Diablo

diabloBeto sigue explorando nuevos caminos con la afortunada excusa de seguir la carrera como actriz de Fritz, una de las protagonistas de Palomar. Un argumento que le permite dejar de lado una historia que le apresaba y en la que ya daba muestras de agotamiento para probar y descubrir nuevas formas de expresar sus ideas. Tras la brillante Una oportunidad en el Infierno, Beto vuelve a adentrarse en el lado más oscuro y brutal del ser humano con Hablando del diablo, estudiando la violencia y cómo ésta se retroalimenta hasta perder su sentido y convertirse en casi una obligación. Su análisis sigue siendo deprimente y desesperanzador, enfrentando esa imagen de éxito superficial y aparente del “american way of life” con una realidad escondida mucho más inquietante. Val, una joven gimnasta, se cubre con una máscara de demonio para convertirse en mirona por la noche, espiando a sus convecinos para descubrir la vida que tapan las cortinas, la verdad tras la sonrisa que abre las puertas. Una verdad amarga que existirá hasta en su propio casa, en una revelación que disparará una espiral de muerte y violencia que se multiplicará hasta el absurdo.
En una especie de paradigma de la acción y reacción, el discurso vitalista y humanista de Palomar es olvidado en esta nueva etapa, enterrado por una visión despiadada del ser humano, tan aséptica y distanciada que dificulta que el lector pueda entrar en la historia.
Una obra muy interesante en su propuesta argumental, pero todavía más brillante en su concepción narrativa. Si en la anterior entrega Beto optaba por una compleja estructura formal, de amplias elipsis concatenadas a modo de síncopa cortante, ahora elige una narración casi cinematográfica como la película que en teoría relata. Una composición sencilla, de flujo lineal, salteada de páginas donde usa grandes viñetas horizontales, a modo de gran pantalla panorámica, en las que la narración silenciosa usada por el autor obliga al lector a una parada para la reflexión. Páginas donde la maestría formal de Beto se agiganta, destacando además la capacidad del dibujante para el juego simbólico y, sobre todo, la plasticidad expresiva de su trazo. Deforma las anatomías y la figura humana para incorporar un nuevo elemento de diálogo al dibujo, transformando el cuerpo dibujado en una palabra más. Beto consigue lanzar al lector una cascada de estímulos sensoriales e intelectivos desde todos los elementos de la página: desde su construcción al mensaje expresivo del trazo pasando por el propio título (el juego de palabras que se prolonga desde el anterior, sin salir del infierno, en busca de los demonios del ser humano) , dejando un seguido de ideas que el lector deberá armar para descubrir qué hay detrás de su aparentemente sencilla propuesta.
En estos tiempos donde se habla de cine ultraviolento que no profundiza más allá de la yuxtaposición de escenas truculentas, la ultraviolencia exagerada de Beto demuestra que es posible usarla como arma arrojadiza, como elemento de una reflexión mucho más profunda, en la línea planteada por otros autores como Haneke o Easton Ellis.
Excelente (3)

Luneros, por fin

Tenía un poco abandonados los luneros…
– Con mucho retraso, pero muy interesantes: Entrevista a Ken Niimura y Santiago García y Javier Olivares
Mandorla, el blog de Santiago García, está llamado a ser uno de los blogs de referencia indiscutibles del panorama español. No es para menos, ¡estamos hablando de uno de los mejores especialistas en tebeo que tenemos!
– La investigadora Laura Vázquez abre blog. Y las primeras entradas ya marcan un nivel envidiable.
¿No eres mayor para leer cómics?… Buenas reseñas para alguien que, afortunadamente, no es mayor para leer cómics.
Airin Atakanawa: Novelas gráficas, cine de culto, buena música, libros, arte y helados. Todo bien, pero cuidadín con los helados que manchan.
Un baúl de cómics, cuidadas y completas reseñas.
Las tiras de Edén, imprescindibles.
– Dos blogs en femenino e imprescindibles: Gabrielle Bell y Debbie Dreschler.
Trouble with comics: reseñas de cómics americanos con la garatía de Alan David Doane.
-El siempre activo J.R.Mora ha puesto en marcha la Fanzinoteca, un proyecto muy interesante y necesario (sobre todo tras la desaparición de Fondo Perdido).
Atascado en el intermedio, una visión diferente de las reseñas.
– Varios blogs peruanos absolutamente imprescindibles y que se deben incorporarr a vuestro lector de feeds: Plus Gonzo Arcade 2!, Ciudadano Pop, Popultura y Pienso en comics (sí, lo sé Pienso en comics ha aparecido ya por aquí…¡pero es que es buenísimo!)
El bloc, mucha y variada información sobre manga y anime.
– Algunos webcomics a seguir:Papercut, los excelentes webcomics de Michael Cho, Hark! A vagrant, los divertidísimos tebeos de K. Beaton, The abominable Charles Christopher y Kukuburi, de Ramón Pérez.