Un gran Museo

Se acaba de presentar el plan director del futuro Museu del Còmic i la Il·lustració de Catalunya y creo que deja enterradas todas las dudas y prejuicios. Es un proyecto ambicioso, completo e ilusionante, que no será un mero cementerio de cuadros, sino un centro activo, dinámico tanto en la divulgación e investigación de la historieta como en la conservación del legado histórico que es nuestro tebeo.
Mis aplausos a la comisión de trabajo. Si los políticos son medianamente inteligentes, les darán libertad para llevar a cabo este proyecto, que puede convertirse en puntero en todo el mundo.