Schulz

Existe una extraña norma social que obliga a la dicotomía constante: o se es del Barça o del Real Madrid, o de izquierdas o de derechas, o de dulce o de salado, o de mar o de montaña… Hay una especie de obligación tribal, instintiva, a resolver el dilema por un atajo que suele obviar la inteligencia, forzando a la elección más allá de la lógica. Y no se crean ustedes que la cosa es diferente en los tebeos, que el ghetto existió y todavía renquea pero no impide el contagio. Es más, se amplifica hasta la respuesta violenta: o DC o Marvel, o pijamero o gafapasta, o Tintin o Astérix… Con una “o” que refuerza su función de conjunción disyuntiva con exclusión y a conciencia. Y eso pasaba con especial fuerza con Mafalda y Peanuts. O Carlitos y Snoopy, como siempre hemos conocido a la serie por estos lares. En cualquier conversación al respecto, parecía obligatorio llevar un gran anuncio fosforescente que dejara claro el bando a elegir. Y yo reconozco que era de los de Mafalda. De hecho, creo que la gran mayoría de este país era mafaldero, un poco por rechazo al pijerío que se había apropiado del juramento snoopyniano, supongo. Pero éramos fieles a la creación de Quino y, en cierta medida, mirábamos altaneros al cabezón de Schulz. Y eso que Mafalda y sus amigos tampoco se quedaban cortos en cuestiones de perímetro craneal, todo sea dicho.
Carlitos y Mafalda son analistas de lo que afecta al ser humano, tan concienzudos como demoledores, pero con una pequeña diferencia: mientras que el primero se interesaba por aquello que transcendía la intimidad del individuo desde un existencialismo militante, la segunda se dedicaba a lo que agredía al individuo desde el exterior con un compromiso político definido. Supongo que esa diferencia favorecía a la niña resabidilla: es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que en propio. Y además duele menos, por lo que el discurso de Mafalda, en su zahiriente veracidad, era más inocuo para el lector como individuo.
Sin embargo, con el tiempo, y quizás con la edad, para qué engañarnos, las tiras de Carlitos comenzaron a tener un atractivo especial, un añadido de identificación con la experiencia que quizás antes habíamos dejado pasar por ignorancia o miedo. Y, al mirarla con otros ojos, nos dimos cuenta de que Mafalda era genial, pero no existiría sin Peanuts. Y que Schulz había tenido éxito en un camino difícil gracias a las pistas que le proporcionó Crockett Johnson con su Barnaby, logrando que una pandilla de chicos cabezones se convirtiera en el mejor diván de psicoanalista que la humanidad ha tenido.
Descubrir Peanuts de adulto es una suerte, una experiencia que permite comprobar hasta qué punto la atmósfera corrosiva de la aldea global de McLuhan podía corromper completamente una creación hasta convertirla en merchandising puro que se fagocita a sí mismo hasta hacerse irreconocible.
Y más suerte todavía es disponer de la biografía de Schulz escrita por David Michaelis, un repaso a la vida del creador de una exhaustividad increíble (sólo superada por la de Milton Caniff escrita por R.C. Harvey) que permite desentrañar claves fundamentales de esta obra maestra. Michaelis explora con minuciosidad todos y cada uno de los pasos vitales de Schulz, documentándolos y encontrando correlaciones que permitan entender la evolución paralela de la serie, comprendiendo hasta que punto Schulz, más que Charlie Brown, era Peanuts. Reconozco que el estilo de prosa engalanada de Michaelis me carga un poco, pero apenas importa ante la avalancha y profusión de datos, ante lo titánico de la investigación, en un análisis tan concienzudo que entierra el peligro de caer en la hagiografía. Es todo un privilegio poder asistir como lector a la creación de un clásico, desgranando todas y cada una de las decisiones del autor, desde las personales a las impuestas, comprendiendo simultáneamente a creador y creación. Me ha gustado, sobre todo, la inclusión de tiras que apoyan la tesis de traslación entre lo que vemos en la serie y la vida del autor (una labor nada fácil, más de 15.000 tiras no favorecen encontrar las coincidencias), en una especie de paso continuado entre las bambalinas y el escenario. Actúan como un inesperado refuerzo de la investigación, como aseveraciones de las tesis de Michaelis que permiten una perspectiva diferente, uniendo con fortuna vida y obra. Y también por supuesto, explorando ese camino que llevó a la serie a ser el primer gran éxito mediático de la tira de prensa, la primera que trascendió la viñeta para convertirse en carne de merchandising.
No se puede dejar de lado la polémica desatada sobre el libro, con las acusaciones de los hijos de Schulz, que acusan a Michaelis de haber recreado una imagen falsa de su padre. Pero precisamente esas tiras refuerzan las tesis del autor frente a cualquier crítica. Es posible que sea necesario investigar más sobre Schulz y Peanuts. La grandeza de la obra lo merece, pero sin duda éste es un primer paso excelente y necesario.
De lectura obligada.

60 Comentarios en “Schulz

  1. siento discrepar, pero mafalda no era genial. taba bien, tenía su grasia, pero el genial de verdad era el carlitos. por otro lao, tampoco creo que el merchandaisin de carlitos lo hisiera irreconosible. de hecho era extraordinariamente reconosible: carlitos era (es) américa.

    mafalda se quedó en una niña protestona de los 70. carlitos es la VIDA.

  2. Elasñoz on 30 diciembre 2009 at 22:53 said:

    Compré esta biografía hace unas cuantas semanas (una compra obligada y más para un casi neófito la obra de Schulz con anhelos de aprehender) y aún espera la oportunidad de que le eche las garras, opinaré sobre él cuando lo lea, por tanto, cuando nadie entre en para comentar mis observaciones.

  3. A mí me la regalaron por Navidad y ya la he devorado entera… :D En ocasiones llega a ser cargante, pero está realmente trabajada y sobre todo me resultó sorprendente…

    A mí me parece que la opinión de los hijos es una exageración… O quizás el que exagera es Michelis, pero creo que les ha dolido más el que no hable de su padre como ellos querían que como en realidad era…

    Recomendabilísimo.

  4. Y no está de más recordar que Planeta está editando "la antología definitiva" de Peanuts (o Snoopy y Carlitos, como quieran) en una edición bastante aceptable.

  5. syverson on 31 diciembre 2009 at 1:55 said:

    Pues también es casi imprescindible esto: http://www.amazon.com/Celebrating-Peanuts-Years-C
    Una pasada…

  6. Roberto on 31 diciembre 2009 at 2:20 said:

    Yo lo tengo y me interesa…aunque creo que me interesan más las tiras en sí, claro que aún no he leído suficiente.

    A mi me parece que lo del bando Tintín o Astérix es mucho más acentuado, las diferencias son muy notables, y yo soy del de Astérix completamente. Tintín no me entra principalmente por el dibujo y el carácter del protagonista.

    En cambio siempre me han gustado tanto Mafalda como Snoopy y ambos me parecen geniales a su modo. Aunque, si tengo que escoger, Snoopy me parece algo más genial. Mafalda es una muy buena tira sobre la realidad, los personajes no representan a niños sino a adultos pero reflejan personalidades que existen y las opiniones y reflexiones que hay son muy certeras, tanto cuando son profundas como cuando muestran pequeñas tonterías cotidianas.

    Snoopy y Carlitos es mucho más abstracto, aunque también refleja cosas reales lo hace mediante el filtro de un universo mucho más particular y diferente al de la vida real. En ese sentido se acerca más a Krazy Kat o algo así. Para mi lo que hace especialmente genial "Peanuts" (ahora lo llamo en inglés porque sí) es que a pesar de lo increiblemente raro que es todo, parece perfectamente normal.

    Alguna vez me pregunté de niño por qué Marcia llamaba a Peppermint Patty "Señor" pero una vez leí que el autor decía que era por un signo de respeto …y ya me valió la explicación. Igualmente parece perfectamente natural que Linus cargue con una mantita, que un niño sea fanático de Beethoven, que un perro se crea un As de la Aviación de la I Guerra Mundial o que Peppermint Patty crea que Snoopy es un "niño con la nariz grande".

    Todo concuerda de alguna forma con la personalidad que se les quiere dar y ahí es donde radica la genialidad de la tira. En Mafalda hay una gran capacidad de observación para reflejar los caracteres, en Snoopy hay una invención de personajes aparentemente extravagantes pero en el fondo muy naturales.

  7. Por cierto, la asociación Snoopy-pijerío la entendería en alguien que hubiera nacido hace diez años, pero me parece relativamente reciente para causar prejuicio en alguien que conozca de antiguo la tira de Schulz. Aparte de que es una asociación que no sé muy bien de dónde ha salido, ya que a mi el merchandising de la serie en general (no todo) me parece de buen gusto.

    Sería como tenerle manía a los personajes de la Warner Bros por los pósters en los que Piolín sale rodeado de corazones horteras. Lo entendería en alguien que sólo hubiera visto Space Jam y Back In Action pero no en alguien que hubiera visto los dibujos del Coyote y Correcaminos en la tele durante su infancia.

  8. Hombre, yo tengo treinta y bastantes, no treinta y muchos, y ya asocio a Snoopy con el pijerio, de hecho creo que era mas acentuado cuando yo era un tierno infante que no ahora, ahora ya nadie piensa en Snoopy, se ha quedado como algo para crios en el tema de merchandising, o como algo para aficionados y coleccionistas en el caso de los tebeos.

    Yo he leido unos 6 volumenes de la edición actual y me parece grandioso, pero es como las tiras en general, se deben leer en tomos, una tira diaria sola, casi nunca tiene sentido, o al menos no el sentido completo cuando leemos la obra en conjunto.

    La biografía no se si la leeré, además de la pila de tebeos, también tengo una de libros y no se si añadirle un eslabón más.

    En cuanto Asterix o Tintín, yo me quedo con los dos, los dos me parecen obras maestras de principio a fin, si tengo que escoger me quedo con Asterix, pero la duda de si he escogido bien me perseguiría toda la vida.

    Sobre Mafalda, me gustaba de pequeño, unos tíos míos tenían todos los álbumes y los leía y releía, ya de mayorcito me compré el Todo Mafalda, y la verdad, está bién, es divertido, los personajes son buenos…Pero está demasiado politizado, hay que tener en cuenta el periodo y el lugar donde se escribió. Aún y así, le doy una buena puntuación, pero no tanto como a Snoopy. Me gusta más Liniers que Quino.

  9. John Space on 31 diciembre 2009 at 14:56 said:

    Pijo o no, a mí los Peanuts siempre me han parecido un producto de lo más vacuo e irrelevante. No hay nada que leer entre líneas.

  10. jaja, me parto con john space! sí, las historietas de carlitos van de lo soso a lo lamentable, jajaja! menudo fiera estás hecho!

  11. John Space on 31 diciembre 2009 at 15:24 said:

    Pues anda, ilumíname, troll. Dime por qué son tan maravillosas.

  12. John Space on 31 diciembre 2009 at 15:34 said:

    Como iba diciendo…

  13. Jesús Cuadrad on 31 diciembre 2009 at 17:01 said:

    >>>pero mafalda no era genial. taba bien>>>

    ¡Atiza!

  14. Si en Peanuts no hay nada que leer entre líneas ¿Qué hay en muchas otras tiras cómicas? Mafalda misma, quizá tenga contenidos más políticos, pero no deja mucho "entre líneas".

    Peanuts hay mucha gente que lo concibe como una cosa sumamente infantil, pero a mi me siguen enterneciendo y divertiendo los dilemas de Charlie Brown y me sigue sorprendiendo la creación de estos caracteres tan abstractos.

  15. John Space on 31 diciembre 2009 at 20:31 said:

    Calvin y Hobbes son bastante mejores que los Peanuts. Ahora te divierten, ahora te hacen pensar. Y Mafalda, lo mismo, y mucho.

  16. Gerardo on 31 diciembre 2009 at 20:42 said:

    No he leído Peanuts y, por lo tanto, ni se me ocurre poner en duda cuál pueda ser su mérito, pero, leido alguno de los comentarios publicados, me gustaría romper una lanza en favor de Mafalda. Quino es grande, muy grande, y tanto sus libros de viñetas como las tiras de Mafalda contienen, además de un humor descomunal, inteligentísimo y sutil, una sabiduría sobre la experiencia de la vida que yo no he visto nunca en este medio. Para aquellos que hemos leído sus historietas una y otra vez, existe una frase, una escena que puede servirnos de cita, de referencia filosófica y reflexión para montones de situaciones de nuestra propia experiencia vital. Desde mi punto de vista, además, Mafalda no ha perdido su vigor ni su actualidad. Y como ejemplo, recomiendo en estos días la lectura de aquella tira en la que Guille le pide a su padre que le escriba la carta de los Reyes Magos. Como no la tengo escaneada, reproduzco aquí el diálogo (para los fans del gordo del traje rojo, no se me alteren, el chiste se entiende igual):

    Gille: (entregándole a su padre un papel y un lápiz) ¿Me escribís la carta para los Reyes Magos, papá?

    Padre: Claro hijito, dame.

    G:Queridos Reyes Magos.

    P: (escribe) Queridos reyes Magos. (a Guille) ¿Qué les pedís, Guille?

    G: TODO.

    P: (que ha dejado de escribir) ¿Cómo todo? ¿Todo qué?

    G: Todo lo que tengan.

    P: ¡Pero Guille! ¿Cómo van a traerte a vos todo lo que tengan? ¡Deben repartirlo entre todos los chicos del mundo! Podés pedirles una o dos cosas, pero no TODO ¿Entendés?

    G:Entiendo, tachá QUERIDOS.

    Fin.

    Venga, si esto no refleja la angustia de ciualquier padre moderno que venga quien sea y lo vea.

    Un saludo y feliz fin de año.

  17. ¡CUÁNTO PAZGUATO QUE ESPERARÁ A QUE SE MUERA QUINO (O A LEER MAFALDA) PARA RECONOCER SU GENIALIDAD!!!!!

    • Álvaro Pons on 31 diciembre 2009 at 21:01 said:

      Personalmente, pongo por delante a Calvin y Hobbes de Mafalda y Peanuts. Pero por importancia histórica e influencia, la de Schulz es obvia e incuestionable (Calvin o mafalda se lo deben todo a Schulz). Lo que no quita que estemos hablando de tres obras maestras, geniales, incomensurables…

  18. Gerardo on 31 diciembre 2009 at 21:12 said:

    Uuuhmmm… A ver. Calvin y Hobbes, maravilloso. Pero mi afinidad cultural es más fuerte hacia Mafalda y Quino. Además de que pienso, con perdón, que las reflexiones que Quino inspira en sus viñetas son de más calado y variedad que la obra de Watterson (que me encanta ¿eh?), divertidísimas y geniales, pero que giran casi siempre en torno a la infancia, la imaginación, etc. De la influencia de Schulz no dudo en absoluto.

    Un saludo y me piro, que tengo que preparar la cena de esta noche, agur!

  19. Espero que no me pongan entre los críticos a Mafalda, supongo que he dejado claro en mi primer comentario que ambas tiras, Peanuts y Mafalda, me parecen igual de geniales.

    Calvin y Hobbes me parece una muy buena tira y quizá la más trabajada y la que tiene mejor dibujo de las tres, pero creo que las otras dos son más geniales.

    Ahí dejo eso y feliz fin de año :D

  20. Bueno, vale, en realidad Peanuts me parece algo más genial que Mafalda, pero esta me parece que tiene sus propias virtudes y también la calificaría de genial.

  21. syverson on 31 diciembre 2009 at 23:07 said:

    ¿Por qué casi siempre la afirmación de uno tiene que ser la negación del otro?

  22. Nah, si lo decía por picar, que Calvin y Hobbes también me gusta mucho…

  23. Pues yo quiero más a mi mamá.

  24. a ver, ya estamos con las sensibilidades zaheridas…

    mafalda es muy divertida. un montón. pero no me parece genial, pienso. porque creo que el genio era el otro. el que hace la pirueta, es schulz. watterson y quino siguen su camino. y los dos son dos miuras, pero uno era islero y el otro escobero. schulz era jocinero.

    que genios hay muy pocos, hombre!

    ahora, negar que mafalda y calvin son dos tiras brutales (y sí, de reir y de pensar) sería una majadería de cohones. y no lo hago. pero el genio es schulz, porque abre el camino. y creo que watterson y quino estarían de acuerdo. felís año, pibes.

  25. RM on 2 enero 2010 at 2:34 said:

    O sea, desde Altamira, todos unos mindundis, ¿no?

    ¡Tekiyá!

  26. ojú, por dios, qué difísil, de verdad. he dicho yo que eran unos mindundis, cohone? simplemente creo que la palabra 'genial' se emplea con mucha alegría, pero mira, paso, de verdá, listo, ca uno que piense lo que le salga de los huevos, al finás siempre se llega al mismo sitio.

  27. Jesús Cuadrad on 2 enero 2010 at 18:01 said:

    ¿A cual lugar?

    A la bragueta.

  28. ¿A ti te parece genial Carlitos, RM?

  29. RM on 2 enero 2010 at 22:57 said:

    No lo entiendo del todo: creo que se pierde mucho en la traducción, no pillo muchos referentes, me gustan más los dibujos animados que vi en mi infancia. Pero, sí, es un tebeo capital, una piedra fundamental, una obra genial. A tu admirado Foster, como ya sabes, le encantaba.

    Lo cual no quiere decir que no haya muchas otras obras capitalesy geniales, desde Polly and her Pals a Andy Capp.

    ¿Por…?

  30. Es decir, y resumiendo, Carlitos no te parece genial. ¿Me equivoco?

  31. RM on 3 enero 2010 at 2:02 said:

    Te equivocas. Me parece la obra de un genio. La dominical que más me gusta de todas las dominicales que en el mundo son es de Carlitos.

    Lo que no quiere decir que me llegue mucho más Mafalda, porque la entiendo más, porque la oigo mejor, porque no me tienen que traducir los chistes.

    O que me llegue más Calvin y Hobbes. O, ya puestos, Hagar, El mago de Id, Andy Capp, Blondie, Popeye, y un sin fin más.

    Un ejemplo: a mí Krazy Kat no me gusta. Pero no le quito la genialidad, ni su lugar en la historia: sería de tonto por mi parte.

    Estamos hablando de Beatles Vs Stones. Y a mí los que me gustaban de verdad eran Los Bravos.

  32. Lo que acabas de decir es, con otras palabras, lo mismo que han dicho varios participantes en este hilo, sólo que a la inversa. En el uso de su subjetividad, como tú has hecho de la tuya, ellos han dicho que Mafalda les parece "menos genial que Carlitos", o que, "aun estando bien, no es tan genial como Carlitos". Si ahora te aplicásemos tu mismo rasero, ¿cómo tendríamos que calificarte por decir que Mafalda o Calvin y Hobbes (o que una larga lista de tebeos más, entre ellos, Hagar, el Mago de Id, Andy Capp, Blondie "y un sin fin más") te llega "mucho más que Carlitos"?

    ¿De "PAZGUATO" o algo peor?

    "¡CUÁNTO PAZGUATO QUE ESPERARÁ A QUE SE MUERA QUINO (O A LEER MAFALDA) PARA RECONOCER SU GENIALIDAD!!!!!" (RM)

    (Y eso que Schulz lleva muerto diez años, eh?)

    Pero, ¿de qué modo no entiendes Carlitos? Por el inglés no será, creo.

    Y ya para terminar y dejar clara mi postura: qué manía con tener que elegir, por el amor dios. Por qué y para qué hay que "elegir bando" pudiendo quedarse con los dos, con Carlitos y con Mafalda. Por cierto, y hablando de Quino, A MÍ NO ME GRITE:

    http://pepoperez.blogspot.com/2010/01/mi-no-me-gr

  33. ah, y una cosa respecto a la bio de schulz en sí: es una maravilla que podamos tener libros como este editados en españós. gracias infinitas a óscar palmer y a sus cojones!

  34. y con lo de elegir, claro… tim burton, eres más de culos o de tetazas?

    es que hay que elegir?

    • Álvaro Pons on 3 enero 2010 at 12:40 said:

      Como siempre, no me he dado a entender: mi entrada implica la inutilidad y absurdo de tener que elegir entre dos obras maestras. Evidentemente, uno puede tener sus gustos y querencias, pero eso no implica que no se sepa apreciar la calidad y genialidad de una obra. Yo ya lo he dicho: prefiero a Calvin y Hobbes (gusto personal), pero creo que las tres son genialidades absolutas. Pero todas nacen de Peanuts, es la guía e inspiración obvia. Su importancia es brutal e incuestionable. Aunque quizás en estas discusiones nos olvidamos siempre de Barnaby.

  35. RM on 3 enero 2010 at 12:59 said:

    No te estoy gritando, Pepo, tú ni siquiera habías entrado en la conversación. Aquí se ha dijo que Mafalda no era genial, que tenía su gracia, o que estaba "demasiado politizado" (¿qué no lo está?). Lo que estoy diciendo es que no podemos desnudar a un santo para vestir a otro. Deja de ser un tocapelotas profesional, anda.

    Yo también prefiero a Calvin y Hobbes.

    También nos olvidamos de Little Lulu.

    Y, en cuanto a tebeos "existencialistas", de Pogo.

    Nadie nace de una flor: todos vienen de un sitio.

    • Álvaro Pons on 3 enero 2010 at 13:21 said:

      Qué poco nos acordamos de la genialidad de John Stanley!!!! Otro de los grandes, de los muy grandes, con una capacidad para la síntesis gráfica brutal también. Aunque, perosnalmente, mi preferido es Melvin Monster.
      Por cierto, siempre he pensado que gráficamente había una relación directa de inspiración entre su Nancy y Mafalda…

  36. RM on 3 enero 2010 at 13:37 said:

    El propio Quino hace un chiste al respecto, ¿no?

    Por cierto, un ejemplo muy claro del paso de la normalidad a la genialidad lo tenemos en BEETLE BAILEY: en el álbum recientemente editado, vemos a Beetle en un ambiente universitario: una tira normalita. Lo mete en filas, y es entonces cuando estalla la creatividad.

    Lo sofisticado del campus no le sirve como chiste continuo. Lo poco sofisticado del ejército, sí.

  37. RM on 3 enero 2010 at 14:06 said:

    Reivindiquemos también la genialidad de Quino en los "panels", aunque hay quien niegue que la viñeta única sea cómic.

    Entre los mejores del mundo, oiga.

  38. Me sumo a el pablo: que gozada poder tener este tomo en nuestras estanterías, en español, y poder disfrutarlo con calma y delectación, e ir convinándolo con los tomitos recopilatorios de planeta… Lo demás, y ustedes me perdonarán, me parecen discusiones sin sentido (aunque me he pasado un buen rato leýendolas ;))

  39. Pepo on 3 enero 2010 at 16:40 said:

    RM, que yo sepa no te he insultado, así que te ruego que no me insultes a mí con lo de "tocapelotas profesional" o a los demás con lo de "pazguatos". Si es posible, vaya. Aunque ya veo que, para variar, eres incapaz de mantener un mínimo de educación (y, para variar también, nadie te modera). Esto es un foro abierto, que yo sepa, así que nadie me tiene que invitar para participar en la conversación. Y menos tú.

    Y ya por curiosidad, ¿de qué modo no entiendes las tiras de Carlitos? ¿De manera parecida a como no entiendes Krazy Kat, como ya has dicho aquí otras veces? Adelante, sigue impartiéndonos clases magistrales a los demás, y encima con esos modales.

    Álvaro, lo de elegir una obra u otra no lo decía por tu post, te había entendido perfectamente.

    • Álvaro Pons on 3 enero 2010 at 16:48 said:

      "y, para variar también, nadie te modera"
      Recuerdo lo que pone las normas de los comentarios: "Cualquier comentario ofensivo o insultante, o en el que se calumnie o injurie a terceros, firmado con pseudónimo o de forma anónima será borrado. Si alguien considera que un comentario es ofensivo, por favor, que me lo diga y consideraré su borrado."
      Rafa firma con su nombre y lo dejo por eso, igual que otros casos. Si alguien se responsabiliza de sus palabras firmando con su nombre, yo no soy nadie para moderarle, para mí ya es mayorcito para asumir las consecuencias de sus actos (con los que no tengo porqué estar de acuerdo). En cualquier caso, si alguien se considera ofendido, lo borro sin ningún miramiento.
      Yo intento entrar lo menos posible en los comentarios, excepto cuando la cosa ya se desboca totalmente.

      • Álvaro Pons on 3 enero 2010 at 19:53 said:

        "No, si ya, así hay más tangana."
        Te puedo asegurar que mi objetivo no es ése. Es una cuestión de equilibrio entre respeto y libertad de expresión (asumida con sus consecuencias). Yo hace tiempo que me estoy planteando quitar los comentarios…

  40. Pepo on 3 enero 2010 at 16:53 said:

    No, si ya, así hay más tangana. No me ha ofendido, no hay nada que borrar.

    A MI NO ME GRITE sólo era el título del libro de Quino, RM.

  41. por mi parte, puntualizar (otra vez) que a mi me sigue dando rubor utilizar la palabra 'genio' y derivados. y ya está. el que la quiera utilizar para 'mafalda' o 'calvin', pues de puta madre, pero coño, dejadme no estar de acuerdo.

    y creo, pienso, estimo, que schulz era un genio porque inventó un millón de cosas, cosas que no se habían visto antes, ni en 'barnaby' (y mira que esta es fundacional), ni en 'pogo', ni en 'la pequeña lulú' (que son tres tiras la mar de buenas, no vayamos a empezar), igual que herriman lo hizo en su momento con esa gata loka que es la santa patrona de aquí.

    y siento discrepar de nuevo, pero cambiar el ambiente a un personaje para ver si allí funciona mejor no es una genialidad, genialidad es coger a un perro, ponerle unas gafas de aviador y sentarlo encima de una caseta para crear una saga aérea de la I guerra mundial, no sé si me explico.

  42. No, pero si a ver, Pablo, a mí Carlitos me parece MEJOR que Mafalda, igual que a algunos de los participantes en este debate, y también creo como tú que Schulz inventa cosas que luego siguen otros (desde Quino a Watterson y muchos más), cosas que NO estaban antes ni en Pogo ni en Barnaby ni mucho menos en La Pequeña Lulú. Lo cual no quiere decir que esas tiras sean malas sino todo lo contrario, a cada cual lo suyo, ni eso implica decir que Schulz salga de la nada, todo eso son "implicaciones" que se ha inventado aquí el señor aludido.

    Todos los autores aprenden de otros, lo que pasa es que luego hay autores más geniales que otros, y autores que dejan más huella que otros. Schulz precisamente, ya que de él iba este post de Álvaro (por cierto) es uno de los más importantes de la historia en cuanto a repercusión popular general, si no el más importante. Lo tuvo todo, porque la enorme comercialidad de su tira nunca estuvo reñida con la creatividad y el arte que puso en ella. No era una tira vulgar sino todo lo contrario. Y, bueno, me asombra que alguien prefiera a Hagar o El Mago de Id por encima de Carlitos, pero son gustos y allá cada cual con los suyos.

    Así que afirmar que "Carlitos es más genial que Mafalda" (o que Calvin y Hobbes), porque yo también lo creo, no significa automáticamente, salvo en un pensamiento "bipolar" donde sólo cabe blanco o negro, donde sólo cabe A o Z, que Mafalda (o Calvin y Hobbes) sea una tira mala o que no sea una GRAN tira hecha con mucho talento, porque Mafalda (o Calvin y Hobbes) lo son. Ni significa evidentemente que "se desnude un santo para vestir a otro". Ni, por supuesto, que haya que elegir entre uno y otro, porque para eso están todos, para disfrutarlos. Que es lo que yo quería decir antes.

    "Nadie nace de una flor: todos vienen de un sitio"

    Eso desde luego. Es un hecho contrastado que Mafalda nace de la inspiración de Blondie y Carlitos, y hasta el propio Quino lo tiene dicho en su web oficial:

    http://www.quino.com.ar/spain/quino_bio60.htm

    Y no hay más que ver a los personajes de MAfalda, el tipo de dibujo, el planteamiento de tira, para comprobar que Quino se inspiró ampliamente en Carlitos para Mafalda. Obviamente, eso no quiere decir que en Mafalda se diga lo mismo que en Carlitos, porque la "voz" no es de Schulz, es de Quino, un autor de evidente talento y con personalidad propia.

    A todo esto, el post de Álvaro no iba sobre Quino ni sobre Mafalda (teléfono de aludidos, por favor) sino sobre Schulz. El post de Quino era el que yo dejé antes aquí, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid.

  43. Pakito on 3 enero 2010 at 22:41 said:

    "Yo hace tiempo que me estoy planteando quitar los comentarios…"

    Por favor no, Álvaro. Se que tiene que ser difícil controlar algunas veces pero la participación en los comentarios es de lo más gratificante que se ve dentro de este mundillo(pocos se ven en otros blogs y por algo será).

    La mayor parte de las veces suman en positivo y potencian el post.

    Yo por si acaso se lo pido a los Reyes Magos. ; ) ¡Y ÁNIMO!

  44. Fran Saez on 4 enero 2010 at 12:15 said:

    Hola gente! feliz 2010 a todo esto, q estuve desconectado…

    Comentar q en el integral de Peanuts de Planeta en el primer tomo ya vienen unas entrevistas estupendas de Schulz, q te dan un aidea de cómo era el hombre; a mi me parecieron muy entretenidas y de hecho las he leído varias veces…

    Sólo añadir q tengo un album de Peanuts y otro de Calvin&Hobbes, q me gustan ambos por igual y q, junto a Mafalda, son grandes. Pero Peanuts por delante, vaya. Me parece mas difícil de hacer y con un escalón mas de genialidad.

  45. Jesús Cuadrad on 5 enero 2010 at 16:44 said:

    >>>hace tiempo que me estoy planteando quitar los comentarios…(Profe Pons)

    Sería un… error: la sociología es lo que cuenta.

  46. McClure on 7 enero 2010 at 1:00 said:

    Pero si etamo diciendo lo miimooo..

  47. Laura on 7 enero 2010 at 22:32 said:

    Peanuts es muy grande, aunque reconozco que Mafalda siempre será especial para mi.

    Hablando de tiras cómicas, me preguntaba Álvaro si has leído algo de Zits, que publica Norma editorial y se ha publicado alguna vez en el pequeño País. Los primeros 3 o 4 recopilatorios me parecieron muy buenos y me gustaria saber más opiniones.

  48. RM on 8 enero 2010 at 2:44 said:

    El problema, querido Pepo, es que cada vez que yo digo que me gusta una cosa, tu entras al cuello. Y si me gusta, tambien. Eso se llama ganas de polemizar, o, en andaluz, como dije antes, tocar las pelotas. A ti te gusta mas Peanuts que Mafalda, y me parece perfecto. A mi no, pero no me tienes que aplicar el cuarto grado por eso. He dicho que reconozco la genialidad de Schulz, pero que no me transmite como Quino. Como, no se, en futbol, puede que Messi o Kaka O CR sean geniales, pero a mi me transmite mas un tipo sencillo como Magico Gonzalez o como Iniesta.

    Y ya esta. Punto pelota.

    From London, en medio de la nevada.

  49. RM on 8 enero 2010 at 2:44 said:

    A mi la serie contemporanea que me gusta es Baby Blues, pero porque soy padre y soy un carrozon, sin duda, no porque sea genial, claro.

  50. RM on 8 enero 2010 at 2:45 said:

    Tengo un problema gordo: me gustan las tiras de humor cuando me hacen reir… que raro soy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation