Los problemas del color de Príncipe Valiente

Aprovechando la nueva edición de Fantagraphics de Príncipe Valiente, una extraordinaria reflexión, con prueba empírica incluida, sobre la recuperación del color de la obra de Foster. Poco que añadir al excelente trabajo de Cómic, historietas y tebeos, salvo que para ya redondear el trabajo, sería conveniente hacer estimaciones de variación de los pigmentos sobre el sustrato de papel poroso con el tiempo. Desde un punto de vista estrictamente colorímetrico es complicado, pero existen algoritmos y procesos para simular el envejecimiento y hacer predicciones sobre el color de partida original, sobre todo conociendo qué tipo de pigmentos de color se utilizaban en la época (lo que es conocido). Dado que cada pigmento envejece de manera diferente (cambiando sus coordenadas cromáticas de manera distinta), se podría afinar con mucha más precisión cuál era el color original. Incluyendo las pruebas de color de Syracusa, que están sometidas a similares procesos de variación cromática.
Una labor complejísima, desde luego, habida cuenta del volumen de la obra de Foster, pero que sería la labor lógica de un Centro de Investigación de la Historieta…

13 Comentarios en “Los problemas del color de Príncipe Valiente

  1. Tezuka on 7 Agosto 2009 at 1:08 said:

    Óptico, óptico, es usted un óptico!!!

    • Álvaro Pons on 7 Agosto 2009 at 1:25 said:

      Físico, especializado en física de la visión y al que le ha tocado explicar y trabajar muchas cosas de colorimetría… :-P

  2. bartleby on 7 Agosto 2009 at 1:12 said:

    mande??????

  3. John Space on 7 Agosto 2009 at 1:49 said:

    Mejor en B/N.

  4. Robur the Conqueror on 7 Agosto 2009 at 2:29 said:

    No es por nada pero se os va la pinza con El Príncipe Valiente que parece que habláis de alquimia. Las planchas secretas de la U. Miskatonic, las pruebas olvidadas de John Dee, los apostatas del circulo de Caldas, el color que vino del espacio para iluminar los dominicales…

  5. Xelo on 7 Agosto 2009 at 12:23 said:

    "…pero se os va la pinza con El Príncipe Valiente que parece que habláis de alquimia…"

    Es que las planchas de Foster en PV son magia pura.

    Y la búsqueda de su auténtico color el Santo Grial de los tebeos ;)

  6. Otro que ha picado on 7 Agosto 2009 at 15:01 said:

    Yo tengo todavía la colección de Editorial B.O. en B/N que me he ido comprando a lo largo de toda mi vida en números sueltos y con un orden de lectura tan aleatorio y desordenado como apasionante. Ya que no llegué a leerme toda la etapa de Foster entera hasta que cumplí los 30 años, hace ya casí 10, y me compré un número suelto,el último que me faltaba, en una tienda de segunda mano en un viaje a Madrid.

    Pero estas eran las epopeyas que tenía que hacer uno para poder leerse un tebeo seriado de forma cronológica, antes de que salieran las ediciones completas, restauradas y definitivas, que salen ahora.

    Así tengo algunos números que están en perfecto estado, aunque un poco ajados por el tiempo trascurrido (los que le pedía a mis padres para los Reyes y que conservaba y conservo con mimo como auténticos tesoros), otros huelen a la humedad de los mil sitios donde estuvieron almacenados hasta que cayeron en mis manos (primero pagados con mi paga paterna y más tarde con mis primeros sueldos), otros tiene el sello impreso de una librería de Zaragoza, o de Murcia o de otro sitio vaya ústed a saber donde…, Otros incluso tienen la espantosa pintura roja que le estampaban al borde de las hojas a los tebeos saldados.

    El caso es que mi colección del Principe Valiente es un tesoro quizás más por el valor vital-recopilatorio a lo largo de los años que por la edición en sí (bastante buena, por cierto), a pesar de que quizás no sea la edición tan exquisita que está haciendo Manuel Caldas…ya me gustaría a mí tener también, pero ni tengo tanto sitio en mis abarrotads estanterias ni está la economía tan bollante en los tiempos que corren.

    De todas maneras aunque sea por nostalgia y por haberlo conocido desde niño así, prefiero siempre a Val en B/N que en color, y mira que el color que se han currado la gente de cómic-historietas-blogspot es buenísimo y acertadísimo.

    Pues concluyendo lo interesante es poder disfrutar de esta maravilla que es el Principe Valiente sea en color o en B/N porque es un clásico con mayúsculas más allá del bien y del mal. Es algo así como el "Casablanca" de los cómics.

  7. beguetti on 7 Agosto 2009 at 18:15 said:

    “…pero se os va la pinza con El Príncipe Valiente que parece que habláis de alquimia…”

    Es que con 14 años me quedé locamente enamorado de Aleta, trascendió del papel a mi día a día, fue un amor platónico en toda regla……y mi padre decía: ¿si este niño estudia tanto como es que no aprueba?….y el niño estaba todas las tardes en su habitación encerrado cargandose allá por el año 84 la colección de Burulan.

    Estoy totalmente de acuerdo con el anterior comentario de que el PV es la Casablanca de los tebeos

  8. Radar on 7 Agosto 2009 at 22:53 said:

    Todos somos contingentes, pero Foster es necesario! :?

    El problema es que con tanto bombo que se da al Principe Valiente, y la Edición Definitiva, un pobre peatón como yo se queda coartado y no se atreve a gastarse sus dineros, a la espera de que salga ese Santo Grial. Y así solo se consigue ahuyentar a los aficionados, quedandose solos los conneiseurs. Luego la gente se sorprende de las pocas ventas de los clásicos.

  9. siempre habra una nueva edición definitiva pero el color que dio foster a sus historietas si es verdad que las pinto aquarela esta perdido para siempre y es lo que tiene la aquarela su magia reside en eso en que tiene mucho de casual una parte de la aquarela esta formada por la técnica pero otra parte es incontrolable es el destino y la pasión la que da las formas a las manchas .Un dibujo jamas sale igual a otro y es irrepetible.

  10. HORACIO DIEZ on 10 Agosto 2009 at 13:26 said:

    Totalmente de acuerdo con tu artículo. Este sería el método para colorear de nuevo el PV, con todo lo expuesto por ti y teniendo en cuenta sobre que papel se reprodujo y sobre que papel se va ha reproducir, crear una nueva carta de colores en que basarse y partiendo del blanco y negro mejor que se pueda conseguir, lo más limpio de trama posible, volver a colorearlo respetando las pautas con que fue hecho en su momento y cuya mejor referencia son las páginas publicadas en los periódicos y las pruebas de fotomecánica que se conserven.

    Un cordial saludo.

  11. Jesús Cuadrad on 10 Agosto 2009 at 15:21 said:

    Pues, manos al… Obrón.

  12. Adolfo Garcia on 23 Septiembre 2009 at 20:56 said:

    Muy bueno Rebur, necesitan atención psiquiátrica urgente. Dímelo a mi que me están dando pal zorro. Esto estaba en mi página. Anonimo, claro, pero ¿a que sabes quien es?

    Todo porque me dio por corregir la cruz de la Espada Cantante dibujada por descuido al revés en la pag. 365.

    ¡Es un absurdo! Eufemísticamente, lo que usted está haciendo no es restauro: se trata de una corrección no autorizada del trabajo de un maestro. Según sus teorías, habrá que corregir TODOS los artistas, pues todos tienen algún defecto.

    No dudo de que a la mayor parte de la gente que admira particularmente el arte de Foster no le va a gustar lo que está haciendo. ¡Bajo ningún punto de vista!

    Reinventar el color es malo. Alterar los dibujos aún es peor, inconcebible. Y el texto, ¿no debería también corregirlo? ¿Y las mismas incongruencias de la narrativa?

    ¿Y como va a corregir el dibujo cuando, en el año de 1944, Foster confunde alguna vez cuál de sus piernas es de palo?

    Lo que usted esta haciendo, simplemente NO SE HACE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation