatos en rústica, que puedan abaratar el producto, o ediciones en integral como las que precisamente propone Glénat últimamente. También coincido con el pensamiento de que nuestro mercado no está aún preparado para el exceso de novedades -muchas prescindibles- que ha venido recibiendo estos últimos años.

    Me temo que en esta crisis la vieja premisa de recurrir al entretenimiento como forma de evasión de los problemas no se está cumpliendo demasiado… :(

    Ah, soy de Madrid y… ¿tres librerías especializadas suficientes para toda Madrid? Pues no lo sé, la verdad, aunque sí es cierto que la Fnac les está haciendo muucha pupa, con ese socorrido 5%.

  35. jlmunuera on 4 Abril 2009 at 9:18 said:

    El problema de abaratar las segundas ediciones, Àlvaro, es que entonces creas una dinámica según la cual solo tres o cuatro gatos comprarán la primera; es igualmente suicida. Si un tebeo "vale" digamos 6 euros y otro 16, el lector ocasional del que habláis, si existe, que no estoy tan seguro, solo comprará los tebeos "baratos" y de hecho pensará que se le pretende "timar" con los caros. El problema es que la base de lectores que están dispuestos a sostener una edición más cuidada y cara no es suficiente para rentabilizar un tebeo, de lo contrario no habría problema.

    El lector ocasional existe en cómic-book, en manga y en El Jueves, pero no en tebeos europeos (excepción hecha de los grandes títulos tipo Astérix, o de los fenómenos mediáticos, tipo Satrapi) ni en novela gráfica (con las mismas salvedades).

    En mi opinión, el problema radica en la sofistificación progresiva del lector de tebeos y en la pérdida completa del interés editorial en reforzar la formación de nuevos lectores. No me entra en la cabeza una industria que no fomenta la creación de un hábito de consumo… ¡las tabacaleras y MacDonalds se esfuerzan en enganchar clientes desde que son chiquiticos, joder!

    • Álvaro Pons on 4 Abril 2009 at 10:06 said:

      Ahí creo que te equivocas jl: la mayoría de las ventas de novela gráfica vienen de la FNAC y Casa del libro, correspondiendo más a un loector ocasional. El cómic book y el manga tiene un tipo de lector muy fiel que no se corresponde con el ocasional. Yo creo que se debería clonar el comportamiento del mercado del libro (que, en promedio, tiene tiradas similares a las de los tebeos, no nos engañemos. El único problema es que el tebeo -excepto Ibañez-) no tiene megaventas que aguanten el mercado…

  36. jlmunuera on 4 Abril 2009 at 10:05 said:

    Perdonadme si me pongo pesao…

    El caso del tebeo infantil es en mi opinión, clarísimo. La mayor parte de quienes visitamos esta página somos hijos de Bruguera, hemos alimentado nuestra voracidad lectora desde la infancia y hemos "crecido" con los tebeos. Como padre, me cuesta horrores encntrar ahora tebeos en castellano, fuera del manga, que puedan conducir a ese mismo hábito a mi hija.

    El lector más ocasional que existe es el infantil y el juvenil, pues en la propia temporalidad de su condición radica su definición: van a crecer.

    Es muy dificil, lento y trabajoso conformar una base lectora para un tebeo juvenil. Requiere tiempo, esfuerzo, regularidad y una cierta inversión a fondo perdido.

    Visto además que el autor gana la misma mierda, si el editor no obtiene un rédito inmediato ¿quién puede sostener ese esfuerzo?

    El lector juvenil solo va a comprar lo que conoce, pero para que conozca un tebeo sin el apoyo de un sostén de márketing, es preciso un voluntarismo del copón.

    El autor, por su parte, jamás será reconocido por su esfuerzo: sus pares lo ningunearán sistematicamente (ahora se nos están acumulando los obituarios de grandes profesionales de la edad dorada de los tebeos en España ¿alguno hizo fortuna? ¿alguno recibió un honor?), la crítica no hará nada por valorizarlo (el crítico, en el fondo, solo habla de sí mismo, de modo que no puede hablar de tebeos infantiles sin sentirse él mismo infantilizado) y visto que se necesita, al menos, el mismo talento y la misma dedicación ¿a qué perder el tiempo y la energía? Si no gano pasta al menos que me den alguna palmadita en la espalda, dice el autor.

    Si, por poner un ejemplo, Dani Futuro se hubiera podido instalar sólidamente en su momento, Giménez habría igualmente podido producir Koolaus y otros Paracuellos, pero su excepcional talento para la narración gráfica se hubiera igualmente consolidado en una producción "mainstream", aumentando la calidad de esta y el número de lectores, tanto del medio en su conjunto, como de su propia producción no "comercial". LA calidad en un tebeo con vocación popular, simplemente, se obvia por todos. Ahora Giménez viviría una madurez económicamente saneada, habría un trasvase de lectores de su trabajo "popular" a sus obras más comprometidas y en general, el mundo sería más agradable…

    • Álvaro Pons on 4 Abril 2009 at 10:08 said:

      "El lector juvenil solo va a comprar lo que conoce, pero para que conozca un tebeo sin el apoyo de un sostén de márketing, es preciso un voluntarismo del copón."
      Yo diría más: sólo se puede loigrar por el marketing. fenómenos como Dragon Ball o las Witch son muy exscepcionales…

  37. Estoy totalmente de acuerdo con el señor jlmunuera. Si el crecimiento editorial se sostiene sobre "tendencias" circunstanciales, como lo está siendo el boom de la novela gráfica ( aunque no hay que negar que está generando muchas obras de buena calidad ) que no nos sorprenda que ése crecimiento se resienta.

    No somos Francia ni Estados Unidos. Nuestra cuota de lectores es ínfima en comparación, y la cultura tebeística en los profanos está a años luz. Por eso se me antoja absurdo intentar imitar los procedimientos y los productos de esos mercados como forma de revitalización de la historieta local. Ya lo demostró la línea Laberinto con su intento infructuoso de implantar superhéroes españoles ( con una diferenciación de producto contraproducente que los hacía parecer peores, pese a que el nivel fuese bueno, por lo barato de la edición ) y puede que pase lo mismo con los productos actuales, las novelas gráficas con ultraediciones cuidadísimas y carísimas que el lector esporádico no va a seguir comprando por más notas que publiquen en el país, explicándonos que los cómics "pueden llegar a ser buenos".

    Creo que no vendría mal que esa "nueva presencia en los medios" que yo no me acabo de creer, se refrendase con una intención real de incluir la historieta como parte de los dominicales, algo tradicional que no sé porqué en España se ha perdido. Me parece la forma más lógica y natural de inocular cómic al profano, más allá de formatos.

    Y creo que también tenemos que dejarnos de complejos, de intentar demostrar la madurez de la que somos capaces, y empezar a aplicar todo lo aprendido haciendo cosas para niños, que es lo que el escenario español está dispuesto a aceptar, y lo que funcionó en el pasado, cuando la industria era industria.

    • Álvaro Pons on 4 Abril 2009 at 11:10 said:

      lepetomane: yo no creo que ni la "novela gráfica" ni la presencia en medios sea circunstancial. El primero es un formato que se ha ido introduciendo poco a poco y que ha demostrado ser ideal para grandes superficies como FNAC o Casa del Libro y que se vende mucho más ahí que en librerías especializadas, demostrando que es un buen formato para el lector ocasional, que llega a esas cadenas a través de la prensa, ya que desconoce las librerías especializadas. EStá claro que no somos USA, pero somos muy miméticos en cuanto a formatos y éxitos. basta echar un vistazo a la historia para ver que lo que ocurre se reproduce en España al poco. Evidentemente, el mercado se debe fundamentar en el lector ocasional (como pasa en el cine, en la música y en todas las expresiones culturales), pero eso tiene como efecto secundario que una crisis de estas características le afecta muchísimo (como pasa en cine, música, etc).
      Lo del tebeo en prensa: podría ser, pero la realidad marca que los suplementos se han ido abandonando porque no tenían respuesta del público. Quizás es hora de ir pensando en hacer estudios de emrcado, ver realmente dónde tienen que estar las historietas…

  38. Evidentemente con eso no digo que tengamos que dejar de contar historias para adultos. Pero sí, desde luego, mirar hacia el público juvenil más de lo que se hace, creo que no vendría mal. Vender tebeos a los padres para que se los compren a sus hijos, venderlos baratos, en los kioskos. Es decir, crear un producto reconocible para el profano, como cimentación de una industria que se demuestra endeble cada diez años.

  39. jlmunuera on 4 Abril 2009 at 11:39 said:

    De acuerdo, muchas son las ventajas de la novela gráfica: primero y principal, el formato permite una densidad y un desarrollo narrativo verdaderamente formidable. Desde un punto de vista "literario", es el formato ideal.

    Pero hablamos de industria, mercado y otros términos de parecido carácter mercachiflista. Bien.

    La novela gráfica es el formato más "internacional", más exportable ahora mismo.

    Está facilitando el acceso a un tipo de lector que había abandonado o jamás conocido el tebeo.

    Los medias se interesan por el "fenómeno" (y espero que se normalice ese interés y no sea fruto de algunos one wonder hits)

    Y es muy rentable para editor, librero y distribuidor.

    Pero hay un problema fundamental: para el autor, es la mismísima ruina.

    Y como hablamos de mercado, crisis económica y etecés varios ¿cómo se puede hacer sin tener en cuenta al elemento productivo? No podemos fiarnos al porvenir de la novela gráfica si no se establece un sistema de producción que la haga ecnómicamente posible…

    • Álvaro Pons on 4 Abril 2009 at 12:51 said:

      Está claro Jl: el problema sigue siendo el de siempre. Crisis? Sí la de siempre, la de los autores. Por desgracia ésa es la verdadera y profunda crisis del sistema: el desprecio a la labor del autor. Ahí poco se te puede decir más que tienes más razón que un santo.

      Y es una lástima que la tengas, me encantaría llevarte la contraria, de verdad…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation