Perseguidores

perseguidorCharlie Parker vivió rápido y murió pronto, demasiado pronto. Escuchar Ornithology o su magistral versión de‘Round Midnight sigue siendo un placer indescriptible (quizás, sólo quizás, superado por su dueto con Miles Davis en A Night in Tunisia). Único. Cortázar hizo de Bird literatura vibrante, que trasladaba las notas del saxo a palabras en uno de los mejores cuentos de la historia de la Literatura, con mayúscula. Clint Eastwood demostró que podía dirigir con el pulso de los mejores clásicos cuando lo llevó al cine. Sólo quedaba que el dibujo, que alguien de la historieta se fijara en él. No ha podido ser. Pero casi. Las ilustraciones de José Muñoz para la edición que acaba de publicar del cuento de Cortázar son tan hermosas como la música de Parker.
No se lo pierdan.

7 Comentarios en “Perseguidores

  1. que ganas de verlo. Es mi relato de Cortazar favorito y Muñoz siempre ha sido "ésto lo estoy dibujando mañana".

    Que pasada.

  2. Cómo me gustó ese cuento de chaval, y cómo se me cayó de las manos cuando lo releí hará 3 o 4 años… eso sí, también creo que en su primera lectura, independientemente de la edad con que se haga, funcionará siempre, así que animo a quien no lo conozca que lo pruebe.

    Muñoz, sin embargo, cuanto más miro/leo sus páginas mejor me parece, creo que gana verdaderamente con el tiempo, y ello pese a algunos lastres maniqueos -más por la reiteración que por otra cosa- en las historietas que ha hecho con Sampayo.

  3. Jesús Cuadrad on 15 diciembre 2009 at 16:17 said:

    Que se le cayó, ¿quién?, ¿Cortázar, dice?

    Es que igual no entendí…

  4. Pues sí, entendió bien…

    Pero no se lo tome demasiado en serio, las opiniones son tornadizas, y las del menda, más. Igual mañana lo leo en otras circunstancias, me digo que me equivoqué, y no pasa nada…

  5. Bueno, vaya argumento que he soltado… Disculpe. Mejor diré que la primera vez me gustó tanto que lo releí tal vez con demasiadas expectativas, y no hubo manera de que volviese a sentir el ritmo, el tono de aquella primera vez, cosa que sin embargo sí me volvió a suceder con los pasajes más jazzísticos de En la carretera. Quizá en una tercera ocasión, sin esperar nada, le vuelva a encuentrar el punto… que fue lo que asimismo me sucedió con Jimmy Corrigan. Por eso digo que de mis opiniones no son muy fiables; en todo caso, sí mantengo que es un relato que en su primera lectura maravilla. Eso es todo.

  6. Jesús Cuadrad on 16 diciembre 2009 at 16:03 said:

    Bueno; digo, oquei.

  7. anda claro pues clarinete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation