¡Abajo los experimentos!

Hay que admitirlo: muchos de nosotros estamos profundamente enfermos, contagiados de esa morbosa afección que considera que la calidad está asociada a la experimentación y la vanguardia. Necesitamos imperiosamente encontrar cosas nuevas, sorprendernos a cada paso para considerar que una obra merece nuestra atención o tiene valores suficientes como para ser destacada. Es, dejénme decir algo en mi defensa, una patología lógica, producto del abuso desconsiderado de las lecturas. Al final se produce una especie de tedio trascendental que confunde términos exigiendo una nueva pirueta más alta, más retorcida, más complicada para sacarnos de nuestro hastío. Aunque también se podría decir, por qué no, que cuando ya no existen criterios objetivos de lo que es bueno y malo, cuando el arte ya no responde a una definición académica, sólo queda asirse a la sorpresa. Y claro, la sorpresa se convierte en criterio de calidad, olvidando que tan válido es el asombro por lo nuevo como la admiración por la obra realizada desde el correcto uso de los elementos, sin innovaciones, vanguardias ni experimentaciones. Es complejo no caer en el error de anteponer uno u otro criterio, desde luego: la espuma de tortilla de patata de Adriá es sorprendente y remueve los cimientos de las texturas que asociamos a los alimentos, pero lo es por complementariedad y herencia. La sorpresa viene de la comparación entre la textura conocida y el sabor conocido en una textura atípica, pero para su existencia necesitaba de la clásica y familiar tortilla de patatas. Sin una no existiría la otra.
Pasa lo mismo en historieta: nos maravillamos por las innovaciones y atrevimientos de Peeters y Vizuete (por poner dos ejemplos cercanos, a tiro de ratón) porque comparamos con aquellos que no se atreven a cruzar el cercado de lo establecido. El problema es que, automáticamente, asignamos el papel de héroes a unos y de sumisos a los otros, olvidando que nadie obliga a coger la pastilla roja o azul, que no estamos en Matrix y que, en el fondo, ambas opciones permiten llegar a resultados de excelencia. Optamos por imponer nuestro aburrimiento como regla de nuestro criterio. Y es injusto.
pupilaPero afortunadamente la medicina existe, se llama simplicidad, síntesis, sencillez… Una cura de humildad que nos recuerde que la necesidad real de la experimentación no es sacarnos del tedio, sino descubrir nuevas fronteras. Si alguno de los presentes necesita una dosis importante y rápida de ese remedio mágico, que no dude en comprarse el primer volumen de la edición integral de Gil Pupila, de Maurice Tillieux. Una obra maestra del tebeo francobelga, con una perfecta aplicación de las normas sin estridencias ni sorpresas, pero con una efectividad demoledora. Historias de género policiaco pasadas por el tamiz de la historieta francobelga, con su dosis de humor y un equilibrio perfecto entre la aventura juvenil y el guiño adulto. Una serie a reivindicar, de un autor prácticamente desconocido por estos lares pese a que la serie se publicara en la recordada revista Strong o tuviera un pequeño recorrido en álbum en edición de Casals. La amplísima y extensa introducción permite poner en escena a un autor que absorbió estilos (Hergé, Caniff, Jijé, Franquin, Morris…) para crear un estilo tan indeterminado como personal, a medio camino entre el realismo de Jijé y la caricatura de Franquin que se complementa con unas historias de construcción exquisita y que casi definieron por sí mismas una forma de entender el género (y si no, que se lo digan a Dodier). Perderse por las páginas de este integral de bella factura es recuperar el gusto por el tebeo que basa su calidad en la perfecta integración de lo sencillo, que va mucho más allá del simple oficio de artesano –tan habitual en el medio- para encontrar una buena historia contada con precisión y acierto, que basa su genialidad en lo invisible, en el buen argumento, por supuesto, pero también en la perfección del encuadre, del ritmo, de la puesta en escena. Que no es moco de pavo, oigan. Eso sí tirón de orejas a la traducción de la obra, pelín forzada en algunos momentos.
Compra obligada aunque no sea de aplicación lo dicho al principio.

109 Comentarios en “¡Abajo los experimentos!

  1. Y lo he tenido hoy en las manos, y no lo he cogido porque la bolsa ya estaba llena…

    ¡Mardito roedore, mardita crisi!

  2. Alfons Moliné on 12 diciembre 2009 at 5:37 said:

    Alvaro: Gil Pupila jamás se editó en Bravo (aunque durante muchos años sí apareciera en catalán en Cavall Fort).

    • Álvaro Pons on 12 diciembre 2009 at 11:47 said:

      Alfons: Lo de Cavall Fort lo tenía claro, pero en Bravo…¿no se publicó como Gil Sagaz? ¿O Me estoy confundiendo con Gaceta Junior? ¿O directamente me he olvidado de tomar hoy las pastillas…? :)

  3. EMILIO AURELIO on 12 diciembre 2009 at 6:33 said:

    Me ha parecido un artículo magnífico, esa primera parte, genial. Un canto a la normalidad, sin excluir a nadie. Muchas veces, defender ciertas posturas parece que obliga a rechazar otras. Reconocer esa posibilidad como se reconoce arriba me ha sorprendido.

    Aparte lo anterior, un comentario-pregunta ¿cuantas obras de este nivel esconde la BD? Creo que la lista sería bastante amplia y seguramente estaría llena de esas agradables sorpresas de las que ayudan a salir de la monotonía.

    • Álvaro Pons on 12 diciembre 2009 at 13:25 said:

      La BD está llena tanto de clásicos indiscutibles desconocidos como de experimentaciones radicales de lo más brillante! :)

  4. Una de las observaciones más acertadas y mejor construidas en torno a lo que a veces parece un debate interminable, y además, la haces siendo conciliador.

    Gracias.

  5. Enrique on 12 diciembre 2009 at 10:09 said:

    Los aficionados a encontrar "inspiraciones" de Ibáñez en el cómic franco belga que se miren con cuidado viñetas y gags. Algunos de los que más me gustaron de El Sulfato Atómico o de Valor y al Toro (por ejemplo) están sacados de estos álbumes. La pareja cómica de Las Tres Manchas será el humor de Ibáñez en estado puro. Los cuatro primeros que han salido son, sin duda, los mejores. Luego la serie va derivando de la novela policíaca a las aventuras de agentes secretos tan de moda en la época y, para mi gusto, eso le hace perder calidad en los guiones. También resulta curiosa la desaparición del personaje ¿femenino? de los primeros álbumes en favor de un trio de modelos clásicos (héroe, payaso serio, payaso-payaso). Pero coincido totalmente con Álvaro, lectura inevitable y recomendable.

  6. jose fraile on 12 diciembre 2009 at 13:11 said:

    La experimentación es al arte lo que las mutaciones a la evolución; la mayoría prescindibles, pero cuando una acierta, que feliz nos hace.

    Por otra parte seguir los canónes clásicos ya probados tampoco garantiza nada. El arte es así, como diría Woody Allen… si la cosa funciona.

    Yo por mi parte no pienso dejar pasar esta ocasión de conocer a Gil Pupila.

  7. John Space on 12 diciembre 2009 at 14:04 said:

    De acuerdo, salvo en el ejemplo, Álvaro. Gil Pupila es un asco. Leí en us día "Los guantes de tres dedos" y no me gustó nada. El prota es de lo más chuleta, la historia está llena de estereotipos racistas (mira que son racistas, los belgas), y es aburrida.

    • Álvaro Pons on 12 diciembre 2009 at 14:16 said:

      Gil Pupial es una gran serie. Y en los años 50 y hasta en los 60, los estereotipos racistas eran habituales en todos los medios, hay que ponerlos en su contexto. Ahora, a mí desde luego no me parecen nada aburridos…

  8. John Space on 12 diciembre 2009 at 14:21 said:

    En cualquier caso, el Pupila me parece intragable; el autor podría haberle dado algún defecto, algo que no te deje con la impresión de que se trata de un robot.

  9. Alfons Moliné on 12 diciembre 2009 at 14:30 said:

    Alvaro: en efecto, en Strong se publicó como Gil Sagaz, pero a pesar de que ya lo anunciaron en el nº 1 de la revista con ese nombre, a lo largo de sus 90 números de existencia… tan solo publicó una aventura corta de 3 páginas de este personaje, "Las máscaras".

    Tras el cierre de Strong su editorial, Argos Juvenil, prosiguió la edición de álbumes con el material de Dupuis durante algún tiempo, y de Gil Sagaz publicó un único album "El infierno de Xique-Xique", para seguidamente desaparecer del mercado.

  10. Ernest Riera on 12 diciembre 2009 at 15:36 said:

    ¿Una mala traducción en Planeta DeAgostini? ¿Le extraña a alguien?

    Llamadme resentido, que lo soy, pero desde que prescindieron de mis servicios como traductor hace dos años, y con el Planetalipsis de por medio, las cosas han ido en esa casa de mal en peor; han dejado unilateralmente de colaborar con Raúl Sastre, Gonzalo Quesada y Santiago García (sumando sus años de experiencia en la industria, creo que superan con creces la media de edad de los editores de Planeta DeAgostini; y si alguien cree que la experiencia no es un valor definitivo en una tarea como la de traducir, es que no sabe nada del tema).

    Por cierto, "El pas dels ofegats" ("El paso del ahogado"), de Editorial Anxaneta (1966) fue uno de los tebeos míticos de mi infancia (y encima, nací en el mismo año de su publicación); pocas cosas me impactaron tanto en su momento como esa escena magistral del coche averiado en medio del paso mientras sube la marea. Hay directores de cine que darían los dos riñones por poder filmar una escena la mitad de angustiosa, ¡y encima, dibujada en un estilo de semi-caricatura! Si eso no es maestría…

  11. mariano on 12 diciembre 2009 at 15:43 said:

    Magnífico el ejemplo de Adriá.

  12. A mi lo que me jode es no poder releer estas historietas en el idioma original en el que las descubrí: el catalán. Puede parecer tontería a algunos, pero en el caso de Gil Pupil·la (que no Pupila) para mi es como si leyera otro tebeo totalmente distinto. Y si encima hay fallos de traducción…

    Y estoy con Ernest al 100%: mi aventura favorita es, fue y será "El pas dels ofegats", juntamente con "L'infern de Xica-Xic", que puede que sea muy inferior, pero le guardo un cariño especial (y siempre me dan ganas de comer melón tras su lectura).

    Gran análisis, Álvaro. Se agradecen estas reflexiones de vez en cuando.

  13. jo, y a mí, que soy un rendido admirador de la línea clara y de la bd de esos tiempos…y nunca me ha gustado Gil Pupila. Siempre lo he encontrado sosito. Bueno, la verdad es que me pasa con varias series de Tillieux, por no decir con casi todas. Una pena para mí…integrales de BD que no voy a comprar, como el Spirou…¡DE FOURNIER, POR DIOS!

  14. Strauss on 12 diciembre 2009 at 16:08 said:

    John Space:

    "Leí en us día “Los guantes de tres dedos” y no me gustó nada"

    De los 10 álbumes que dibujó Tilllieux en su integridad, el que leíste es posiblemente el peor. Dale otra oportunidad y puedes empezar con el 3º episodio y seguir con el 6º, que quizá sean los episodios que contienen las tramas más bien urdidas. Del 4º puedes admirar las escenas de acción y lo que Tillieux llamaba "deconstrucción del movimiento", o lo que es lo mismo, lo que hacía Hergé en Tintín, lo que hacía Peyo en sus Johan y Pirluit, lo que hacía Franquin en el "nido de los Marsupilamis" o lo que siguen haciendo hoy Marvel y DC…y lo que niegan intencionadamente los tebeos llamados "novelas gráficas" o, despectivamente por algunos, "gafapastas", dejando de ser así, "arte secuencial", para ser "arte" a secas.

    En lo referente a un Gil Pupila como robot, es en parte cierto, sobre todo en el 9º episodio…piensa que Tillieux consideraba a los protagonistas como los personajes menos interesantes y los que daban menos de sí, quizá por eso, la "humanidad" se contenga en el resto de personajes de la serie, y el "héroe" quede un poco "intocable". En relación a lo de presumido, fue más una imposición del editor Dupuis que quería un detective a lo Hollywood, en eso Tillieux no tuvo la culpa, ya que él hubiese querido continuar con su personaje "Félix" que no era, ni mucho menos, presumido.

    Álvaro:

    Lo de la espuma y la tortilla de patatas es tan metafórico que no se acaba de entender…supongo que te refieres a eso: la dicotomía existente entre cómic secuencial y cómic a "secas".

    Ernest Riera:

    En el mercado francobelga consideran el 3º episodio de Gil Jourdan como una de las mejores obras que ha dado la BD…ya ves que no eres el único al que impactó la "voiture immergée".

  15. Strauss on 12 diciembre 2009 at 16:15 said:

    Álvaro:

    Lo de Dodier es cierto , aunque yo también le veo una influencia brutal de Tacq en el dibujo.

    • Álvaro Pons on 12 diciembre 2009 at 17:33 said:

      Strauss: más que en el dibujo, el espíritu de Tillieux lo veo en los argumentos y construcciones de Dodier…

  16. John Space on 12 diciembre 2009 at 16:22 said:

    "Dupuis que quería un detective a lo Hollywood"

    A mí me hace pensar más bien en James Bond. Traje, no se mancha un pelo en sus correrías, educado, pistolilla oculta…

  17. Strauss on 12 diciembre 2009 at 16:26 said:

    John Space:

    Sí, exacto, más bien un James Bond presumido.

  18. Strauss on 12 diciembre 2009 at 16:31 said:

    John Space:

    Aunque, James Bond si era un robot al 100%, verás que Gil no es así, ya que, hace de héroe, pero tiene rasgos humanos. Si haces una lectura gobal de los 10 primeros episodios verás que, si bien es presumido a lo "Bond", también tiene su faceta "humana", aunque, nunca deja de ser un personaje, en parte, perfecto. Pero lo mismo sucede con Johan, con Tintín y tantos héroes del cómic, donde se destinan los rasgos más humanos y las imperfecciones a los personajes secundarios.

  19. Strauss on 12 diciembre 2009 at 17:06 said:

    Guillem Bayarry:

    Para mi el 5º album de la serie también es especial porque fue el primer Gil Jourdan que leí. También es un álbum muy significativo porque en él el estilo de Tillieux se aleja de Franquin para apróximarse al de Morris. Morris era un gran amigo de Tillieux y a éste le enamoraba el trazo de aquél…con el paso del tiempo, Tillieux se fue desprendiendo de la gran influencia de Franquin y asumió, entonces, un estilo próximo a Morris…y, precisamente, con esta influencia el Tillieux dibujante expirará para convertirse sólo en guionista.

  20. La editorial Casals editó casi toda la colección en catalán y algunos tomos en castellano a finales de los 80.

    "El pas dels ofegats" o "El paso del ahogado" (en castellano) es un comic maravilloso con una atmósfera muy especial que influyó a autores como Chaland o Clerc casi tanto como la obra del propio Hergé.

  21. Strauss:

    Vaya, no había pensado nunca en ello, aunque sí que recuerdo bien que, a partir de un cierto punto, el dibujo y el guión de Tillieux se relajan un montón hasta rozar la pura caricatura, y pierde esa seriedad y ese realismo del principio. ¿Influencia de Morris, eh?

  22. papa kurdy malloy on 13 diciembre 2009 at 2:15 said:

    Gil Pupil·la fue un comic excelente. Me gustaría volver a leerlo, pero me pasa lo mismo que a Guillem. Voy a esperar por si hay suerte y alguna editorial lo saca en catalán.

    Para aquellos que no tengan ese "problemilla": bienaventurados! pues este cómic es brillante. Se lo pueden regalar a sus hijos, sobrinos,etc y se lo pueden leer ustedes y disfrutarán enormemente.

  23. M. Sanz on 13 diciembre 2009 at 3:45 said:

    Papa Kurdy, si es usted de Barcelona, puede mirar en varios de los Abacus, que tienen casi toda la colección en catalán… De hecho, creo que no debe ni estar descatalogado y lo debe de poder pedir en cualquier libreria.

  24. O en el Mercat de Sant Antoni, que es lo que yo pienso hacer.

  25. Gran articulo, Álvaro.

    Precisamente yo encuentro muchas veces en tus criticas poca querencia por los buenos argumentos, los buenos diálogos y los buenos personajes.

    Casi nunca remarcas eso y a menudo lo obvias y lo ninguneas prefierendo los experimentos con mucha diferencia y dando notas exageradamente altas a tebeos que se nota que te han impresionado gráfica, formal o conceptualmente pero que tienen guiones vergonzosos.( y eso esta muy bien y queda muy bonito y revolucionario pero si no hay un buen guión detrás es algo vacío)

    En alguna ocasión que otra si reconoces justamente un buen guión pero de los buenos diálogos (que es una cosa que suele escasear en el comic y no solo en el comic) ni haces mención.

    Esta es mi apreciación personal y esta hecha desde el cariño y la admiración que me produce tú magnifica e imprescindible bitácora, por favor que quede claro esto antes de que me rebatas con ardor.

    • Álvaro Pons on 13 diciembre 2009 at 22:14 said:

      Angel: pero aquí entramos en una cuestión personal, que lo que a tí te parece una buena historia, a mí no… Para mí el principio de que me guste cualquier obra es que tenga una buena historia. El problema puede ser si tú consideras que eso no es una buena historia o vergonzoso y a mí me encanta :) . Decir que hago justicia cuando coincido contigo me parece un poco exagerado. Si acaso, simplemente eso, que coincidimos… Estoy seguro que obras que a tí te encantan a mí ni me interesan…¿eres injusto? Pues no, claro, cada uno defiende sus gustos. Lo único que creo importante es ser coherente con esos gustos y ahí, admito en mi caso que me gusta la experimentación, la innovación, pero sin mucho más. De todas formas, mira los últimos (5) que he puesto: 36-39, El arte de volar, Tezuka, todo desde cierto clasicismo a excepción de Catálogo de novedades ACME, que tiene detrás un guión espectacular a mi entender (casi, casi, por encima de su forma). Y ya no digamos si hablamos de mis favoritos, donde la mayoría son clásicos americanos y francobelgas!!! :)
      Admito que hago poca referencia a los diálogos, eso sí. No es que no me importen, pero debo reocnocer que cuando escribo sobre la obra es un aspecto que no suelo tratar. Me lo apunto a mejorar.

      Y dicho todo esto sin ningún ardor… :)

  26. Jesús Cuadrad on 13 diciembre 2009 at 18:05 said:

    Extrañamente… atonal.

  27. Strauss on 13 diciembre 2009 at 20:44 said:

    Guillem Bayarri:

    Voy a resumir un poco las influencias gráficas de Tillieux a lo largo de su carrera y así las cosas se verán en una mayor perspectiva.

    La carrera de Tillieux como autor de tebeos empieza en la revista "Héroïc Albums" en 1947, (es cierto que poco antes había trabajado para alguna revista infantil pero, en dichas revistas, únicamente, realizó tareas administrativas o simples ilustraciones, en ningún caso, historias de cómic completas). En Bélgica

  28. Strauss on 13 diciembre 2009 at 21:20 said:

    El mensaje anterior ha salido incompleto…vuelvo a intentarlo.

    La carrera de Tillieux como autor de tebeos empieza en la revista "Héroïc Albums" en 1947, (es cierto que poco antes había trabajado para alguna revista infantil pero, en dichas revistas, únicamente, realizó tareas administrativas o simples ilustraciones, en ningún caso, historias de cómic completas). En Bélgica, por aquel entonces, hacía furor el dibujo realista y las tiras de prensa originarias de USA. Tillieux recurre a "Terry y los piratas" y a "Red Ryder" para aprender a dibujar, o lo que es lo mismo, las primeras influencias que tuvo Tillieux en su dibujo fueron las de Caniff y Harman. De 1947 a 1949 Tillieux realiza para “Héroïc Albums” una decena de historias realistas con distintos contenidos entre los que cabe citar: westerns, thrillers e historias bélicas. Por aquellos años, Hergé tenía mucha aceptación en Bélgica (sobre todo entre el público infantil); los álbumes de las aventuras de Tintín ya eran muy conocidos y Tillieux empezó a familiarizarse con el trabajo del gran autor belga, percatándose de que no sabía dibujar y consideró, el dibujo de Hergé, ideal para aprender la anatomía y las perspectivas. En 1949 Tillieux empieza para “Héroïc Albums” la serie policíaca “Félix”. Durante el periodo comprendido entre los años 1949 y 1952, los episodios de “Félix” parecen haber sido realizados por un “Ghost” de Hergé. De 1952 a 1956 el dibujo de Tillieux va modificándose hasta llegar a ser un “Ghost” de Franquin. Ello es lógico porque a partir de 1952 Franquin empieza a tener un gran reconocimiento como dibujante de Spirou, este hecho tampoco pasa desapercibido para Tillieux y modifica su trazo hacia uno más caricaturesco. Con todo, a finales de 1956, llega el cierre de “Héroïc Albums”; Tillieux tiene una familia que mantener y decide aceptar una oferta de la editorial Dupuis. Dicho editor conoce el trabajo anterior de Tillieux y le propone realizar una serie policíaca similar a “Félix”. Tillieux hubiese querido continuar con dicha serie, pero Dupuis, la consideraba demasiado dura para una revista infantil y se vio forzado a crear un detective guapo y presumido, diametralmente opuesto a como era “Félix”: feo y austero.

    Cuando Tillieux empezó a trabajar para Dupuis había una máxima en la empresa: todo autor del semanario Spirou debía reconducir su trazo hacía el de Franquin (dibujante estrella de la casa). Por ello el dibujo de Tillieux de 1956 a 1960 es tan cercano al estilo de Franquin.

    En el 5º episodio de la serie “Gil Jourdan” el estilo gráfico de Tillieux recibe una fuerte influencia de Morris. El dibujante de Lucky Luke era un gran amigo de Tillieux y conocía a toda su familia. Tillieux, a parte de llevarse muy bien con Morris, consideraba el estilo gráfico de éste, como uno de los más interesantes y fascinantes de la época; todos estos factores hicieron que, a partir de 1960, en el trazo de Tillieux se empezara a reflejar una gran influencia de Morris.

    A partir del 7º álbum de la serie “Gil Jourdan”, los lápices de Tillieux empiezan a “relajarse”; ello no es debido a la desidia, la pereza o la falta de motivación. Tillieux era un buen guionista; los episodios de “Gil Jourdan” tenían mucho éxito y ese hecho no pasó desapercibido al resto de dibujantes de la editorial. En aquellos años, en la editorial, había escasez de buenos guionistas y muchos dibujantes le pidieron a Tillieux que asumiera el guión de sus series. Tillieux, que siempre se mostró más encaminado hacia la creación de historias y menos, hacia su representación gráfica, con ello, vio una buena oportunidad para emprender el oficio de guionista. Durante un tiempo tuvo que alternar el dibujo de “Gil Jourdan” con el suministro de guiones para casi toda la plantilla de dibujantes Dupuis. Debido a ello, el dibujo de los álbumes 7º, 8º, 9º y 10º, es menos elaborado que en los episodios precedentes.

    Los álbumes 11º y 12º no son autoría íntegra de Tillieux en lo que al apartado gráfico se refiere. En esa época Tilieux sufrió una grave enfermedad que lo dejó sin poder trabajar durante unos meses; para poder cumplir con los plazos de entrega tuvo que recurrir a la ayuda de dibujantes de la editorial. El editor Dupuis no se percató de los diferentes estilos gráficos que comprenden dichos álbumes; de esta manera, Tillieux, pudo cumplir con su trabajo sin tener que dar explicaciones a la editorial. Tanto el episodio 11º como el 12º son una recopilación de historias cortas pertenecientes a su serie anterior “Félix” redibujadas, (debido a la escasez de tiempo, Tillieux se vio forzado a recurrir a historias escritas, por él mismo, con anterioridad).

    Finalmente, como la tarea de guionista le ocupaba toda su jornada laboral, tuvo que delegar el apartado gráfico de la serie en Gos (dibujante de talento notablemente inferior -por no decir algo más duro-). La carrera de Tillieux, como dibujante, finaliza con dicha delegación.

    Desafortunadamente, este gran autor, murió en 1978 de un accidente automovilístico, justo el mismo año en el que iba a retomar el dibujo de la serie “Gil Jourdan”.

  29. Antonio J on 13 diciembre 2009 at 22:23 said:

    Tillieux en sus mejores momentos tiene un estilo gráfico muy personal, con independencia de las influencias citadas, y su forma de plasmar el movimiento no tiene nada que envidiar a la de Franquin o Hergé. En el ámbito francófono es un clásico reconocido desde antes de su muerte, su poco arraigo en España tiene que ver con nuestro triste país (o su industria editorial), no con su obra. Bien está que se le recupere por fin: la actual edición "integral" en curso es más que digna, pero aconsejo leerlo en francés, a poco que se pueda, y dejar de lado las traducciones, sobre todo si -como apunta Álvaro- dejan que desear (nada sorprendente esto, por cierto, Spain is different). Y por cierto, el que pueda, hará bien en hacerse también con los tres o cuatro tomos de la reedición de "Félix" por Niffle (desgraciadamente inconclusa de momento). Gran entrada, Álvaro. Saludos. AntonioJ

  30. Álvaro, de lo que tu catalogas como obras maestras no tengo nada que refutar y estoy de acuerdo contigo casi 100 por100 y con los clásicos es lo mismo.

    Tampoco creo que las cosas que a mi encantan a ti no te gusten, en general solemos coincidir bastante.

    El problema viene con cosas de nuevo cuño y en su mayoría de autores patrios.

    Eres muy poco exigente con los guiones de las nuevas historietas, a eso es a lo que me refería con toda la peorata que te he soltado.

    Recientemente me he enterado que una de las líneas de producción propia de una de nuestras editoriales mas importantes esta a punto de irse al garete, ¿y por que?

    Precisamente por esa complacencia que tenemos todos (muchos autores incluidos) en que lo de aquí ahora es maravilloso. Y así al final de unos diez títulos apenas se ha publicado nada que sea minimamente decente y muchísimo menos minimamente comercial.

    Pienso que aquí hay grandes profesionales pero no puede uno dormirse en los laureles.(a veces también es culpa de los editores, muchos en este país son vergonzosamente poco profesionales)

    Pero si, es mi opinión…y por supuesto cuestión de apreciación y de gustos como tu dices.

    Gustos que por otra parte van cambiando, el otro día me di cuenta. En fin un placer charlar contigo. Y perdona que mi intención no es molestar, bastante bien te lo estás currando como para luego tener que soportar criticas de iluminados como

    • Álvaro Pons on 13 diciembre 2009 at 23:14 said:

      angel, para nada molestas. Pero lo de no ser exigente… ¿no crees que es un calificativo que nace de comparar con lo que tú consideras bueno? Yo no soy precisamente de los que piensa que todo lo que se hace aquí es maravilloso… pero tampoco pienso lo contrario. Piensa que se han publicado casi 150 obras nacionales y yo, a lo mejor, he destacado una docena. No creo que sea un perfil de poca exigencia! :) De todas formas, no creo que en esta discusión se deban mezclar conceptos como lo comercial y lo que se considera exigencia. Por desgracia, cosas que han sido muy comerciales de autores españoles no llegan ni de lejos a lo que yo considero un nivel de exigencia, igual que no considero la comercialidad como un criterio de calidad. De todas formas, también creo que la comercialidad, lo he dicho muchas veces, no es un calificativo a priori, sino a posteriori. Nadie sabe lo que va a ser comercial y adjudicar el término comercial, por ejemplo, al género, es a mi entender un error. Lo comercial, nos guste o no, es lo que vende. Y lo que vende, en este país, es lo que se promociona. Si se hubieran promocionado correctamente las apuestas por los autores nacionales, no estaríamos hablando de falta de comercialidad. Obras que podrían venderse sin ningún problema, malviven en las estanterías porque nadie se ha enterado de que ha aparecido. Ya lo comenté hace mucho tiempo.

      Y sí, los gustos cambian. Es normal. El gusto se forma, se moldea… y finalmente cambia. Es bueno. Lo malo es mantenerse siempre en los mismos gustos y no evolucionar. Pero eso no quita que se pued aseguir apreciando lo que en su día gustó.

  31. yo…je,je,je

  32. Strauss on 13 diciembre 2009 at 23:09 said:

    Antonio J:

    "Tillieux en sus mejores momentos tiene un estilo gráfico muy personal, con independencia de las influencias citadas, y su forma de plasmar el movimiento no tiene nada que envidiar a la de Franquin o Hergé"

    Cualquier autor tiene un estilo gráfico personal…no sólo Tillieux lo tenía.

    Todo autor tiene sus influencias, pero también aporta su punto de vista personal.

    El dibujo de Tillieux está influenciado por los autores citados porque él mismo lo dijo en entrevistas…pero aunque no lo hubiese manifestado, las referencias en el dibujo de Tillieux son muy evidentes, al igual que con Chaland….otros autores lo saben camuflar mejor; pero lo disimulen más o menos, es evidente que todo autor tiene sus influecnias ya sean directas o indirectas, más evidentes o menos. Ello, no quita ningún mérito a la obra realizada.

    Tillieux estuvo muy influenciado por Hergé y Franquin, pero tenía su estilo, muy personal, que influyó en muchos autores posteriores. El Stroy-telling de Tillieux es de lo mejor que ha dado la BD; en la recreación de ambientes y sensaciones quizá sea uno de los mayores autores de la historia del cómic; en la deconstrucción del movimiento demuestra ser un buen alumno de Hergé…

    Citar las influencias de un determinado autor no creo que disminuya ni un ápice los logros de éste. Tillieux tiene su sello de identidad en la historia de los tebeos gracias a su estilo personal de narrar y dibujar reflejado en "Gil Jourdan". Una cosa no quita ni desmerece la otra.

    En relación con Chaland: Hergé, Jacobs y Franquin siempre se citan como sus grandes influencias, pero Tillieux se debería unir al grupo. Chaland se basó (que no copió) en algunas secuencias del 4º álbum de la serie "Gil Jourdan" en la elaboración de su "Bob Fish". En el mismo álbum, Chaland rinde un homenaje a "Félix" y ello se puede observar porque en una viñeta de "Bob Fish": sale el detective tumbado en una cama y en la pared hay un cuadro en el que se puede observar el retrato de "Félix".

    El logo de la revista "Héroïc Albums" es utilizado por Clanad para realizar el logo de una de sus series.

    Como se puede observar Chaland también estuvo influenciado por Tillieux y de ello no se escondía…en absoluto, hasta rendía homenajes a los autores que lo habían influenciado en sus proipos tebeos.

  33. Strauss on 13 diciembre 2009 at 23:23 said:

    Angel:

    "Eres muy poco exigente con los guiones de las nuevas historietas, a eso es a lo que me refería con toda la peorata que te he soltado"

    Hombre, Ángel, piensa que lo importante es la espuma, no la tortilla…si vas al restaurante de Ferrán Adriá debes pedir espuma de tortilla y no tortilla de patatas. Si vas a un restaurante normal y corriente pides "tortilla de patatas" si vas a lo CHIC y GLAMUROSO pide espuma de eso mismo.

    A las obras vanguardistas Álvaro les pide la espuma no la tortilla, o lo que es lo mismo, no les pide guión sino que con la imagen transgredan lo onírico y las sensaciones vitales de la experiencia personal…y bla bla bla…

    O sea que ya sabes a lo vanguardista minimalista y naïff (a partir de ahora lo podríamos abreviar como VAN-MIN-NAÏF), les pide que revolucionen y que transgredan, sólo eso, nada más.

    CIUDAD DE CRISTAL, obra grandiosa, demostró que sin minimalismoas ni vanguardismos se podía hacer evolucionar el lengauaje del cómic…¿por qué es necesario ir al minimalismo para avanzar? ¿es que el cómic no puede avanzar sin renunciar a la secuencialidad?

    CIUDAD DE CRISTAL es secuencial y desarrolla el lenguaje del cómic como pocos tebeos han hecho…¿para qué recurrir a un minimalismo "radical" que apenas permite hacer entendible lo que se intenta representar mediante el dibujo?

    • Álvaro Pons on 13 diciembre 2009 at 23:38 said:

      ¿Ciudad de cristal no es minimalista ni vanguardista? Hombre, pues es de las que casan con esos dosc onceptos a la perfección…
      Vamos, por lo menos a mí me parece minimalista en el dibujo, sintético, simple y terriblemente vanguardista en lo narrativo :)

    • Álvaro Pons on 13 diciembre 2009 at 23:44 said:

      "A las obras vanguardistas Álvaro les pide la espuma no la tortilla, o lo que es lo mismo, no les pide guión sino que con la imagen transgredan lo onírico y las sensaciones vitales de la experiencia personal…y bla bla bla…"
      La experiencia personal, lo biográfico, lo íntimo…. ¿no es una gran historia?
      yo lo siento, pero amí es que me gusta lo que le ocurre a la gente, lo que les preocupa. Me gusta que me cuenten sus sensaciones, sus sentimientos. Me parece humano… :)

      Hombre, yo estoy defendiendo que se ponga en igualdad de condiciones la sencillez de una historia con cualquier otra. Quid pro quo. Que aceptemos tanto la validez de un relato de género policial como el de un relato íntimo. ¿Por qué tenemos que quedarnos sólo con uno? Yo disfruto tanto de Tillieux como de Vivés. Yo a lo vanguardista le pido que transgreda la forma., por supuesto, pero desde una historia que me emocione y me interese. Lo que pasa es que, posblemente, a tí Strauss una historia íntima no te interesa y te parece "sin guión". A mí no, A mí me parece una gran historia también.

      "¿es que el cómic no puede avanzar sin renunciar a la secuencialidad?" No entiendo esta frase. Ahí tienes a grandes experimentadores como Ware o Seth, que construyen todo su discurso desde la secuencialidad entendida como respeto reverencial a los hallazgos gráficos de los genios de Herriman, King, etc.

      • Álvaro Pons on 13 diciembre 2009 at 23:47 said:

        Lo que me resulta curioso es que estoy precisamente defendiendo que se deben apreciar las dos opciones (que,a unque parezca increíble, defiendo desde siempre, repito que a mi lista de favoritos hay que referirse, no me parece muy "vanguardista") y se lee como que doy razón a una de las dos.
        Pues no.
        Tan mal me parece no defender lo clásico como no defender las vanguardias. Ambas son necesarias, forman parte decisiva del avance del tebeo. No se puede avanzar sin los clásicos, pero sólo con los clásicos no se puede avanzar.

  34. Strauss on 13 diciembre 2009 at 23:52 said:

    Es muy gracioso pero esto del vanguardismo es unilateral: pléyade francesa+fantagraphics.

    La BD (en general), Marvel y DC, los Manga, no son vanguardistas ¿verdad?. Miras un manga de hace 30 años y lo comparas con uno actual y no ha avanzado nada ¿verdad? Haces lo mismo con un cómic Marvel y no notas ningún tipo de evolución.

    Claaaaro para avanzar es necesario transgredir al máximo…porque, de lo contrario, no estamos contentos ¿verdad?

    En la música sucedió algo parecido a principios del S XX:

    Llegó un momento que cualquier sonido era válido; cualquier armonía por forzada que fuese era admitida. Así surgió el dodecafonismo. Técnicamente era brutal; era una auténtica virguería de la armonía y el contrapunto…pero, AMIGOS, se os olvida algo: LA MÚSICA ES PARA ESCUCHAR. ¿qué sucedió? Lo lógico; la gente no comprendió ese estilo musical tan vanguardista y ha quedado como una joya de la técnica, como algo de museo. Obras con más de 100 años de gestación siguen sin comprenderse por el público…por los teóricos sí, pero no por los oyentes. La gente prefiere un Brahms a un Bartók. Los 2 fueron vanguardistas en sus respectivas épocas, pero el segundo fue demasiado lejos; la crítica lo alaba pero el público, en general, le da la espalda.

    Álvaro, eso mismo sucede con tus “espumas” y, si no, mírate las ventas de tebeos.

    • Álvaro Pons on 14 diciembre 2009 at 0:05 said:

      Strauss:

      Yo, por lo menos, respeto tus "tortillas"…

      No, no me interesan las ventas de tebeos. ¿Es que mis gustos los tienen que dictar las ventas? Mis gustos los dictan mis criterios personales, que son míos. Validos o no, pero míos. Es lo que me gusta. Y no escondo a nadie que en esta página hablo de lo que me gusta. Con total y absoluta sinceridad, sin necesidad de pensar si venden op no. No soy editor, no es mi problema.

      Respecto a lo que es vanguardia: las cosas cambian. Si miras la BD ahora, autores como Sfar, Blain o Trondheim, que hace unos años eran vanguardia, hoy son mainstream y venden un montón. ¿Qué problema hay? En Marvel, en Dc, hay autores que transgreden y hacen vanguardia a su manera (ahí tienes X-Statix o All Star Superman, tebeos que he recomendado como extraordinarios, por no hablar en su día de los Steranko, Sienkiewickz o Miller). Y en el manga, por desgracia, desconocemos casi todo lo que se allí vanmguardista. Y es muchísimo. Lo que s eha podido ver en antologías oe scaneados es interesantísimo.

      No entiendo tu postura Strauss, de verdad. Yo defiendo que todo es valorable e importante. Cada uno puede decidir dentro de su libertad qué es lo que más le gusta, pero lo mejor es quedarse con la espuma y la tortilla. Sin comillas. Cada cosa tiene su momento y su interés. Y me da igual que sea para cuatro.

  35. Strauss on 14 diciembre 2009 at 0:06 said:

    "No se puede avanzar sin los clásicos, pero sólo con los clásicos no se puede avanzar"

    Totalmente de acuerdo. Pero una cosa es Ciudad de Cristal y Jimmy Corrighan, y otra bien distinta la gran cantidad de obras con "intenciones" vanguardistas y transgresoras que reciben el "Chapeau" de Pons, sencillamente por serlo y, en cambio, obras más clásicas con guiones normalitos reciben una indiferencia totalmente injustificada, si tenemos en cuenta la calificación que han recibido dichas obras vanguarditas…que de vanguardismo tienen mucho (quizá demasiado, porque a veces no se puede ni descifrar lo que el dibujante ha querido plasmar en la viñeta) y, en cambio, de contenido, como Ángel ha señalado anteriormente, son de pobre calidad.

    Vanguardismo = encriptación.

    • Álvaro Pons on 14 diciembre 2009 at 0:13 said:

      Como por ejemplo Strauss?

      Es que, de nuevo, entiendo que la calificación del interés del contenido es muy personal…

      Lo de la indiferencia no lo entendamos siempre en negativo. QUe no hable de muchas obras no signifca que no me parezcan remarcables, pero tengo que seleccionar de lo que hablo y tengo un tiempo.

      A veces creo que se me exige que hable de todo lo que se publica…

      • Álvaro Pons on 14 diciembre 2009 at 0:19 said:

        Por simple curiosidad… la lista de últimas "lecturas"
        – Gil Pupila
        – El experimento
        – Paquidermo
        – Puta guerra
        – El sueño de Meteor Slim
        – peter Petrake
        – El vecino
        – Crto cuentos
        – una vida errante
        – Incógnito
        – la estación de las flechas
        – Planeta Extra
        – Takemitsu Zamurai
        -Genesis
        -Inside Moebius
        -Pluto
        -Scalped
        -Gus
        -Hablando del diablo
        -El libro de oro
        -Nightamre Alley
        -Rosalie Blum
        -Escuadrón Supremo
        -George Sprott

        Tú ves mucha vanguardia y experimentación. O simplemente una presencia mayoritaria?….

        • Álvaro Pons on 14 diciembre 2009 at 0:26 said:

          Y que conste que me da igual, pero gustan las experimentaciones y no tengo por qué ocultarlo… que parece que me esté justificando y para nada, sólo indicar que, sin duda, me gusta lo experimental y vanguardista, es cierto, pero que curiosamente, no creo que últimamente esté destacando cosas de este estilo… :)

          Que yo no hago ningún canon de mi gustos…ni quiero hacerlo.

  36. Strauss on 14 diciembre 2009 at 1:06 said:

    "Tú ves mucha vanguardia y experimentación. O simplemente una presencia mayoritaria?"

    En estos ejemplos no hay mucha vanguardia o experimentación. Yo me refería a que obras vanguardistas no llegan ni al 5% de lo que se edita y, en proporción, si tuviésemos en cuenta, el número de obras experimentales que citas, veríamos que representan más de ese 5% real. Es tu blog y puedes comentar el 100% de dichas obras…pero la realidad es que leyendo tu blog tengo la sensación de que las obras experimentales constituyen un porcentaje mayor, cuando no es así, en las librerías se puede constatar que no superan el 5%. Luego, si tengo esa sensación, es que comentas, en proporción a lo que se edita, más obras experimentales que no experimentales.

    Es una sensación, nada más…no tengo datos exactos.

    Cuando cito lo de minimalismo no me refiero al dibujo de Ciudad de Cristal, que no considero ni minimalista en comparación con otro tipo de dibujo.

    Álvaro seamos serios ¿crees que Barceló puede hacer un cómic? A eso me refiero con el minimalismo extremo.

    ¿por qué para ser vanguardista se deben aplicar los criterios pictóricos actuales al dibujo del cómic? Si se hace eso se transmorman las viñetas en encriptaciones.

    Me parece que tienes la idea de que identifico todo lo vanguardista en un mismo gupo…y no es así. Ciudad de Cristal es vanguardista pero respeta el lenguaje del cómic y, además, lo hace evolucionar. Un tebeo de Barceló, sería trasladar el lenguaje de la pintura al cómic, cuando el cómic ya tiene su lenguaje propio.

    A Sfar y compañía no los considero minimalistas radicales, luego, lo que hacen respeta el lenguaje del medio.

    ¿qué no respeta el lenguaje del medio?

    Todo aquello que no pertenece a él y sí a otras artes y se intenta incluir, como sea, en dicho lenguaje.

    Ejemplos:

    En el cielo de Maiques. Un dibujo al más puro estilo Barceló…eso es pintura trasladada al papel…del lienzo al papel…pero no es cómic…no hay secuencialidad, no hay dinámica, utiliza criterios pictóricos…

    Un cómic son sucesión de viñetas no una viñeta y listos…eso es un cuadro…

    Tener un cuadro delante e imaginar a partir de una imagen todo un "mundo", ese es un criterio pictórico no del cómic…o, al menos, hasta la fecha, no era así.

    Ese tipo de tebeos yo les llamo minimalistas y experimentales. No son experimentales ni Sfar, ni Mazzucheli, ni Briggs, porque respetan el lenguaje del cómic y utilizan lo fundamental "la secuencia"…o Eisner no lo llamó "arte secuencial". El arte sin secuencias está en los museos. La secuencias están en los films y en los tebeos. No estoy de acuerdo en mezclar pintura con cómic y viceversa.

    Aunque es sólo una opinión.

    • Álvaro Pons on 14 diciembre 2009 at 1:23 said:

      Empiezo a ver por dónde vas…
      A ver, respecto a las sensaciones que te transmite mi blog, entonces son acertadas. No niego, ni he negado, ni negaré, que me gusta la exsperimentación, luego es lógico que en un blog personal se traslade esta querencia. Pero se traslada por las opiniones, no tanto por las resñeas que hago.
      Y en otro tema: secuencia sí…pero no. Me explico, yo creo que la secuencia es importante, pero no una condición sinequanon. lo comenté aquí: http://www.lacarceldepapel.com/2009/08/28/la-defi….
      A partir de ahí, creo que pueden existir experiencias donde no existe una secuencia argumental pero sí estética. Creo que el lenguaje del cómic es mucho, mucho más que una simple secuencia argumental. Es una compleja mezcla de posibilidades, que puede incluir una sucesión de viñetas únicas a lo largo de varias páginas con una intención puramente de cinética visual, por ejemplo. Por qué limitar el lenguaje del cómic? Eso no quiere decir que todo lo que se haga sea así, pero creo que es bueno ampliar horizontes hacia definiciones ambiguas de la historieta, no inmovilistas. Creo precisamente que la definición de Eisner como únicamente arte secuencial se queda corta ante las posibildiades reales del lenguaje de la historieta. En el caso de MAiques, me pareció muy interesante cómo llega a la frontera del relato ilustrado/poema ilsutrado para introducir elemento del lenguaje de la historieta y propone metáforas visuales que son propias de la historieta, así como secuencias. En ese caso, admito que no estamos en historieta pura, sino en ilustración y relato ilustrado…pero es que yo no hablé de historieta en ningún momento. Hablé de narración visual y de metáforas. Pero la cuestión es: es malo? A mí me parece tremendamente sugerente y poético el trabajo de Maiques y Stygryt, por ejemplo. No es historieta, cierto. Pero usa algunos de sus recursos con algunas secuencias que tienen dinámica interna secuencial.
      Y no veo mal mezclar artes, el mestizaje siempre es bueno, ya lo decía Goytisolo… :)
      Mezclemos, juguemos y no aceptemos definiciones inamovibles. :)

  37. Angel on 14 diciembre 2009 at 1:14 said:

    No es por ser plasta , que el tema ya se alarga y cada uno estamos enquistados en nuestras posturas. Pero estoy bastante de acuerdo con lo que con esa divertida ironia Strauss sugiere.

  38. Como Guillem, agradecer las “tortillas” de Alvaro y Strauss sobre el tema, altramente instructivas. Y como Guillem tambien, me sabe MUY mal no poder tener este integral en catalan (igual que Sr Slump). No es que leyera mucho Gil Pupil·la de pequeño, pero tengo un grato recuerdo.

    No se si pillare este integral, debo tenerlo primero en las manos y que me enamore, si no….. ya veremos…..

  39. Strauss on 14 diciembre 2009 at 2:04 said:

    No voy a citar frases de tu último comentario porque coincido al 100% con todo lo que has argumentado. Luego, es muy posible, que algunas de las experimentaciones que has ido comentando en tu blog, quizá, no tengan todos los elemantos para ser consideradas como cómic, al menos como cómic clásico.

    Mezclar es excelente: fíjate en USA es una potencia mundial gracias a la mezcla de culturas y talentos; hay más gente con distintas nacionalidades en Princeton que en la ONU.

    A mi lo de Maiques también me gustó, pero no como un cómic sino como un libro ilustrado o, al menos, así lo consideré cuando lo leí.

    Problema fundamental que yo le veo a lo de Maiques:

    Álvaro, un lector coge cualquier cómic clásico, de Spirou o Pilote, Marvel, etc y llega a unas mismas conclusiones ¿por qué? porque el relato es simple, sencillo, el dibujante hace lo posible para que el lector no tenga que imaginar nada, él mismo le da la imagen.

    Ante el relato de Maiques sucede lo siguiente:

    Sólo hay un dibujo para cada texto o idea y, por consiguiente, la imaginación está forzada a "volar". Problema: cada persona utiliza sus propias imágenes para la representación mental del mensaje que contiene el texto. La imagen se convierte en una guía muy parcial. En el cómic clásico la imagen era una guía fiel, no te dejaba en ningún momento del recorrido hasta la finalización del relato. Negar la secuencialidad y la especificidad en la respresntación gráfica de las imágenes, es decir, un cómic con un dibujo muy minimalista y sin secuencias, lleva a que cada lector elabore su propia interpretación. Estos efectos son impensables en el cómic clásico, ya que en él, todo está trazado, es imposible la disparidad de interpretaciones.

    Es más, ello no es posible ni en la literatura (quizá sí en la poesía) pero en la prosa no, porque el conjunto de imágenes en que se basa un cómic clásico está contenido en el extenso texto. El camino a seguir en la literatura también está trazado por el texto. Otra cosa es la representación de los paisajes y personajes, en los que cada lector atribuirá una imagen mental personal, pero en lo que se refiere al contenido de la historia, no habrá diversas interpretaciones entre los lectores.

    ¿es positivo que de un relato se extraigan tantas interpretaciones como lectores haya?

    Ello no sucede ni en la literatura, ni en el cine, ni en el cómic (al menos en el clásico).

    Aunque me parece que en la poesía sí que sucedería: porque hay poco texto y, éste, únicamente contiene las palabras necesarias para transmitir una serie de sensaciones. El resto lo aporta el lector…y, precisamente ese motivo, es el que hace que la poesía tenga tan poca aceptación.

    • Álvaro Pons on 14 diciembre 2009 at 2:25 said:

      "¿es positivo que de un relato se extraigan tantas interpretaciones como lectores haya?"
      La pregunta es…¿por qué no?
      Pasa en el cine (ahí tienes 2001, una odisea del espacio), en la literatira y, por supuesto, en la poesía. Por qué no puede pasar en la historieta? Por qué negarle protagonismo al lector? A mí me gustan las obras donde el lector tiene que entrar, las que obligan al lector a reflexionar a no quedar como un simple elemento pasivo. No me parece mal que la historia sea cerrada y que impida al lector entrar, ojo, pero me gusta más la otra opción. Lo que no entiendo es por qué eso es un "problema fundamental"…:)
      Creo que aportas como negativa la falta de aceptación y no entiendo por qué. Maiques no pide que su obra sea "popular" ni competir con nadie, es una propuesta, nada más.

  40. Estoy de acuerdo con Álvaro sobre las verdaderas posibilidades del lenguaje del cómic y sobre lo positivo que son los experimentos. El problema de la industria del cómic (no sólo la de este país) es que ya se tambalea si se pretende hacer algún cómic que se salga de géneros prefijados (así que de hablar sobre experimentos en el cómic, menos). Siento envidia sana por los experimentos que, en cambio, sí que podemos ver en el mundo del cine (de Stan Brakhage a Apitchapong Weerasethakul) y que hasta se pueden comercializar en DVDs. Quizá la culpa sea el frikismo que envuelve el cómic, que es como un cinturón de castidad que obliga al cómic a moverse siempre en los terrenos de la cultura pop. Una pena.

  41. Aunque el tema haya quedado ya ahogado por la polémica de la tortilla de patatas (¡qué rica!), quiero agradecer a Strauss y a Álvaro todo lo que he aprendido en los comentarios de este post sobre Gil Pupil·la en concreto y la BD de los 50 y los 60 en general.-

  42. Strauss on 14 diciembre 2009 at 2:57 said:

    "Maiques no pide que su obra sea “popular”"

    Totalmente de acuerdo.

    "Por qué negarle protagonismo al lector?"

    No estoy en contra de negarle el protagonismo al lector. Me parece bien este nuevo enfoque que otorga más libertad al lector.

    Lo que sí veo es que mientras en el cómic clásico se dispone de un lenguaje ya depurado por los años, esta nueva tendencia del cómic vanguardista, debe perfeccionarse porque, por ahora, son una recopilación de ideas experimentales pero hace falta pulir más esta nueva vía abierta en el ámbito del 9º arte.

    La vía clásica lleva prácticamente 100 años de explotación y la nueva vanguardista es prácticamente impúber, quizá con el tiempo llegue a perfilar una gran alternativa al cómic clásico, conviviendo ambas y, aportando al lector, sensaciones distintas, ni peores ni mejores, diferentes.

    Pero, coincidirás, supongo, conmigo, en que estamos en la etapa "rupestre" de esta nueva forma de hacer cómic, y debido a ello, es normal que internautas como Ángel o como, yo mismo, no coincidamos con algunas de las valoraciones que otorgas a obras experimentales y, quizá sea debido, a que esa vía es aún muy experimental y de eso, los lectores, nos damos cuenta.

    Un saludo.

    • Álvaro Pons on 14 diciembre 2009 at 3:06 said:

      Strauss: depende a lo que llamemos experimental entonces. Si a lo que te refieres es a los comics abstractos que hablaba hace un tiempo, sí es una nueva forma de hacer historieta todavía virgen. Lo que no creo es que eso sea nueva historieta, sino que ese tipo de xperiencias aportan los nuevos recursos que necesita ese cómic clásico para avanzar. Es normal que no coincidáis con mis valoraciones, no tenéis porqué compartir mis gustos y opiniones. Pero tampoco tiene sentido atacar esas nuevas experiencias y negarles su sentido. A mí me interesan mucho porque tengo claro que de ahí nace el tebeo del futuro. Y cuando digo eso, no estoy diciendo que el tebeo cambie en esa línea, sino que se crean nuevos recursos narrativos que luego serán incorporados a la historieta. Como hizo Steranko en su momento (anda que no se ha descalificado a este hombre desde el "público"). O Miller. O Sienkiewickz (odiado por los fans!) o Herriman, que era incomprendido y nada apreciado por los lectores…
      Que sea experimental y os déis cuenta, pues claro… pero por qué negarla? Por qué no compartir esas experiencias (muchas inútiles, seguros) para encontrar nuevos caminos?
      Yo lo único que digo es….¿por qué cerrarse a nuevos caminos? Yo he dicho muchas veces que me interesan mucho esos nuevos caminos. Pero cuando he hablado de esas experiencias (por ejemplo en el caso de los cómics abstractos) he hablado de mi interés en esos experimentos por lo que suponen de relectura académica de las definiciones. No he pedido que se entierre a Spirou… :)

  43. Me centro en Gil y la edición. Le tenía muchas ganas y me ha encantado la narrativa, puesta en escena y ese aroma en general que tienen las cuatro historias que contiene este primer tomo. A la altura de los mejores clásicos de la BD, para mi gusto.

    Respecto de la edición, muy buena en genera (aunque me sorprendió que el papel no fuera satinado como suele ocurrir últimamente, pero lo prefiero así) eso sí la traducción tiene ciertas lagunas y la rotulación de los carteles, etc. es bastante apresurada; deberían haber rotulado esas partes con más mimo.

    Estoy deseando que se publique el segundo tomo, aunque por lo que he leído las historias pierden un poco el gran nivel general de las primeras.

  44. Strauss on 14 diciembre 2009 at 19:51 said:

    Álvaro:

    Estoy de acuerdo con tu último comentario sobre todo con la afirmación:

    “A mí me interesan mucho porque tengo claro que de ahí nace el tebeo del futuro”.

    También coincido contigo en que esta nueva “vía” no es una nueva historieta, sino que forma parte integrante del cómic como medio, demostrando las múltiples capacidades inexplotadas que ostenta el lenguaje del cómic.

    “Es normal que no coincidáis con mis valoraciones, no tenéis porqué compartir mis gustos y opiniones”

    Si no se coincidiese con la mayoría de tus valoraciones no habría tantos lectores habituales de tu blog; en todo caso, lo serían, pero ocasionales. Si no coincidiéramos en nada, lacarceldepapel, sería una consulta, no ya ocasional, sino eventual. Y, personalmente, soy un visitante diario de tu blog, o lo que es lo mismo, más que un lector habitual.

    “¿por qué cerrarse a nuevos caminos?”

    Tanto la vía clásica como la vanguardista me parecen bien; claro está, que tengo predilección por la primera, pero coincido contigo en que es necesaria la vía vanguardista para la evolución del cómic.

    Es posible que no me haya expresado bien y se hayan relacionado mis argumentaciones con una postura pro-clásica frente a otra pro-vanguardista; si siguiésemos con la metáfora de la tortilla, podríamos hablar de una postura pro-Santi Santamaría y otra pro-Ferrán Adriá.

    Insisto en que coincido con tus ideas al respecto: la vía vanguardista es necesaria y es/será un enriquecimiento para el lenguaje del cómic.

    “yo creo que la secuencia es importante, pero no una condición sinequanon”

    También coincido contigo en esta afirmación, aunque, personalmente, prefiero los tebeos que utilizan la secuencia como recurso narrativo; el hecho de que un cómic carezca de secuencia no debe imposibilitar a que se lo considere como tal, aunque la frontera entre el libro ilustrado y el cómic sin secuencia es más difusa: un claro ejemplo de ello es el link que has adjuntado en uno de tus mensajes, en donde la gente tiene opiniones dispares sobre si considerar una sola viñeta de periódico como ilustración o cómic.

    “Como por ejemplo Strauss?”

    Me pides que dé un ejemplo de cómic experimental con el que no estoy de acuerdo…bien, aquí va el ejemplo:

    “Lope se Aguirre: la expiación” no tengo nada en contra de Hernández Cava. Sí, y mucho, contra Ricard Castells.

    Vamos a ver: ¿cómo se puede dibujar un cómic en el que muchas de sus viñetas son indescifrables? No hablo de minimalismo, hablo de encriptación, que no es lo mismo. Una cosa es dibujar con estilo minimalista como Satrapi, Sfar, Blain, Vermut, Pratt (en Corto Maltés) y otra es hacer 4 líneas o trazadas en una viñeta y quedarse tan pancho…que es lo que hace el señor Castells en muchas viñetas de dicha obra. Personalmente no puedo nombrar los elementos que constituyen dichas viñetas porque no hay elementos, hay colores ocres y basta…y, por añadidura, no hay texto de apoyo para dichas viñetas, lo cual acaba por dejar desamparado al lector.

    Ante un cuadro de Barceló (no en todos pero sí en gran cantidad de ellos) soy INCAPAZ de descifrar lo que ha querido pintar, pero no soy un extraterrestre eh!! y tengo un coeficiente de inteligencia ordinario…alto no, pero ordinario, sí; luego, ¿por qué el pintor no piensa en el público? el público debe poder comprender su obra para juzgarla. A Dalí lo entiendo a la perfección; a Tapies jamás lo he llegado a comprender, sencillamente porque lo que pinta es indescifrable, ni con manual de instrucciones lo llegaría a comprender. Dicen que la gente ha dado la espalda a la pintura contemporánea…yo creo que los que han dado la espalda a la gente son los pintores con sus dibujos, que no representan nada concreto y sólo los entienden ellos mismos.

    No sé si Castells es un pintor frustrado que ha probado suerte en el cómic pero, tendría que saber lo siguiente: la obra debe ser “entendible” por el receptor, de no ser así mejor que no la realice porque, para publicar algo que sólo puede entender él mismo, mejor que no publique nada.

  45. Los dibujantes de cómic que abren caminos nuevos, como Ricard Castells, no pueden ser leídos como otros dibujantes de cómic que se mueven por códigos y caminos trillados. Hace falta un poco de interés por la obra de Castells, leerle sus entrevista y así se puede ver mejor lo que intentaba:

    http://elpintordehierro.blogspot.com/2008/10/la-e

    http://www.tebeosfera.com/1/Autor/Dibujante/Caste

    Saludos

  46. Para entender los cuadros menos figurativos de Miquel Barceló hay que haber tenido un poco de interés por la pintura matérica de gente como Tàpies. El problema es que algunos van con las misma armas de siempre (las que usaban para la pintura figurativa) para intentar entender una obra.

  47. Strauss on 14 diciembre 2009 at 21:00 said:

    Su:

    Agradezco tus aclaraciones y tienes toda la razón con lo que argumentas.

    Ahora bien: si trasladamos los criterios de la "pintura matérica" al cómic…

    ¿por qué no trasladamos el lenguaje de programación informática al cómic y escribimos un guión utilizando un lenguaje binario?

    ¿por qué no trasladamos todo de fórmulas matemáticas al cómic y lo hacemos más matemático?

    Si aplicamos criterios de la pintura contemporánea al cómic…¿por qué no aplicamos también criterios del lenguaje informático, de las matemáticas, de la formulación biológica?

    ¿tiene más derecho la pintura que la informática o las matemáticas?

    ¿Cuál es el problema de incluir fórmulas matemáticas en un cómic? que depende del nivel matemático a las que se adscriban dichas fórmulas el cómic sólo lo comprenderán ingenieros, físicos y matemáticos.

    ¿Cuál es el problema de trasladar los criterios pictóricos contemporáneos al cómic? que dicho cómic sólo lo entenderán las personas que previamente tengan nociones de pintura matérica.

    Oye, ¿si hacemos un cómic para entendidos en la pintura por qué no hacerlo también para entendidos en programación informática?

    Ya que nos ponemos en este plan, puestos a segmentar los lectores, los segmentamos bien…¿no te parece, su?

    • Álvaro Pons on 14 diciembre 2009 at 22:24 said:

      Strauss: no nos diferencia tanto entonces!!! :)
      A ver, creo que el problema deriva de establecer que ese tipo de tebeo se confunda como mayoritario. Yo creo que hay que aceptar que en pintura o en dibujo no sólo hay que entender de forma figurativa. También es válida una lectura evocativa, sensitiva, donde creo que cae el trabajo de Castells (no soy un gran fan de Tápies aunque hay cosas que me gustan, igual que BArceló, autores a los que creo que no hay que "entender" sino "sentir" -lo que no implica falta de sensibilidad, que enseguida lo tomáis todo por la contraria!!! :) )
      Creo que en la respuesta que das a su, hay un exceso a la hora de usar comparaciones con las matemáticas o el lenguaje informático (ay! me tocas la fibra sensible, ya sabes que soy físico y me paso el día con estas dos cosas…). Ambas disciplinas no son artísticas, pero la pintura sí. Se produce un trasvase entre disciplinas artísticas tan válido a mi entender como cuando hay autores que usan elementos de la pintura figurativa, de la ilustración, el diseño o el cine.
      La cuestión que creo entender es que no aceptas que una historieta se autolimite por el uso de su lenguaje. Es un criterio, pero la cuestión es…¿por qué no? Es decir, si un autor hace una propuesta limitante, como la de Castells (es indudable que su estilo no es para todo el mundo, y no hago aquí una definición elitista, sino simplemente afirmativa, es un estilo complicado que no tiene por qué gustar)…¿qué problema hay? Es decir… si un cómic es sólo para unos cuántos… pues sólo lo comprarán unos cuántos. Igual que hay poesía que sólo compran cuatro, películas que sólo ven cuatro gatos, etc…
      No creo que debamos limitar o criticar una obra porque esté hecha para pocos lectores. Otra cosa es otro tipo de comportamientos, los que entienden esa obra como genial y califican como idiotas a los que "no la entienden". Que es una estupidez como la copa de un pino. Que a mí me parezca una genialidad algo no implica absolutamente nada sobre otra persona a la que no le guste. Es sencillamente una indicación de difrentes sensibilidades, gustos, tendencias, etc. Conozco gente inteligentísima, mucho más que yo, que tiene gustos radicalmente distintos a los míos. ¿Y? No caigamos en el error de criticar a los autores porque cuatro gilipollas quieran hacer una élite…

  48. Strauss on 14 diciembre 2009 at 21:03 said:

    "El problema es que algunos van con las misma armas de siempre (las que usaban para la pintura figurativa) para intentar entender una obra"

    ¿Desde cuándo para leer un cómic es preciso tener nociones de pintura matérica?

  49. "¿Desde cuándo para leer un cómic es preciso tener nociones de pintura matérica?"

    Pues desde el momento en que estamos hablando de cómic experimental, en donde pueden entrar propuestas inspiradas en la pintura matérica u otras de otro tipo. Claro que otra manera de entender visualmente un cómic es simplemente dejarse llevar por lo que te propone el dibujante y aprender de su propuesta. Pero si no te convence, siempre te queda la opción de tirar de biblioteca (para buscar los referentes que ha usado el dibujante y así comprenderlos por una vía más racional).

  50. A Strauss, sobre su frase:

    "No sé si Castells es un pintor frustrado que ha probado suerte en el cómic pero, tendría que saber lo siguiente: la obra debe ser “entendible” por el receptor, de no ser así mejor que no la realice porque, para publicar algo que sólo puede entender él mismo, mejor que no publique nada."

    No entiendo por qué un dibujante de cómics no puede hacer una obra para la que, en el momento de hacerla, no exista público (receptor, como tú dices). Yo creo que puede hacerla, lo que pasa es que ese dibujante tiene que ser realista y saber que no cobrará por eso. En un vídeo muy conocido que corre por internet, Alberto Breccia decía que hacía algunos trabajos por el mero disfrute personal, sabiendo que no los iba a vender.

    Lo paradójico es que, seguramente en la actualidad algunos de aquellas obras si que podrían comercializarse.

    Así que, a veces existe un desajuste temporal entre el emisor y el receptor.

    Ricard Castells decía en aquella entrevista que puse arriba que tenía cerca de 100 páginas dibujadas que todavía no habían encontrado ninguna salida comercial. Nadie las había visto.

    Entre ellas, Castells tiene una historia titulada "Ecuador" que sólo ha sido vista en alguna exposición. ¿Dónde están los originales de ese cómic? Supongo que guardados, esperando un buen receptor.

    Es algo parecido a lo que ocurre con las patentes. Si vas a la oficina de patentes verás listas de ideas brillantes almacenadas esperando su momento para ser comercializadas. A veces no llega nunca, otras veces se convierten en bombazos. Es el acostumbrado desajuste entre emisor y receptor.

  51. A Strauss, sobre su frases:

    "¿por qué no trasladamos el lenguaje de programación informática al cómic y escribimos un guión utilizando un lenguaje binario?

    ¿por qué no trasladamos todo de fórmulas matemáticas al cómic y lo hacemos más matemático?

    Si aplicamos criterios de la pintura contemporánea al cómic…¿por qué no aplicamos también criterios del lenguaje informático, de las matemáticas, de la formulación biológica?

    ¿tiene más derecho la pintura que la informática o las matemáticas?"

    No veo ningún problema en que el dibujante de cómics experimente con el lenguaje, y para hacerlo es normal que tire de las fuentes que más le inspiren, las ciencias, otros lenguajes, etc. El Surrealismo está inspirando en algunas ideas de Freud.

    Luego, su experimentación personal, puede llevarle a propuestas mixtas -entre el cómic comercial y sus propias ideas- que ayuden a crear mercado dentro del cómic. O puede llevarle a tratar de difundir sus propuestas experimentales para públicos reducidos.

  52. A Strauss, sobre su frase:

    "Oye, ¿si hacemos un cómic para entendidos en la pintura por qué no hacerlo también para entendidos en programación informática?

    Ya que nos ponemos en este plan, puestos a segmentar los lectores, los segmentamos bien…¿no te parece, su?"

    Yo no tengo ningún inconveniente para que la experimentación de los dibujantes de cómic tome diversas vías. Eso no haría más que enriquecer el medio. Incluso el cómic comercial de masas podría verse favorecido por este hecho. Es sabido, por ejemplo, que el cine comercial, cuando está saturado de las mismas propuestas de siempre, suele echar mano del cine experimental para inspirarse y "abrir mercado".

  53. Strauss on 15 diciembre 2009 at 0:05 said:

    Álvaro:

    "no nos diferencia tanto entonces"

    Exacto, creo que tenemos una concepción del cómic muy cercana y similar.

    "si un autor hace una propuesta limitante, como la de Castells (es indudable que su estilo no es para todo el mundo, y no hago aquí una definición elitista, sino simplemente afirmativa, es un estilo complicado que no tiene por qué gustar)…¿qué problema hay? Es decir… si un cómic es sólo para unos cuántos… pues sólo lo comprarán unos cuántos"

    Totalmente de acuerdo si lo enfocamos desde este punto de vista. El problema es que yo entiendo que la cultura va dirigida a la sociedad en general…pero es evidente que todas las obras, sean más comerciales o menos, tienen sus especificidades. Mea culpa; quizá tenga el criterio de las ventas demasiado interiorizado. Una obra, por mucho que venda, no va a ser leída ni aceptada por la totalidad de los lectores potenciales; a la inversa sucede lo mismo: una obra por poco que venda, va a tener un mínimo de lectores afines.

    Si entendemos la obra de cómic como un trabajo dirigido a todo el espectro de lectores potenciales, la propuesta de Castells me parece arriesgada, porque requiere un conocimiento previo o, al menos, que el lector esté familiarizado con el dibujo no figurativo. Pero si la entendemos como una obra dirigida a un público determinado y específico, me parece acertada su publicación.

    Álvaro: ¿no daba pena Santamaría criticando ante los medios de comunicación la concepción de Ferrán Adriá? ¿no son los 2 cocineros internacionalmente conocidos? ¿qué beneficios obtiene el arte culinario de este enfrentamiento?

    Lo que tu decías sobre las mezclas me parece muy acertado; y diría más, muy necesario, para la evolución del cómic.

    "Ambas disciplinas no son artísticas, pero la pintura sí"

    Comprendo lo que dices pero la grandeza del cómic es que su estructura se fundamenta en dos partes: guión y dibujo. El dibujo es parte artística pero el guión, en parte, no lo es.

    Un guionista o escritor crea historias; el contenido de dichas historias puede ser muy variado y en él es posible la inclusión de todo tipo de temas (matemáticos, físicos, informáticos, biológicos, etc).

    Cuando Dostoyevsky revolucionó la literatura (de ello hace casi 150 años) lo hizo incorporando la introspección psicológica con su obra cumbre (según muchos literatos) "Crimen y Castigo"; según Nietzche: "Dostoievski es el único psicólogo, por cierto, del cual se puede aprender algo". Son muchos los psiquiatras que han alabado sus novelas. Dicho escritor realizó un trasposicón de la psicología como rama del concocimiento médico a la literatura; fue una innovación que ha tenido un gran éxito y aceptación mundial.

    Quizá otras trasposiciones no hayan tenido el éxito que ha cosechado la psicología en la literatura, pero no hay duda de que una historia o relato, se puede crear mediante trasposiciones de otras ramas del conocimiento, sean las que sean. Con ello, venía a expresar que si los pintores pueden hacerlo ¿por qué no los físicos? Serían tebeos que venderían poco, pero no menos que un cómic que utiliza un dibujo estilo pintura matérica.

    Si los dibujantes tienen el derecho de picar a la puerta de la facultad de bellas artes, el guionista también lo tiene para que la facultad de informática o física, le nutra de argumentos para realizar una buena sinopsis y un posterior relato.

    • Álvaro Pons on 15 diciembre 2009 at 3:00 said:

      Strauss: me gusta pensar que no hay guión y dibujo en la historieta, sino argumento y narrativa. Que la diferencia entre guión y dibujo es imposible en la historieta. A partir de ahí, es evidente que un argumento puede y debe ser contaminado por cualquier ámbito cultural, personal, científico, artístico… Y, evidentemente, la historieta sirve tanto para contar una historia intimista como para ser un libro de texto sobre física, ¿por qué no? Pero en este caso me refería a que creo que tu ejemplo lo ponías precisamente en el sentido contrario, intentando que la comparativa saliese dañada, no reforzada. Y viéndolo como me lo explicas ahora… ¿no es casi un refuerzo de esa diversidad necesaria y obligada de la historieta? :)
      Yo creo que, al final del debate, todos estamos más o menos de acuerdo, con los matices obvios de gusto de cada uno, que derivan a querencias particulares (pero bien fundamentadas, creo). Creo que al final, el problema no es del arte, sino como decían antes de los que hablan sobre arte e intentan que sus criterios, más allá de eso, de gustos mejor o peor fundamentados, sean cánones que se extrapolan en juicios a personas.

  54. Strauss on 15 diciembre 2009 at 0:15 said:

    Su:

    Te agradezco que hayas contestado a mis cuestiones sin acritud y aportando argumentos.

    "Yo no tengo ningún inconveniente para que la experimentación de los dibujantes de cómic tome diversas vías. Eso no haría más que enriquecer el medio"

    Sólo puedo decir que estoy de acuerdo con todas tus contestaciones y, sobre todo, con esta que entrecomillo.

    Sólo quiero añadir que las vías no sólo se pueden extender en relación a la parte del dibujo o representación gráfica, el guión, también puede ser objeto de expansión y evolución, mediante el enriquecimiento de técnicas narrativas, pero también, mediante la incorporación de contenidos procedentes de las distintas ramas del conocimiento humano.

    Un saludo.

  55. Interesante discusión, he disfrutado mucho leyéndola.

    Y ya que estamos con Gil Pupila, una doble propuesta de lectura: del clasicismo de "Los barcos del crepúsculo" de Tillieux a la modernidad de la terna "Quéquette blues" de Baru. El paisaje industrial en plena noche como atmósfera de intriga en el primero y como estado de ánimo en el segundo. En serio, tienen más en común de lo que podría parecer, y en ese aspecto son difícilmente superables en el apartado gráfico.

  56. – Sobre Tàpies recomiendo su libro publicado en 1996:

    "L'experiència de l'art"

    Edicions 62

    396 páginas

    Es un libro que recoge varios textos del pintor publicados en diversos sitios (en el diario "La Vanguardia", discursos varios, entrevistas, etc). Trata diversos temas (sus memorias, el saber mirar un cuadro, la originalidad y la moda, ideas estéticas, Paul Klee, Miró, Brossa, Velázquez, etc). Está casi todo en catalán, no sé si habrá edición en castellano.

    – No puede haber una entrada que acabe hablando sobre la experimentación en el cómic que no lleve un link al weblog del gran Micharmut:

    http://soloparamoscas.wordpress.com/

    Saludos

  57. Strauss on 15 diciembre 2009 at 15:33 said:

    Álvaro:

    "Creo que al final, el problema no es del arte, sino como decían antes de los que hablan sobre arte e intentan que sus criterios, más allá de eso, de gustos mejor o peor fundamentados, sean cánones que se extrapolan en juicios a personas"

    Qué gran verdad!!!

    Mis primeros mensajes en este post evidenciaban una incomprensión hacia algunos aspectos del vanguardismo (no en todos, porque antes de mis comentarios, ya consideraba "Ciudad de Crsital" como una obra imprescindible para todo aficionado al cómic). Después de este intercambio de opiniones, se hace evidente que tenía unas preferencias por el cómic clásico (y a ellas les concedía una mayor valoración), en detrimento de otras posibilidades narrativas que ofrece la historieta. Está claro que el término "preferencia" no debe implicar exclusión; el intercambio de opiniones ha evidenciado que mi postura inicial era excluyente para con un tipo de cómic vanguardista.

    Bien, por mi parte, entono el mea culpa por ser evidente que tenía un perjuicio creado sobre las diferentes vías experimentales en que trabajan algunos autores.

    El esfuerzo intelectual para comprender las nuevas tendencias y experimentaciones que aporta el cómic actual, en mi caso, no será en valde, ya que, con ello, aprenderé a valorar y considerar, en mayor medida, aquellas obras que antes leía con pereza y desidía, muy probablemente, por no creer conveniente hacer dicho esfuerzo intelectual para con este tipo de historietas, por considerarlas experimentaciones insustanciales, contrarias y perjudiciales para el cómic.

    Álvaro, Su, Ángel…(y no sé si me dejo a alguien…si es así, que se incluya en el grupo y perdone mi poca memoria) ha sido un placer, intelectualmente enriquecedor, poder intercambiar con vosotros opiniones sobre este tema.

    Un saludo a todos.

    • Álvaro Pons on 15 diciembre 2009 at 15:49 said:

      Strauus: o no, que nadie obliga a un gusto. Si tú estás bien con ese gusto por el cómic clásico, no tienes porqué acercarte al vanguardista si no te gusta. Cada cual con sus gustos que sea feliz. Lo único es que ni yo tengo derecho a despreciar tus gustos ni tú los míos. Eso sí, si podemos acercarnos mutuamente, intentar entender qué es lo que hace que cada uno tengo los suyos, seguro que ganamos todos. Unos disfrutando del tebeo clásico, otros conociendo nuevas formas de entender la historieta. Aunque no es obligatorio! :)

  58. Strauss, ha sido interesante el diálogo.

    Un saludo

  59. Strauss on 15 diciembre 2009 at 16:10 said:

    F:

    "El paisaje industrial en plena noche como atmósfera de intriga"

    Muy buena observación, tanto Tillieux como Baru tenían predilección por este tipo de escenarios y ambientaciones.

    Los mejores episodios de "Gil Jourdan" están ambientados en zonas portuarias, suburvios de las grandes ciudades y zonas industriales. Esa ambientación otorga un "plus" a la intriga, ya que va como anillo al dedo, para que el lector sienta esa atmósfera de soledad y misterio que debe aportar toda trama policíaca que se precie.

    Pero la recreación de ambientes y atmósferas de Tillieux iba más allá de estas zonas más aptas para el misterio….el 1º álbum contiene una recreación del barrio de Montmartre, siendo éste uno de los más típicos de París, y lo recrea a la perfección creando un sentimiento en el lector muy evocador.

    Los paisajes en la obra de Tillieux son fundamentales porque aportan esa próximidad al lector que tan pocos dibujantes pueden conseguir.

    Esa característica del dibujo de Tillieux lo hicieron desmarcarse de sus influencias. Si a ello le unimos un guión de calidad repleto de diálogos humorísticos e ingeniosos, obtenemos el "sello" y la "marca" típica de Tillieux.

    Un hecho que muy pocos críticos de este autor mencionan y que, a mi modo de ver, es fundamental para comprender su personal estilo, es el desorden.

    Quizá esta afirmación a muchos les sorprenderá, pero esa "magia" que tenían los dibujos de Tillieux no era tan debida al trazo (que también) sino, en mayor medida, a esa peculiaridad que siempre añadía Tillieux en sus dibujos: el desorden.

    Este hecho se puede observar porque en todas las recreaciones de paisajes, ya sean zonas portuarias o industriales, habitaciones de hotel, etc; existen elementos de desorden: una lata de conservas medio abierta tirada en medio del camino, un papel de periódico en medio de la calle, una botella de vino o un neumático en medio de las olas, una silla rota tirada en una esquina de la calle…todos esos elementos hacen "vivir" el paisaje descrito y le otorgan una proximidad mucho mayor de lo que, en un principio, pudiese parecer.

    Ese, para mi, es el gran secreto que tenían los dibujos de Tillieux; el hecho de ser tan próximos se debía, sobre todo, a ese desorden…pero cuidado que no era un desorden radical, sino que consistía en pequeños elementos que distorsionaban la escena y la hacían más familiar y evocadora para el lector.

    Quizá ese deorden evoque familiaridad para el lector y lo haga más próximo porque las personas, no son perfectas, tampoco son imperfectas…pero algún que otro defecto tenemos…si a un paisaje le aportas pequeños elemento de distorsión lo haces más real y evocador…la realidad es así, si un dibujante la quiere hacer próxima se debe ceñir a ella, y Tillieux sabía, a la perfección, que nada es perfecto y que las pequeñas imperfecciones forman parte de este todo que llamamos realidad y juzgó necesario que sus recreaciones incluyeran estos elementos que nos son tan típicos y familiares.

  60. Strauss on 15 diciembre 2009 at 16:16 said:

    Álvaro:

    "Eso sí, si podemos acercarnos mutuamente, intentar entender qué es lo que hace que cada uno tengo los suyos, seguro que ganamos todos"

    Totalmente de acuerdo contigo, Álvaro.

  61. Ojo, Strauss, yo hablaba únicamente de "Los barcos del crepúsculo", donde ese paisaje aporta un aire de suspense, de pensar que de cualquier lado va a venir el peligro en medio del caos industrial. Desde luego, sus ambientes parisinos están también muy conseguidos, como bien dices, y aportan una ambientación realista fundamental para la serie (y sin embargo, hay una viñeta que me choca y me resulta fascinante a la vez en "La fuga de Libélula": cuando entran en el garaje al principio, con el falso taxi, se ven las casas típicas y venidas a menos del viejo barrio en una preciosa viñeta de dimensiones un poco mayores que las habituales. Es una estampa de decadencia, en la que justo detrás de la tapia, junto a un anuncio de neumáticos Michelin, asoma un edificio noble con falsas columnas estriadas que está totalmente fuera de lugar. Parece un paisaje sacado de la Bruselas de detrás del espejo que vemos en "Las ciudades oscuras" de Schuiten, una nota fuera de lugar que me fascina).

    Pero sí, tienes toda la razón -o, mejor dicho, no me pillas de sorpresa porque pienso exactamente lo mismo que tú- :D respecto al logro de Tillieux en la representación de escenarios: no sólo es el trazo, lo que impresiona es el nivel de detalle, el desorden del paisaje industrial y del paisaje urbano deteriorado (Baru no tiene tanto detalle, pero consigue un efecto parecido gracias a extraños enfoques y desencuadres, con viñetas que encuadran a lo mejor una barrera de protección de la carretera y apenas sale un trozo del coche donde viajan los protagonistas). En ese sentido, la sensación que transmiten los paisajes degradados de Tillieux es la de "belleza del desorden", muy habitual en el cine moderno, por ejemplo, que bebe del Tarkovsky de "Stalker" o del Antonioni de "El desierto rojo". Personalmente, es una estética que me encanta.

  62. >>pero cuidado que no era un desorden radical, sino que consistía en pequeños elementos que distorsionaban la escena y la hacían más familiar y evocadora para el lector.

    Me dejaba esto. Seguimos de acuerdo: un desorden que puede surgir de forma natural, un desorden "lógico", si quieres, opuesto al desorden tipo "dónde está Wally" de alguien como Geoff Darrow, muy detallado pero nada creíble. No basta con pintar basura por todas partes, hace falta que nos creamos que "alguien" pudo plantar esa basura ahí, en algún momento, que no es mero decorado sino el descarte de algo que una vez tuvo alguna utilidad. Tillieux es un maestro en ello.

  63. Strauss on 15 diciembre 2009 at 19:26 said:

    F:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo y te agradezco que hayas exresado tu opinión sobre el desorden de "Tillieux" con tanta precisión y acierto.

    En relación a la viñeta del 1º álbum de "Gil Jourdan" sólo puedo añadir que sí es una escena de París, pero no la típica. Esa viñeta recrea con precisión una escena extraída del barrio de Montmartre de París.

    Dicho barrio es un laberinto bohemio y turístico que rodea al Sacré Coeur y recibe cada año más de seis millones de visitantes. El mejor panorama es perderse por sus calles adoquinadas y empaparse de su atmósfera histórica y cultural.

    Está situado en el norte de París y es como un pueblito con vida propia. Parece estar aparte, y no es sólo debido a su ubicación, en lo alto de un cerro. Nada más entrar en su perímetro, uno tiene la sensación de perderse por una antigua ciudadela, llena de vestigios artísticos y arquitectónicos. Sin embargo, Mont­martre está perfectamente integrado a la capital francesa.

    Tillieux decide que Gil tenga su domicilio en dicho barrio porque, en 1956, era el más barato de París y, en el primer álbum, el detective privado no tiene dinero y, en consecuencia, decide domiciliarlo en este barrio tan atípico de lo que sería el París monumental y de grandes avenidas.

    Si alguien se pregunta por qué Tillieux decide ubicar el domicilio de Gil en París siendo dicho autor Belga, la respuesta es mucho más simple de lo que cabría pensar. Los motivos no fueron porque París fuese más del agrado del autor que Bruselas o, tuviese una mayor proyección, sino por razones económicas. En aquella época la revista Spirou era el magazine para niños más vendido; se publicaba en 2 lenguas, en Francés para Francia y en Flamenco y francés para Bélgica. La francophonie era el objetivo y utilizar Bruselas como eje de la acción ubiese disminuido las ventas en Francia. Dupuis, gran editor, ya había advertido a toda la plantilla que no debían dibujar paisajes típicos belgas sino "neutros", es decir, que tanto se pudiesen identificar con Francia como con Bélgica. Dupuis quería hacer una revista francófona, no belga, ya que así cuatriplicaba el número de lectores. Por ello, Tillieux decide ubicar a Gil en París…aunque ello no fue para Tillieux un constreñimiento, todo lo contrario, él amaba París y Francia…siempre dijo que Francia era muy bonita y que Bélgica, menos, porque siempre llovía y era muy monótona. Ah! a Tillieux también le encantaba España, decía que sus paisajes eran diferentes a su Bélgica natal (tan verde), y le gustaba mucho el carácter español; él era una persona muy sociable y de España amaba el que la gente hiciese la vida en la calle, que los bares estuviesen llenos…no como en Bélgica que a determinada hora la gente no sale de sus casas y las calles están desiertas.

    La viñeta que citas es una de las más apreciadas por los aficionados a la serie y, en Bélgica, que son muy aficionados a la para-bd, han sacado serigrafías de viñetas de Tillieux; una de estas serigrafías es, precisamente, la que reproduce esta viñeta a tamaño cartel de cine.

    Aquí tienes dos ejemplos de ello:

    http://cgi.ebay.fr/TILLIEUX-Serigraphie-BD-Origin

    http://www.galeriecollin.com/serigraphie-tillieux

  64. Strauss on 15 diciembre 2009 at 19:28 said:

    F:

    Perdona, pero entendí que dudabas entre París o Bruselas. Si has estado allí, seguro que saborearás esas viñetas con más pasión, aún, que un lector que desconozca Monrmartre; a mi, me sucedió lo mismo.

    En relación al edificio: tienes razón yo tampoco recuerdo haber visto edificios similares en esa zona y, la verdad sea dicha, nunca me había fijado en ese edificio en concreto…y mira que la viñeta la tengo perfectamente memorizada desde la primera vez que leí “Gil Jourdan”.

    No tengo información sobre si es una reproducción exacta de una calle concreta de Montmarte y no te puedo contestar, lo siento.

    Aunque no te pueda responder al respecto sí que quiero darte mi opinión, no ya sobre la viñeta en concreto, sino sobre las recreaciones de Tillieux.

    Tillieux siempre acostumbraba a fotografiar casas, calles, zonas portuarias, etc, cuando tenía que realizar un episodio de su serie. Su documentación, frecuentemente, era fruto de esas fotografías o esbozos que tomaba. Luego se basaba en ellas. Sinceramente, creo (no lo puedo asegurar, pero es una impresión) que Tillieux no recreó ninguna fotografía de forma exacta, es decir, si tenía que dibujar una calle de París quizá utilizaba 3 o 4 fotografías distintas, pero el dibujo final era sólo de una calle. Creo que se basaba en determinados aspectos de la fotografía pero no hacia una copia exacta, únicamente utilizaba los elementos que le interesaban y le convenían de la fotografía tomada. Por ello, aunque en el 1º, 3º y 4º álbumes parte de la acción transcurre en París, no puedo reconocer exactamente ninguna viñeta con la realidad, es decir, se sabe que es París, pero en concreto la calle o plaza no y, sinceramente lo digo, no creo que se encuentre una réplica real de alguna de sus viñetas por los motivos anteriormente mencionados.

    Un claro ejemplo para defender mi posición al respecto lo tenemos en el 3º álbum: “el paso del ahogado” o “la voiture immergée”. ¿existe ese paso? ¿existe la isla con la construcción derrumbada? todo parece muy real ¿existe eso?
    Tillieux en una entrevista dijo que sí que existía una isla similar que se enlazaba con la costa mediante un estrecho paso, el cual, quedaba cubierto por la marea durante unas horas por la noche.
    La isla en cuestión, efectivamente existe; está situada en la costa atlántica francesa. Se llama Noirmoutier. Dicha isla se une al continente mediante el paso del Gois (o Goâ), una calzada de apoximadamente 4.5 Kilómetros, que queda sumergida por el mar en pleamar, pero que es practicable durante la bajamar.
    En realidad la isla es mucho más grande que la dibujada por Tillieux en el 3º episodio, además, es una isla habitada desde la prehistoria, y él hace que sea una isla desierta.
    La zona portuaria del 4º episodio ¿existe? seguro. ¿es igual a como la recrea Tillieux? lo dudo; seguramente Tillieux fotografió toda la zona portuaria y, una vez en su estudio, se basó en las distintas fotografías para elaborar los ambientes que tanto transmiten al lector.

    ¿había una silla rota en medio de la acera cuando Tillieux fotografiaba algún suburbio de París? segurmanete no, pero él la incluía. Por ello, las recreaciones de Tillieux, eran reinterpretaciones de la realidad no copias exactas de ella.

    Piensa, además, que en todos los episodios de Tillieux hay zonas y paisajes “que suenan”, “que se parecen”, “que recuerdan a”, pero que se puedan identificar con algún paisaje concreto y específico: lo dudo. Creo que Tillieux utilizaba la documentación y la reinterpretaba en función de la trama y sus guiones, no recreaba miméticamente lo que había fotografiado, se basaba en ello, para elaborar algo propio.

    En esto Tillieux no se parecía en nada a Hergé, ya que éste intentaba siempre plasmar al dibujo la documentación “exacta” de los lugares a los que viajaba su personaje Tintín.

    Tilleux tenía un estilo y Hergé otro. Personalmente, en lo que a recreación de paisajes y atmósferas se refiere, me quedo con Tillieux sin lugar a dudas (entiéndase todo ello sin desmerecer al gran Hergé).

  65. jose luis povo on 15 diciembre 2009 at 19:36 said:

    muy buena reseña del primer integral de esta fantástica serie, que un servidor venía esperando desde hace unos cuantos meses. Desde aquí invito a todos los que queráis leer alguna cosa más sobre Tillieux, tanto en su faceta de autor total como de guionista, a que os paséis por nuestro blog sobre comic francobelga mis comics y mas.En varias ocasiones hemos dosertado sobre este genial (y a menudo olvidado) autor.(http:\\miscomicsymas.blogspot.com.Un saludo.

  66. Hombre, Strauss, ya sé que representa Montmartre, y de hecho me es familiar porque he caminado muchas veces por sus callejas empinadas. Pero no recuerdo haber visto edificios de ese estilo más lujoso (si quitamos el disparate del Sacré Coeur) encajonados entre las casas más modestas y venidas a menos de la viñeta. Me sigue resultando raro, por eso mencionaba a Schuiten, no es que pensase que se trataba de Bruselas en absoluto.

    Pero gracias por la información adicional, no sabía que esa viñeta en concreto era tan popular, la verdad es que lo merece. ¿Existirá alguna referencia fotográfica de algún lugar parecido de la colina de Montmartre de donde se pudiera inspirar Tillieux? Sería interesante.

  67. Joder, yo pensaba que el paso del ahogado estaba inspirado en el Mont Saint-Michel, no sabía que existiese una calzada inundable tan larga, me parecía absurdo e inútil, pese a lo bien que le queda para la historia (pensándolo desde un punto de vista práctico, no es normal que el paso sea inutilizable al punto que sólo se puede cruzar en coche y dándose prisa, ¿para qué serviría en la edad media si a pie te ahogas sin remedio?). Pero si buscas Noirmoutier-en-l'Île en google maps se ve perfectamente la calzada en cuestión, semi-inundada, ¡es genial! Yo he estado dos o tres veces en Morbihan, la región donde se ubican los famosos campos megalíticos, que es la que da nombre al pueblo del cómic, y nunca supe de Noirmoutier, pese a que queda muy cerquita. La próxima que vaya por allá, habrá que hacerle una visita, ¡gracias por señalármelo!

    Respecto a los paisajes parisinos, yo tampoco reconozco ninguno en concreto, aunque todos tengan un aire inconfundiblemente francés. En este interesante hilo sobre localizaciones mencionan a Gil Pupila dentro de las parisinas, pero dicen que son a la vez imaginarias:

    http://www.bdgest.com/forum/la-bd-et-les-villes-d

    Así que Tillieux echaba mano de su imaginación, por lo que esa viñeta es probablemente fruto de ella.

    Yo me quedo con Tillieux para los paisajes urbanos e industriales europeos, pero Hergé sin duda hacía mejor los paisajes exóticos. Las localizaciones de Xique-Xique dejan mucho que desear frente a las de los Pícaros o la Oreja Rota, por no mencionar China o el Tibet.

  68. (Por cierto que he volviendo a la zona portuaria de "Los barcos del crepúsculo", he estado repasándola, y al final, cuando salen cubiertos de lodo, hay en una viñeta a los lejos unas cajas y una plancha de madera junto a Libélula y el inspector, como parte del desorden del lugar. En la siguiente viñeta convergen todos los personajes y estos usan la plancha para caminar sobre el lodo sin ensuciarse; es decir, las cajas y la plancha en realidad estaban ahí como pasarelas que probablemente usaban los obreros con idéntico fin. Un detallazo)

  69. Angel on 16 diciembre 2009 at 0:32 said:

    Strauss, esta edicion de planeta…¿que aventuras incluye?

    Yo tengo una vieja edicion de Dupuis, el integral numero 1. Premieres Aventures.

    que incluye…la porsuite( precuela a la fuga, de 12 plancha de duracion)

    Libelulle s´evade- Popaine et Viex tableux- la sugerente – la voiture immergee y acaba con una historietila de Crouton- Les Vacances de Crouton.

  70. Strauss on 16 diciembre 2009 at 1:19 said:

    Ángel:

    Siento no poderte informar con una mayor precisión pero todo lo que tengo de Tillieux está en francés (tengo todo lo que hizo Tillieux pero en ediciones francesas) y la nueva edición de PdA, me la compraré más adelante, por ello, no sé exactamente el contenido de las historias que incluye…sé lo que se ha dicho: los 4 primeros episodios de "Gil Jourdan".

    La edición francesa que mencionas, sólo incluye los 3 primeros episodios, más la precuela y las vacaciones de Crouton, como bien indicas…no sé si la precuela y las vacaciones se incluyen en el primer tomo de la edición de PdA…pero de todas formas, aunque no las incluyan en dicho tomo, te la recomiendo encarecidamente porque es una edición "rejuvenecida", la impresión y el color son mejores que en las anteriores ediciones y hay un dossier con mucha información sobre Tillieux y su obra.

    A ver si hay suerte y alguna persona del foro te puede dar una información más precisa.

    Un saludo.

    • Álvaro Pons on 15 diciembre 2009 at 23:41 said:

      Ángel. Este primer recopilatorio incluye La fuga de Libélula (Libellule s’evade), Arte y Popaína (Popaïne et vieux tableaux), El paso del ahogado (Le voiture inmergée) y Los barcos del crepúsculo (Les cargos du crepuscule)

  71. Strauss on 16 diciembre 2009 at 2:12 said:

    F:

    Excelente tu observación sobre “Los barcos del crepúsculo”, no me había fijado en ese detalle.

    Muy bueno el link que has adjuntado; muchas gracias; en ese foro se dicen cosas muy interesantes.

    "Las localizaciones de Xique-Xique dejan mucho que desear"

    Totalmente de acuerdo; seguramente es debido a que en la elaboración de dicha historia Tillieux no disponía de documentación y tuvo que dar rienda suelta a su imaginación sin una documentación real, ya fueran fotografías o bocetos. Lo mismo sucede con los 9º y 10º episodios de la serie, en donde se hace evidente que la documentación previa era, prácticamente, inexistente. Cuando Tillieux dispone de esa documentación el salto de calidad es brutal; ejemplo de ello son loa episodios: 1º, 2º, 3º, 4º, 6º, 7º y, en menor medida, el 8º.

    De todas formas el 5º episodio de Gil Jourdan influenció en autores como Chaland: fíjate en el álbum "le Cimetière des éléphants", en la portada de dicho álbum salen muchos árboles….ahora échale una mirada al final del 5º álbum de Tillieux, me parece que es la penúltima o antepenúltima plancha, se trata de una viñeta que ocupa media página y salen todos los personajes montados en canoas junto con los indígenas…¿los árboles de esa viñeta no se asemejan a los de la portada del álbum de Chaland?…y no sólo los árboles…

    "Así que Tillieux echaba mano de su imaginación, por lo que esa viñeta es probablemente fruto de ella"

    Sí, exacto, pero era una imaginación que utilizaba documentación muy precisa, o lo que es lo mismo, una imaginación que garantizaba un nivel de realismo creíble mediante un atento análisis de la realidad.

    "Yo he estado dos o tres veces en Morbihan, la región donde se ubican los famosos campos megalíticos, que es la que da nombre al pueblo del cómic"

    Sí, y ese pueblo está basado en los pueblos típicos de la región, pero no es ninguno de ellos en concreto….a veces pienso que a Tillieux le gustaba jugar con el lector, de tal forma que hacía que el lector reconociese la zona rural, pero imposibilitaba una localización exacta.

    Hace tiempo hicieron una encuesta en la que participaron los autores más representativos del cómic belga actual; en ella, había una pregunta en la que se pedía a los autores que indicaran el autor que más los había influenciado…las respuestas fueron muy variadas; finalmente hicieron el recuento y salieron 3 autores de cómic con muchos más votos que el resto, éstos eran: Hergé, Franquin y Tillieux. Una gran tristeza ver que en España no se conoce nada de Tillieux y que esta edición no servirá para mitigar el poco reconocimiento y consideración que se tiene hacia su persona.

  72. Strauss on 16 diciembre 2009 at 2:46 said:

    F:

    Hay una secuencia, perteneciente al 4º álbum de la serie, en la que se puede apreciar, a la perfección, la concepción que tenía Tillieux del lenguaje del tebeo y de cómo se debía utilizar (siempre hablando en términos de cómic clásico).

    La escena en cuestión es la conceriente a la del matón que descubre a Gil husmeando en la casa del abogado. Esta escena contiene el arte de Tillieux en mayúsculas: en ella, podemos observar la dinámica cinematográfica aplicada al cómic; en el posterior accidente con el camión y en la persecución que le postcede, Tillieux crea un ritmo frenético: eso es cómic dinámico!!! después, en la escena en la que el matón lo acorrala con una apisonadora se puede apreciar, en sólo 3 viñetas, el dominio de Tillieux de la técnica de la "deconstrucción del movimiento" que tan bien sabía plasmar Hergé en su Tintín.

    Personalmente considero que lo mejor de Gil Jourdan son los 4 primeros álbumes el 6º y el 7º, pero si me tuviese que quedar con uno elegiría el 3º o el 4º, el 4º, sobre todo, por la lección que da Tillieux sobre cómo se debe utilizar el lenguaje del cómic, no tanto por la trama….

    Aunque, actualmente, es posible que esa forma de entender el cómic (dinamismo, secuencialidad y deconstrucción del movimiento) haya quedado obsoleta y anticuada.

    • Álvaro Pons on 16 diciembre 2009 at 2:52 said:

      "Aunque, actualmente, es posible que esa forma de entender el cómic (dinamismo, secuencialidad y deconstrucción del movimiento) haya quedado obsoleta y anticuada."
      Para nada….

  73. Strauss on 16 diciembre 2009 at 2:52 said:

    Álvaro:

    Muy bueno el ejemplo!!

    Conozco uno en el que aún es más evidente la copia…diría más…descarada!!!

    En el 9º álbum de Gil intentan arrancan un Mercedes y lo empotran contra la pared.

    En el "sulfato atómico" (obra que Ibáñez reralizó unos años después de este 9º episodio de Gil), podemos observar la copia de la misma escena…si uno sigue leyendo verá que copia otras escenas y viñetas del mismo 9º álbum de Tillieux.

  74. Strauss on 16 diciembre 2009 at 3:06 said:

    Álvaro:

    "Para nada…"

    Bueno, quizá no me haya expresado bien…preciso: que ya no sea la única forma mediante la que el cómic puede elaborar la representación gráfica de un relato, es decir, que junto a ella, existen otras posibilidades que el lenguaje del cómic ofrece al autor.

  75. Uff, el parecido existe, sin duda, pero es un escenario tan común que Chaland puede haberlo visto en cualquier parte. Incluso en Tintín, y precisamente el capitán que degradan a carcelero de Xique-Xique recuerda muchísimo al General Alcázar de Hergé, en la viñeta en que aparece sobre un terrado lanzando granadas de gas es casi un calco. ¡La sombra de Hergé es muy alargada!

    Y seguimos de acuerdo: el tercer y cuarto álbumes son para mí los mejores, y casi que me quedo también con el cuarto por su insuperable ambientación (aunque efectivamente la historia no tiene ni pies ni cabeza, al menos en la credibilidad del "experimento científico" y su uso para la estafa). La persecución que termina con la excavadora es de antología, y ese momento en que Gil Pupila se hunde en la alcantarilla justo delante de la pala del vehículo casi parece animado de verdad, lo que llamas "deconstrucción del movimiento" es perfecta en esa secuencia (bueno, y en las viñetas que la preceden también, toda la escena del callejón sin salida es frenética, pero es que esas tres viñetas son lo más. Y antes aún, me encanta la viñeta alargada en que Pupila corre frente a una fila de camiones y grúas, y se oyen los pasos del perseguidor en la distancia, tiene un encuadre muy dinámico). No me parece que esta forma de narrar haya quedado anticuada en absoluto, pero, como ya has discutido con Álvaro, hay otras igualmente válidas con sus propios recursos gráficos, y también las disfruto.

    Y por cierto, la viñeta a media página de los muelles del Sena, donde el perseguir divisa de nuevo a Gil Pupila, con la masa negra de la orilla de enfrente y las luces que se reflejan en el agua solitaria me recuerdan a otro París: el de Tardi, en concreto el de "Niebla en el puente de Tolbiac" o "Calle de la Estación, 120". Describir el París representado por el cómic francobelga necesitaría mucha tinta…

  76. Gracias, Álvaro y Strauss.

    En cuanto vea el tomo de planeta, no he ido al expocomic y en las librerias por donde yo vivo todavia no esta, supongo que lo pillare.

  77. Strauss on 16 diciembre 2009 at 20:07 said:

    "Uff, el parecido existe, sin duda, pero es un escenario tan común que Chaland puede haberlo visto en cualquier parte"

    Sí, es cierto…lo que ocurre con Chaland es que en uno sólo de sus álbumes puedes apreciar diversas influencias a la vez, procedentes de los grandes autores del cómic francobelga.

    "el capitán que degradan a carcelero de Xique-Xique recuerda muchísimo al General Alcázar de Hergé"

    Tienes toda la razón, es muy probable que, en dicho episodio, Tillieux estuviese influenciado por los paisajes y la narración de los álbumes de Tintín en América del Sur; aunque, a partir de ese 5º álbum de Gil Jourdan, se evidencía una gran influencia del dibujo de Morris en el trazo de Tillieux (como ya comenté en el mensaje 34 de esta entrada); quizá, debido a este motivo, a mi ese capitán, y la mayoría de militares y presidiarios del cómic, me recuerdan a los personajes de Morris, concretamente, el capitán con ese mentón prominente, me recuerda al mentón de los Dalton…

    Ya que hemos citado a Hergé y, al mismo tiempo, también hemos coincidido en qué álbumes se encuentra lo mejor del arte de Tillieux (3º y 4º de Gil Jourdan), me gustaría, también, manifestar cuál es el trabajo de Hergé que considero la cima de su arte (no quiero que se mal interpreten mis palabras, es una opinión personal y la expongo sin ánimo de axiomatizar ni querer ofender a los muchos seguidores de Hergé); bueno pues allá va: el álbum en el que Hergé llega a la cima como autor y, en el que se puede apreciar mejor todo lo que aportó Hergé al cómic, es "El templo del sol" pero en la edición original de 1946, no el que se comercializa junto con los 24, sino el que se publicó por entregas en la revista Tintín y ha sido editado después por Juventud en una edición apaisada en formato a la italiana. A mi me parece que ese álbum contiene el concepto de cómo se debe hacer cómic, según Hergé, a la perfección; en él vemos secuencias enteras de dinamismo y "deconstrucción del movimiento", durante todo el álbum, tanto si los personajes están en movimiento como si no lo están, hay un dominio de la escena y la acción que evidencían por qué Hergé, junto con Franquin, son considerados los dos pilares de la BD clásica.

    Pero es una opinión personal…y he de decir que no es el álbum de Tintín que me gusta más, prefiero mil veces los de la luna, el Tibet o el asunto tornasol, pero como lección de cómic, creo que es el mejor de los que realizó Hergé y en el que demostró más su enorme talento como autor.

    Todo ello lo digo sin quere ofender a nadie; es tan sólo, una apreciación perosnal sobre el arte de Hergé, ni quiero axiomatizar ni establecer un canon, sólo exponer una conclusión que he extraído después de años y años de lecturas y relecturas de la obras de Hergé, únicamente como un simple aficionado al cómic francobelga.

    "No me parece que esta forma de narrar haya quedado anticuada en absoluto, pero, como ya has discutido con Álvaro, hay otras igualmente válidas con sus propios recursos gráficos, y también las disfruto"

    Igualmente…y que conste que Ciudad de Cristal es una de mis obras favoritas y la considero un monumento de los tebeos.

    "con la masa negra de la orilla de enfrente y las luces que se reflejan en el agua solitaria me recuerdan a otro París: el de Tardi"

    Siendo Tardi un autor ya mayor, es posible que haya crecido junto a los clásicos francobelgas y, algunas atmósferas de Tillieux, lo hayan influenciado en su posterior dedicación al cómic…Hergé, Franquin, Peyo, Tillieux, han influenciado a toda una generación de autores francobelgas; que aquí en España únicamente sean conocidos, mucho Hergé, menos Franquin, y, totalmente desconocidos el resto, no quiere decir que en Francia y en Bélgica, autores de la generación de Tardi, Juillard, Chaland, no hubieran leído (yo diría mamado) los tebeos de dichos autores.

  78. Sí, es verdad, hay un aire a los Dalton también ahí. Pero por más que la influencia de Morris esté ahí, y sea reconocida por Tillieux, el modelo de Xique-Xique en concreto me sigue pareciendo Hergé. Al fin y al cabo el punto de partida del álbum -un científico raptado para robarle su invención de un arma sónica- es exactamente el mismo que el de "El asunto Tornasol", publicado muy pocos años antes. No sé hasta qué punto expresaba Tilliuex admiración por Hergé también, pero que lo leía, está clarísimo. :D

    "El templo del Sol" era de mis favoritos de niño, aunque hoy día me gusta menos (prefiero mucho más su primera parte, "Las siete bolas de cristal"). La verdad es que no he leído la primera versión, pero tal como la pones tendré que buscarla para comparar. Mi Tintín favorito quizás sea "El loto azul", seguido de cerca por, precisamente, "El asunto Tornasol" o el doblete del Unicornio y Rackham el Rojo. Pero es difícil, igual si me preguntas otro día cambio el orden de preferencia, o te doy otros títulos.

    Respecto a Tardi, tampoco quería dar a entender que se inspirase directamente en Tillieux, sólo señalaba una de esas convergencias maravillosas en las que obras distintas adquieren un parentesco insospechado, que dura lo que un pensamiento. Como cuando uno ve algunas de esas estatuas huastecas de gorros picudos y piensa irremediablemente en Moebius:

    http://static.panoramio.com/photos/original/47255

    (Aunque hay algunas aún más evidentes en el museo de antropología de Xalapa, la única foto que he encontrado en la web es muy mala. Paciencia:

    http://www.xalapa.net/antropologia/images/museo_p… )

    "Ciudad de cristal" es estupenda, y precisamente ahora Mazzuchelli indaga aún más en el tema de las formas y saca su "Ulises" particular, como bien hace notar Douglas Wolk en su crítica del NYT:

    http://www.nytimes.com/2009/07/26/books/review/Wo

    Si "Asterios Polyp" no es una prueba de que la experimentación puede ser apasionante y estar al alcance de cualquier lector, que baje San Eisner y lo vea… ;D

  79. Mazzucchelli, por escribirlo correctamente. Siempre me dejo alguna consonante en el camino, con ese nombre. XP

  80. Strauss, Álvaro , gracias por las respuestas.

    El caso es que vengo de comprarme la edicion de planeta. Es muy bonita y a priori no pensaba a hacerlo pero al verla , parece que esta vez han heco bien las cosas. Eso si la traduccion es un poco , ¿como lo diria? parece que la he hecho yo y no un profesional.

  81. Strauss on 17 diciembre 2009 at 0:04 said:

    Ángel:

    No he comprado aún el primero volumen del integral de PdA, pero los comentarios de varias personas que sí lo han hecho son coincidentes con tu queja.

    PdA ha comprado los derechos a Dupuis para poder editar esta serie en España.

    Dupuis tenía en su catálogo ediciones de sus personajes clásicos de baja calidad. Hace cosa de pocos años han iniciado una colección de integrales en los que se intenta dignificar el material clásico rejuveneciéndolo, mediante las nuevas técnicas de edición informatizadas. El resultado ha sido excelente y, por primera vez, en varias décadas, han realizado unas ediciones dignas de su catálogo clásico…que aún no han finalizado todavía (por ejemplo, la edición de "La patrouille des Castors" aún sigue siendo la antigua, en los próximos años, seguro que acabarán por restaurarla como merece).

    PdA ha comprado los derechos de esta nueva edición para poderla publicar en España y la ha traducido con el nivel al que nos tiene acostumbrados. Antes de que publicaran el primer tomo, como lo llevavan anunciando desde septiembre, ya me imaginaba que el fallo estaría en la traducción y, dicho sea de paso, al calcar la edición de Dupuis, sólo podían fallar en eso, que es lo único que ha aportado PdA a la edición: una floja traducción…y es que traducir a Tillieux, al menos, en Gil Jourdan, no es fácil debido a los diálogos humorísticos, las comparaciones, figuras retóricas y el vocabulario específico que utilizaba Tillieux en sus guiones. Para traducir a Tillieux debía haberse encomendado la tarea a alguien que conociese la obra y el estilo del autor, no basta con saber francés.

    En las traducciones de las novelas clásicas, generalmente, no se encomienda la labor a cualquier traductor, sino a uno que sea especialista en el autor que se quiere traducir.

    Abulí lo podría haber traducido a la perfección, de verdad, muchas veces no entiendo la poca consideración de PdA hacia las grandes obras del tebeo.

  82. Angel on 17 diciembre 2009 at 0:11 said:

    Strauss , entre esos integrales de dupuis a los que te refieres ¿estan los de Natacha o Tif y Tondu?.

    Yo estoy comprando la coleccion de Natacha y tengo los dos primeros de Tif y Tondu, pero estos personajes me interesan menos porque pasaron varias etapas y algunos son un poco flojas.

    Por lo demas

    Tengo un par de integrales de esa edicion mas antigua de la patrulla de los castores, pero no sabia que estaban remozando esa coleccion tambien.

  83. Strauss on 17 diciembre 2009 at 0:55 said:

    "No sé hasta qué punto expresaba Tilliuex admiración por Hergé también, pero que lo leía, está clarísimo"

    En una entrevista que Tillieux concedió en la década de los 70 le preguntaron cuáles eran los mejores dibujantes según su proipa consideración: Tillieux contestó que Franquin era un superdotado del dibujo, que Peyo era muy bueno pero que, Hergé, era el mejor autor europeo y lo dijo con estas palabras: "Hergé ha sido y continúa siendo, en la actualidad, el mejor autor europeo" (entiéndase lo de "actualidad" la década de los 70 que es cuando lo entrevistaron).

    Tillieux aprendió a hacer cómic con los dibujos de Hergé y su influencia perduró durante toda su carrera. La forma de entender el cómic de Tillieux era la misma que la de Hergé. Tillieux aprendió la técnica de la "deconstrucción del movimiento" de Hergé; dicha técnica era una de las cualidades que más admiraba Tillieux en Hergé. Es muy probable que en la idea, la trama y la concepción del 5º álbum, haya tenido en mente el episodio de Tintín que citas. El estilo de dibujo de Tillieux se desmarcó a principios de los 50 del de Hergé y lo encauzó hacia el de Franquin; pero en lo que ha concepción de una historia, desarrollo de la narración y utilización del lenguaje del cómic se refiere, Tillieux siempre tuvo como referencia la obra de Hergé.

    "“El templo del Sol” era de mis favoritos de niño"

    A mi de niño me gustaba mucho…de mayor menos en lo que se refiere al argumento y la trama; la historia de "las 7 bolas de cristal" me parece mucho más interesante. Episodios buenos de Tintín hay unos cuantos y, como bien dices, depende del día uno puede alterar el orden de la lista…

    De adulto quizá sean los de la luna, el Tíbet y el asunto tornasol las historias que más me atraen y, el "loto azul" por ser la primera obra maestra de Hergé, vamos, la precuela de lo que vendría después.

    "El templo del sol" de 1946 sólo me interesa por la lección de cómic que da Hergé…es como un manual de texto sobre cómo hacer cómic y utilizar su lenguaje…todo disfrazado por el emboltorio de una averntura…pero, en realidad, es un libro de texto sobre cómo hacer cómic.

    "Si “Asterios Polyp” no es una prueba de que la experimentación puede ser apasionante y estar al alcance de cualquier lector, que baje San Eisner y lo vea… ;D"

    Tienes toda la razón…qué gran verdad.

  84. Strauss on 17 diciembre 2009 at 1:36 said:

    "Strauss , entre esos integrales de dupuis a los que te refieres ¿estan los de Natacha o Tif y Tondu?"

    Ángel en este link que adjunto encontrarás toda la información sobre las nuevas integrales de Dupuis, haciendo click sobre la cara del personaje, saldrá la lista de los títulos publicados:

    http://integrales.dupuis.com/series.html

    Esta página incluye todos los personajes que configuran las nuevas integrales de la editorial, pero las series "Jijé", "Tacq", "Sammy" y "Buck Danny" siguen siendo las antiguas y no han editado ningún tomo restaurado, todavía, de ninguna de ellas….aunque si están incuidas en la página de esta nuevas integrales es de preveer, que se editen restauradas próximamente…¿cuándo? Lamentablemente no lo sé, pero espero que no tarden muchos años en hacer una edición renovada sobre estas 4 series.

  85. >>dijo con estas palabras: “Hergé ha sido y continúa siendo, en la actualidad, el mejor autor europeo”

    Gracias por la cita. Interesantísimo. :-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation