De la figuración narrativa a la narración figurada

¿Tiene sentido una historieta abstracta? La pregunta es compleja y parece el enunciado de un oxímoron perfecto: la historieta es definida como un arte narrativo por naturaleza, narración gráfica secuencial que parece no tener consistencia si entra en el terreno de la abstracción, de la pérdida de esa concepción abstract comicsnarrativa. Sin embargo, el volumen Abstract Comics recién editado por Fantagraphics permite ir un paso más allá y trascender la definición aceptada de historieta hasta dejarla obsoleta, comprobando que las posibilidades expresivas de este medio y de este lenguaje son todavía desconocidas. Cuando parece que la gramática y semántica del noveno arte comienzan a ser conocidas, la propuesta planteada por Andrei Molotiu derrumba por completo la arquitectura formal para demostrar que existen puertas no exploradas que pueden descubrir claves nuevas necesarias para comprender en toda su profundidad y extensión qué es la historieta. Al igual que la figuración narrativa en los 60 y 70 intentó trasladar los elementos básicos de la narrativa secuencial a la pintura (sobre todo en autores como Hervé Télemaque, el Equipo Crónica o Jan Voss), el movimiento de abstracción en historieta recorre un camino contrario, importando la huída de la figuración hacia la composición aislada de formas puras, hacia una especie de narración figurada. El fundamento de la secuencialidad (tanto entre viñetas como entre páginas) y composición de la página siguen ahí, pero se ha perdido la componente narrativa: no hay un intento de contar una historia, sólo de provocar sensaciones. Una situación que parece incompatible con la concepción asentada y asumida de qué es la historieta, pero de la que resulta una sorprendente paradoja: los mecanismos de la historieta siguen estando ahí. Ya sea en la acumulación de simbolismos propuesta por Crumb, en la experimentación de formas geométricas que plasma Mark Badger o en las propuestas derivadas de elementos aislados de la historieta con las que trabaja Ibn Al Rabin, en todas reencontramos una serie de fundamentos cosustanciales a la historieta, como bien indica Molotiu: la creación de dinámicas internas, la definición de intervalos espaciotemporales imaginarios… Algo que tradicionalmente se asocia a la narrativa en la historieta pero que en las obras presentadas en esta antología se produce de forma ajena a la narrativa, como una propiedad intrínseca al lenguaje de la historieta. Un aspecto de indudable interés, ya que abre un impresionante abanico de posibilidades de análisis, tanto creativas (que en parte explora el movimiento OuBaPo) como teóricas, comenzando por el hecho de que la historieta tiene elementos nucleares propios que pueden estar por encima de la narrativa, creándose antes que ésta. No sería entonces la narrativa el elemento fundamental de definición del cómic, sino la secuencialidad y la composición como generadores de vehículos sensoriales visuales con componentes espaciales y temporales (e incluso sinestésicas).
La historieta es todavía más apasionante de lo que creíamos…

Algunas claves:
- La historieta de Robert Crumb en Zap Comix #1 que Molotiu considera iniciador de la abstracción en historieta:
crumb01 crumb02 crumb03

- Otras historietas del gran Víctor Moscoso en Zap Comix #2:
moscoso1 moscoso2
moscoso3

Enlaces:
- Blog de Abstract Comics
-La web de Ibn Al Rabin
-Oubapo América
-Oubapo en Francia

16 agosto 2009

41 responses to De la figuración narrativa a la narración figurada

  1. Pingback: Cmics abstractos

  2. Dario said:

    Francamente, estas imagenes (no he visto el resto del volumen, y ciertamente tienn buena pinta) no me parecen abstractas para nada. Surrealistas a lo sumo, pero tienen mas pintas de juegos de artificios gráficos, como cuando en animación se juega con las posibilidades del campo en forma de morphings o deformaciones imposibles. Abstracto sería algo a lo Kandinsky, a lo Malevitc, a lo Pollock… Aquí si te fijas si hay narración, porque cada viñeta transmite un concepto, que en algunos casos hasta evoluciona en otro, no tiene el vacio formal de la abstracción.

    • Álvaro Pons said:

      Lo que hay en el volumen tiende más a la abstracción total, más en la línea de lo que se ve en el blog…

  3. carlos maiques said:

    Sin olvidar, por supuesto, la abstracción o extrañeza de tantas páginas de Japón Yuichi Yokoyama, por ejemplo. Estaría muy bien abrir un poco el abanico, y meter información de Micharmut, que cae bien cerca, y de tantos otros.

    Completamente de acuerdo con una concepción no excluyente que admita en la historieta "la creación de dinámicas internas, la definición de intervalos espaciotemporales imaginarios… Algo que tradicionalmente se asocia a la narrativa en la historieta pero que en las obras presentadas en esta antología se produce de forma ajena a la narrativa, como una propiedad intrínseca al lenguaje de la historieta."

    [...]"la historieta tiene elementos nucleares propios que pueden estar por encima de la narrativa, creándose antes que ésta. No sería entonces la narrativa el elemento fundamental de definición del cómic, sino la secuencialidad y la composición como generadores de vehículos sensoriales visuales con componentes espaciales y temporales (e incluso sinestésicas).

    La historieta es todavía más apasionante de lo que creíamos"

    La historieta siempre es apasionante, porque cuando uno mira, no ya a otro lado, sino de otra forma, vuelve a expandirse.

    Por otro lado, me parece que gran parte de esta historieta abstracta es muy consciente de los marcos en los que se mueve, sus soportes, sus viñetas y ritmos, y de ahí las tensiones que surgen. No por nada el cómic es un lenguaje de gran complejidad pero de "fácil" lectura. Creo que las animaciones de gente como Koji Morimoto nos pueden decir también algo sobre una narrativa sensorial, menos atenta a personajes o diálogos. Un saludo y hasta otra.

    • Álvaro Pons said:

      " Yuichi Yokoyama, por ejemplo. Estaría muy bien abrir un poco el abanico, y meter información de Micharmut, "
      Yokoyama es interesantísimo, pero Micharmut son palabras mayores. Es el gran experimentador, el creador más importante que ha tenido este país en décadas. De todas formas, no creo que su obra nazca de la abstracción, al contrario, nace de la síntesis narrativa, de los esquemas formales de la narración de los años 50 y 60, estudiados y simplificados hasta una expresión minimal, dejando los elementos constitutivos al descubierto.

      "Por otro lado, me parece que gran parte de esta historieta abstracta es muy consciente de los marcos en los que se mueve, sus soportes, sus viñetas y ritmos, y de ahí las tensiones que surgen." En efecto, ahí está el trabajo de Ibn rabin. Sin embargo, hay también intentos de dejar de lado las propias estructuras formales para jugar con ellas, como lo que propone Patrick McDonell (el autor de Muts)…

      "algo sobre una narrativa sensorial, menos atenta a personajes o diálogos."
      No creo que sea necesario llegar a la animación: es posible en historieta. Tú mismo tienes ejemplos muy interesantes en esta línea… :)

  4. Jesús Cuadrad said:

    Usted sí que sabe, Charles.

  5. carlos maiques said:

    Un saludo desde Valencia, Sr. Cuadrado. Espero que no pase demasiado calor.

    El asunto da para mucho más, está claro, pero imagino que agosto no es un buen momento para plantear una conversación extensa sobre "la abstracción" de la secuencia o la "narración" de lo que aparece como fondo de casi todo. El calor, ya dije. Otro saludo y hasta otra.

  6. Mario Lucioni said:

    Recuerdo algunas páginas experimentales de Manfred Sommer en Comix Internacional, alguna de las cuales era más bien abstracta.

  7. Jesús Cuadrad said:

    ¡Por Belcebú!

    Qué (no) ejemplos pone usted…

  8. carlos maiques said:

    Es cierto. Ok, admitido lo que dices de Micharmut: "De todas formas, no creo que su obra nazca de la abstracción, al contrario, nace de la síntesis narrativa, de los esquemas formales de la narración de los años 50 y 60, estudiados y simplificados hasta una expresión minimal, dejando los elementos constitutivos al descubierto."

    Lo bestial de Micharmut es ese columpiarse en el límite de lo que puede "dejar de ser" si fuese visto "fuera" del marco de una historieta. Lo del anime lo he dicho porque eso se puede observar bastante bien, incluso las pausas son anómalas, pero funcionan.

    Precisamente por todo ello la síntesis me interesa tanto. La historieta mayoritariamente abstracta (y en este punto, cabría añadir, también sirven los argumentos, diálogos, tramas despojadas al extremo), pierde la atención del lector cuantas más páginas tiene, a menos, que, como en el caso de Yokoyama, se pueda extender a lo largo de páginas y páginas. No creo que sea casualidad que casi todos lo juegos formales de abstracción "mainstream" o no tanto, se den en tiras o páginas dominicales (Cuttlas de Calpurnio es un buen ejemplo de aquí mismo)

    Y no se debería olvidar, lo interiorizadas que están todas las aportaciones compositivas, de angulación, de iluminación, de montaje, que aportaron en cine todos los exiliados que llegaron a Estados Unidos con la maleta abstracta, surrealista y expresionista a cuestas, de los que la historieta "clásica" tomó buena nota.

    Siguiendo con la síntesis, está claro que en otro mundo Herriman, Segar, King o McCay tendrían más importancia, pero lo bonito es ver cómo continúan vivos en Moebius, Ware, algún Andreas, otro tanto con TrevorVon Eeden y tantos otros. Cada uno tiene sus preferidos, la lista, afortunadamente, es larguísima.

    A la espera de hincarle el diente a Asterios Polyp, del que sólo he visto páginas sueltas, un recuerdo a la estupenda planificacón de La ciudad de Cristal, toda una lección de muchas relecturas.

    Por abstracción argumental, o historia de sensaciones, hablaría de Castells, Pablo Auladell, o ese Gusto a cloro que está a punto de caer… qué ganas tengo de leerlo!

    Un saludo y hasta otra.

    • Álvaro Pons said:

      En cualquier caso, tanto Calpurnio como otros no creo que entren dentro de la definición de abstracción. Si nos atenemos a una abstracción total, Calpurnio no lo es, estaría más en la línea de Micharmut (con sus diferencias): gráfica minimalista y narración pura. Creo que para cumplir la definición de abstracción a la que se refiere Molotiu se deben dar dos condiciones: grafismo no figurativo + ausencia de historia (en el sentido tradicional). Es la suma de esas dos opciones la que define la abstracción pura en historieta y permite obtener el máximo de la experiencia. Incluso creo que los ejemplos de Crumb y Moscoso no son correctos (irían en una línea simbólica figurativa diferente, más onírica y surrealista que abstracta). En ese caso de ausencia de los dos elementos es cuando aparecen los elementos interesantes: dinámica visual, establecimiento de esquemas espaciotemporales, etc…

  9. carlos maiques said:

    Estamos de acuerdo con que "para cumplir la definición de abstracción a la que se refiere Molotiu se deben dar dos condiciones: grafismo no figurativo + ausencia de historia (en el sentido tradicional)."

    Pero sin olvidar, que el grafismo "no figurativo" es, hasta cierto punto, derivativo, por aislamiento, contraste o cualquier medio de distorsión de lo representado. La costumbre hace que leamos, que comprendamos y nos emocionemos con algo que no es más que una serie de líneas. Degas: el dibujo no es la forma, es la forma de ver la forma. Y ahí estamos.

    "Es la suma de esas dos opciones la que define la abstracción pura en historieta y permite obtener el máximo de la experiencia. "

    Lo más interesante para mí es cómo casi siempre el mayor grado de abstracción formal y de ausencia de argumento precisa de una serie de estructuras rítmicas que inevitablemente acotan las imágenes no representativas. Con lo que regresamos, paradójicamente, a las ventanas, viñetas, pantallas, frames: estructuras rítmicas cuadrangulares, casi siempre, como los límites de la página, dada la situación.

    Los otros ejemplos, quizá diferentes por no abstractos 100%, dices bien que "irían en una línea simbólica figurativa diferente, más onírica y surrealista que abstracta"

    . En ese caso de ausencia de los dos elementos es cuando aparecen los elementos interesantes: dinámica visual, establecimiento de esquemas espaciotemporales, etc…"

    Es probable que las animaciones abstractas de McLaren tengan más que ver con este tipo de abstracción, aunque no digo con ello que se trate de storyboards, en lugar de historietas, en absoluto. Continúa siendo un campo, muy muy interesante, lleno de preguntas y tesoros escondidos. Hasta más tarde…

  10. Jesús Cuadrad said:

    Lo mire como lo mire…

    Micharmut está a un lado.

    Y en el otro… los otros.

    O sea: ladeados.

  11. Supongo que la abstracción es, más que posible (algo que no merece discusión), necesaria. Es un soporte para nuevas ideas, intenciones y soluciones. Para entender la página como un todo, como algo orgánico que pueda "leerse" de formas nuevas, diferentes. Secuenciaciones libres, o ausencia de secuencia…

    En todo caso, ejemplos marginales y puntuales, pero siempre interesantes por forzarnos a pensar en la naturaleza del medio antes que en lo contado.

    Seth (un tipo nada abstracto) comparaba el cómic con la poesía o la música, dando importancia a ritmos, por ejemplo…

    • Álvaro Pons said:

      Octavio: cualquier experiencia que amplíe límites debe ser siempre bienvenida. Es cierto que esos caminos suelen ser sinuosos y resbaladizos, pero de ellos siempre crecen nuevas ideas. Y como bien dices, son los que nos hacen reflexionar sobre qué es la historieta, mucho más posiblemente que los ejemplos ya conocidos. En el fondo, están aplicando las técnicas de reducción al absurdo, demostrando que las definiciones anteriores quedan obsoletas ante sus propuestas.

      Seth tiene mucha razón: hay muchísima relación entre historieta y música, a muchos niveles, tanto los teóricos como prácticos. Yo siempre pienso cuando se habal de "mal o buen dibujo" en los ejemplos musicales: en cantantes que no son grandes portentos de voz pero que consiguen que su interpretación tenga "feeling", eso indefinible que hace que te parezca maravillosa. En el dibujo pasa lo mismo en cierta manera (con diferencias, la definición de "portento" en dibujo es muchas veces reduccionista).

  12. carlos maiques said:

    Por supuesto, no olvidar que las historias están "entre" las viñetas, como dice Raúl, se cuentan teniendo en cuenta este mecanismo, que ya de por sí es muy, muy sofisticado, aunque nos parezca lo más normal del mundo.

    Esto que dices sobre Seth viene muy bien para recordar cómo, tantas veces, es el ritmo, y con ello, en parte, el tono -el que cada uno lee- prácticamente lo único que se puede sacar ante la lectura de un tebeo de otro país en una lengua completamente desconocida ¿No ocurre algo parecido con las onomatopeyas sin traducir de los manga? Sabemos más o menos a qué deberían sonar, pero esa distorsión de la información añade un filtro de abstracción en la lectura. Sin alejarnos demasiado (aunque parece que llevamos tiempo escribiendo a solas) lo que ha hecho Chip Kidd en su tomo de Batmanga! es conseguir una transformación de una lectura habitual a un paisaje texturado poblado por gigantescos seres a cámara lenta, otro tipo de torsión informativa.

    Y no lo había pensado hasta ahora, pero Calpurnio, o al menos la transmisión alienígena que recogió en Proyecto-X, editado en su momento por El Pregonero, sí que podría ser un comic abstracto tal como propone Molotiu…

    Nada más, seguro que aparecen más cosas. Un saludo y hasta más tarde.

    • Álvaro Pons said:

      Sí, Proyecto X está totalmente en esa línea, quizás muy influenciado por sus experiencias en vídeo (y, conectando en ese sentido con tu propuesta sobre anime).

  13. personalmente es en el punto medio donde encuentro la perfección, en aquellos autores que atienden a esa interrogación que surge de todo extremismo… para encauzarlo. Por ejemplo, Mazzuchelli (y parece que con su último trabajo lo vuelve a hacer) es tan analítico y revolucionario respecto al lenguaje del cómic como los ejemplos de abstracción aportados (qué coño, o más), pero sabe "domar" todo radicalismo para conseguir al tiempo una emoción en la lectura que trasciende el análisis más formal. No sé si me explico… David Lynch en plan "esto no lo entiende ni Dios" es fascinante y aporta nuevas vías, pero donde logra obras maestras es al encauzar todas esas ideas (encauzar, no rebajar o adormecer) en Terciopelo Azul (sin desmerecer de obras cumbres como la muy imposible Mudhollan drive… mmm, me estoy contradiciendo :P )

    • Álvaro Pons said:

      Para que exista un punto medio es necesario que existan extremos. Sin esos extremos no es posible encontrar esa mitad que reencauza como bien dices. Yo creo que es necesario que alguien rompa moldes para que otros (o él mismo) coja esas ideas y las adapte a sus necesidades. El Mazzuchelli de Big Man o Rubber Blanket existe porque antes hubo un Gary Panter. Y un Lynch necesitó de un Kenneth Anger.. Lo que no quita que cada uno en su terreno sea fundamental.
      De todas formas, el concepto de encauzamiento de los extremos…¿no es tremendamente conservador? :)

  14. carlos maiques said:

    Menos es casi nada, según quién. En cine hay muchos autores a revisar. El buen o mal ejemplo de Antonioni: la estilización brutal de sus películas, al final hizo adelgazar al máximo sus tramas, de modo que lo que es rotundo y poderoso en los sesenta acaba siendo marca de fábrica y deriva estética. Angel Fernández Santos decía algo parecido de todo el último David Lynch, y lo puedo entender, pero no estoy de acuerdo. Otro tanto con Wong Kar Wai, o, ya, mejor, que cada uno piense en sus preferencias.

    Como imagen libre "encauzada" suele citarse la bolsa de plástico grabada en digital de American Beauty.

    Muchas veces, no por establecer genealogías (que existen, y nadie las niega) la abstracción, el quiebro del ritmo funcionan por contraste, y me parece que algo de lo que dice Octavio va por ahí. No son lo mismo treinta o cincuenta páginas "abstractas" que unas viñetas o páginas que hagan uso -todo lo amplio que se desee- de lo no representativo o no explícito- A pesar de todo, el manejo del ritmo sigue siendo importantísimo. El tiempo y el espacio. Y no hay contradicciones, sólo dosis. Si, como decía Robert Bresson "el cine sonoro ha inventado el silencio": bien se podría decir, por tanto, que la historieta ya llevaba dentro el germen de lo abstracto.

    Es algo que me interesa mucho, así que disculpad el continuo regreso a la conversación.

    • Álvaro Pons said:

      Nada de disculpado, ya estás volviendo inmediatamente!!! :)
      En cualquier caso, es evidente que la introducción de elementos de abstracción en los tebeos, digamos, "narrativos" es muy interesante, pero mucho más inusal de lo que parece. Creo que, en general, lo que se hace es introducir elementos simbólicos que rompen la estructura narrativa lineal habitual (David B, Anders Nielsen…), pero no estrictamente abstractos. Quizás en ese sentido, paradójicamente, quien más lo hizo fue Ditko en Dr. Extraño. Sus mundos mágicos son ejemplos muy buenos de incorporación de elementos formales geométricos provenientes de la abstracción. O Micharmut, que también ha experimentado con la inculsión de elementos formales de la abstracción aunque su narrativa sea formalmente clásica.

  15. Merluzo said:

    Es una pena que la mayoría de los tebeos de ayer y hoy no sean más, en cuanto a lenguaje, que parientes pobres del cine, abandonando así las posibilidades que ofrece el medio en cuanto a sus características únicas que, si acaso, estarían más cercanas, tal como ya se ha apuntado aquí, a la Poesía o a la Música. Salvo los legendarios pioneros de la historieta y los ejemplos actuales y no tan actuales citados (¡Micharmut y Cifré rules!), es triste ver como los cómics no son más que storyboards para futuras malas películas o series del televisor. O experimentos vacíos hechos por personas (¿recuerdan los ochenta?) que se acercan a este medio desde el "bellasartismo" con el culo al aire y conocimientos escasos.

  16. Jesús Cuadrad said:

    >>>influenciado por sus experiencias en vídeo>>>

    ¿En 1994?

    ¿Seguro?

    No sé…

  17. carlos maiques said:

    "la introducción de elementos de abstracción en los tebeos, digamos, “narrativos” es muy interesante, pero mucho más inusal de lo que parece(…)en general, lo que se hace es introducir elementos simbólicos que rompen la estructura narrativa lineal habitual(…) O Micharmut, que también ha experimentado con la inclusión de elementos formales de la abstracción aunque su narrativa sea formalmente clásica."

    Entre otras cosas, porque la introducción de elementos abstractos, al menos en cómic, encauzado o no (es un buen camino a considerar, Octavio, y bastante menos de lo que debería, la tiranía de las pocas ventas, supongo) se realiza con intenciones narrativas. La fractura de la inclusión de dichos elementos realza lo narrativo del medio, proporcionando una distancia que puede ser muy adecuada para los propósitos del autor.

    "Salvo los legendarios pioneros de la historieta y los ejemplos actuales y no tan actuales citados (¡Micharmut y Cifré rules!), es triste ver como los cómics no son más que storyboards para futuras malas películas o series del televisor. O experimentos vacíos hechos por personas (¿recuerdan los ochenta?) que se acercan a este medio desde el “bellasartismo” con el culo al aire y conocimientos escasos."

    Cifré, y Castells, Raúl, Silvestre…Por la parte que me toca, de ex-belloartista y dibujante de historietas, es verdad que hay -y habrá- de todo. Quién no recuerda historias rarísimas, en cualquier revista de los ochenta, que le dejaban a uno pasmado y otras, en las que simplemente se iban pasando las páginas casi con indiferencia, y del mismo artista, que no siempre se tiene el día.

    Lo que se dice de los storyboards es verdad hasta cierto punto. Con todo, si fueran realmente como stories serían insoportables. La diferencia entre un formato y las posibilidades de resultados es evidente en el último Jaime Hernández: una estructura de ocho viñetas por página, casi siempre, muy, a priori, cinematográfica, pero ¡qué maestría, qué felicidad leer estas páginas! Algo que me viene dando vueltas desde hace tiempo es si la proliferación del formato "novela gráfica" no está llevándonos hacia un tipo de narración estandarizada, cómoda hasta casi ser facilona, que puede llegar a empobrecer, finalmente la visión general del lector. Asterios Polyp (y ocho páginas no son nada con el total de la obra) no parece ir por alli, pero habrá que leer, pronto, lo antes posible, y salir de dudas. Hasta otra.

    • Álvaro Pons said:

      "Entre otras cosas, porque la introducción de elementos abstractos, al menos en cómic, encauzado o no (es un buen camino a considerar, Octavio, y bastante menos de lo que debería, la tiranía de las pocas ventas, supongo) se realiza con intenciones narrativas. La fractura de la inclusión de dichos elementos realza lo narrativo del medio, proporcionando una distancia que puede ser muy adecuada para los propósitos del autor."
      Por supuesto, pero me refería a intentos más puristas desde la abstracción, rupturas que conscientemente sean incluidas como elementos no narrativos. Es cierto que el contraste que pueden provocar es a favor de lo narrativo, pero no tiene porqué ser su función.

      " es triste ver como los cómics no son más que storyboards para futuras malas películas o series del televisor"
      Sí y no. Puede ser que el mainstream más controlado por la industria sólo sea un merchandising en función de los futuros y pingües beneficios cinematográficos, pero creo que aún ese ese caso, hay elementos propios interesantes. De todas formas, como bien indica Carlos, no siempre es necesaria la experimentación. Es necesaria para que el medio avance, pero no es obligatorio que todos los tebeos experimenten. Ejemplos de narrativa simple y cristalina pero que dan lugar a tebeos prodigiosos los hay a patadas. Incluso me atrevería a decir más: ejemplos de narrativa aparentemente sencilla. Cuántas veces confundimos una composición simple con una narrativa sencilla… Estoy pensando por ejemplo en autores como mathieu o el propio Jaime Hernández…

  18. Merluzo said:

    Sí, Crlos, Raúl y Federico Del Barrio (aka Silvestre, la mitad del Caín de La Razón), dos grandes perdidos para el medio. Y lo de Micharmut y Cifré es porque estos dos no son de este mundo-mundillo. En el caso de Micharmut, al que más conozco, es porque la afición y el amor que tiene a este medio ya alcanzan el grado de patología y de hacérselo mirar.

  19. carlos maiques said:

    "Y lo de Micharmut y Cifré es porque estos dos no son de este mundo-mundillo. En el caso de Micharmut, al que más conozco, es porque la afición y el amor que tiene a este medio ya alcanzan el grado de patología y de hacérselo mirar."

    Espero de todo corazón que no se hayan perdido para siempre, si ahora mismo ya es una lástima, qué no va a ser de aquí a ¿cuándo? Lo dicho, con suerte, no demasiado. Hay mucho amor por todas partes, y se debería mirar, no creo que sea patología. Cada vez más estoy más convencido de la potencia de los tebeos como forma.

    Sobre aquellos "intentos más puristas desde la abstracción, rupturas que conscientemente sean incluidas como elementos no narrativos. Es cierto que el contraste que pueden provocar es a favor de lo narrativo, pero no tiene porqué ser su función."

    En todo caso, y esto aparece en el blog de Abstract Comics, la situación ambivalente surge cuando se puede uno preguntar, ¿cuándo deja de ser un cómic?, ¿cuándo lo es? El contexto es imprescindible para ello: si estamos leyendo "en cómic", toda imagen abstracta o no se nos aparecerá dentro de una coherencia de lectura sujeta a turbulencias, ruidos inesperados. De manera que una sucesión organizada de máscaras africanas, con el pie de foto cambiado por reflexiones de brujos muertos, puede ser un cómic, y sin los textos, también, siempre y cuando pretendamos leerlos así. En el momento en que dejamos de leerlo "en cómic" pasa a ser una imagen vuelve a integrarse en el archivo, el inventario fotográfico de un museo.

    El ritmo, fundamental. Una vez más.

    "Cuántas veces confundimos una composición simple con una narrativa sencilla… Estoy pensando por ejemplo en autores como mathieu o el propio Jaime Hernández…"

    Bien visto, sí señor. La visualización, lo que "parece" sencillo pero no lo es, y hay buenas muestras para bien y para mal de lo que puede llegar a ser, en uso, una planificación tradicional. En general, la posibilidad de una historieta abstracta nos avisa de otras manifestaciones, de la convivencia de expresiones, de la no exclusión, y de los peligros inevitables de la costumbre. Y más que nada, de todo lo que nos queda por ver, mucho, por suerte. Un saludo y hasta más tarde…

    • Álvaro Pons said:

      "En todo caso, y esto aparece en el blog de Abstract Comics, la situación ambivalente surge cuando se puede uno preguntar, ¿cuándo deja de ser un cómic?, ¿cuándo lo es?"
      Efectivamente, y lo interesante de este tipo de experiencias es, precisamente, que ponen en duda la propia definición de historieta. ¿Por qué mantener la anterior y no dejar libertad a ampliación de condiciones? Muchas veces nos anclamos en el concepto "narrativo" de la historieta pero… ¿es tan necesario?

      • Álvaro Pons said:

        Por cierto, Cifré, afortunadamente, no está perdido para la historieta (ahí está, Premi Nacional de Catalunya!) y Micharmut sigue haciendo maravillas y preparando otras mayores, por lo que me consta. Ahí está ese glorioso Almanaque del fin del mundo o su fantástico blog…

  20. carlos maiques said:

    "Muchas veces nos anclamos en el concepto “narrativo” de la historieta pero… ¿es tan necesario?"

    Puede que para el mercado, sí, la verdad. Pero no es necesario, la historieta puede abarcar multitudes, sólo para moscas y para todo tipo de animales o plantas. La situación está cambiando, veremos hacia dónde…

  21. Merluzo said:

    Está bien, Álvaro y Carlos, tienen razón y rectifico: no todos los cómics actuales son storyboards para futuras malas películas. Algunos lo son de buenas películas. E incluso, ya rizando el rizo, unos pocos son tebeos.

    :-D

    • Álvaro Pons said:

      Jejejeje :)
      Hombre, hay que dejar un resquicio a la esperanza…
      Otra cosa es que, repito, el 90% de lo que se edita es malo de solemnidad… Como en todo… ;P

  22. Jesús Cuadrad said:

    >>si la proliferación del formato “novela gráfica” no está llevándonos hacia un tipo de narración estandarizada>> (Maiques)

    Ya hace tiempo.

    Es el mal de ojo (1997).

  23. "el concepto de encauzamiento de los extremos…¿no es tremendamente conservador?"

    primero, ésto avanza a un ritmo qeu un dominguero no puede mantener ;)

    Segundo, Álvaro, ten en cuenta que lo extremo o lo conservador son conceptos muy relativos. Vale, un tebeo abstracto, en bruto, es un extremo. Yo no creo que aplicar ese extremo sea nunca "conservador", sino al contrario, es otro aporte creativo. Ware no renuncia a lo narrativo, y elo enriquece su discurso plástico y su forma de secuencia. Y además, me consigue emocionan extrayéndome del acertijo formal: quiero decir, con su aparente "claudicación" puede resultar más radical, pues logra que lo que en otras manos me resulte artificio (forma, efecto) se vuelva invisible y obedezca a un tercero, la historia que me cuenta. Igual que Ciudad de cristal. Ello no va contra los experimentos más osados, que por supuesto tambien defiendo.

    Interesante apunte del de Carlos Maiques: ¿cuándo deja de ser un cómic? Personalmente, me resulta complejo pensar que el cómic no pretenda narrar. De algún modo, más o menos experimental, cuenta una historia, emite un mensaje. Porque ya he defendido en otros sitios (ejem, en el mío :P) que hasta en las representaciones pictóricas más ancestrales hay pulso narrativo (ejemplo, las escenas de caza prehistóricas insinúan una historia, de la preparación ritual a la caza en sí y su final, ante la hoguera, comiendo al animal… una historia levemente sujerida por una sola escena) Así que siempre he defendido que el cómic es un destilado, una fórmula refinada y fascinante, deudora de numerosos ejemplos de la historia del arte pero nueva, de lograr esa intención milenaria: narra con imágenes.

    Lo abstracto se incorpora, como lo expresionista o lo sensorial, o como el diseño o ideas espaciales de la moderna arquitectura, no lo niego. Pero no es el fundamento del cómic, sino un elemento más que demuestra su capacidad de vampirizar lenguajes ajenos para continuar refinando esa pulsión innata que nos lleva a querer contarnos cosas. Con letras, pero también con imágenes.

    Y sí, la abstracción también puede ser una forma de contar (etensiones, anhelos… sentimientos no verbalizados…), pero, igual que la literatura o el cine abstractos, pueden ser, pero no van a constituir la médula espinal de su respectivo arte, sino un buen catalizador, un reactivo necesario.

    • Álvaro Pons said:

      "Yo no creo que aplicar ese extremo sea nunca “conservador”, sino al contrario, es otro aporte creativo. "
      No, no … aplicarlo no es conservador, pero el concepto de "encauzamiento"… parece como si por sí mismo no tuviera valor ese extremo y fuera necesario llevarlo a los cauces de la "formalidad formal" para que tuviese valor. Entiendo que, como siempre decía Goytisolo, la hibridación es la que hace avanzar… pero no como necesidad de domesticación, sino como enriquecimiento mutuo.

      "Personalmente, me resulta complejo pensar que el cómic no pretenda narrar"
      La pregunta se puede extender…¿qué es narrar? Provocar sensaciones…¿es narrar? ¿Qué es más importante NARRACIÓN gráfica o arte SECUENCIAL? En el fondo, este tipo de experiencias demuestran que nuestra definición de historieta sigue siendo incompleta. :)

      "pero no van a constituir la médula espinal de su respectivo arte, sino un buen catalizador, un reactivo necesario."
      ¿por qué? ¿No es de nuevo limitar la definición de historieta? Si es una forma de contar con imágenes… ¿no es historieta? No creo que se pueda habalr de una médula espinal en tanto en cuanto está todavía en discusión la propia definición del mismo arte. Es cierto que como forma comercial no es habitual, pero como expresión artística, son diferentes aproximaciones igualmente válidas…

  24. PD: no digo que Ware sea abstracto, no creo que lo sea, no al menos en lo que le he ´visto. Pero sí que aplica radicales novedades formales sin abandonar lo narrativo.

  25. bien, acepto que más allá de lo comercial existan otras vías, ¿por qué no? Y que "narrar" se ha convertido en una determinada convención. La pregunta vuelve entonces a recaer sobre dicha convencióm. Yo creo que básicamente sí, el cómic, como el cine y la literatura, son narrativos, entendiendo por narración lo que comunmente aceptamos (contar historias, vamos) y también entiendo que estas historias-que-se-cuentan conllevan sensaciones, que pueden ser más o menos abstractas o expresadas mediante abstracciones. Lo que no invalida formas diferentes, búsquedas de sensaciones puras, no verbales o así. U otras ideas más locas y lo que nos rondará morena… vamos, que evidentemente un arte con ciento y pico añitos aún está creciendo.

  26. carlos maiques said:

    Hola de nuevo. es cierto, es un arte que todavía está expandiéndose (y por muchos años, con cambios de formato por en medio y lo que surja)

    Se puede narrar de muchas maneras, se pueden elegir muchos caminos. Algunos de ellos han llevado a que" “narrar” se ha convertido en una determinada convención. La pregunta vuelve entonces a recaer sobre dicha convencióm. Yo creo que básicamente sí, el cómic, como el cine y la literatura, son narrativos"

    Entre otras cosas, como dice Octavio B., porque, esencialmente contar historias es algo que no se puede evitar. El ser humano es narrativo, recrea el mundo o lo imagina como narración a cada momento, y va añadiendo interpolaciones ajenas que aumentan y mejoran su historia, su narración.

    William Burroughs, con sus teorías del virus del lenguaje, decía que el hombre contaminaba la naturaleza con su concepto del tiempo. La inercia de lo narrativo en la historieta abstracta es equivalente a la que persiste en otras artes ¿qué están diciendo?Debe significar algo, y lo hace, a pesar de todo. A pesar de todo, por ejemplo, somos capaces de leer el Tao, por decir un clásico, y sacar conclusiones unos cuantos siglos más tarde, completamente ajenos al contexto agrario, técnico o social de la China clásica. Eso es algo que no deja de sorprender.

    Personalmente, prefiero trabajar historietas con elementos muy abstractos o estilizados, más que puramente gráficos, pero va cambiando de historia a historia.

    Un saludo y hasta otra.

  27. Paco Rodrígue said:

    Qué estimulante volver de vacaciones y encontrarse una discusión sobre narratividad, abstracción, secuenciación y los límites de la historieta.

    A mí me parece evidente que toda imagen, por realista que sea, es abstracta, y que sería mejor hablar de comic (o de pintura) no figurativa, pero me interesa más el tema de la narratividad y sus implicaciones sobre el tipo de subjetividad posmoderna -quebrada, sin identidad- que muestran.

    En la práctica totalidad de los ejemplos de estas historietas abstractas hay secuencialidad, pero no narratividad.

    Hay secuencialidad puesto que, más o menos, hay continuidad entre viñetas y se mantiene la convención de que vemos las páginas de arriba a abajo y de izquierda a derecha.

    No hay, sin embargo, narratividad. En las 20 páginas de ejemplos accesibles por internet no hay texto; acaso onomatopeyas pero no lenguaje con intención de significar, es decir que se renuncia consciente y explícitamente a la función narrativa: la intención es provocar estímulos al lector y que éste imagine e interprete lo que quiera o pueda. (a veces lo único a interpretar es la espontaneidad del dibujante, que va componiendo la página con lo que le va saliendo..)

  28. carlos maiques said:

    Una referencia a Yokoyama en Es muy de cómic, con un apunte de su cosecha sobre la ausencia de historia (aunque no sea abstracta)

    http://pepoperez.blogspot.com/2009/08/new-enginee

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>