La vuelta de Bourgeon (o de decisiones editoriales absurdas)

Que las decisiones editoriales condicionan completamente el éxito de una obra no debería necesitar demostración, pero el mercado español está dispuesto a darnos ejemplos de forma reiterada y cabezona. Aunque, en su defensa, por si sirve lo del “mal de muchos”, hay que decir que los errores editoriales son contagiosos y adquieren características de pandemia europea. El más próximo la absurda y contraproducente elección de publicar La niña de Bois Caiman, la nueva entrega de Los pasajeros del viento, de Bourgeon en dos álbumes. Se podría pensar que, habida cuenta de las anteriores entregas, era lógico que la continuación tuviese las mismas especificaciones que la primera saga: álbumes únicos con coherencia individual pero que cuentan una larga historia. Una suposición lógica que condicionaba completamente la lectura, dando lugar a una profunda decepción: la historia no tenía ni pies ni cabeza y las elecciones narrativas parecían completamente ilógicas. Sin embargo, al leer la segunda parte, sorprende ver que la historia sigue sin solución de continuidad, incluso manteniendo la numeración de página que había dejado el anterior volumen. Una sorpresa que, al leer la obra, se va transformando en dos sentimientos: el primero, de alivio. Lo que era una historia que no se entendía, ahora, en una historia de casi 150 páginas adquiere coherencia y sentido: Bourgeon quiere seguir con la saga de los Pasajeros del Viento pero, para dar el testigo a Zabo, la nueva protagonista, debe retomar y cerrar la historia de Isa. Lo que parecían dos historias encajadas con calzador, ahora se revelan como un prólogo y una larga historia, contados además desde un inteligente enfrentamiento paradójico entre la libertad de Isa y la deriva de una sociedad donde las ideas contra las que se enfrentaba han triunfado. La oposición de la normalidad y aceptación de la esclavitud en la sociedad sureña americana con una Isa ya envejecida que sigue fiel a sus principios es un perfecto detonante de la transición ideológica de la serie. Zabo es hija de su tiempo y sus ansias de libertad son ahora otras, curiosamente paralelas y contrarias a las que acepta con naturalidad su entorno.
Leída en su totalidad, la obra de Bourgeon adquiere todo su potencial y valor, con un discurso inteligente y muy interesante en el quedan como peros los mismos que indiqué en la incompleta lectura del primer volumen: un exceso de didactismo en muchos episodios y un virtuosismo gráfico indudable, pero con una excesiva derivación hacia lo fotográfico que hace perder por momentos ese particularísimo e inconfundible estilo de dibujo del autor. Defectos que no empañan el disfrute de la lectura de La niña de Bois-Caiman.
Pero hay otro sentimiento que crece a medida que leemos la obra: el de profundo cabreo. ¿Qué sentido tiene publicar esta obra en dos volúmenes? No es un Libro 1 y Libro 2 como marca el título. Es el mismo. Además, apenas hay separación en el tiempo y la editorial acaba de editar gruesos integrales de las otras obras del autor. ¿Por qué separar en dos algo que, obviamente, se debe leer de forma unitaria? Es absurdo y contraproducente: más de un lector evitaría comprar el segundo volumen, y con razón, tras la lectura del primero. No se ha preparado como una presentación que deja interesado al lector para avanzar a la segunda, sino como simplemente un corte por la mitad, en el momento menos climático, que deja la historia sin sentido.
Una decisión muy poco inteligente, desde luego. En cualquier caso, y considerándola siempre como una obra unitaria, un tebeo que recupera en cierta medida –por lo menos en lo argumental- al Bourgeon perdido por los mundos de Cyann, interesante y de lectura muy recomendable, aunque se quede un par de peldaños por debajo de la magistralidad de la saga original. (3)

13 Comentarios en “La vuelta de Bourgeon (o de decisiones editoriales absurdas)

  1. dennel on 18 enero 2010 at 3:37 said:

    Show me the money!

    En tapa blanda no lo hubieran hecho. La mayoría de los lectores de europeo no es consciente de cuánto dinero tira a la basura al año por la convenida costumbre de encuadernar fascículos de forma que ocupen más las tapas que las páginas. Ni del espacio que te acaba robando.

  2. Show me the Monet! on 18 enero 2010 at 5:12 said:

    Como si no se tirara mucho más "dinero a la basura" en comics aparentemente "baratos", miniaturizados en ediciones penosas.

    Hay muchos crímenes peores, como las reducciones, que sacar una historia en dos álbumes para que el autor pueda ir comiendo y pagando los recibos mientras se parte los cuernos dibujando 200 y pico páginas europeas (que son muuuuy distintas de las páginas americanas o japonesas).

  3. siempre a la espera de su lectura para juzgar el producto por mí mismo, en principio me has dado una alegría… los reyes magos me regalaron los dos tomos de golpe, y los leeré como uno solo ;)

  4. Yo por suerte esperé a tener los dos para leerlos. :) Ya lo había dicho, son una unidad, partirlos no tiene ningún sentido, excepto cobrar dos veces por una sola historia.

    Respecto al dibujo, con todas las pegas que se le pueda poner, toda la parte de los pantanos es una preciosidad: los árboles inmensos, las aguas con vida propia que no dejan de desbordarse, los atardeceres… Nada más que por eso, ya me parece una joya este álbum. Y dibujo aparte, las páginas finales son de antología.

    Lo que yo no sé es si Bourgeon querrá de verdad continuar con Zabo en algún momento, o sólo la usa como contrapunto a Isa. Porque la verdad, durante buena parte de la historia yo pensaba, sin saber por qué tal apelativo, que la niña Bois-Caiman era ella. Cuando al fin aparece ésta, Zabo pasa a un muy segundo plano, y la historia deriva hacia otros caminos, como si Bourgeon ya no tuviera nada que contar sobre ella. ¿Ha dicho algo Bourgeon al respecto?

    • Álvaro Pons on 18 enero 2010 at 16:06 said:

      Efectivamente, creo que Zabo actúa de contrapunto hasta ese momento final donde sí que creo que existe un paso de tetsigo, un relevo…

  5. superzayas on 18 enero 2010 at 16:34 said:

    De acuerdo contigo, Alvaro, en que la separacion en 2 tomos puede confundir a los lectores. Es como si El Ultimo Canto de los malaterre lo hubieran divido en dos o tres albumes.

    Pero no creo que quede por debajo de la obra original. Bourgeon ha hecho una dignísima continuación de las aventuras de Isa. Y el tiempo pondrá en su lugar a La Niña de Bois Caiman como una Obra Maestra, a la altura ( casi ) de Los Pasajeros del Viento.

    Por cierto, seria bueno un post comentando de primera mano los problemas financieros que parece ser que están acuciando a Planeta, y que podrían dar al traste con su línea de cómics. Nos hay nada oficial, pero sí rumores que me gustaría ver confirmados o desmentidos. Desde luego, Planeta no está por la labor.

  6. Sí, sin duda hay un paso del testigo, literal incluso puesto que le cede un objeto que sirve como tal, pero Bourgeon luego parece liquidar la historia de Zabo con unas pocas líneas, incluso habla ya del final de la esclavitud, dando a entender que no hay más aventuras suyas que contar durante la guerra civil. Vamos, que parece un final bastante definitivo (desde luego, mucho más que el de Los Pasajeros del Viento). En fin, si se mantiene este nivel, no me importaría ver más relatos con Zabo de protagonista, pero no me ha dado la impresión de que Bourgeon quiera continuar…

  7. davidg on 18 enero 2010 at 18:58 said:

    De acuerdo con el carcelero. Tanto que me volví a leer el primer número de Bois Caiman y acto seguido el segundo. Sabe Dios porque lo han hecho de esta manera. ¿Para ganar más? Es lo único que se me ocurre, aunque encuentro que, dentro del panorama actual, los 15 leuros por tomo son un buen precio. Un cierre más que digno a los Pasajeros.

  8. Viñetero on 18 enero 2010 at 20:15 said:

    No sé a que viene tanta queja. Al menos se han publicado en un lapso de tiempo pequeño. ¿Cuántas veces hay que esperar años para poder leer un ciclo completo? ¿Alguien recuerda que Jonas Fink de Giardino y Las Heresiarcas de Das Pastoras (por poner 2 ejemplos)llevan años incompletas?

  9. ibai on 19 enero 2010 at 0:30 said:

    Acaban de hacer lo mismo en literatura con el último libro de Sapkowski de Geralt de Rivia. Un libro que ha tardado una eternia en publicarse y aquí se publica en dos partes. La edición americana está tirada para su venta online en comparación y lleva tiempo fuera. Supongo que según se generalice el dominio de otros idiomas este tipo de propuestas serán cada vez más esteriles.

  10. JonNieve on 19 enero 2010 at 7:08 said:

    Al culpable de semejante despropósito debieran untarlo en miel y meterlo en un termitero…como poco…es una verguenza…

  11. Yo espero que Giardino acabe Jonas Fink, pero ya que lo citas, Norma publicó el segundo álbum de la serie titulado "L'Apprentissage" en dos volúmenes: "La Adolescencia" y "La Juventud"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation