Parecer es mentir

Decía Vargas Llosa en sus recomendaciones a los jóvenes novelistas que “la sinceridad o insinceridad no es, en literatura, un asunto ético sino estético”. Afirmación atrevida, por aquello de trasladar un concepto basal de la conducta ética al aparentemente más superficial de la creación artística, pero que en historieta adquiere una inusitada clarividencia y realidad. Cuántas veces, leyendo una historieta, pensamos casi automáticamente en “sinceridad” como concepto definidor y caracterizador, en una concatenación de ideas que sólo puede nacer de unos matices gráficos que van mucho más allá de un estilo de dibujo. La intangibilidad de lo “sincero” no pude ilustrarse, pero sí formar parte de una historieta gracias a la capacidad de otro recurso tan elusivo como imperceptible para el lector: la narración gráfica. Y no es ejercicio fácil, es algo que debe nacer desde dentro del autor, arrancando desde una profundidad que hace sencillo descubrir el ejercicio impostado de aquél que intenta jugar al sentimentalismo ficticio. Ya avisaba Sabato, citando a Gide, que la sinceridad sólo aparece cuando la vocación del artista es irresistible y quizás esa es la condición diferenciadora, la frontera entre la obra que desprende ese sentimiento de sinceridad y la que huele de lejos a falsedad. Es algo que pasa leyendo Parecer es mentir, de Domenique Goblet, obra de la que ya hablé por aquí con motivo de su edición francesa y que me vuelve a prendar en su edición en castellano (espectacular y soberbia, todo sea dicho, todo un tour de force por la complejidad de la adaptación de las fundamentales tipografías de Goblet, completamente integradas en el dibujo). Cuatro capítulos que llevan a dos vidas, la pasada y la presente. La primera, centrada en la relación de la autora con su padre y su madre, difícil, marcada por malos tratos maternos y la ausencia de un padre demasiado enfrascado en la botella y otros menesteres, proyectando una sombra constante de identificación. La segunda su vida presente, donde su relación de pareja está llena de dudas y miedos. Entre los dos momentos, preguntas que se deslizan. ¿Está condenada a repetir una madre con su hija aquello que sufrió cuando ella misma fue hija?¿Es imposible que reconozca el amor quien no lo ha mamado de pequeña? Las visitas de Domenique a su familia son tensas, nerviosas, llenas de ira contenida y de ofensas que no han alcanzado el olvido. Comidas familiares plenas de reproches ocultos bajo una capa de educada pose que la autora dinamita con un estilo que va rompiéndose a medida que las situaciones se van complicando. Un dibujo sucio, infantilizado, donde las figuras humanas se representan a través de imágenes deformadas por la visión de un niño, expresando el desasosiego que marca la relación desde la infancia. Un juego simbólico de estética pura que transforma la escena en un retrato vitalmente sensorial, sensitivo, que trueca el retrato fidedigno por la representación de sentimientos a flor de piel, con una tipografía protagonista que a medida que la corrección se quiebra se desliza hacia lo infantil recuperando la esencia de lo sincero. Y, entre el pasado, la proyección a un presente donde los problemas de la infancia parecen trasladarse a inseguridades de la madurez, con ese presente donde la relación de pareja de la autora aparece marcada por la omnipresente presencia de una antigua novia. A diferencia de la alteración nerviosa que provoca el padre, ahora tenemos miedo y dolor, el titubeo vacilante de quién ya no confía en sí misma y, de nuevo, el dibujo cambia para acoplarse a esa necesidad expresiva. De una paleta cálida a otra más fría, alejándose del rupturismo formal del capítulo anterior para entrar en una pausada sencillez donde los sentimientos pasan a ser simbolizados por imágenes fantasmales que acompañan todas los encuentros. Indecisiones y recelos unidas como receta perfecta para la depresión, pero que la autora logrará exorcizar a través de la propia historia que nos cuenta: en el fondo, no estamos ante una obra, sino ante cuatro misivas donde la autora se desnuda emocionalmente ante cualquiera que lo quiera leer. Dice Menu en el prólogo que fueron necesarios doce años para hacer esta obra. No es extraño: no debe ser fácil sacar ciertas cosas, dejar expuestos los demonios propios sin temor a que pase alguna factura. Pero Goblet lo hace, con valentía, escudándose precisamente en esa sinceridad aplastante que esperamos de quien nos remite una carta privada. Y el lector la recibe desarmado, convirtiéndose en una antiguo amigo que revive una amistad perdida en la lejanía, sabiendo del dolor de su amiga, pero también de su alegría, contagiando sensaciones con una facilidad apabullante.
Resulta difícil encarar una nota sobre este libro con la suficiente distancia como para aislarse de los sentimientos que provoca esa sinceridad rezumante en cada página, incluso en esas páginas finales que evocan a Rothko sobrepasándolo con unas sencillas palabras que desbordan el guiño al lector cómplice.
Es un libro bello como pocos. (4+)

Dos notas:
1) Mis felicitaciones a Norma por la extraordinaria edición. Era complejísimo trasladar todo el juego tipográfico y los juegos de palabras (parte del texto está en “bruselense” y forma parte consustancial de la historia), pero han logrado una edición de matrícula.
2) Algunas páginas de la edición francesa y un avance de 15 páginas de la española

64 Comentarios en “Parecer es mentir

  1. Totalmente de acuerdo, es un libro muy bello, con un final maravilloso. Te va atrapando en su lectura, y en cuanto a la parte gráfica se nota la evolución y la maduración de la autora conforme se van pasando páginas.

  2. Impresionante la coincidencia. Mi entrada del blog de hoy:

    http://abandonadtodaesperanza.blogspot.com/2010/0

    Pos eso. :-)

    (Nos vemos en marzo).

  3. El Juan Pérez on 18 febrero 2010 at 2:26 said:

    Días de lluvia. Llueve sobre mojado. Gran bostezo.

    • Álvaro Pons on 18 febrero 2010 at 11:15 said:

      Ayyyyy esa pose de cinismo medido Juan Pérez… No cuela. Te gusta Interfaces y no ésto? Algo no cuadra. Mantener la pose es difícil…

  4. beñat on 18 febrero 2010 at 3:05 said:

    No digo que fuese facil de editar, y no le pongo peros a la dificil rotulación pero la edición francesa es de mucha más calidad.

    Y mas cara pero un libro así lo merece. Yo me lo compré en francés en su momento porque no me lo imaginaba traducido pero viendo el de norma no me arrepiento…

    • Álvaro Pons on 18 febrero 2010 at 11:17 said:

      beñat: yo tengo la edición francesa y es verdad que hay diferencias: el tipo de papel, un tamaño ligeramente inferior…pero no desmerece para nada a la obra de Goblet.

  5. Santi on 18 febrero 2010 at 3:45 said:

    Si, si. Maravilloso, divino, arrebatador. Pero se ha dibujado el tomo entero en una tarde, puede que en menos.

    • Álvaro Pons on 18 febrero 2010 at 11:19 said:

      Santi: la discusión de siempre…. Por qué está dibujado en una tarde? Es un mal dibujo según tu? Porque a mí me parece un dibujo precioso y tremendamente expresivo, integrado a la perfección en lo que quiere contar. De hecho, no me puedo imaginar esta historia con otro dibujo…
      Es una discusión taaaaaan antigua y tan estéril….

    • Álvaro Pons on 18 febrero 2010 at 11:21 said:

      Santi: una sóla pregunta…. ¿Víctor de la fuente o José Ortiz te parecen malos dibujantes? Porque era famoso que se dibujaban las historietas a velocidad increíble. Lo digo porque si el problema es dibujarse un álbum en una tarde, José Ortiz debe ser un dibujante malíiiiiisimo.

  6. indi on 18 febrero 2010 at 12:49 said:

    No se si ha sido dibujado en una tarde(lo dudo mucho). A mi me parece que hay preocupaciones esteticas evidentes en la totalidade de cada imagen. Se nota que sabe lo que hace y que lo hace con un proposito.. Para mi, juega con el dibujo como si fuera un niño aunque logre una harmonia meditada en cada pagina.. eso, pocos se atreven, pocos lo consiguen!!

  7. Fran Saez on 18 febrero 2010 at 13:52 said:

    Ese tipo o estilo de dibujo puede parecer fácil hasta que uno se sienta a intentarlo y le sale una mierda muy alejada (por debajo) de lo que ahí se ve. Hay que valer.

  8. El Juan Pérez on 18 febrero 2010 at 14:08 said:

    Este muchacho sabe de lo que habla.

    A mí lo que realmente me cansa de estas obras no es su dibujo, insisto, sino su temática. Ese echar mano de los recuerdos personales, contarnos su vida, tan semejante a las nuestras. Es que no hay gente capaz de inventar historias fuera de su propio ombligo?

    • Álvaro Pons on 18 febrero 2010 at 17:11 said:

      Santi: ¿te has leído el tebeo en cuestión? Lo digo porque estás juzgando sin haberlo leído, sin saber si ese dibujo tiene un sentido no sólo estético, sino emocional. Y lo tiene. Es fuertemente expresivo. Y me parece muy injusto atacar de esa manera a una autora, sin haberla leído, sólo porque la estética de un dibujo no te gusta, la verdad. Que no te guste ese estilo de dibujo, estás en tu derecho y no tienes que justificarlo de ninguna manera. Es tu criterio y nadie debe decirte cuál debe ser. Si no te gusta, perfecto. Pero juzgar un tebeo, sin leerlo… atacar de esa manera, no sé, me parece injusto.¿Cómo puedes decir que es vanidoso dibujar así sino sabes porqué dibuja así?

    • Álvaro Pons on 18 febrero 2010 at 17:13 said:

      Las historias propias, autobiográficas, no tienen porqué ser poco interesantes. A mí personalmente me interesa más una historia que hable de personas reales que una inventada… Cuestión de ggustos.

  9. beñat on 18 febrero 2010 at 14:28 said:

    Me da la sensación que diga que eso se dibuja en una tarde, es que no dibuja mucho… Aunque uno nunca sabe, como trabaja cada artista, hay algunos que son una "fuerza de la naturaleza" y lo hacen todo de buenas a primeras, por complicado que parezca y otros a los que obras aparentemente sencillas les llevan meses. Cuestión de reflexión. Si el comic es un trabajo de doce años supongo que habrá bastante reflexión en él, incluido el dibujo, la composición la búsqueda de distintos estilos para las distintas partes… habría que preguntárselo a Goblet. Lo que es INDISCUTIBLE es que el resultado es gráficamente maravilloso. Que se dibuje en una tarde o en cien años no cambia el valor de la obra.

    Álvaro en cuanto el tema de la edición, estoy de acuerdo en que no desmerece, pero al ver la edición de Norma no tuve la necesidad imperiosa de comprar el libro que tuve la primera vez que encontré la francesa. Quizás solo son sutiles diferencias. Es como la edición de La Guerra de Alan que le recomendé comprar a mi hermano, que iba a de viaje a Burdeos. El otro día la vi en su casa y se me caía la baba. Con la de Ponent no me pasa, y el comic es el mismo, y no digo que este mal editado.

  10. El Juan Pérez on 18 febrero 2010 at 15:12 said:

    Ein? Yo hablaba de la lluvia que veo desde mi ventana.

    No he visto el libro en cuestión. Pero retomando el tema recurrente, creo que el dibujo es importante. No que sea más o menos realista, más o menos académico, más o menos proporcionado, más o menos bonito,… que no, que no es eso.

    Que yo hablo de que tenga personalidad, gancho, carácter.

    Y si el guión es bueno, mejor.

  11. Santi on 18 febrero 2010 at 15:51 said:

    Álvaro , no tiene nada que ver la velocidad con la calidad. Claro que hay dibujantes rapidísimos y buenísimos , además de los que tu dices me viene a la cabeza el italiano Ivo Milazzo que tiene un estilo rápido y ágil casi cercano al story board. Ante todo es una cuestión de gustos, de educación estética si quieres . El dibujo de esta obra te lo podría comparar con el que tiene en ciertas partes Jorge González en ´´FUEYE´´´ solo que González bajo mi punto de vista , es muy muy superior tiene buen gusto, capacidad de emocionar. A mi aquí el dibujo( a parte de que me desagrada) , ya que citas a Andre Gide y a Sabato hablando de la sinceridad, me parece una impostura, una pose.Algo que le da un aire mas cool , mas artistico, mas etéreo y puede que hasta mas ´´maldito´´ y atormentado a la obra en si y a la autora.

    Desconozco la vida y obra de esta mujer . No se si antes dibujaba Mortadelos a la Francesa o si era pintora , o si tiene una larga y exitosa carrera detrás. Pero

    me parece triste ,egoísta en cierto modo , poco inteligente y muy muy muy vanidoso dibujar una obra así . Es importante conocer bien las propias limitaciones. Casi nadie puede dibujar como quiere así que tiene que dibujar como puede.

    Y a mi no me parece un mal dibujo, porque es que no es un dibujo. Lo mismo es un story con mucha fuerza y garra eso si puedo admitirlo. Y lo siento estoy seguro de que ha tardado incluso mas de doce años en parir esta obra, y que todo esta súper medido y pensando y que muy seguramente el guión será fantástico. Pero se lo ha dibujado todo en cinco minutos al menos el trabajo final. Y si ,lo digo en el peor de los sentidos.

  12. otro que ha picado on 18 febrero 2010 at 16:27 said:

    OMBLIGUISMO+DIBUJO NAIF=GAFAPASTISMO+PREMIO DE LA CRÍTICA

    A mi también me cansan estas historias, pero me he leido el previo en pdf y la verdad es que la historia de las medias de la niña está bastante bien. Pero son ganas de discutir, cada cosa tiene su publico y definitivamente yo no soy de los que le gustan las historias autobiográficas, excepto Blankets que me parece una maravilla de historia y de dibujo.

  13. Santi on 18 febrero 2010 at 17:54 said:

    Y no me la voy a leer , me repele la parte grafica. Me desagrada profundamente. Da igual la excusa que tenga o que arguya tener para hacer ese dibujo. Hasta para hacer un rayajo hay que tener gusto, estilo , clase y sensibilidad , hasta para hacer un mero rayajo. Ya no me meto con el tipo de dibujo que intenta a hacer. Porque hay autores que con ese mismo concepto artististico logran maravillas. El concepto de arte y artista es muy discutible, muy subjetivo, muy amplio. Por eso a mi esta obra no me llama en absoluto. Estoy casi convencido de que al 90 por ciento estoy siendo injustísimo con esta autora. Pero es que hay tantas cosas que me molestan de este tipo de autores que por encima se creen tocados por la mano de Dios, que al final va a pagar una justa por los anteriores pecadores y además me da la sensación de que si no entras en el juego de adulación de algunos críticos y editores eres poco mas que un imbecil descerebrado o un nazi insensible. No es un problema de OMBLIGUISMO como apuntan algunos. No , una historia buena , un buen trabajo da igual de lo que sea si tiene calidad al final te enamora , te convence . Es un problema de calidad y de exigencia. Yo siempre lo he dicho una historia personal y autobiográfica es mil veces mas difícil de contar que una de por ejemplo de superhéroes, es por eso que la gran mayoría de estas historias autobiograficas son pésimas y reiterativas.

    Porque los autores no llegan. .

    • Álvaro Pons on 18 febrero 2010 at 18:28 said:

      Pues Santi, tú mismo pierdes tus argumentos. Si lo que no te gusta la parte gráfica, lo acepto y lo respeto. Ni eres un nazi, ni un imbécil descerebrado, simplemente expresas un criterio muy respetable. Y da igual lo que diga la crítica, los editores o quien sea. Tu criterio es tuyo y es soberano. Pero atacar así a una autora, sin conocerla, sin saber nada de ella, sin ni siquiera leer el tebeo… Pues es triste la verdad. Acepto que no te guste la postura de ciertos autores, pero en este caso al menos, infórmate. Goblet es una autora muy poco conocida en Francia, nada endiosada, y con muy poca obra (sólo tres obras) en el mundo de la historieta (básicamente se conoce como ilustradora). En las pocas entrevistas que ha concedido, es una mujer que sólo busca ser feliz con su hija y que ha optado por la historieta para contar unas historietas que necesitaba contar a modo de exorcismo particular. No ha buscado la fama, no aparece por salones ni su tebeo ha sido un superventas ni nada.
      Esta obra tiene la calidad que tu reclamas. Esos "rayajos" tienen un sentido que aparece a poco que lo leas.Es hermosa, valiente… No hay esa impostura que tantas veces se ve, sino sinceridad, completa, abrumadora.
      Yo te retaría a dejar los prejuicios y leerla. Y que, después, emitieras un juicio. Pero después de leerla, después de saber si esos rayajos tienen sentido.
      Verás que Goblet no pertenece a ese grupo de autores que tanto te molestan. Es otra cosa, completamente diferente.

  14. John Space on 18 febrero 2010 at 18:19 said:

    Otro "pal" carrito de la compra.

  15. beñat on 18 febrero 2010 at 18:54 said:

    De todas formas los que no habéis leído la obra, ¿en base a que juzgáis el dibujo de la misma? Lo digo porque varía mucho en los distintos capítulos y quizá solo os habéis fijado en el avance de 15 págs. de Norma.

    Está claro que cada uno tiene sus gustos, yo ya he dicho más arriba que lo que más me atrajo de esta obra y su autora es precisamente lo que mas estáis criticando, la parte grafica. En mi opinión el dibujo de Goblet es una maravilla y os recomendaría que echéis un vistazo a su web (mirad la sección de pintura), para ver si alguno cambias de opinión. Aunque visto lo visto, dudo que lo hagáis.

  16. beñat on 18 febrero 2010 at 19:12 said:

    De todas formas los que no habéis leído la obra, ¿en base a que juzgáis el dibujo de la misma? Lo digo porque varía mucho en los distintos capítulos y quizá solo os habéis fijado en el avance de 15 págs. de Norma.

    Está claro que cada uno tiene sus gustos, yo ya he dicho más arriba que lo que más me atrajo de esta obra y su autora es precisamente lo que mas estáis criticando, la parte grafica. En mi opinión el dibujo de Goblet es una maravilla y os recomendaría que echéis un vistazo a su web (mirad la sección de pintura), para ver si alguno cambias de opinión.

    Aunque visto lo visto, dudo que lo hagáis.

  17. Jesús Cuadrad on 18 febrero 2010 at 19:24 said:

    >>>En más de una ocasión, el uso del travelling es una cuestión de ética, más que de estética>>> (Godard).

  18. Santi on 18 febrero 2010 at 19:40 said:

    beñat.

    Es cierto que no he leido el album.

    Pero lo he hojeado entero.

    Lo de los capitulos siguientes que comentas , todavia es peor que el inicio.

    No hay mas vueltas que darle, es una cuestion de gusto. Tampoco es tan grave.

    • Álvaro Pons on 18 febrero 2010 at 19:44 said:

      Hojear no es leer. Y un tebeo se debe leer.
      Pero acepto, respeto y me parece incuestionable que no te guste. Como dices, no es tan grave, no hay que hacer un mundo de eso. Pero precisamente por eso, no construyas una opinión que vaya más allá de ese gusto. No te gusta, punto. Pero eso no implica nada sobre la autora.

  19. Santi on 18 febrero 2010 at 20:03 said:

    Uff…preferiría no haber visto la Web. Lo siento estoy en otro planeta.

    No solo no me atrae si no que me irrita profundamente lo que veo.

    Y es mejor que me calle. La discusión se vuelve inútil y absurda.

    Hablar sobre como es la autora y sobre la pose artística que da la impresión de tener la autora son cosas muy distintas Álvaro. Ahora bien mi comentario anterior iba más bien por otros autores. No pretendo ofenderos o molestaros a ninguno ni tan siquiera crear polémica. Y si lo he hecho lo lamento profundamente. Tal vez me he expresado con excesiva vehemencia.

    • Álvaro Pons on 18 febrero 2010 at 20:24 said:

      "Uff…preferiría no haber visto la Web. Lo siento estoy en otro planeta."
      Y estás en tu derecho, por supuesto. Es totalmente respetable.
      "No solo no me atrae si no que me irrita profundamente lo que veo."
      Y es lo que no entiendo: cuando yo veo algo que no me gusta, simplemente desvío mi atención, pero no me irrita. Si me tuviera que molestar lo que no me gusta… :)

  20. uash on 18 febrero 2010 at 20:04 said:

    A nivel de dibujo, las influencias artísticas de Dominique Goblet están pasadísimas de moda (aunque el mundo del cómic parece tomarlas como nuevas, otro ejemplo negativo sería Clara-Tanit). Si comparamos el arte naïve con las contemporáneas instalaciones de Santiago Sierra veremos lo retrasado que está cierto cómic que nos quieren vender como "diferente". Para mí "Parecer es mentir" es tan mainstream como Superman o Spiderman, y no lo digo por cifras de ventas sino por la originalidad de la propuesta.

    Un dibujante de cómics que parece haberse dado cuenta de lo oxidadas que están las referencias artísticas de los dibujantes de cómic es Shintaro Kago. Es el único que conozco capaz de meter influencias de performances artísticas del siglo XXI en sus cómics. Repito, performances, que es el arte que se hace hoy, el arte vivo. Sin embargo la mayoría de dibujantes de cómic, aprovechándose de la ignorancia artística de los lectores cebadas por demasiadas lecturas Taschen (impresionismos, Art Nouveau, Modigliani, etc), continúan, y continuarán, dibujando según fórmulas artísticas más vistas que el tebeo.

    Hago este comentario exclusivamente desde el punto de vista del dibujo del cómic, porque sé que toooodas las críticas que surgan a favor de este cómic se apoyarán en el hecho de que "los cómics se leen". Nos harán una concienzuda crítica del guión del cómic y, como siempre, dejarán en un según lugar el dibujo…. porque la mayoría de críticos de cómic saben cómo enfocar la crítica de un guión, una historia, pero no tienen ni idea de cómo enfocar su crítica del aspecto gráfico del cómic.

    En esto se apoyan estas/estos que se llaman dibujantes de cómic y descuidan el dibujo con el apoyo de la crítica de cómics.

    Yo personalmente seguiré como siempre: iré a una tienda, miraré (repito mi-ra-ré) el aspecto de un cómic. Si no me gusta, no me lo compraré. Si me gusta, entonces lo compraré y empezaré a leerlo. Si el guión está bien entonces eso aumentará un 30% el valor que le doy al cómic.

    Yo invito a todos a que hagan lo mismo. Así los dibujantes de cómic se tomarán más en serio su trabajo en cuanto al dibujo y sabrán que aunque cuenten con los críticos de cómic (que yo llamaría críticos de los guiones de los cómics) como aliados, no contarán con los compradores.

    Un saludo

    • Álvaro Pons on 18 febrero 2010 at 20:23 said:

      uash: lo siento, pero tú no lees tebeos. Eres un gran amante del dibujo que compra postales ilustradas. Y lo digo sin ánimo de ofender, entiéndeme, pero lo que te interesa de la historieta no es el contrato que se establece entre lector y autor para trasladar un mensaje. Sólo te interesa el dibujo desde un punto de vista estético. Y es una opción más, respetable y defendible, por supuesto, pero a mi entender no suscribe lo que es una historieta, lo que significa la narración gráfica.
      Yo no he hablado de la originalidad del dibujo de Goblet (coincido contigo que lo que muchos ven como "novedoso" no deja de ser un estilo antiguo desdeel punto de vista pictórico. Lo que muchos hoy defienden como rompedor, la figuración narrativa lo utilizó hace cuatro décadas. Aunque, por otra parte, lo que muchos defienden como "un buen dibujo" no deja de ser de un clasicismo casi helenista… :) ), sino del uso del dibujo como recurso narrativo, que es lo que hace la historieta. Y ahí creo que Goblet lo hace muy, muy bien, que logra una transmisión emotiva importante. Creo que, en historieta, no se debe enfocar el análisis del aspecto gráfico desde una cuestión puramente estética, sino desde su integración narrativa. Lo hablamos hace unnos días y me reafirmo: los cómics se leen. Y leerlo no significa "leer las palabras", no es un acto literario. Es un acto de comunicación narrativa, en el lo que se "lee" es la parte gráfica y donde el texto es un recurso narrativo más (y en el caso de este tebeo, fundamental desde el punto de vista no sólo de recurso narrativo de inspiración literaria, sino desde el punto de vista gráfico). Para mí eso es "leer" un tebeo. "Mirar" los dibujos… pues no es disfrutar de un tebeo. Es quedarse en la superficie, en la periferia de un tebeo. Sería como ver los fotogramas de una película de forma aislada, sin integrarlos dentro de una cinética de imágenes y de un mensaje narrativo. ¿Se puede disfrutar de esa parte? Desde luego, es un criterio más y, por supuesto, lo respeto. Pero creo que te quedas en un porcentaje muy inferior a ese 70% que indicas, para mí te quedas en menos de un 20% de lo que es un tebeo. Y lo digo no como crítico, sino como lector voraz de tebeos. Capaz de disfrutar con Foster y con Goblet, con Calpurnio y con Hitch, con Adams y con David B, con Blain y con Eisner… pero no como "dibujantes" , sino como "dibujantes de tebeos".
      Quizás deberíamos crear una palabra nueva para designar al dibujante de tebeos, que lo separe del dibujo. Igual que un director de cine no es un "compositor de fotografías"… igual que hablamos de pintor, músico, cineasta, deberíamos hablar de dibujante y "tebeante".

  21. Santi on 18 febrero 2010 at 20:07 said:

    Aun así es una gran verdad eso que dices Álvaro, un tebeo se debe leer.

    Nunca pensé que existiera alguien que me superase en cuanto afición y amor a los tebeos. No dejas de asombrarme. Positivamente se entiende.

  22. El Juan Pérez on 18 febrero 2010 at 21:58 said:

    Esto se anima.

    Dales fuerte, Santi!

  23. otro que ha picado on 18 febrero 2010 at 22:09 said:

    Yo tengo la misma postura que Álvaro desde hace tiempo si algo no me gusta simplemente no le presto atención y listo.

    Pero entiendo perfectamente a Santi también. Hay autores que no me gustan pero que están hasta en la sopa y como no comprendo que se les tenga tanta adulación frente al ninguneo de otros, bajo mi punto de vista y opinión personal mucho más destacables, esto al final llega a irritarme.

    Un ejemplo claro que no es de cómic y que está de tremenda actualidad es ARCO, son tonterias qu no dejan de salir en los medios…irritante.

  24. Oscar on 19 febrero 2010 at 1:02 said:

    Desde el punto de vista de un dibujante frustrado que soy (ah, como me gustaria dibujar como Moebius/Gir, como Prado, como Flix, como….) tenia pensado entrar aquí a saco, hombro con hombro con Santi y arremeter contra todos estos autores (casi escribo dibujantes ) que se escudan en una historia intimista o personal para colarnos lo que a mi me parecen garabatos mal dibujados, toscamente rematados, desproporcionados… Después Alvaro mencionó a Calpurnio, me acorde de su vaquero y que quereis que os diga, eso sí que es un dibujo que cualquiera sabría hacer.Convertirlo en un tebeo, en un tan buen tebeo como creo que es Cuttlas, eso es ir claramente más allá y creo que pocas veces se ejemplificó mejor que esto del comic es más, mucho más que solo el dibujo. Que te puede gustar más o menos, pero si la historia es buena y está bien narrada, a las pocas páginas te olvidas, o lo integras, no sabría bien como decirlo y disfrutas. Lo que no quita que después digas " Es un gran tebeo, pero coño, que feos me parecen algunos de sus dibujos ! "

    • Álvaro Pons on 19 febrero 2010 at 12:53 said:

      Óscar:
      " Es un gran tebeo, pero coño, que feos me parecen algunos de sus dibujos ! “"

      ¡¡¡Claro!!!! Es que ésa es la cuestión, es que debemos juzgar un tebeo por lo que es, por su conjunto, por su resultado final como disfrute, no por sus partes por separado. Sería como juzgar un coche por la calidad de sus partes… ueen ser extraordniarias todas, de calidad única… pero si no montas el coche ¿de qué sirven? E incluso montadas, si no se corresponden y el coche se desmonta con soplarlo…¿de qué sirve? Bueno, sí, podemos mirar una rueda y decir "pero qué buena es"… pero no creo que nos lleve a ninguna parte.
      El tebeo nos tiene que llevar a algún sitio: a una reflexión, a una sensación, a una emoción, a unos sentimientos o, por qué no, a un simple placer estético. Pero siempre que su objetivo sea ése y no otro.

  25. beñat on 19 febrero 2010 at 1:10 said:

    Yo me he perdido… No entiendo como hemos llegamos de Goblet a Santiago Sierra…

    Tampoco entiendo el afán de algunos de criticar algunos tipos de propuestas. Para mí hay un montón de comics que no merecen ninguna consideración (todos los de superhéroes por poner un ejemplo, ni por guion, ni por dibujo) y en la vida he hecho un comentario al respecto aquí. Principalmente porque no los leo. Entiendo que tienen su público, es una cuestión de gustos y de lo que busque cada uno en una lectura.

    Y por cierto Taschen ha publicado el trabajo de Santiago Sierra en más de uno de sus libros…

  26. Strauss on 19 febrero 2010 at 1:41 said:

    "integrado a la perfección en lo que quiere contar"……

    ejem…

    algún día tendrás que hacer una entrada específica desarrollando esta afirmación que por enésima vez utilizas para defender "cualquier tipo de dibujo".

    ¿Cuándo un dibujo está integrado a la perfección en lo que quiere contar?

    Si precisamente, en la actualidad, cada autor dibuja con el estilo que más le agrada y apetece, contando lo que quiere…

    El dibujo es subjetivismo 100%: te puede gustar o no, pero que sea acorde con la historia es un razonamiento que contradice la subjetividad…

    Si cualquier estilo (sea vanguardista o no) vale, no podemos sostener un razonamiento basado en el "acorde" o no "acorde".

    • Álvaro Pons on 19 febrero 2010 at 12:49 said:

      "El dibujo es subjetivismo 100%: te puede gustar o no, pero que sea acorde con la historia es un razonamiento que contradice la subjetividad…"
      Mmmmm…sí y no. Entiendo tu razonamiento, pero yo creo que hablar de un dibujo que "funcione" para una historia sigue siendo una cuestión ampliamente subjetiva. Me explico: cuando un autor lanza un mensaje a través de una obra, establece un "contrato" con el receptor (en este caso, lector), que parte de asumir ciertos compromisos desde el puro subjetivismo del lector de aceptarlos. Santi, por ejemplo, rechaza el tipo de dibujo de Goblet y no puede establecer esos "compromisos" previos, por ejemplo. A partir de ese punto, si el lector decide entrar en el juego desde una elección claramente subjetiva, puede evaluar si ese "contrato" funciona, es decir, si ese dibujo, ese estilo, esos recursos narrativos, consiguen hacer llegar un mensaje al lector. Y puede ser que no, desde luego, porque de nuevo tendremos una evaluación basada en criterios subjetivos. Con toda la coherencia que se quiera, pero basada en un criterio inexcusablemente subjetivo. Si yo, cuando le un tebeo, obtengo una lectura del mismo, ese dibujo ha funcionado. Y contra más rica sea esa lectura, más ha "funcionado".
      Yo no digo que cualquier estilo valga para cualquier historia, ojo, sino que cada historia tiene su estilo, y como cada autor cuenta una historia de forma diferente (nunca dos autores contarán una historia igual), tendremos que evaluar desde el puro subjetivismo de considerar si el mensaje "nos ha llegado" el funcionamiento de esos recursos gráficos, de esa narratia gráfica, para contar la historia. El ejemplo es obvio: El príncipe Valiente no funcionaría dibujado por Calpurnio… igual que El Bueno de Cutlas sería horroroso dibujado por Foster.

  27. mmmm, pues yo estoy deseando que damien hirst haga una novela gráfica sobre sus traumas infantiles sobre lonchas de chopped consrvadas en formol :-)

  28. vercoquin on 19 febrero 2010 at 12:45 said:

    Hombre, es lo bueno de los tebeos intimistas y personales, autobiográficos y exorcizadores; que el autor lo hace talmente como le sale de la punta del lápiz, sin más concesiones que a sí mismo. Cuenta lo que quiere y como quiere y se queda tan pancho (pancha en este caso), eso es ferpectamente ferpecto, válido y respetable.

    Otra cosa es que al apostar por ese estilo “conecte” y “transmita” al respetable en general, aunque eso no creo que le quite el sueño a la autora, tratándose –siempre en mi opinión- de una obra más bien terapeútica (para ella, digo) que no debería irritar a nadie porque no es más ni menos que eso; una opción más de hacer tebeos.

    En cuanto a argumentos, personalmente, la cosa autobiográfica/introspectiva me suele dejar la sensación como de mirón de un exhibicionista algo llorica (es solo mi impresión, que nadie se alborote), y si el propio apartado gráfico no me estimula mucho, pues eso… La vida es dura para todos, y como ya tenemos nuestra propia dosis personal, prefiero la ficción.

    Por cierto sr. Pons, una consulta: ¿”Parecer es mentir” entraría en la categoría de arte “en bruto” que comenta Erwin Dejasse?.

    Saludos.

  29. Fran Saez on 19 febrero 2010 at 12:49 said:

    Un poco tarde retomo esta interesante discusión (Yoda dixit), pero como dijo Jack el destripador, "vamos por partes":

    El Juan Perez "No que sea más o menos realista, más o menos académico, más o menos proporcionado, más o menos bonito,… que no, que no es eso." ¿Porqué supones que para los demás SÍ es "eso"? ¿Porque no somos tan listos como tú? No es por calentar, pero es lo que se desprende de este tipo de obviedades…

    "Que yo hablo de que tenga personalidad, gancho, carácter."

    ¿Y de qué hablamos nosotros?

    "creo que el dibujo es importante… Y si el guión es bueno, mejor." Te habrás dado cuenta de que para otros EL GUIÓN es mas importante, y si el dibujo es bueno, mejor.

    Santi "este tipo de autores que por encima se creen tocados por la mano de Dios" Hombre, yo no he oído hablar a esta mujer, pero por el dibujo tampoco puedes inferir su personalidad, ¿No puede ser q le guste lo q hace y punto? Un respeto.

    "Ese echar mano de los recuerdos personales, contarnos su vida, …" Pues entonces no leas a Harvey Pekar, Robert Crumb, Jeffrey Brown, Joe Sacco, Chester Brown etc pero es una pena, te cerrarás muchas puertas de grandes autores q han tomado esa opción q a mi me parece tan válida como otra siempre q uno sepa lo q va a leer. Que no te guste lo entiendo, ojo, pero no q los critiques por q lo hagan.

    "…si no entras en el juego de adulación de algunos críticos y editores eres poco mas que un imbecil descerebrado o un nazi insensible…" No sé donde te metes para que te hagan sentir así, pero mi consejo es q no lo hagas y q seas féliz. O q aceptes tus gustos y te de igual lo q los demás piensen de ti.

    Uasch "la mayoría de dibujantes de cómic, aprovechándose de la ignorancia artística de los lectores " Madre mía, creo q se os va un poco la pinza; los dibujantes de cómics, supongo q te refieres a autores de comics en general, no quieren aprovecharse de nadie ni dominar el mundo ni nada de eso, no son tan mala gente, lo q quieren es contar una historia -y algunos hasta tienen la desfachatez de intentar vivir de ello (fijaté tú!)-, como p.e. tanta gente hace en el mundo del cine, la pintura, la literatura, etc… Yo un ejemplo muy claro lo veo en el cine: para gustos los colores. Y en el comic pasa lo mismo pero parece q no nos queramos dar cuenta. Parece como si al lector de comic le exigieramos q le gustaran todos los comics solo por el hecho de serlo.

    Bueno, un saludo y sin acritud

  30. Fran Saez on 19 febrero 2010 at 13:04 said:

    Dos rectificaciones: sobre Santi pq no llegué a leer sus últimos posteos, y sobre mi comentario "se os va la pinza", q no hay q generalizar.

  31. Santi on 19 febrero 2010 at 14:29 said:

    Ha quedado claro que no me gusta el dibujo de esta autora.

    Lo cual no deja de ser una opinión tan valida y respetable como cualquier otra.

    Pero no he llegado a explicar el porque de la irritación y el enfado que me producen sus dibujos.

    Hay por ahí arriba un comentario de Otro que ha picado que da algo en el clavo.

    Pero es que además, esta irritación nace de una experiencia casi personal.

    Lo que no me permite juzgar el trabajo de los demás autores desde fuera y desde un punto de vista solamente estético o de afinidad en los gustos.

    Tengo un amigo. Un buen amigo. Que lleva años intentando ver publicado su trabajo.

    Lo primero que alguien que se quiera dedicar a esto tiene que comprender es si sus aspiraciones están fundadas en algo solidó y razonable o por el contrario es lo mismo que nos pasa a muchos de niños que queremos ser estrellas del pop o futbolistas pero no tenemos el talento necesario. No es el caso de este hombre. Sabe lo que hace y es bueno en ello, además de poseer un grado muy elevado de autoexigencia. Autoexigencia que en mi opinión le falta a bastantes de los autores publicados con asiduidad.

    Por si fuera poco, mi amigo es un hombre sin suerte. Ha llegado a firmar hasta dos veces contratos con editoriales extranjeras que luego por diversas razones, ajenas a la calidad y viabilidad de los proyectos, se han acabado echando atrás.

    Yo como aficionado a los tebeos , siempre suelo acompañarle a las ferias y a los salones.

    Y he escuchado demasiado a menudo las explicaciones de los editores en porque no quieren o no un trabajo. Os asombraría saber que casi siempre es cuestión de dibujo, más bien de gustos concretos, no de problemas o errores, o de lo que ellos creen que es viabilidad comercial. Por otro lado esto es lo lógico. Mientras no se demuestre lo contrario esto es una industria ¿no?

    Hay algo que esta muy claro. Trabajar en el mundo del comic como autor es algo que tiene plazas limitadas por suerte o por desgracia es así.

    Ocupar una de esas plazas en algo tan minoritario es casi frívolo. No digo que Goblet no tenga derecho a ser publicada. En absoluto. Pero si usamos los mismos argumentos que dan los editores a todos los autores, no debería ser editada nunca. Goblet publica porque ha tenido suerte, suerte en encontrar a un editor que ha creído en ella. No por su calidad ni por su capacidad de generar ingresos a si misma y a las editoriales.

    Se que este es un debate que a los críticos y puede que a los aficionados les toca un pie.

    Algunos de estos críticos como Álvaro, tienen una pose extremadamente ingenua e ideal que no se corresponde para nada con lo que esta pasando, otros sinceramente no se mojan.

    Con esto no quiero decir para nada que solo deban publicarse los proyectos ultra comerciales. Pero habrá que tener un ajuste un término medio. Conozco a autores que publican comics más convencionales y que lo que realmente está deseando hacer es algo más personal e íntimos pero están esperando a que llegue ese momento.

    Incluso autores como Sfar que para mi es un genio, (un genio que se dispersa demasiado, que últimamente nos brinda su talento con cuentagotas y que le aplica demasiado morro al asunto) ha comprendido esto.

    Por lo demás todo lo que ha ido diciendo por aquí la gente es más o menos razonable y valido. Entiendo los que afirman que no compran por que el dibujo no les atrae.

    Entiendo lo que afirma Álvaro sobre la integración del dibujo y el guión.

    En fin.

    Para mi hoy día el comic no tiene problemas de dibujantes. Los hay fabulosos y de todos los tipos y colores.

    Lo que falta. Igual que en otras disciplinas artísticas. Son buenos guionistas

    • Álvaro Pons on 19 febrero 2010 at 15:39 said:

      Santi: te aseguro que mi pose no es nada ingenua en ese sentgido. Y casos como el de tu amigo, pues la verdad, conozco a paletadas. Desde los que tienen estilos muy personales y no son editables porque no son "comerciales" a los que tienen estilos "supercomerciales" y no son editables porque no le da la gana al editor de turno. Enfádate con los editores, que tienen criterios absolutamente marcianos y no con los autores, que no tienen la culpa de nada y contraejemplos encontrarás a centenares.
      A ver, el que un autor sea editado por un editor depende de mil y un factores. Y todos tan subjetivos y absurdos como el gusto de cualquiera, sólo que el editor lo justifica con el argumento de "comercialidad", que luego se demuestra falso a la luz del procentaje de éxitos/fracasos, que suele demostrar que es puramente estadístico y que su "olfato comercial" es puro bluf basado en unos gustos personales. La cuetsión es saber qué editor tienes que buscar. Decir "Pero si usamos los mismos argumentos que dan los editores a todos los autores, no debería ser editada nunca." supone una generalización falsa: a qué editores se lo ha enseñado? porque no es lo mismo la respuesta de Marvel, que Dargaud, que Soleil o que Paquet o que L?Association. Incluso en España, no es lo mismo lo que le interesa a Astiberri o a Dolmen o a Ponent. Es que no tiene nada que ver porque las "políticas editoriales" (y pongo entre comillas porque su definición es cuanto menos extraña) suelen ser derivadas de gustos, criterios propios, vaya usted a saber qué. Yo he recomendado obra de autores a muchos editores, he acompañado a muchos autores y siempre, siempre, he intentado aconsejarlos en función de las líneas edioriales. Y ha funcionado. No siempre, pero bastantes veces.

      "Ocupar una de esas plazas en algo tan minoritario es casi frívolo. "
      Quién decide quién la ocupa? Tienen que ser nuesrtos amigos? A mí me encantaría, pero por desgracia conozco decenas de autores que me parecen excepcionales y que no tienen esa oportunidad. Esa oportunidad la deciden los editores, con sus criterios. No caigas en la inegnuidad de pensar que esos criterios son "de comercialidad". Son de gusto, puro y duro. Y no sólo de dibujo: de temática, de estilo, de mil cosas. Pero no cargues contra los autores.

  32. Strauss on 19 febrero 2010 at 14:37 said:

    "El príncipe Valiente no funcionaría dibujado por Calpurnio… igual que El Bueno de Cutlas sería horroroso dibujado por Foster"

    Vale…pero también podemos decir que el género autobiográfico permite mucha más variedad de estilos que, por ejemplo, el género de zombis-terror o superhéroes….entonces ese "contrato" en dichos géneros se ve limitado a unos pocos estilos gráficos.

    "Yo no digo que cualquier estilo valga para cualquier historia"

    Es verdad, no lo dices…pero es evidente que cuando un género permite una multiplicidad de estilos se hace muy difícil establecer que el dibujo "no" está acorde con la historia….y pensándolo bien ¿cuándo, ante un tebeo autobiográfico, has utilizado el argumento de que el dibujo no casa con la historia?

    No tengo datos precisos pero si no me falla la memoria, en lo que se refiere a la autobiografía o cotidianidad, no has mencionado ese argumento….en cambio en géneros como el de zombis sí lo has utilizado para desacreditar el trabajo del dibujante (que, todo sea dicho de paso, a mi también me pareció un mal dibujo…pero que no casara con la historia ya no lo ví tan evidente: era un dibujo realista, un poco descuidado…¿pero lo realista "funciona" con lo zombi no?).

    • Álvaro Pons on 19 febrero 2010 at 15:43 said:

      "ale…pero también podemos decir que el género autobiográfico permite mucha más variedad de estilos que, por ejemplo, el género de zombis-terror o superhéroes….entonces ese “contrato” en dichos géneros se ve limitado a unos pocos estilos gráficos."
      Pues leyendo cosas como Bizarro, se entiende que el abanico es mucho más amplio de lo que parece…

      "¿cuándo, ante un tebeo autobiográfico, has utilizado el argumento de que el dibujo no casa con la historia?"
      POcas veces, pero matizo el hecho de que suelo hablar de tebeos que me gustan. pero ha habido otros muchos también autobiográficos donde he encontrado muchos problemas de narración gráfico… que no "funcionaban" :)

      "en cambio en géneros como el de zombis sí lo has utilizado para desacreditar el trabajo del dibujante"
      Creo recordar que sólo lo he hecho una vez, en el de Marvel Zombis, y no porque no casara con la historia, sino por la evidentísima desidia del dibujante (Sean Phillips). Y el argumento en este caso derivaba de la simple comparación de obras del mismo autor, en el mismo género, donde me había encantado…

  33. Strauss on 19 febrero 2010 at 14:43 said:

    "Y he escuchado demasiado a menudo las explicaciones de los editores en porque no quieren o no un trabajo. Os asombraría saber que casi siempre es cuestión de dibujo, más bien de gustos concretos, no de problemas o errores, o de lo que ellos creen que es viabilidad comercial"

    Claro es que si Goblet va a Marvel y dibuja Spiderman a lo "parecer es mentir" la meten en Guantanamo ipso facto!!!

    • Álvaro Pons on 19 febrero 2010 at 15:43 said:

      "Claro es que si Goblet va a Marvel y dibuja Spiderman a lo “parecer es mentir” la meten en Guantanamo ipso facto!!!"
      Pues eso, que depende de muchas cosas….
      (aunque no digamos esas cosas tan altas, Peter bagge dibujó Spiderman!!!)

  34. John Space on 19 febrero 2010 at 14:53 said:

    "cuando un género permite una multiplicidad de estilos se hace muy difícil establecer que el dibujo “no” está acorde con la historia…"

    ?Se podría aplicar esto al dibujo de _Lope de Aguirre: la expiación_, que parece, más que nada, una serie de bocetos?

  35. Santi on 19 febrero 2010 at 14:55 said:

    Strauss…hay cosas que se dan por sentadas. Verdades de Monsieur de la palisse que dicen los franceses o de Perogrullo en nuestro caso.

    Ningún autor iría a Cornelius u otras editoriales independientes francesas con un proyecto de Súper heroes.

  36. Fran Saez on 19 febrero 2010 at 15:01 said:

    Santi, subrayo todo lo q dices. Pero es q eso es lo q pasa en todos lados (cine, literatura ¿Boris Izaguirre???, etc…), y coincido sobre todo en el tema del guión. Y la de grandes artistas q están sirviendo copas para poder comer, y la de editores q no podrán publicar lo q les gusta sino lo q deben… para poder comer sin riesgos… Sin ir mas lejos el otro día fui a ver la cacareada "Avatar" y no pasa de los dibujos de Star Wars, ni en guión ni en fx ni en nada, ¿Porqué se lleva nosecuantos oscars? Por que la industria es Dios y James Cameron su profeta.

  37. Editores no conozco, pero una vez hablé por casualidad con el distribuidor de Golem, ¿y saben ustedes por qué decidio distribuir la estupenda "Yi Yi" (creo que la única peli de Edward Yang comercializada en España)? Porque al verla en un festival reparó en una escena de ducha que usaban el mismo champú que él, y eso le hizo gracia. Fin de la historia.

    Moraleja: no os comáis el tarro con estas cosas… :-/

  38. vercoquin on 19 febrero 2010 at 16:11 said:

    Al final vamos a acabar deseando, y no temiendo, que sean los portales de internet quienes se hagan cargo de la edición/distribución digital de los tebeos, aunque solo sea para barrer algunos (o a todos) de esos arbitrarios filtros editoriales de los que hablais.

    ¡Que justo y hermoso será todo!…

  39. Santi on 19 febrero 2010 at 16:21 said:

    Estoy deseando que los tebeos se hagan digitales de una vez. Y que solo los que pasen de un número determinado de copias vendidas o tengan el reconocimiento de crítica y público sean editados en papel.

    Solo temo al pirateo.

    Es algo a tener muy muy en cuenta.

  40. Fran Saez on 19 febrero 2010 at 16:44 said:

    muy bueno, F., q fuerte…

    Santi, comentabas de Sfar. Pues Sfar tiene un dibujo q al principio cuesta entrar…

  41. Al comentario "52", de F.: Bendito champú, ¿no?

    (Para que no sea off topic del todo… A mí el dibujo de "Parecer es mentir" sí me gusta y sí me parece apropiado).

  42. Bendito champú, sí, pero lo peor no fue eso. Resulta que pese a que la peli se estrenó en muy pocas salas (en mi ciudad sólo en una, en VOS, y la vimos cuatro gatos), el distribuidor le sacó beneficio. Según él, hay que ser muy burro para no sacarle beneficio a una peli por minoritaria que sea, que con alguna sala, algún festival o un pase por Canal+ ya está asegurado. Lo que quiere decir que si no distribuyen más cosas es porque no les da la gana, no por miedo a no recuperar la inversión. En fin, era una época mala, luego vino la mula y se nos abrieron los ojos (de par en par, además)…

    Me pregunto cuánto del tema sobre beneficios es extrapolable a la edición de tebeos. Ya sé, ya sé, hay gastos, pero sacar copias de una peli y subtitularla o doblarla no es barato tampoco…

  43. El Juan Pérez on 20 febrero 2010 at 3:02 said:

    "El Juan Perez “No que sea más o menos realista, más o menos académico, más o menos proporcionado, más o menos bonito,… que no, que no es eso.” ¿Porqué supones que para los demás SÍ es “eso”? ¿Porque no somos tan listos como tú? No es por calentar, pero es lo que se desprende de este tipo de obviedades…"

    No se desprende, es así. Nunca serás más listo que yo, lo siento.

    "“Que yo hablo de que tenga personalidad, gancho, carácter.”

    ¿Y de qué hablamos nosotros?"

    Ni idea. Y además, no me importa. Nunca os leo, mortales

    "“creo que el dibujo es importante… Y si el guión es bueno, mejor.” Te habrás dado cuenta de que para otros EL GUIÓN es mas importante, y si el dibujo es bueno, mejor."

    Pues muy mal.

    Y no hagas que me repita tanto. Que no por ello pierdo la razón.

    O la perdí ya?… La razón de la sin razón que a mi razón enflaquece….

  44. Llego tardísimo a esto.

    A mí no me gustó el libro. Aunque sí me gustó el dibujo, y la manera de contar la historia. Sencillamente, no me llegó.

    Pero a estas alturas discutir de si un dibujo es mejor o peor y esas cosas… hombre…

  45. Yo tambien llego tarde pero… la verdad, el dibujo está muchísimo mejor de lo que parece al principio. Lo de los fantasmas especialmente me ha encantado, me recuerdan a las animaciones de Piotr Dumala. Y está muy bien narrado; sin embargo, habiendo leído la reseña de Álvaro y los comentarios, esperaba algo más fuerte. Entiendo que es su vida y su sufrimiento, pero quitando quizás un único momento de infancia realmente duro, su vida es bastante banal y parecida a cualquier otra. Vamos, que el mayor interés de este cómic está para mí precisamente en las formas, y no en el fondo.

    Eso sí, ¿nadie se ha dado cuenta de que el padre es Silvio José? ¡Si incluso hay viñetas en que es clavado! :D

  46. Fran Saez on 22 febrero 2010 at 12:33 said:

    OK Juan Pérez, OK :-) yo creía que ibamos a discutir mas, cobarlde!

  47. salakov on 27 febrero 2010 at 0:55 said:

    Pues a mí me ha parecido un cómic bastante guapez desde el punto de vista argumental y estético. Emotivo e intenso. Y para nada banal o intrascendente…

    Yo lo recomiendo, vaya.

  48. Hola, yo también llego tarde, y coincido con Francisco Naranjo y con F. Curiosamente, lo mejor para mi es sin duda el apartado gráfico que tanta polémica ha creado por aquí. Mira tú que cosas. La historia no me ha provocado demasiadas emociones, en especial todo el tema del novio, que creo que desequilibra, pues todo lo del padre y la infancia sí está a buen nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation