Bat-Baby

Sigo con el “revival Shelly Moldoff” recuperando una de las, a mi entender, más delirantes historias que tuvo el personaje. Durante los años que Moldoff estuvo en la serie, los guiones de Jack Schiff o Bill Finger eran de una imaginación desbordante, en ocasiones delirio puro, de un surrealismo-pop entrañable que Moldoff bordaba con ese estilo tan característico deudor de Chester Gould.
Batman becomes Bat-baby es un ejemplo de esa imaginativa ingenuidad (o de la obsesión mercadotécnica de Bob Kane, todo es posible, Bat-baby hubiera sido un muñeco adorable…). O un regalo para Jotacé, porque esa frase que Batman le dice a Robin es impagable: “Robin, nunca pense que llegaría un momento en que me llevarías en tus brazos como un niño…”
Bat-Baby-01 Baby-02 Bat-Baby-03
Bat-Baby-04 Bat-Baby-05 Bat-Baby-06
Bat-Baby-07 Bat-Baby-08 Bat-Baby-09

6 Comentarios en “Bat-Baby

  1. liserjiko on 21 agosto 2009 at 13:16 said:

    Y Grant Morrison no conoce esta historia?

  2. Radar on 21 agosto 2009 at 13:29 said:

    …Y ese "luego le digo que estaba besando a mi prima y así se le pasa el enfado". Qué hermoso ese mundo sin dobleces ni oscuridades.

    Pregunta: falta una página o hay una elipsis brutal? Porque en la penúltima tenemos a Batbaby cargando con el balancín y en la última ya está Batman Deus-ex-machina en plena forma con su traje de plástico expansible (será de latex!?)

    • Álvaro Pons on 21 agosto 2009 at 14:02 said:

      "elipsis brutal" perfectamente explicada: Batman usa el rayo para crecer y, afortunadamente, llevaba un traje de plástico plegado en el bolsillo del pantalón… :)
      Bendita ingenuidad!

  3. Narbiz on 21 agosto 2009 at 15:44 said:

    Es verdad, nunca había caído en la conexión Moldoff-Gould…

  4. Ignacio on 22 agosto 2009 at 1:39 said:

    ¿Imaginativo?

    Dios mío, Álvaro. Mira que valoro tus opiniones sobre tebeos… siempre y cuando éstos no sean de superhéroes.

    • Álvaro Pons on 22 agosto 2009 at 1:47 said:

      Imaginativo, Ignacio, imaginativo. Y mucho. Tanto Schiff como Finger, Otto Binder o John Broome fueron guionistas de imaginación desbordante. Contextualiza, por favor!!!! Son tebeos infantiles y juveniles de los años 50 y primeros 60, con ideas que venían importadas directamente de la ciencia-ficción, de la serie B… Casi todas las ideas que luego se han explorado posteriormente (seguramente con mayor fortuna y "seriedad") en la historieta y el cine estaban ahí (¡hasta Matrix!). Esa frescura, esa originalidad, está ahí… aunque no la quieras ver. Mira cada una de las historias, rizando el rizo en cada nueva historia, inventando lo imposible. A mí eso me parece imaginación. Hay más historias diferentes e ideas en esos años que en todo lo que se hizo en cuatro décadas posteriores… No quiere decir que sean mejores, pero ahí están marcando una época y una forma de entender el género.
      Sin esos tebeos, sin esa imaginación, no hubiera existido el género de superhéroes que vino después, no lo dudes. La Silver Age existió gracias a ellos y Marvel nace directamente del salto cualitativo de la Silver Age…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation