Me acuerdo

meacuerdoHace apenas unos meses aparecía publicado por primera vez en España Me acuerdo, la obra de Joe Brainard que reconstruye el pasado con una fórmula tan sencilla como evocadora: simples frases que apelan a la memoria personal para recordar. Memorias dispersas, recogidas cas azarosamente con ese bucólico inicio – “Me acuerdo..” – como único punto de unión que cohesiona alrededor de la conciencia del que cuenta sus recuerdos. Son a veces llamadas a la catarsis nostálgica entre lector y autor. Otras simplemente momentos tan íntimos que el lector prefiere pasar con puntillas, casi sonrojado por la desvergonzada violación de ese espacio íntimo de memoria. Una fórmula tan perfecta que muchos después se la apropiaron, como Georges Perec para confeccionar un retrato de la cotidianeidad de su generación, más referencial, o ahora la autora libanesa Zeina Abirached, que los traslada al lenguaje de la historieta. No era la primera vez que ahondaba en la memoria: El juego de las golondrinas, su primera obra publicada en España, era un doloroso ejercicio de mirada hacia el pasado para contar el dolor de la terrible guerra sufrida por el Líbano. Un álbum interesante, pero que tenía que lidiar con el inevitable referente continuado a la obra de Marjane Satrapi y con una estructura narrativa que no terminaba de cuajar y lastraba en muchos momentos la lectura. Ahora, vuelve al mismo escenario y al mismo esfuerzo de remembranza, pero cambia su forma narrativa por una adaptación de las simples y escuetas frases de Brainard, traducidas a grandes viñetas de una página donde la autora recuerda escenas y momentos de su vida en el Líbano. De nuevo la guerra, su horror, pero también las dificultades de una paz donde ya no quedaba nada. Un cambio de forma narrativa que actúa como un lubricante perfecto: todas las piezas encajan ahora, lo que antes eran préstamos de la ilustración que no llegaban a funcionar, ahora son elementos fundamentales para componer el relato, que se va erigiendo a modo de puzzle de ideas a las que el lector va dando forma final. La cercanía y sinceridad de esos “Me acuerdo…”, donde se confunden dolor, alegría, sorpresa, lo profundo, lo personal, lo cotidiano y lo superficial, abren un diálogo entre el lector y el autor que antes se hacía más artificial y encontrado su lenguaje propio, Zeina Abirechad logra una obra de muchísima más potencia evocadora y reflexiva que su anterior incursión en el pasado del Líbano.
Me acuerdo. Beirut es un álbum pequeño, editado con primor por sins entido, que esconde algo tan grande como la memoria.
Recomendadísimo (3)

(0): Malo. (1): Correcto (2): Bueno, aspectos interesantes. (3): Notable, muy interesante.(4): Excelente, muy bueno. (5): Obra Maestra

13 Comentarios en “Me acuerdo

  1. libreriamoebius on 25 Septiembre 2009 at 16:02 said:

    hay que ver cuantos hijos le están saliendo a Persépolis…..

  2. Alberto on 25 Septiembre 2009 at 17:08 said:

    Y creo yo que ninguna a su misma altura. Puedes ponerle un 3 Álvaro, pero sólo, quizás, por su valor literario, pues el valor gráfico me sigue costando personalmente bastante (éste y otros muchos de esta editorial).

  3. El hombre que le&iac on 25 Septiembre 2009 at 18:00 said:

    Más de lo mismo.

  4. salvador on 25 Septiembre 2009 at 19:05 said:

    ..pues la portada parece firmada por Satrapi, aunque me imagino que en parte es buscado.

  5. No he leido este libro pero si el juego de las golondrinas. Es verdad que tiene puntos en comun con Satrapi pero también es muy diferente en tono de la historia y en dibujo. No es justo pensar que es una copia o un derivado. La narrativa es distinta. A mi me recordaba a un teatro de marionetas.

  6. yo la verdad es que no se diferenciarlas pero si te parece mu bueno , le daremos una oportunidad

  7. Lore, te tiene que parecer bueno a ti.

  8. César on 26 Septiembre 2009 at 16:58 said:

    "Lore, te tiene que parecer bueno a ti."

    Eso por descontado, pero creo que Lore se refiere a algo que hago yo tambien (bueno, hacia, que la crisis me ha dejado fuera de juego): si en la Carcel lo recomiendan y apetece, se le da una oprtunidad… No se, hay gente como el señor Pons o el señor Naranjo que para mi tienen un gusto especial por las cosas y si hablan de algo que les ha gustado y le doy una oportunidad, en el 90% de los casos a mi tambien me gusta… Exceptuando en los casos de humor: el señor Pons es un entusiasta de Rabo, Furillo, Orue y Vera y yo sinceramente… como que no me gustan nada.

  9. Jesús Cuadrad on 26 Septiembre 2009 at 17:20 said:

    Hace usted bien: nada que ver con la sátrapa…

    Es de sos libro que jamás mirará el Molina Foix.

  10. Cesar no lo ha podido explicar mejor , las novelas gráficas vales una pasta y no es cuestión de meter la pata, coincido en los gustos con Álvaro, y sigo un poco sus recomendaciones

  11. La verdad es que al verlo a primera vista también me pareció una continuación de Persépolis pero después de leerlo coincido con el comentario de Alvaro, es una obra singular y muy interesante y gráficamente más simbolista y geométrica que la de Satrapi, repleta de ternura y humor, con viñetas que llegan al corazón.

    Vamos, que me ha pareceido muy recomendable…

    Y desde luego que el señor Molina Foix ni se asomará por sus excelentes páginas :-)

  12. Pingback: Me acuerdo Beirut, de Zeina Abirached | El blog de Metropolis Libros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation