Endurance

enduranceLa realidad, a veces, firma argumentos que superan en espectacularidad y emoción a la imaginación del escritor de aventuras más inspirado. Ya se sabe, la realidad supera a la ficción, se dice. Se podría sospechar entonces que los escritores dedicados al género de aventuras deberían sólo trasladar de forma casi documental los hechos para conseguir el éxito, pero por desgracia el proceso es mucho más complejo. En ese camino de escribano, hay que cuidar de transcribir no sólo los hechos, sino saber transmitir la emoción, la pasión, el dolor y las sensaciones. No basta con describir puntillosamente la velocidad y el número de giros que hace la montaña rusa: hay que saber traducir ese miedo que nos atenaza y ese nudo que se siente en el estómago. Aventuras reales hay muchas, autores que consigan que el lector se contagie de las sensaciones de la aventura, pocos. Luis Bustos entra por la puerta grande en ese selecto grupo atreviéndose en Endurance con una de las epopeyas más inmensas del siglo XX, la expedición antártica de Ernst Shackleton. Una empresa casi imposible, que intentaba conseguir uno de los retos exploratorios a los que tan aficionada era la sociedad de principios del siglo pasado y que terminó como una de las mayores demostraciones de lealtad, voluntad y tesón por parte del ser humano que se conozca. El argumento es conocido: Shackleton intenta cruzar la Antártida y el hielo y las difíciles condiciones metereológicas dejarán atrapada a su tripulación durante casi dos años. Una trampa mortal de la que sólo se podía salir con la obstinación de Shackleton de salvar a sus hombres, de cumplir con la promesa de sacarlos de ese ataúd de hielo. Bustos se centra en la figura del aventurero explorador y desgrana el relato con acierto, definiendo personajes y marcando los ritmos para que el argumento se vaya construyendo sobre la voluntad de hierro del capitán del Endurance. La tarea no es fácil: debe ser fiel a los hechos reales, pero centrarse en recrear los pensamientos de un hombre que antepone todo a su promesa de lealtad hacia sus compañeros. Pero admite su propio reto como autor y decide evitar la primera persona para dejar que sea el lector el que dé voz al aventurero, lo que le obliga a ser todavía más exquisito con las cadencias, la expresividad de los personajes y una puesta en escena que dote al lector de todas las pistas para desenmarañar los pensamientos de Shackleton, a la par que contagia de toda la dureza de la situación. Doble pirueta mortal sin red que resuelve con brillantez, logrando nota alta en todos sus objetivos. El relato avanza con fuerza, nos emocionamos, sentimos la desesperación, perdemos la esperanza y la recuperamos con el empeño y la terca obstinación de un hombre que cree ante y sobre todo en la fidelidad.
Una vez leído y disfrutado de un tirón, es un placer volver a las páginas de Endurance y, como quien intenta descubrir los trucos de un mago, ir averiguando cómo Bustos nos ha mantenido casi sin respiración durante la lectura. Comprobando cómo maneja los ritmos de lectura al principio con una composición de página simple y sobria, efectiva en la presentación de hechos, escenarios y personajes, que sólo se rompe en determinadas ocasiones no para lucimiento del autor (¡ay! ¡Cuántos autores se dedican a concatenar composiciones imposibles que no aportan nada a lo que narran, escondiendo carencias argumentales!), sino para remarcar momentos importantes de la narración (como la excelente entrevista del periodista, que engarza realidad e historieta y sienta las bases de lo que leeremos). Una composición que irá alzándose con mayor protagonismo a medida que la gesta avanza, rompiéndose allí donde se rompe la voluntad y donde la naturaleza domina al hombre, cambiando el ritmo y logrando que el lector sienta ese contraste de sensaciones entre la quietud y paz de lo urbano, de las arquitecturas conocidas y el miedo y pavor que desata la naturaleza salvaje e incontrolada. La composición lineal desaparece y es sustituida por una cambiante y agresiva, como la propia naturaleza brutal de la Antártida. Una elección que es apoyada con un cambio en el trazo, más grueso y visceral, y en la puesta en escena, que elige violentos primeros planos, cambios bruscos de escena e incluso cortantes elipsis.
Un tebeo brillantísimo, de lo mejor que se ha visto en este salón. (3)

Enlace:
Ficha y páginas del álbum en Guia del cómic

44 Comentarios en “Endurance

  1. Álvaro Pons on 16 junio 2009 at 15:24 said:

    Ya he vuelto… :)

  2. Tezuka on 16 junio 2009 at 15:35 said:

    Excelente tbo.

    Ahora Don Pío!!

  3. Es un número único?

  4. Angel on 16 junio 2009 at 16:01 said:

    A mi me ha parecido un tebeo correcto y punto. La verdad es que me esperaba otra cosa. Ya que es un tema muy interesante.

    Creo que habría que exigirle mas a Bustos en cuanto al guión se refiere. ( sobre todo porque se trata de una novelizacion de la epopeya real que vivieron los tripulantes del Endurance y en parte eso le simplifica bastante el trabajo de creación de la trama , los personajes y las localizaciones) Quizás falta algo más de complejidad en unos personajes que a veces a excepción de Shackleton , resultan algo planos. Si es cierto que hay algún que otro episodio entre ellos que esta logrado y alguna parte que resulta interesante y emotiva. Pero se quedan como apuntes de lo que hubiera podido ser.

    • Álvaro Pons on 16 junio 2009 at 16:10 said:

      Ángel: pero es que, a mi entender, precisamente se centra en la figura de Shackleton…

      • Álvaro Pons on 16 junio 2009 at 17:03 said:

        Pero aquí entonces estamos hablando de dos cosas diferentes: de lo que nos hubiera gustado que fuera conociendo la epopeya de Shackleton o de no concerla. Yo creo que no conociendo la aventura, es un tebeoe xcelente, de mucha garra y con muchísimos momentos narrativamente muy interesantes. Creoq ue, precisamente, centrarse en la figura de Shackleton es una opción, tan válida como la otra, que transforma la obra en una oda al espíritu de lealtad, que creo que es el centro del mensaje de Bustos. Y como tal hay que analizarla, a mi entender. Es evidente que la aventura del Endurance permite mil y una aproximaciones, y posiblemente cada una de ellas sea una obra en sí misma. Centrarse por ejemplo, en los que quedaron abandonados en la isla sería una obra apasionante, sin duda, pero sería otra obra. Si nos centramos en lo que provee la obra de Bustos, no en lo que nos hubiera gustado ver, a mí me parece un tebeo excelente. Yo creo que, en ese sentido, no os habéis encontrado menos, sino algo diferente.
        Lo que sí que veo que es un probelma grave es lo de las faltas de ortografía, que está plagado.

  5. Yo estoy con Ángel.

    Centrarse en Shackleton me parece desaprovechar todo lo que podría dar de si la aventura de estos hombres. Yo me imaginaba que el tebeo de Bustos sería una obra coral, en la que se viese y viviese la interacción entre los personajes (animales incluidos). Me imagina una obra con un tempo más pausado, con mucho "tiempo muerto" que nos descubriera las veladas de estos aventureros, sus personalidades, el amor que sentían por los animales…

    Yo no he visto paisajes infinitos, ni lucha, ni odisea. He visto unos personajes planos y una acción demasiado rápida, muy de resumen y reseña puntual de acontecimientos.

    No digo que el tebeo sea malo, yo es que esperaba mucho de esta obra de Bustos, y bueno, me he encontrado mucho menos de lo que esperaba.

    Tal vez toda la documentación sobre Shackleton y esta expedición que tenía en mi poder, antes de que se publicara este tebeo, ha sido un lastre muy grande para el disfrute de este aventura de Luis Bustos.

    Un saludo

  6. Angel on 16 junio 2009 at 16:43 said:

    Cierto, Álvaro. Justamente por eso a veces Shackleton, que se ajusta demasiado al prototipo de héroe sin tacha (pero por lo visto era o daba la impresión de ser así) resulta demasiado perfecto y previsible,

    No se, quizás la historia hubiera debido ser mas coral, le faltan buenos secundarios,

    En este tipo de adaptaciones depende mucho el punto de vista que escoja el autor.

    Ahí no estoy de acuerdo contigo (voces en off) tal vez saber que les pasa por la cabeza a los personajes en esas situaciones es mas interesante. Sus miedos, sus dudas,

    Como van cambiando. Aquí de eso hay, pero demasiado poquito.

    Quizás sea un problema personal mió.

    Pero no acabo de encontrarle el gusto a este trabajo. La primera lectura me decepciono,

    La segunda confirmo mis sensaciones y en la tercera encontré aun más defectos.

    Me resulta un poco como un documental, como un documental muy bien hecho pero que no me sorprende ni me emociona y a veces hasta me aburre, muy de receta.

    De todas formas es un tebeo digno. Pero no de 8 y 5.

  7. Angel on 16 junio 2009 at 16:46 said:

    Como añadido a mi comentario he de decir que suscribo al cien por cien lo que apunta

    FH Navarro

    que se expresa muy bien al respecto.

  8. Gracias Ángel.

    Yo creo que el tebeo de Bustos gustará mucho a todo aquel que llegue a él sin saber nada (o lo menos posible) sobre la expedición antártica.

    Un saludo

  9. Bien visto, Álvaro.

    Yo lamentablemente no puedo ser objetivo. No puedo olvidar todo lo que sé sobre la expedición (que tampoco es tanto) cuando me enfrento al tebeo, y a cada paso que doy entre sus páginas, no logro evitar que los dientes no me rechinen y me nazca un bocadillo de pensamiento de la sesera que insiste en pronunciarse como: ¡Jo, qué pena! Si aquí hubiese contado, añadido, eliminado…

    El espíritu de lealtad no era sólo propio de Shackleton, sus hombres mostraron la misma hacía él, pero bueno, no voy a divagar más.

    Comparto contigo el interés por la historia de esos hombres en la isla. Me parece una de las partes más duras del viaje.

    Un saludo

    PS: Aunque parezca lo contrario, yo recomiendo la compra del tebeo de Bustos, conste.

  10. Me copio de "Es Muy de Comic":

    A mi Endurance me ha decepcionado…esperaba algo más, es cierto que gráficamente tiene fuerza, y que hay algunas páginas francamente buenas, por ejemplo la última, que me parece soberbia, pero no conecto con ella a nivel de personajes, que simplemente no existen: Shakelton es monolítico, y no dudo de que así debía de ser, al menos de puertas a fuera; los demás son pálidas sombras que lo acompañan en su viaje, y cuando destacan es para servir la replica al esforzado capitán, no hay más, salvo los dos marineros que andan a la gresca todo el rato y que a mí no me dicen nada. Creo que Bustos ha sacrificado la construcción de personajes por la épica del viaje, que eso sí, escenifica muy bien, con ese duelo constante de la tripulación con la naturaleza, pero si lo comparamos con Isaac el Pirata y su periplo antártico (del que sin duda bebe) creo que no llega a la manera en que Blain refleja la descomposición física y psíquica de sus personajes.

  11. Angel on 16 junio 2009 at 17:55 said:

    No lo meneemos más, Álvaro. Cada uno tiene su gusto.

    Yo soy pesado pero insisto, aun no sabiendo nada de lo que le aconteció a la expedición del Endurance.

    Todo queda muy simplificado. Hay demasiadas cosas que se dejan de contar y que una narración de estas características, real o inventada son imprescindibles.

    El guión tiene unas carencias propias que no son achacables al conocimiento o desconocimiento de la historia. No se trata de…a mi me hubiera gustado esto o lo otro…no, no es eso.

    Aunque de momento es de lo mejor de la nueva colección de planeta no es suficiente para que sea un tebeo notable.

    Hay que pedirle más a los guiones.

  12. Eduardo on 16 junio 2009 at 18:26 said:

    Yo pensaba comprármelo, y seguramente lo haga, pero me parece lamentable lo de las faltas de ortografía. Una obra que pretende ser tomada en serio no puede permitirse estas cutreces porque pierde toda aspiración a ser considerada como algo más que un simple tebeo. Imaginad la imagen que puede dar del mundo del comic a alguien que se acerque por primera vez a él con esta obra: lpues esa imagen que todavía está presente en muchas personas y sectores, que es un medio hecho por y para semianalfabetos. Habrá quien piense que exagero, pero es que yo con las faltas de ortografía no puedo, es algo que me puede. Hoy he visto un escrito en un programa de la cuatro un "haber" en vez del "a ver" que debería haber sido, y me ha parecido tan tercermundista… No sé, creo que a Luis Bustos no le hubiera costado tanto pasarle el comic a un corrector para que le echara un vistazo antes de su publicación. Eso se llama profesionalismo y saber hacer.

    Y por cierto, ¿es número único o ha de tener continuidad?

  13. Robur the Conqueror on 16 junio 2009 at 18:27 said:

    "Lo que sí que veo que es un problema grave es lo de las faltas de ortografía, que está plagado"

    Es que ya no hay editores? cada vez que leo las noticias, sobre todo las de agencia, en la prensa me dan espasmos. Mira que yo en ortografía soy un zote, pero vamos cuando se ha de publicar una cosa se mira y se remira, y luego se pone en manos de San Editor. Y no sólo ortografía, las inconsistencias, los puntos de vista y burradas estilísticas son hoy por hoy casi la norma. Me parece que los recortes editoriales han matado a los editores y perdón por el off topic.

  14. Angel on 16 junio 2009 at 18:37 said:

    .Robur, se supone que cuando tu entregas un trabajo a un editor esta bien escrito (sin faltas) ya que en teoría esta en tu idioma natal.

    El corrector existe para las traducciones

  15. Carlos on 16 junio 2009 at 18:55 said:

    "El corrector existe para las traducciones"

    Me parece que en este punto estás equivocado. Se deben corregir, por expertos, todos los textos profesionales y comerciales. Antes, creo estaba muy extendido esto, el ser profesional. Hoy, es un dinerillo que se ahorran algunos, sobre todo, los editores de comics.

    de todas maneras, si seguimos tu lógica, para qué vas a corregir a un traductor si la traduccion la hace a su idioma natal.

  16. Angel on 16 junio 2009 at 19:14 said:

    Carlos, las traducciones a un idioma extranjero son corregidas a su vez por otro traductor, al que se le llama corrector, que solo esta para eso.

    Claro que se deben corregir por expertos todos los textos, pero no se hace y las cosas funcionan como te digo. No es mi lógica es lo que hay.

  17. Eduardo on 16 junio 2009 at 19:58 said:

    Sobre lo de que el corrector solo está para las traducciones no es así. Historicamente siempre ha habido la figura del editor, del corrector de estilo, etc, que se encargaba de mirar por la coherencia estilística y ortografica de los textos literarios antes de publicarse, en muchos casos incluso para obras de autores consagrados. Como ha dicho alguien más arriba, ¿para qué coño está la figura del editor si no? Pues para que estas cosas no pasen. Pero como ha dicho alguien también, los recortes editoriales han hecho mucho daño a estos profesionales que al parecer, son de los primeros que se prescinde cuando hay que ahorrar unas perrilas, y sale más barato pasar de mirar nada, o dárselo al primer becario que pasa por allí.

    En cualquier caso, sea culpa del autor o del editor (o de los dos), a mí me parece una cutrez publicar un libro o comic plagado de faltas de ortografía. Bajo mi punto de vista es algo que no se puede consentir.

    • Álvaro Pons on 16 junio 2009 at 22:58 said:

      A ver, matizo mis palabras: tiene muchas faltas de ortografía. Lo de plagado puede dar a entender que no hay una sola palabra en su lugar y no es así. Faltan tildes, muchas, es cierto (y alguna otra cosa), pero entiendo que el simple hecho de encontrar más de una falta cada dos o tres páginas no es de recibo. Y no lo es porque, como se ha dicho aquí, toda edición debe tener una revisión, que compruebe que los textos están en su sitio, que son correctos, que la paginación es la correcta, etc… Es decir, un corrector. El autor, ahí, a mi entender, está libre de culpa. Ya sea por las prisas o por desconocimiento de la ortografía (y en este caso, por el tipo de faltas casi azarosas, me inclino por lo primero), el que debe darse cuenta de eso es el editor, que para eso está.

  18. juan pedrero on 16 junio 2009 at 20:27 said:

    A 16: eso no es verdad. El corrector es imprescindible. Uno, por mucho que lea y relea lo que ha escrito, no verá todas las faltas de ortografía, malas expresiones, errores de documentación, etc. Por eso es imprescindible que lo lea un tercero unicamente con ese objetivo: un corrector o algo que se le parezca. Es básico, pero os digo una cosa, a veces un corrector, que sí es un profesional y vive de eso, cobra más que el propio autor, que tiene gracia la cosa.

  19. Totalmente con Juanpedrero….mi suegra es correctora en su país y más de una vez he tenido que llamarla de urgencia para saber reglas muy muy complejas….a ver, uno está solo y sin ayuda pero lo que jode es pagar y encontrarte 20 o 25 faltas de primaria en un album…hecho entre varios y que los editores "lo han leído" y los autores "lo han revisado"….te sorprendería conocer la tasa de idioma mal escrito natal tras pasar por cierto periodo educativo en la época pasada… Pero aún es más alarmante la tasa de analfabetismo funcional….en España y sólo tras los cambios de régimen que se vivieron hace una década más o menos….de verdad Ángel….Álvaro lo debe saber, él es educador….

    Menos mal que ahora llegan los mejores lectores de Harry Potter a cambiar el percal o a morir en una guerra….lo que "nuestros" gobiernos decidan….¿no?

  20. Eduardo on 16 junio 2009 at 21:57 said:

    Sobre lo del sistema educativo, yo soy profesor de primaria, y si os contara… luego, claro, vemos cosas así.

  21. alfred holanda on 16 junio 2009 at 23:42 said:

    No he leído el libro -así que escribo sin conocimiento de ESTA causa. Pero en lo que no estoy de acuerdo es en que el autor esté "libre de culpa". Es culpable de lo que es culpable: desconocimiento del lenguaje. Y eso, a mi juicio, es grave considerando lo que yo espero de un autor de cómic.

    ¿Que no es para tanto? De acuerdo. ¿Que puede deberse a "descuidos"? También. Pero resulta un problema inveterado "excusar" a los creadores gráficos de "particularidades intelectuales" -como la ortografía o la sintaxis. Si debemos o no debemos esperar cultura general en nuestros escritores-dibujantes-editores es lo que planteo.

    • Álvaro Pons on 16 junio 2009 at 23:54 said:

      alfred: entramos en otra discusión. Repito que por el tipo de faltas, es casi seguro que se deben a las prisas (la misma palabra a veces se acentúa, a veces no). Pero independientemente de eso: si el autor tiene faltas es obvio que tiene culpa, pero en este caso es una cuestión privada (allá él si es un analfabeto) que no debería afectar al resultado porque en un proceso de edición hay responsables de que eso no salga publicado así. En el mundillo literario y periodístico, hay muchos rumores, dimes y diretes sobre famosos nombres que tiene faltas de ortografía a capazos en sus escritos, pero que no aparecen finalmente gracias a la labor de los correctores. Si estuviéramos hablando de un proceso en el que lo que se edita es lo creado directamente, sin proceso intermedio, de acuerdo, ¡a la hoguera con él! (metafóricamente), pero en este caso, la culpa es del editor.

  22. Juan Pedrero on 17 junio 2009 at 0:12 said:

    De acuerdo con Alvaro. Que el autor no sepa o se esfuerce en escribir bien está mal, pero el resultado final es culpa de la desidia o la tacañería del editor.

  23. Eduardo on 17 junio 2009 at 1:08 said:

    Totalmente de acuerdo, la culpa es del editor, que es quien debe estar al tanto de que el producto llegue al mercado como Dios manda. ¿Sino por qué está cobrando? Un dibujante o guionista cobran por escribir y dibujar, ¿pero para que narices se paga a un editor si luego no puede velar para que cosas como estas no pasen? Ese es su trabajo. Como ha dicho alguien mas arriba, hay autores conocidos que tienen faltas de ortografía en sus escritos, pero no llegan al público porque detrás hay un editor como Dios manda, de esos que faltan tanto en el mundo del comic.

  24. El Juan Pérez on 17 junio 2009 at 1:41 said:

    Bonita portada.

  25. Xelo on 17 junio 2009 at 2:35 said:

    Puede que nuestros autores deban preocuparse más, sabiendo que posiblemente no haya "corrector" (doy por hecho que conocen el panorama editorial). Preocuparse, digo, en entregar un trabajo más profesional. ¿O es que a los autores les da igual?

    • Álvaro Pons on 17 junio 2009 at 10:34 said:

      No les da igual Xelo, pero supongo que siempre confían en que alguien lo revisará, como debería ser normal. Supongo que si se les avisara y se les dijera "ojo, que lo que me des sale publicado tal cual", se preocuparían de dar su obra revisada. No creo que sea una cuestión de profesionalidad del autor, sino de delimitación de competencias de cada profesional involucrado.

  26. Mi próxima lectura….En los próximos días, les cuento.

    Impacientes Saludos.

  27. Jesús Cuadrad on 17 junio 2009 at 15:00 said:

    En este caso… no son faltas de ortografía.

  28. Entonces serán otro tipo de faltas.

  29. Jose Manuel on 17 junio 2009 at 18:24 said:

    A mi me ha gustado mucho. De lo mejor que he leido ultimamente. Felicidades Luis.

  30. Otro que ha picado on 17 junio 2009 at 20:21 said:

    A mí me ha parecido una lectura apasionante. Creo que Bustos se ha enfrentado a un reto muy grande, relatando una historia tan compleja y extensa y ha salido victorioso en muchos aspectos.

    Para empezar creo que el guión es soberbio. Es cierto que esta historia se podía haber contado de otras muchas maneras, haciendo un retrato coral de la tripulación, dilatando el tempo narrativo,…pero creo que Bustos ha conseguido contar lo que se proponía y de la manera que se proponía. De hecho creo que Bustos, valga la comparación, es una especie de capitán Shackleton, que enfrentandose a una dura epopeya como llevar este díficil cómic a buen puerto, lo ha conseguido y además con creces.

    A nivel gráfico, al principio era una autor que no me gustaba especialmente, pero su característico estílo propio me ha ido ganando poco a poco y creo que en Endurance el dibujo de Bustos brilla a gran altura en expresividad, puesta en escena, uso de las tramas (mecánicas…de argumento también), composición de página…

    Yo creo finalmente que es un gran cómic que como dice Alvaro Pons, tras su lectura apasionada, de un tirón, hasta su maravilloso epílogo y mágica y emotiva última viñeta, invita a volver sobre él para ver los mil detalles de esta gran aventura contada y vivida en viñetas.

    En cuanto a la edición me parece una maravilla por 12,95 € y en tapa dura, que puse tras su lectura en la estantería de los cómics "buenos"…la de los elegidos.

    Las faltas de ortografía pasaron bastante desapercibidas en su apasionante lectura y son perdonables comparables con el gran rato pasado con su lectura.

    Un gran tebeo muy recomendable (yo ya lo he hecho a varios amigos aficionados) y además de producción española (hay que apoyar a la gente de nuestra industria que tiene el valor de hacer obras tan complejas y tan buenas).

  31. Aquí, como siempre, la gente está a la que salta para clavar cuchillos en lomos ajenos. Yo también soy un gran admirador de la epopeya del Shackleton real y conozco su historia, y no obstante el cómic me ha parecido bueno. Caray, incluso me he emocionado en algún momento. Me ha parecido un buen cómic, y ésa será la impresión que intentaré transmitir cuando lo reseñe. Puede que haya faltas, pero a mí no me han llamado la atención tanto (y eso que soy filólogo); quiero decir, he visto cosas mucho peores.

    De todas maneras, no deja de ser cierto lo que decís que se podría poner un poco más de atención, y más en una editorial grande en la que se supone que para estas cosas tendría que haber más presupuesto. Pero de todas maneras, aunque pueda sonar a descargo, como corrector puedo decir que por mucho que dos ojos revisen, siempre algo se escapa.

    Saludos.

  32. Yo me parto con vosotros, que no de vosotros, risa de esa de la buena ….discutir de las faltas de ortografía de un comic como si fuera la cosa mas seria del mundo….estáis locos como los romanos de Asterix.

    El comic es una delicia, tanto la portada como el trazo, la historia y las faltas que le han dado un toque humano y que personalmente yo no he encontrado,(Esto me da un toque tierno-ignorante-analfabeta a mi)

    No me ha salido un orzuelo en el ojo porque las haya ni deja de ser un buen comic por eso, es mas, me parto de solo imaginar que no hay faltas de ortografía , pero yo me lo leo otra vez para buscarlas, es doblemente interesante el libro…además lleva incluido juego tipo "busca la h traicionera".

    • Álvaro Pons on 18 junio 2009 at 12:06 said:

      Vazquez: es un problema técnico, sin duda. El tebeo se puede disfrutar sin ningún problema, es obvio… Pero a los que etsamos chapados a la antigua nos chirría… :P

  33. Bueno , pero que sea un chirrido de esos que suenan a gato y no a película de terror que pone los pelos de punta.

  34. John Space on 18 junio 2009 at 13:40 said:

    Los que hicimos la EGB nos fijamos siempre en esas cosas, Vázquez.

  35. Los que hicimos una Carrera nos sabemos reír siempre de esas cosas , John Space.

    ;)

  36. John Space on 18 junio 2009 at 18:27 said:

    "Los que hicimos una Carrera nos sabemos reír siempre de esas cosas ,"

    No cuando se es docente. De hecho, se llora, se sufre y se teme por el futuro.

  37. Comparto la opinión de Ángel y FHNavarro sobre esta obra, a mi no me ha emocionado, los personajes secundarios están desdibujados y no aportan nada y la figura de Shackelton me ha parecido incluso ligeramente pedante… En fin, supongo que tras leer Atrapados en el hielo en el que los diarios de otros tripulantes de la expedición aportan un conocimiento indispensable de la aventura, el cómic se me ha quedado muy corto. Reconozco la labor gráfica de Luis Bustos, pero sinceramente me esperaba mucho más en cuanto al guión y a los personajes.

    Seguramente, como ya se ha comentado anteriormente, los que desconozcan la historia lo disfrutarán mucho más, porque no es un mal cómic, es un cómic que no ha cumplido mis expectativas.

  38. Pingback: Endurance, de Luis Bustos | El blog de Metropolis Libros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation