Diario de un ingenuo

Dije hace cosa de un año, mes arriba o mes abajo, que el Diario de un ingenuo de Emile Bravo me parecía una de las obras más importantes aparecidas en ese 2008. Y un año después, mes arriba o mes abajo, llega por fin la edición en castellano (cortesía de Planeta DeAgostini) de esta fundamental reescritura de los orígenes de Spirou, que me lleva a prolongar mi afirmación para este 2009: vuelvo a pasar sus páginas y sólo se me ocurren nuevos parabienes para la obra de Bravo. Un álbum donde no sobra ni falta una viñeta, una frase, un dibujo, con tantos niveles de lectura como se quieran: perfecto para el joven que quiere seguir leyendo aventuras de sus personajes, lleno de guiños y reflexiones para el lector adulto que se acerca a su mito juvenil.
Impecable.
Recupero aquella reseña:

Emile Bravo es un autor discreto. Pese a que generacional y personalmente está ligado al que es sin duda el grupo más prolífico que ha tenido el tebeo francés, el Atelier Nawak de Sfar, Trondheim, Blain y David B., ni su producción ha sido tan copiosa ni su nombre es tan conocido para el gran público como el de sus compañeros. De hecho, en casi 20 años de trabajo apenas una docena de álbumes han salido de sus manos.
Pero qué álbumes, señores, qué álbumes.
Nunca fue más verdad aquello de que más vale calidad que cantidad, porque la obra de Bravo es un seguido de aciertos y de pequeñas joyas del noveno arte. Comenzando por la serie Una aventura epatante de Jules, una de las mejores series juveniles que servidor recuerde: inteligente, original, ingeniosa…, siguiendo por Aleksis Strogonov o sus maravillosas historias cortas para La Ferraille Ilustree y terminando con esa joya que es Mi mama está en América. Por desgracia, pese a lo escaso de su obra, su publicación en España ha sido mínima, apenas restringida a unas cuantas (y excelentes) historietas cortas en El Manglar y dos álbumes, el primero de Jules (Brosquil Edicions) y Mi mamá está en América (Ponent Mon). Ni siquiera su ascendencia española ha servido para que su obra se publique aquí.
Pero no todo iban a ser sinsabores: su participación en la serie Una aventura de Spirou y Fantasio por… permite poder leer en castellano su última y maravillosa obra : El diario de un ingenuo.
ingenuoUna obra que se retrae al origen del personaje de Rob-Vel e intenta ser el inicio nunca contado de este personaje, pero que finalmente desarrollará un fascinante y complejo análisis del proceso de maduración. No son pocos, en ese sentido, los paralelismos que encontraremos entre esta obra y su anterior experiencia con Regnaud, Mi mama está en América. Si en aquélla se plantea el sutil y delicado momento en que se pierde la infancia, en este álbum de Spirou asistiremos a ese momento que significa el fin de la adolescencia, la asunción de la madurez. Bravo lo escenifica, además, en una propuesta triple: por un lado, la maduración del adolescente a través de ritos de paso sociales: el primer trabajo o el primer beso, representados por Bravo con una sensibilidad exquisita, en la que es posible captar perfectamente los matices que diferencian la ingenuidad infantil de los primeros reflejos del incipiente adulto. En segundo lugar, por la cuestión histórica, que se enmarca un año después de comienzo de la serie, en 1939, y en los momentos previos a la invasión alemana de Polonia. Y por último, en un requiebro ya genial, en el aspecto ficcional, dotando a Spirou de un pasado coherente y lógico, en el que comprenderemos desde su vocación por la aventura hasta su amistad con Fantasio o las razones que hacen de Spip una ardilla pensante. Tres rutas que, lejos de ser dispares, no sólo corren en paralelo, sino que van entrelazándose hasta formar una única y vital historia. La ficción se aglutina a la realidad, formando una única línea de sorprendente verosimilitud: Spirou deja de ser una invención para ser parte de lo real. Comprenderemos su sempiterno uniforme de botones, se identificará con su época hasta el punto de desarrollar un genial paralelismo con el reportero del Petit Vingtiéme, con inspirados momentos que conectarán además al personaje de con el autor de Tintin. Es simplemente genial ver cómo Bravo resuelve de un plumazo las acusaciones de racista, fascista y colaboracionista que recibía Hergé con las propias incertidumbres y vacilaciones de un joven belga de esa época. Y, sobre todo, la pasión por la aventura tendrá un sentido, natural, que nace con una aplastante sencillez como resultado de pasar esa línea invisible entre lo adolescente y lo adulto.
Bravo realiza además un trabajo de mimetización contextual brillante. Su Diario de un ingenuo parte claramente de las estructuras narrativas del tebeo francobelga más clásico, en particular del Spirou de Franquin de los años 50, con más de 15 viñetas por página y muchos diálogos que permitían el desarrollo de mucha acción y líneas paralelas. Su estilo de dibujo, personal y reconocible, no impide atender a la evolución del personaje, con referentes tanto de RobVel como de Jijé y Franquin e incluso de los trabajos de Chaland.
Un álbum brillante que, además, es cerrado con un guiño tan atrevido como sorprendente, hereje si se quiere ante la tradición de la escuela de Marcinelle pero que, personalmente, me parece todo un homenaje al Franquin más zahiriente de las Ideas Negras y de Le Trombone Illustré. Un sacrílego atrevimiento que, con seguridad, hubiera provocado una gran carcajada en el autor más famoso de Spirou. (4+)

Enlaces:
Avance en la página de Planeta DeAgostini
Avance de 8 páginas en la web de BDGest (en francés)
Entrevista en Klarelijninternational.

Vídeos:
– Trailer del álbum:

– Entrevista con Emile Bravo: 1 2

31 Comentarios en “Diario de un ingenuo

  1. Que razón, he podido leerlo y la verdad que es muy muy recomendable.

  2. Una obra maestra. Y para los que sepan francés, en la mula se puede encontrar "La loi du plus fort", una historia de cinco páginas que apareció en el especial 70 aniversario de Spirou, en la que Bravo narra cómo el personaje consigue su trabajo de botones y su apodo de Spirou (si queréis, una "precuela", como se dice ahora, del "Diario de un ingenuo"). Una delicia.

  3. Radar on 13 Octubre 2009 at 16:07 said:

    Precioso album. Enternecedor y desgarrador cuando los ninyos le dicen que ya no puede jugar con ellos porque es demasiado grande.

  4. EMPi on 13 Octubre 2009 at 16:17 said:

    Sí, impresionante. Y el precedente, si se quiere ver así, Mi mamá está en América, es realmente extraordinario.

  5. Muy grande

  6. leox on 13 Octubre 2009 at 16:51 said:

    Para mí se asemeja mucho más a los primeros spirou de franquin allá por los 40, no a los posteriores de los 50. En el dibujo y en la composición de la página…con esos "golfillos" que dibujaba franquin.

    Primera impresión sin leerlo pero sí ojeándolo por encima.

  7. Strauss on 13 Octubre 2009 at 22:27 said:

    ¿puede ser que el estilo gráfico de la obra beba mucho más de la influencia de Chaland que de la de Franquin?

    ¿por cierto Álvaro, este (4+) es firme o puede claudicar hacia el 5?

    • Álvaro Pons on 13 Octubre 2009 at 23:47 said:

      Strauss: No, de hecho lo he subido a (4+) desde el (4) original… Es que me encanta este tebeo!!! Pero no llegará a (5)

  8. patton on 14 Octubre 2009 at 0:44 said:

    Entiendo que se puede leer sin conocer absolutamente nada del personaje no?

    Porque la verdad es que tiene muy buena pinta y me atrae muchisimo.

  9. Señor Ogro on 14 Octubre 2009 at 1:14 said:

    Pues si os gusta este álbum no os perdáis el que podría considerarse su continuación, "Le groom vert-de-gris", ambientado en plena guerra mundial. Los autores son Schwartz y Yann, y el dibujo sí está claramente inspirdo en Jijé y Chaland (de hecho, la idea original del álbum fue del propio Chaland). De hecho, si me permiten el sacrilegio, a mí me ha gustado aún más que el álbum de Émile Bravo (que me encantó).

    • Álvaro Pons on 14 Octubre 2009 at 10:15 said:

      A mí Le groom vert-de-gris me ha gustado mucho, eso sí, me parece un excelente álbum de aventuras de la serie -uno de los mejores- pero sin la carga que lleva detrás el de Emile Bravo, sin esa reflexión sobre el personaje y sus orígenes.

      En cualquier caso, dos álbumes extraordinarios.

  10. Señor Ogro on 14 Octubre 2009 at 1:21 said:

    En respuesta a Patton, sí, se puede leer sin conocer nada del personaje. De hecho la acción transcurre antes que todos los álbumes publicados en España.

    Eso sí, si conoces un poco de la serie lo disfrutas aún más, porque se presentan los orígenes de los protagonistas y nos enteramos, por ejemplo, de cómo se conocieron Spirou y Fantasio, algo que nunca se había contado. Cuando Jijé incorporó a Fantasio en las historietas de Spirou, daba por hecho que los personajes ya se conocían previamente.

  11. Es una joya. Yo, que no he sido un asiduo de Spirou y sólo había leído algunas aventuras sueltas, lo he disfrutado enormemente y lo recomiendo sin ambages. El hecho de que sea un origen de los orígenes lo hace muy apto para su lectura por cualquiera, seguidor o no de Spirou.

    Justamente el otro día rebuscaba tu crítica sobre este álbum, Álvaro, para recordar tus opinión sobre él.

    Por otra parte, confirmo las impresiones de Sr. Ogro respecto a Le groom vert-de-gris (aunque sólo he ojeado la edición francesa). El aspecto puramente influido por Chaland es, sencillamente, soberbio.

  12. leox on 14 Octubre 2009 at 2:23 said:

    Se puede considerar que estos dos álbumes son claramente influencia de chaland, teniendo en cuenta que fue él el dueño de maravillosa y originalísima idea de poner a trabajar a spirou de…¡botones en un hotel!…xDDD

    Chaland que estas en los cielos, yo te rezo todas las noches antes de acostarme, sniff

  13. Angel on 14 Octubre 2009 at 12:38 said:

    Pues a mi con todos los respetos,

    le groom vert-de-gris me ha parecido flojisimo.

    vamos compararlo con este de Bravo es un crimen.

    Todos los pretendidos homenajes que saca la historia de yann, al comic franco-belga me parece que no estan muy logrados y lastran bastante la trama.

    Todo acaba siendo una tonteria sin demasiado sentido, recuerdo ahora las criticas de sfar a ese album y le doy cierta razon.

    • Álvaro Pons on 14 Octubre 2009 at 12:44 said:

      Las críticas de Sfar iban (des)encaminadas hacia el aire antisemita del tebeo… no a su calidad.
      A mí me parece un buen álbum, sin duda, pero no es comparable, ene fecto, al de Bravo.

  14. Angel on 14 Octubre 2009 at 12:53 said:

    Alvaro, en le groom, toda la trama parece montada en torno al homenaje ,casi todos los personajes secundarios son homenajes. Al principio puede resultar interesante o curioso pero luego cae claramente en el abuso.

    Ademas a mi personalmente la mayoria de los gags me han parecido bastante malos. Y la historia que queda finalmente no es ninguna maravilla.

    Creo que ultimamente Yann se esta luciendo con sus guiones, otra muestra es el anterior tomo de Spirou de esa misma coleccion ´´le tombeau des champignacs´´.

    En cuanto a lo de Sfar, creo que recordar que tambien criticaba de pasada esto de los homenajes y la gran chorrada que acaba resultando todo el producto final.

    • Álvaro Pons on 14 Octubre 2009 at 12:55 said:

      Hombre Ángel, es que esta serie paralela se basa en los homenajes… Son versiones diferenciadas, homenajes, juegos… "what if…" si se quiere. No deja de tener sentido. Yo no lo veo tan horroroso. Desde luego, si lo pones al lado del de Bravo palidece, sin duda, pero sigue siendo un buen tebeo dentro de esta colección de Spirou y fantasio por… (posiblemente uno de los mejores, todo sea dicho). Pero es que al lado del de Bravo, palidecen todos!!!! :-)

  15. Manuel on 14 Octubre 2009 at 13:20 said:

    Pues para mi este comic ha supuesto una ligera decepción, igual es porque me esperaba que fuera otra cosa después de lo que había leído de él, o quizá porque detrás de todo el hype previo simplemente es muy difícil estar a la altura. Tiene momentos muy buenos, pero me tira un poco para atrás una especie de “izquierdismo transnochado” que no sé muy bien si es por trasnochamiento ideológico del autor o simplemente que quiere hacer una representación de cómo pensaban “los rojos” en aquella época (uno hoy en día tras conocer como se las daban en la URSS con las purgas, Stalin y todo eso no puede más que comprender cuan inocentes y engañados estaban tales idealistas ), representado muy bien en la repipi y realmente insoportable chavala del hotel, Spirou tiene algunos detalles no muy propios de un héroe, si no de matoncillo barato, al final con las perradas que le hace botones gordo casi te acaba cayendo mejor el gordo que el propio Spirou, no sé encontré en esos detalles psicológicos una sensibilidad más propia de hoy en día que del Spirou de siempre, “novia“ de Spirou y para rematar ese 3er acto y final que te hace ODIAR literalmente a Fantasio y Spip, desde luego a partir de este comic los verémos de una forma totalmente distinta, pero por desgracia para mal, como unos monstruos causantes de…y hasta aquí puedo leer.

    No sé me ha dejado un regusto raro por todo lo que estoy comentando. Me esperaba una génesis del personajes…pero de otra manera, presiento que el Groom ver et gris me gustará bastante más.

  16. Las críticas de Sfar al antisemitismo del "Le groom vert-de-gris" estaban en efecto muy tomadas por los pelos, pero sí me quedo con otras cosas que decía en su artículo y que describen muy bien el tebeo. Me refiero a su idea de que es una verdadera obra de Resistencia, donde el desparpajo de Yann prescinde de toda mesura y puede hacer humor con unos nazis disparatados y masacrarlos al mismo tiempo, dejándonos a veces un tanto desorientados (un poco como los Malditos Bastardos de Tarantino). Pero por eso mismo (y por otras muchas cosas, por supuesto), me parece que "Le groom vert-de-gris" es un tebeo estupendo, que sorprende y no deja que el lector se acomode tranquilamente en la seguridad de sus propios puntos de vista para seguir la aventura. No llega por supuesto al nivel del de Bravo, pero eso tampoco es ningún demérito si consideramos la calidad de éste.

  17. Ah, y aprovecho para recomendar también otro de los Spirou de esta colección, el de Frank Le Gall, "Les marais du temps". No es tan original ni autoconsciente como los otros dos, pero es una aventura bastante digna con un dibujo excelente, y que tiene un arranque absolutamente genial, de los mejores que recuerdo en cualquiera de los Spirou. Aunque luego tenga momentos más flojos, esas tres primeras páginas son de antología, en serio.

  18. Precisamente iba a preguntar si alguien había tanteado 'Les marais du temps' y qué tal estaba, porque de un vistazo rápido me había dejado buena impresión, al menos por el dibujo…

    ¿Planeta no se ha pronunciado sobre si sacará estos otros álbumes de 'Una aventura de Spirou y Fantasio por…', ahora que se ha arrancado con el de Bravo?

  19. Señor Ogro on 14 Octubre 2009 at 19:47 said:

    Aunque "El diario de un ingenuo" me parece en líneas generales un álbum magistral, debo coincidir con Manuel en que la actuación de Spip en el epílogo está totalmente de más y lo convierte en un personaje odioso, lo contrario de lo que siempre ha sido Spip. A pesar de lo mucho que me gustó el álbum, me dejó con la sensación de que el autor se había equivocado totalmente con Spip.

    Tampoco me convenció mucho la precuela "La loi du plus fort", en la que me pareció que el autor se excedía al querer dar una explicación psicológica y racional de todo, incluido el nombre de Spirou y su relación con Spip. Creo que era innecesario dar otro nombre "real" a Spirou, igual que era innecesario relatar un encuentro entre Spirou y Spip sin relación alguna con el encuentro relatado por Rob-Vel, que al fin y al cabo fue el creador de ambos personajes.

    Por supuesto, es una cuestión de gustos. Hablo de mis sensaciones, y entiendo que lo mismo que a mí me dejó un regustillo amargo le pueda parecer fascinante a otra persona. No cuestiono la calidad del trabajo de Émile Bravo, que por otra parte me parece excelente.

  20. patton on 14 Octubre 2009 at 22:28 said:

    Gracias Señor Ogro por responder, creo que me voy a animar y me comprare el álbum.

  21. Pues a mí el comportamiento de Spip (y el de Fantasio) me parece un acertadísimo homenaje al Franquin de las Ideas Negras, qué queréis que os diga.

  22. Ivan on 16 Octubre 2009 at 10:49 said:

    Ya que nombráis a Chaland, ¿alguien sabe cuando Glenat va a sacar el tercer tomo de las obras "completas" de Chaland?

  23. No creo que lleguemos a verlo, Ivan. No han debido ir muy bien las ventas de los dos primeros, por desgracia, dado el mutismo de Glenat. Al menos la etapa de Freddy Lombard está completa. Una pena, me hubiera encantado leer los álbumes de Le jeune Albert.

  24. Manuel on 19 Octubre 2009 at 13:33 said:

    Pues a mi Joan Navarro me comentó que para el año que viene igual vemos más tomos

  25. leox on 20 Octubre 2009 at 14:19 said:

    Yo me he cansado de mandarle correos a Glenat preguntando por el resto de integrales de chaland, ninguno ha tenido respuesta. ¿Tanto les cuesta?

  26. fran on 21 Octubre 2009 at 21:49 said:

    El único pero q le veo: la toma d conciencia d spip.

    La traducción…demasiado grande…tal vez mayor…? (aunque son solo 1 par d detalles)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation