Repaso al 2009 (II): La crisis, pasado, presente y ¿futuro?

¿Cómo ha afectado la crisis al sector del tebeo en España? Una pregunta de imposible respuesta habida cuenta del ya crónico hermetismo y secretismo con que se mueve la industria del tebeo en nuestro país. Aunque existía una especie de mantra oficial que cantaba con alegría que el sector del libro ha escapado a la crisis, la realidad ha sido cabezota y las voces oficiales hablan de bajadas de ventas de un 10% durante el 2009 que, muy probablemente, sean mayores. Sin embargo, en el sector del tebeo apenas se sabe nada. Son conocidos los problemas de algunas editoriales y es palpable la espectacular bajada de novedades (que puede rondar el 30%), pero todo lo demás proviene de conversaciones, tertulias y chismorreos. Hay coincidencia entre los libreros, por ejemplo, en la espectacular bajada de ventas del manga. El motor del sector ha sufrido un parón brusco que tendría lógica: el manga no responde a los criterios de venta habituales del coleccionista de tebeos, sino al del lector ocasional, y la más que probable reducción del disponible para gastos del público adolescente (principal consumidor del manga en nuestro país) se traduce en el abandono de las series que compraban. Sin embargo, en momentos de crisis uno de los grandes problemas del sector, la dependencia absoluta del coleccionista, se revela como una fortaleza: sabido es que los coleccionistas de tebeos antes dejamos de comer que de comprar su ración mensual de adicción. El problema es si ese grupo de esforzados coleccionistas (y, en particular, el grupo más fiel, el comprador de superhéroes), es capaz de aguantar todo un sector. Con un gran número de librerías dependientes del merchandising (que, en general, hay coincidencia también en su brutal disminución de ventas) y de las novedades de manga, el golpe puede ser demoledor. Todavía queda la campaña navideña para ver si algunas pueden sobrevivir hasta el salón del cómic, el gran balón de oxígeno del año, pero es indudable que las librerías lo están pasando muy mal. Un actor de la industria que resulta ser clave en época de crisis y con un sector replegado sobre las ventas de librería especializada. Es cierto que el formato de novela gráfica parece aguantar con fuerza el tirón fuera de este canal de distribución, pero puede verse afectado de forma similar al resto del sector de libro.
Una situación que se ve agravado por la crónica desunión del sector, que hasta el momento ha sido incapaz de articular una respuesta conjunta. Queda la esperanza abierta en el último Set de Cómic, con propuestas tangibles que pueden significar que, por primera vez, el sector actúa como tal y no como un gallinero mal avenido.
El problema es que, justo en mitad de esta delicada situación, aparece con fuerza un tema casi tabú en el mundo del tebeo: la distribución digital de contenidos. El e-book parece arrancar con fuerza (en Amazon ya se venden más libros electrónicos que físicos) y por estos lares la discusión sigue en términos carpetovetónicos, intentando que las antiguas estructuras sobrevivan al huracán digital. Lo que parece bastante improbable: llegan nuevos tiempos y los cambios tecnológicos llevarán consigo cambios socioeconómicos, entre los que, posiblemente, encontremos la práctica desaparición de las librerías generalistas, sustituidas por grandes emporios de distribución digital (empresas de telefonía, etc). El libro impreso no desaparecerá, es obvio, pero quedará restringido a un sector minoritario. ¿Cómo afectará al cómic? Es difícil mirar al futuro, pero de momento el mundo del tebeo cuenta con la ventaja de que los reproductores de e-book tienen una mala calidad de reproducción de imágenes y ausencia de color (aunque la reproducción de manga en blanco y negro es casi perfecta). Una ventaja que desaparecerá en poco tiempo: la velocidad de evolución tecnológica romperá la barrera entre la reproducción impresa y en tinta electrónica en muy poco tiempo. La poca implantación del e-book, que también se ve como una ventaja, tiene también fecha de caducidad: la implantación del libro de texto electrónico. Un futuro muy cercano que implicará que todo estudiante tendrá un e-book y, por tanto, su acceso será casi universal. En ese momento, la distribución de cómics digitales será una realidad. El problema, como siempre, el modelo de negocio, que evidentemente, nos guste o no, no pasará por la librería especializada, sino por grandes portales de distribución de contenidos. La librería especializada tendrá que especializarse precisamente en la búsqueda de ese coleccionista que no quiere la novedad del mes (que tendrá a su disposición en los portales), sino ediciones de lujo de gran calidad o buscar tebeos antiguos (¡vuelve el stock!) o merchandising asociado a sus series preferidas. Quizás es el momento de aprovechar la crisis para preparar ese futuro digital que vendrá sí o sí.

32 Comentarios en “Repaso al 2009 (II): La crisis, pasado, presente y ¿futuro?

  1. Andrés Bravo on 6 enero 2010 at 3:03 said:

    Estupenda columna.

    ¿Para cuándo una sobre la intolerancia de los fans del comic?

  2. Pakito on 6 enero 2010 at 3:33 said:

    Gran reflexión, Álvaro.

    La dicotomía Nosotros los dinosaurios ante los jóvenes-sólo-downloaders que ya son una realidad está servida. ¿Podrá la industria cerrar la herida de las descargas ilegales que convierten ahora mismo a los consumidores digitales en individuos que identifican la red con un selfservice y no con un mercado de pago normal? Se acaba la era del trasquilado de borregos. Ahora hay que saber ordeñar abejas. Sí, de las pequeñitas que vuelan. Avisados quedan.

  3. existen muchas cosas que amenazan al sector. pero una de las principales es que se sigue considerando un arte menor. se deben hacer esfuerzos para dignificar los comics, como se hace en Francia.

  4. Jordi Bodera on 6 enero 2010 at 4:10 said:

    Creo que si el sector depende tanto de la figura del coleccionista se notara que este es menos proclive a cambiar de formato (por edad y fetichismo), por lo que la transicion al formato electronico sera lenta en el mundo del comic.

    • Álvaro Pons on 6 enero 2010 at 12:22 said:

      Jordi Bodera: si el sector no se recupera de la crisis, tienes toda la razón, el coleccionista es fetichista del papel y lo será siempre. Pero si se recupera y vuelve a un funcionamiento "normal", pasará como con la música: las novedades en digital y el coleccionista a por el vinilo/papel.

  5. MhBeyle on 6 enero 2010 at 4:24 said:

    Habida cuenta que, en este momento, ni existe (ni se le espera) un lector digital de cómics, la transición puede que sea algo más que lenta.

    Actualmente dicha transición, dejando a un lado el inevitable proceso de conversión del manga al formato digital, es imposible y todo lo demás no deja de ser humo.

    Dicho lo cual y por muy dinosario que yo sea, no veo cómo se va a llevar a cabo esa transición. Puede que exista un proceso de cambio de material basura del papel al formato digital: El manga ya puede reproducirse en este formato y por tamaño y calidad parece que va a ser, si no lo es ya, candidato a rellenar las tripas de los e-books de forma inmediata. La forma de lectura japonesa lo va a hacer evidente si no lo ha hecho ya por aquellos lares. Sólo puede parar el proceso el poco interés que puedan tener las productoras de este tipo de material en dicha conversión. No está de más recordar aquí que un tebeo no es un libro y nunca lo fue.

    El resto de material, sobre todo el europeo, se va a hacer de rogar y la transición se me antoja demasiado ardua ¿Lectores tamaño A3 para reproducir fielmente a Bourgeon? Quién sabe…

    • Álvaro Pons on 6 enero 2010 at 12:25 said:

      MhBeyle: "Habida cuenta que, en este momento, ni existe (ni se le espera) un lector digital de cómics, la transición puede que sea algo más que lenta." Esa frase me suena a una que yo dije hace años "joder, nunca voy a llenar este disco duro de 80 Mb"… :)
      Lectores de tinta electrónica en color ya están en desarrollo y alguno a la venta en Japón. Si el tablet de Apple es una realidad, y lo puede ser este mes, puede ser un excelente lector de tebeos. De hecho, yo estoy usando un netbook tablet para leer comic-books …y se leen de maravilla.
      El problema es que nosotros no cambiaremos, cambiarán los nuevos lectores. Y en este caso, que son básicamente jóvenes lectores de manga, será rapidísimo…

  6. Toni Ribas on 6 enero 2010 at 4:38 said:

    Un buen momento para recordarle a Planeta que los coleccionistas, además, somos completistas. Y que su selección de clásicos, que a los más jóvenes no les interesa tanto, va destinada a los primeros y que estos exigen un formato similar al original y no sus continúos experimentos que nadie sabe a quién van dirigidos.

  7. isaías escude on 6 enero 2010 at 9:37 said:

    Hola Álvaro. Interesante punto el que tratas. Creo que el "coleccionista de tebeos" (que no es más que una evolución lógica y temporal del "lector ocasional) como tal es totalmente insuficiente para mantener el sector del cómic. Al igual que el "coleccionista" de cualquier otra variedad cultural por un simple motivo. Es PRÁCTICAMENTE imposible que en el contexto en el que nos encontramos (el "aquí" y "ahora" que ya era un "aquí" y "ahora" entonces cuando yo empecé a leer cómics) una persona de edad X y con potencial económico Y se acerque a la librería de cómics (o la sección de cómic de un centro comercial cualquiera) a "ojear" un volumen de cómic. Y mucho menos a gastarse 20 o 30 euros "por si le gusta". El "coleccionista de cómics" de hoy viene educado desde su juventud. Si no se busca la manera de resultar atractivo económicamente (como mínmo) hablando al lector de esta franja el profesional español está perdido. Y me refiero al profesional que se dedica "en exclusiva" al desarrollo de una obra gráfica durante todo el año. No hay a día de hoy (que recuerde al menos ahora mismo, que son las 6 de la mañana) ningún autor nuevo de estas características por estos lares. Por supuesto decirlo no es hacerlo, y es más fácil señalar los problemas que solucionarlos. Pero lo que está claro es que el "coleccionista" no va a salvar el mundo del cómic y además es insuficiente hasta para mantenerlo a flote.

  8. El cómic lleva tantos años en crisis que uno ya no sabe que pensar.

    De hecho creo que los cómics están de moda, salén en las secciones culturales de los periódicos, algunas veces en televisión, los centros comerciales y las librerías les dedican secciones… No creo que estemos en un mal momento.

    El problema ha sido, y continua siendo, el exceso de publicación, uno llega a su tienda de cómics tras un mes sin pasar por ella y se encuentra cientos, si si cientos, de novedades, entonces, por mucho que te guste el medio o las obras publicadas tienes que escoger, y muchas grandes obras caen en el olvido inmediato.

    Los formatos digitales están muy bien, pero a los coleccionistas, creo, nos gusta tocar, nos gusta pasar páginas manualmente y maravillarnos con lo que encontramos en ellas, y volver unas páginas atrás para comprender una escena… Además, nos encantan las ediciones lujosas y grandotas, Acme que delicia, y la recuperación de esas obras que nos fascinaron en la infancia…

    Mi librero me comentaba el otro día que octubre y noviembre muy flojos, pero que la campaña navideña le estaba yendo de perlas.

    Otras librerías por las que he pasado, en Badalona y en Mataró, "lloraban" por el estancamiento del mercado, pero una de las librerías se dedica casi exclusivamente a superheroes y la otra quizás había hecho una apuesta demasiado fuerte al cambiarse a un local mas grande en una población con muchos habitantes pero no suficientes.

    Espero que la industria no muera, lo dudo, y que muchas librerías puedan continuar toda la vida.

    La crisis ha afectado a muchísimos sectores en este país, y lo que nos queda, es normal que no a todo el mundo le funcione como quisiera y algunos tendrán que cerrar, pero la mayoría sobrevivirán.

    Para crear aficionados hay que darles obras a leer, ¿cómo?, regalando tebeos, yo lo hago desde hace muchos años y no he conseguido convertir a nadie, pero si que he "creado" lectores esporádicos que respetan el medio y que a veces, muy de vez en cuando, se compran algun tebeo.

    La reflexión, muy interesante, la realidad, pues ya nos la encontraremos.

  9. javi on 6 enero 2010 at 12:12 said:

    Creo que el paso a digital va a suponer que la historieta mainstream se transforme a la larga en animación, o que al menos incorpore elementos de animación restringidos. Y cambiará el paso de página, que dejará de existir para dejar paso a un scroll, que para no hacerse monótono y pautar cambios de ritmo o escenario tendrá una especie de puntos y aparte ( unos espacios en blanco mayores que entre viñetas de una misma secuencia). Hay que asumir que el libro tal y como lo conocemos puede desaparecer, y hay que asumir asimismo que la historieta puede mutar en este nuevo formato, incluso hasta convertir a la historieta que conocemos en lo que es el cine mudo y en blanco y negro para el cine actual. También creo que el cine y la animación, gracias a la nueva capacidad del espectador de controlar el ritmo -detener la película, 'rebobinar', ralentizar- puede llegar a volverse mucho más rico y complejo de lo que conocemos actualmente.

    Por cierto, que no ha mucho, un chaval que estaba delante mio para pagar en una tienda del ramo se pulió 200 y pico euros en tebeos de superhéroes. Y no le temblaba el pulso. Estuve por preguntarle en qué curraba, y si necesitaban personal. :)

  10. Torri on 6 enero 2010 at 13:31 said:

    Es que el manga…. no hay quien lo coleccione. A no ser que dispongas de mucho sitio en casa.

  11. jeje, es verdad, Torri, Tengo "parte" de la de Dragon Ball y me ocupa casi una estanteria entera ¡!

    Sobre la cosa esta de lo digital … Yo creo que los cómics chulos los compraremos en papel y los de "pasar el rato" los compraremos en digital. Porque un cómic de pinceladas preciosas y bien impreso siempre se goza más en papel, pero los que son de monigotes pues tanto da en digital que en papel. Lo que comentan de las transiciones animadas puede ser un gran aliciente para decantar la balanza :)

  12. MhBeyle on 6 enero 2010 at 14:43 said:

    Yo no tengo problema en cambiar de formato. Si bien es cierto que a la gente como nosotros, que llevamos toda la vida pasando páginas, se le puede hacer raro al principio, si el formato digital es fiel a los principios originales, no veo qué hay de malo en pasarse a él. Las ventajas son evidentes y se me vienen decenas a la cabeza en este momento. Y por mucho que me esfuerzo no encuentro desventajas si el formato mantiene la concepción original.

    Tampoco pongo en duda que la industria sea capaz de sacar al mercado reproductores que plasmen con total fidelidad una obra en una pantalla digital. Y aunque estoy seguro de que en un futuro existirá, ahora mismo no hay realidades al respecto, por mucho que nos empeñemos en decir que en lo que hay se ve todo de maravilla.

    Para mí, y eso es lo que trataba de explicar en mi trasnochador comentario, la industria productora tiene mucho que decir en todo esto. Al fin y al cabo es la que obtiene beneficios de este asunto.

    En Japón la cosa parece ir más o menos encaminada hacia el formato digital. La calidad de reproducción de esas obras y la forma en la que se leen, hacen casi evidente la transición. La inexistencia de piratería por aquellos lares puede ayudar bastante a que esto se produzca.

    Pero en USA y, sobre todo, en Europa, la cosa creo que cambia de forma radical. En primer lugar, la calidad de los reproductores hacen inviable, de momento y aunque todo llega en esta vida, una analogía entre el coste de un cómic y el supuesto coste de un reproductor de esas caraterísticas. En segundo lugar, al menos en Europa, la piratería acabaría en un par de años con toda la industria. En USA les quedaría la mercadería afín, pero la producción terminaría siendo algo simbólica y tendente a desaparecer.

    No sé. La industria del tebeo no es la de la música o la del cine. Un cómic tampoco es un conjunto de animaciones digitales. Para mí la traba principal la debería de imponer la propia industria, aunque vistas las luces que se gastan, no quiero ni imaginarme el futuro si nadie es capaz de ver la que se nos viene encima.

  13. torino on 6 enero 2010 at 15:05 said:

    Sólo un apunte sobre lo de que en Amazon se venden más ebooks que libros físicos. Esa afirmación yo la cogería con pinzas, ya que la misma afirmación proviene de Amazon, al que le interesa mucho promocinar el tirón y decir lo que dice para vender su Kindle, pero que no ha dado ni una cifra oficial de ventas. Con esas afirmaciones, hacen que sus acciones suban, pero al no dar cifras exactas, los inversores están empezando a mosquearse.

  14. ibai on 6 enero 2010 at 15:08 said:

    Buena reflexión Álvaro, sin embargo, y a pesar de lo mal que se está llevando la irrupción del ebook, creo que las librerías generalistas y el papel impreso están lejos de desaparecer o convertirse en algo marginal.

    No siendo un coleccionista pero si comprador regular hay algo que el ebook nunca podrá darme: el olor de un tebeo nuevo. No obstante es inevitable que el ebook se generalice y cambie la distribución, pero me da la sensación de que incluso en las grandes de las telecomunicaciones que tenemos tardarán en ver negocio en esto. Precisamente por estar el debate en términos carpetovetónicos (menuda palabreja nueva que acabo de aprender), y siendo también algo tan nuestro el no arriesgar y el no buscar para nada la aventura empresarial, creo que las empresas van a reaccionar también tarde y esperarán a que el nivel de importación (es decir que lagente acuda a las empresas de fuera y el volumen de negocio de estas en nuestro país sea grande) para lanzarse al negocio.

    Por otra parte creo que la peor parte se la llevan las librerías ya que al final cuando se recortan gastos y pagas son las que más lo padecen. Me puedo poner como ejemplo porque este año he reducido el gasto en comics a la mínima expresión, y sólo al final del año (salón de Getxo y Madrid mediante) he hecho un sobreesfuerzo y me he dejado unos buenos cuartos en tebeos.

    Lo de la disminución de venta ne merchandising me ha sorprendido un poco porque precisamente la sensación que he teido en los salones es el que el cómic cada vez estaba más desplazado y la gente se acercaba más por todo lo que los rodea. Da la sensación que el público general se ha acercado a los comics pero no los toca, les gusta lo periférico, lo accesorio, los disfraces, el merchandising,… Viendo a la gente que acude a los salones, especialmente la gente joven tenía una sensación más bien de que la gente se acerca al comic como un ambiente, como una forma de relacionarse pero que el comic en sí, quizá no goza de tan buena salud como cupiera esperar. No se si me estoy expresando muy bien, a ver si lo sintetizo. Me da la sensación de que más gene se acerca al comic pero al final eso da una impresión equivocada porque quizá quienes lo tocan siguen siendo los mismos o un número sensiblemente superior de personas pero no tantas como las masivas afluencias pueden hacer pensar. Claro que no respaldo esto con datos, es sólo una sensación y por tanto muy posible de ser errónea.

    • Álvaro Pons on 6 enero 2010 at 15:27 said:

      "No siendo un coleccionista pero si comprador regular hay algo que el ebook nunca podrá darme: el olor de un tebeo nuevo. "
      Ibai: ¿seguro que no eres coleccionista???? :)

  15. ibai on 6 enero 2010 at 16:10 said:

    Probablemente no lo sea por el simple factor de que mi economía nunca me lo ha permitido y veo dificil que me lo permita alguna vez, pero ciertamente he desarrollado cierto fetichismo :-)

  16. razones para no comprar un comic en ebook:

    no se pueden tocar

    los comics estan hechos para ser leidos en papel ( el libro digital es otro formato, se necesita crear historietas para este formato)

    el libro de papel no gasta energia, no tiene ningun gasto más que el libro en si mismo, el libro digital sí

    tener una colección en digítal es como el humo en cualquier momento te quedas sin ella

    no es cierto que haya mas lectores dentro del ordenador q

  17. superzayas on 6 enero 2010 at 19:34 said:

    HAN CORTADO KRAZY KAT A FALTA DE UN TOMO.NOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!

  18. que en papel, solo hay que ver las cifras de las revistas del corazón

    sostener en las manos un libro digital (es como sujetar un mobil) en nada se parece al calor y la vida que tiene el papel

    el papel se puede reciclar, con la basura de la informática los gobiernos tienen verdaderos problemas (el libro digital es los más antiécologico que he visto en mi vida )

    no es cierto que los jovenes leán mas en el ordenador que en papel, lo que es cierto es que los jovenes no leen , les resulta mas fácil la tele ( siempre hay excepciones)

    jamas un libro digital se podra comparar a un libro de papel, como no seá para cubrir la obsesión de tenerlo todo , de ser el que más tiene.

    A pesar de todo estoy de acuerdo en que el libro digital puede ser una ayuda para conocer nuevos autores, para tener una enciclopedia en tamaño reducido, o para comprar pequeños capítulos antes de comprar un libro que no conoces y para poco mas.

  19. 0ciOs0 on 6 enero 2010 at 20:05 said:

    Se me ha adelantado superzayas pero lo repito para que quede bien claro: según el consultorio de Planeta se han cargado la colección de Krazy & Ignatz cuando solo falta un tomo para acabar.

    Seamos comprensivos. Una editorial modesta como Planeta no puede permitirse el lujo de entrar en pérdidas el año que viene haciendo un sacrificio así. Al menos nos han permitido completar nueve décimas partes de la colección. ¡Que majos!

    Sobre los lectores digitales. ¿Tengo que tener unos cuantos de diversos tamaños para leer manga, comic-book, album, planchas dominicales…o esto va a ser el fin de los formatos?

    Podríamos comprar el mas grande y no utilizar toda la pantalla para los formatos pequeños. ¿Resistiremos la tentación de darle al zoom?

  20. Strauss on 7 enero 2010 at 1:37 said:

    "La librería especializada tendrá que especializarse precisamente en la búsqueda de ese coleccionista que no quiere la novedad del mes (que tendrá a su disposición en los portales), sino ediciones de lujo de gran calidad o buscar tebeos antiguos (¡vuelve el stock!)"

    No creo que suceda ni esto que señalas….el otro día entré en la web de Marvel y por una cuota mensual módica tienes en formato digital acceso a TODAS las publicaciones de la editorial; por más antiguas que estas fueran estaban digitalizadas con una calidad que las viejas ediciones a papel no pueden ni soñar…

    Álvaro, por mucho que duela aceptarlo, el papel será historia, como lo fue el CD, el VHS, etc…sólo debemos esperar un libro digital que supere las prestaciones del papel…vale, ahora aún estamos en la época Spectrum, Amstrad, pero dentro de unos años muy probablemente habremos llegado a los Pentium IV.

    ¿alguien con un Pentium IV busca comprar un Spectrum de 128k?

    • Álvaro Pons on 7 enero 2010 at 2:19 said:

      Strauss: yo creo que pasará como ahjora pasa con los vinilos, que se quedará para ediciones de lujo. En el caso de stock, siempre hablo de coleccionismo. Igual que hay gente que colecciona Spectrums. Y no es broma… :)

  21. vercoquin on 7 enero 2010 at 5:58 said:

    A un servidor, personalmente, no le atrae ni pizca la idea de leer un tebeo en una pantallita por prodigiosa que llegue a ser la resolución de las dichosas tintas esas. Supongo que si el formato se desarrolla como promete, habrá que pasar por el aro, pero solo como acercamiento a las novedades, porque en ningún caso, como no sea el económico, podrá sustituir el gustazo de tener entre las zarpas una bonita y fragante edición en papel.

    Aunque claro, también hay ya quien ve las películas en la psp o en el móvil…

    Imagino que las editoriales lanzarán sus novedades en digital, y, en función del éxito obtenido, a continuación en papel.

    Digo yo…

  22. masindac on 7 enero 2010 at 13:29 said:

    El tema tambien es el cambio de chip de algunas editoriales ,en el tema del manga pocas ofertas sehan visto (es mas algunas inlcuso han augmentado el precio de sus ediciones)

  23. Jorge on 7 enero 2010 at 17:18 said:

    Ya hay algunas librerías que sobreviven por el merchandising, porque el cómic no les da apenas. También es cierto que se les ha jorobado, se ha potenciado ventas en Fnac y grandes almacenes. De acuerdo contigo, Álvaro: Stock y merchandising, sin duda.

  24. Jesús Cuadrad on 7 enero 2010 at 17:25 said:

    Pero…

    ¿…puede haber una política racional del stock sin una distribución racional y libreros que practiquen lo idem?

    Mis dudas tengo.

  25. Pingback: ¿El ‘cacharro’ perfecto para cómics? | 233news.com - Noticias, Informacion, Clasificados, Avisos, News, Newspaper, Information, Editoriales, Columnas, Internacional, Nación, Nacion, Estados, Ciudad, Finanzas, Deportes, Espectáculos

  26. Pingback: LOS TABLETS: ¿perfectos para leer cómics? « La Verdadera Magnitud

  27. Pingback: Dos Cafés y Una Mesa » Blog Archive » IPAD. ¿Perfecto para leer comics?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation