Mis tebeos favoritos (XXV): Born Again, de Frank Miller y David Mazzucchelli

Con apenas unos meses de diferencia, Frank Miller produjo tres obras que estaban destinadas a cambiar completamente el género de superhéroes. Tres obras que definían un punto de inflexión decidido en su carrera y que suponían la culminación lógica de todo su trabajo anterior. Tras llegar a una serie casi olvidada como Daredevil, la utilizó como banco de pruebas, transformando un personaje secundario en todo un ejercicio de autor donde el dibujante aprendía a la vez que experimentaba, en una evolución ascendente meteórica que tendría un remate espléndido en Ruleta, una historieta donde Daredevil visitaba a un malherido Bullseye en el hospital. Gráfica y narrativamente grandiosa, pero todavía más interesante desde un argumento que trataba la figura del superhéroe con una madurez como pocas veces se había visto en la historieta, definiendo ya el particular interés del autor sobre el concepto de héroe y sus consecuencias. Una idea que se transformaría en obsesión y que fructificaría con lo que se podría denominar una “trilogía del héroe”, donde exploraría tres posibles caminos de análisis. En Born Again, tomaba a su personaje fetiche hasta el momento, Daredevil, para hacerle recorrer ese final del camino heroico de Joseph Campbell desde una perspectiva entroncada en el género negro. Chandler como mentor de una resurrección heroica que, además, busca orígenes y paralelismos en la mitología judeocristiana. En The Dark Knight Returns se lanza a la hipérbole total, a una definición hipertrofiada que exagera hasta el límite la figura del superhéroe para deformarla y reescribirla desde una perspectiva moderna y adulta, que es capaz de aglutinar referencias que van desde el objetivismo a la mitología heroica para lanzar al superhéroe a una nueva evolución, a trascender su propia mística pagana para humanizarlo y, paradójicamente, convertirlo en una entidad subjetiva, en una fuerza moral. Y, por último, en Batman: Año Uno, Miller da una visión canónica del mito de Batman tras matar al héroe para celebrar su resurrección. Lo humaniza y lo hace realista gracias a la labor gráfica de una Mazzucchelli espléndido, impregnado del estilo naturalista de Toth para hacer que ese mensaje de cotidianidad empape al lector, pero con la síntesis gráfica necesaria para que sea reconocible todavía como un héroe que nace del canon de Batman. Resulta paradójico, pero Miller y Mazzucchelli consiguieron la cuadratura del círculo: la renovación completa desde el respeto reverencial al canon labrado durante décadas. En el Batman de Año Uno se encuentran sintetizado tanto las versiones de Bill Finger y Dick Sprang como la de Sheldon Moldoff o la de Neal Adams y Denny O’Neil, dejando la puerta abierta para ese futuro oscuro ultraviolento que le espera en Dark Knight.

Tres obras maestras del noveno arte que, obligatoriamente, deberían estar en cualquier listado que se precie sobre la historieta. Aunque posiblemente las tres adquieren su sentido de forma global y conjunta, comienzo el periplo por Born Again, sin más ánimo categorizador que el temporal. Tras años de conocer el personaje, de narrar todas las historias posibles, Miller abordó con la ayuda de David Mazzucchelli la historia que marcaba el final y principio del personaje, una deconstrucción en sentido estricto que parte, como ya se ha comentado, del camino del héroe de Campbell para extraer todas las componentes del mito superheroico, todas las características que lo definen más allá del individuo, como una fuerza moral de la sociedad. Se apoya en dos grandes estructuras: por un lado, la del género negro, que le sirve como elemento de creación de una atmósfera, los bajos fondos, las estrategias mafiosas para la destrucción del personaje. Por otro, la religiosa, identificando la tradición judeocristiana con ese camino de resurrección que traza el héroe, desde la traición por unas monedas a la resurrección en sentido estricto, insertado en un continuo de imaginería simbólica (magistral la transición de las primeras páginas de cada cómic book, desde la posición fetal pre-nacimiento hasta la mistificación del crucificado). Sobre ellas, Miller desarrollará un potente discurso sobre el sentido del héroe que Mazzuchelli bordará con una interpretación realista y contundente, que le proporciona a Miller la libertad para analizar hasta el más mínimo recoveco del concepto, desde el fascismo inherente (enfrentándolo con inteligencia contra el símbolo patriótico por antonomasia, en una brutal crítica de la política de Reagan que comparte con Dark Knight) hasta la propia concepción industrial, proyectándolo en un discurso adulto que se aleja mucho de la tradicional consideración del género como infantil o juvenil. Es verdad que, en cierta medida, se podría achacar al Born Again de Miller y Mazzucchelli cierta irregularidad producto de un exceso de ambición a la hora de tratar tantos temas, pero no es necesaria una solidez de conjunto: cada uno de los temas es tratado con tanta genialidad que poco importa que se “haya roto el saco”, el lector se encuentra tan apabullado con el discurso de Miller que lo demás se torna secundario.
Una trinidad de obras que, siempre con la compañía de Watchmen, redefinieron por completo el género y, en extensión, la historieta del siglo XX.

Ediciones en España
En su día, Born Again se publicó de forma ignominiosa como complemento dentro de la colección de Spider-Man, teniendo que esperar a su posterior recopilación en formato libro en la colección Obras Maestras de Forum para poder disfrutar de esta obra en todo su esplendor. Por desgracia y pese a su importancia, ha sido una obra bastante olvidada por los editores: durante casi 20 años, ésta fue su única edición digna y sólo se ha podido volver a ver en un coleccionable de kiosco de Daredevil. Aunque parece que, por fin, Panini la publicará de nuevo en formato libro en verano de 2010.

35 Comentarios en “Mis tebeos favoritos (XXV): Born Again, de Frank Miller y David Mazzucchelli

  1. Pingback: Tweets that mention Mis tebeos favoritos (XXV): Born Again La Cárcel de Papel -- Topsy.com

  2. liserjiko on 28 Diciembre 2009 at 16:26 said:

    Santo cielo, ya ni me acordaba.

  3. PLAS, PLAS, PLAS.

    MAGNÍFICA RESEÑA Y MAGNÍFICA OBRA.

    Eran otros tiempos y el género de superhéroes y por extensión el cómic norteamericano estaban de enhorabuena. Seguiré con pasión la lectura de tus favoritos.

  4. Gibarian on 28 Diciembre 2009 at 16:48 said:

    MI CÓMIC FAVORITO.

  5. Excelente obra y excelente personaje. lástima que las buenas historias de Daredevil no hayan tenido una continuidad a lo largo del tiempo… ni hayan explorado con más profundidad y valentía a este personaje

  6. AntonioA on 28 Diciembre 2009 at 18:34 said:

    Lagrimones como puños se me cayeron al terminar el Born Again… De alguna manera sabía (a mis tiernos 20 añitos) que nunca más leería una historia tan hipnótica y con tanta fuerza como esta.

    Ay, Frank, Frank… a veces te mataría, pero por estas tres obras sé que te querré siempre.

  7. Ismael. on 28 Diciembre 2009 at 19:03 said:

    Fue el fin del Daredevil suicida durante algunos años. Lo que aguantó Ann Nocenti con su cruzada.

    Creo que de entre lo que conozco en superhéroes y ciudades es lo mejor, aquellas imágenes de muerte e intimidad que el Miller ya tiritaba en su etapa anterior, su necrofilia, la misma humanidad subterránea que repicó en Ronin, se doblan en la colisión infantil contra el hueco urbano que orientan las gordas majestades desde los crimenes de la altura y la absorción. Y se atrajó la vivencia permanente del asesinato y el abandono en las calles interiores como intestinos de la intraespiral del Daredevil para hacerle repetir esa situación de una humanidad primordial de hispanos, italoamericanos y negros, cuyo exódo Miller siempre sembraba como un recuerdo mítico de la ciudad cuando Daredevil reposaba sobre el aire en sus equilibrios. Solo un poco más arriba que ese degradado pareo del inframundo hugoliano por el que transita Matt Murdock (qué palabras se pueden formar con este nombre es algo que me gustaría saber algún día, pero no llego porque nadie saca una colección de tebeitos con un curso del inglés como esos libros del manga) a través de su caída. En esto veo yo, ojo derruido que soy, e incapaz de ver desde el bote del ganso, más un redentor urbano que un héroe con camino: el no man`s land superheroico. Sin orden ni desorden ni civilización que valga, simplemente espacio. Espacio urbano, y movimiento. Ejército contra-metodista. Aunque lo que a mí me gusta de verdad sea la analogía caverna-hogar; el hospitalito resurrecional, las estancias degradadas del nuevo comienzo, la maravillosa habitación espantada donde la condición prenatal y la persecución del espíritu prostituido, mujer pasado y llano exterior, acaban atravesando la condición de multitud dispersa y desorientada del paria para acabar denunciando al propio Ejército de Salvación y sus vigilantes. Su exhibición pública de la guerra y la presentación del Capitán América como Espíritu Santo, en su doble función, comunitaria y de piedad silenciosa. Pero también creo que será imposible volver del Daredevil suicida de toda la vida a este Daredevil sonámbulo que se regenera en dios del hogar, cristo de la parrilla de la casa de la hamburguesa. Pura sacramentalización topológica y, quizás, de origen pentecostal. No sé lo suficiente.

    Los pasos posteriores de Daredevil por el desecho religioso USAdo resultaron lastimosos. Se perdió la vivencia de la comunidad santa y el accidente del terreno social. Casi me atrevería a tratar a sus dos guionistas "San Stan Lee esconda sus nombres para siempre hasta el fin de la Marvel. ¡Y sálvanos de sus asmas San Kirby bruñidor!" de inerrantistas jolyputianos. Si fuese un imbécil total creería que Born again no es un tebeo de superhéroes. ¡Y no tiene tapa dura!

    [Los coruñeses pueden leerlo en español o inglés en la Biblioteca municipal del Forum metropolitano]

  8. Tal es mi pasión por este comic que no he podido esperar a verlo editado en condiciones. Lo escanee. Retoqué, lo imprimí en impresión digital y encuaderné en tapa dura. Me quedó espectacular. Un poco caro pero mereció la pena…

  9. salakov on 28 Diciembre 2009 at 20:04 said:

    Gozadón de cómic.

    Gozadón.

  10. Dicker on 28 Diciembre 2009 at 20:12 said:

    No puedo ser imparcial con este comic, porque para mi es EL COMIC.

    La evolución de Miller y de Mazzuchelli es imparable, magistral, cada número te daban más, siendo mi guionista y mi dibujante favoritos (a ver el Asterios).

    Es la primera vez que veía el lado humano de un superhéroe de forma tan palpable, en fin, no se puede explicar con palabras, al menos yo no.

    Casi se olía Hells Kitchen…y no había cadaver…Karen…

  11. Dicker on 28 Diciembre 2009 at 20:15 said:

    Como bien ha dicho Ismael, después vino la más que brillante etapa de Ann Nocenti y Romita Jr, y ese fill in que dibujo otro monstruo, Barry Windsor Smith…y después Scott mc Daniel, y brubaker, y bendis, y antes Colan…se puede decir que Daredevil ha tenido la creme de la creme de los autores marvel…

    • Álvaro Pons on 28 Diciembre 2009 at 21:32 said:

      La verdad es que la etapa de Nocenti/Romita es muy buena y ha tenido siempre la desgracia de ser la continuadora de Miller. Si Miller no hubiera existido, estaríamos hablando de una de las grandes y mejores etapas de daredevil y del cómic de superhéroes.

  12. Robur the conqueror on 28 Diciembre 2009 at 20:50 said:

    Uno de los mejores arcos de mi superheroe favorito. Que pena que la edicion de Daredevil en España ha sido siempre caotica.

    Daredevil tiene un elenco de villanos y secundarios que pocos tebeos de superheroes tienen, y que en Born again Miller saca provecho genialmente: Kingpin viviseccionando a su nemesis, Karen Page en el arroyo (que tendra supropia expiacion) o Ben Urich (las paginas de la muerte del poli corrupto con el periodista al telefono es buenisima).

    Lo de las conexiones entre Daredevil y Batman es muy interesante aparte de Frank Miller

  13. damian on 28 Diciembre 2009 at 21:36 said:

    ¿Sólo van a reeditar Born Again?

    Estaría bien una edición en condiciones de todo el Daredevil de Miller.

  14. John Space on 28 Diciembre 2009 at 21:40 said:

    Cuesta creer que en su día lo pusieran de relleno de _La telaraña de Spider-Man_…

  15. Era un buen trabajo, Kingpin… pero no debiste firmarlo.

    Un hombre sin esperanza es un hombre sin miedo.

    Una ventana rota…el cinturón cortado con un cristal de la ventana y el testimonio de un esfuerzo titánico…

    pero no hay cadaver.

    No hay cadaver.

    No hay cadaver.

    Gracias por escuchar, Mr Urich.

    ¡Qué grande era Miller! y que arte el de Mazzucchelli…

  16. Tachuela on 29 Diciembre 2009 at 4:13 said:

    "se puede decir que Daredevil ha tenido la creme de la creme de los autores marvel…"

    Tampoco exageremos.

  17. libreriamoebius on 29 Diciembre 2009 at 5:29 said:

    Mi tebeo preferido de Marvel

  18. No era consciente de que se había editado tan poco. Yo tengo el tomo de Forum…

    …firmado por Mazzuchelli…

    …con la dedicatoria a mi hermano, que fue quien que lo llevó a la sesión de firmas (y de este modo se lo apropió simbólicamente). :S

    La mejor edición posible sería en cuadernillos. En tomo, el crescendo épico se resiente un poco, pero es que la historia originalmente estaba concebida como serial, o sea, contando con el efecto de la pausa de un mes entre episodio y episodio.

    Una visión algo diferente de la tuya, Álvaro: para mi el tercer vértice de la trilogía del héroe milleriana es Elektra Asesina, trabajo bastante envejecido por algunas flojeras de Sienkiewicz, pero que aporta la última vuelta de tuerca al concepto: tras el héroe como hombre de carne y hueso (Daredevil y Año I) y el héroe de estatura mitológica (DK), el héroe postmoderno, con lo que implica: narración esencialmente irónica, que parte de y se centra en una fuerte conciencia y cuestionamiento de las relaciones y las identificaciones entre autor-lector-obra, y que se explicita en una desconstrucción de todas las categorías de orden tradicionales (amoralidad, inverosimilitud, ruptura de la cuarta pared y por ahí). De hecho, mucho, por no decir casi todo, de lo que los acérrimos de Miller celebran en sus trabajos de los últimos 20 años está ahí, con más fuerza y mejor armado.

    • Álvaro Pons on 29 Diciembre 2009 at 13:11 said:

      Había pensado considerar una "tetratología" incluyendo Elektra asesina, Coincido contigo en que es una visión avanzada del héroe, que conecta más con la demoledora visión de Milligan en X-Statix, avanzándose casi 20 años… Pero creo que se sale de esa linea precisamente por eso, por ser el nuevo paso, el nuevo héroe. Yo creo que hay que diferenciar año uno de born again precisamente por ese sentimiento canónico hacia el persoanje que desprende la primera… En cualquier caso, otra genialidad que también estará en esta lista,,, :)

  19. AntonioJ on 29 Diciembre 2009 at 11:36 said:

    El Daredevil de Miller está disponible entero en tres tomos en b/n, me parece.

  20. salvador on 29 Diciembre 2009 at 12:13 said:

    lo está reeditando panini en volúmenes a tapa dura

  21. Born Again es absolutamente genial, y Elektra Assassin también es brutal, pero a mi me gusta más el material de Elektra Saga, vamos toda la primera etapa de Miller con Daredevil. En E.A. creo que se les va un poco la olla, y eso que Sienki era uno de mis tops cuando era mas jovencito. Aún me gusta su estilo caótico pero ya no me impresiona tanto, además, con los años ha ido pasando a un segundo plano poco a poco para, creo, ser un semi-desconocido para las nuevas generaciones.

    El artículo muy bueno, como siempre.

  22. Gran artículo, algo que por aquí es redundancia.

    Bajo micriterio su etapa en Daredevil es lo mejor de toda la producción de Miller. Como bien dices es a la vez la construcción de un autor y de un personaje, asombra la depuración y la progresiva complejidad del estilo y de los conceptos de Miller y Born Again es el corolario a todo esto. Tan bueno sino mejor que su Batman.

    Siempre me gustó mucho el tratamiento que da a el Capitán América, en aquella época hubiera sido un placer ver lo que podría haber sacado del personaje, encima le hace decir aquella rotunda frase de "Solo soy fiel al sueño" (o algo similar, vamos), con la que deja ver una comprensión profunda de su caracter.

  23. damian on 29 Diciembre 2009 at 19:06 said:

    Es cierto, no recordaba la reedición de Panini. Supongo que es porque no me gusta esa especie de encuadernado en tela. Memoria selectiva.

    Seguiré conservando los comics de fórum.

  24. Ignacio on 30 Diciembre 2009 at 2:06 said:

    Uno de mis diez cómics favpritos de siempre, sin dudarlo.

    Recuerdo como en su momento un spidermanófilo de la leche como yo llegaba cada Viernes a casa para recoger su paga e ir pitando a comprarse el ejemplar de la semana de Spider-Man para pasar directamente a la página 25 para devorar esa historia que me tenía total y completamente absorbido. Quizá me impactó tanto porque era un niño, o quizá porque no había leído el Daredevil de Miller previo, vete a saber…

    O quizá es que sencillamente estaba leyendo mi primera obra maestra comiquera tras Astérix.

    Saludos.

  25. siendo un tebeo de diez, como "favorito" tyo soy más del Caballero Oscuro.

    Pero qeu sí, otro tebeazo de Miller, y posiblemente el que más emociona al lector, pues sería como el paso previo a un proceso de deshumanización. Quiero decir que a partir de aquí cada nuevo trabajo de Miller atiende más a lo "mitológico" que a lo "humano".

  26. maravillosa trilogía

  27. David. on 30 Diciembre 2009 at 16:16 said:

    Muy bueno, podría haber sido el final de las historias de Daredevil, el final de Born Again puede servir como colofón magnífico a la serie.

    Saludos.

  28. Eduardo on 30 Diciembre 2009 at 23:09 said:

    La proxima edicion de Panini viene anunciada en su website como Daredevil: Volver a Nacer. Espero que cambien de idea y la titulen Daredevil: Renacimiento, que siempre me ha paercido una traducción más elegante y sucinta, y menos calco lingüisitico del inglés.

  29. Dicker on 31 Diciembre 2009 at 1:37 said:

    Pues como se carguen el Born Again, sería casi como perder el Bwahahah…

    ¿Volver a nacer? Born Again, leñe, o boreneguein, como siempre.

  30. Jorge on 5 Enero 2010 at 3:58 said:

    El tebeo de mi vida. Mi historia favorita de todos los tiempos.

  31. JUANJO 25 on 23 Agosto 2010 at 14:18 said:

    Excelente comic, he vuelto a releer partes sueltas una y otra vez… sin duda la mejor historia de daredevil de todos los tiempos.

  32. Pingback: EL FUTBOLISTA SIN MIEDO | El blog de Some

  33. Pingback: Héroes: El futbolista sin miedo | Ecos del Balón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation