Sobre Merdichesky

Acabo de hablar con Horacio Altuna sobre la edición de Merdichesky de Planeta DeAgostini y me confirma que la decisión de que las primeras dos páginas de la segunda historia del álbum no aparecieran es completamente suya. Son dos páginas cuyos originales se habían extraviado y, ante la dificultad de reproducirlas con la calidad que tenían el resto de planchas – escaneadas directamente desde los originales-, decidió prescindir de ellas ya que no afectaban a la lectura de la obra. Altuna me comenta que entiende que puede ser una decisión equivocada, pero es la que le pareció más adecuada y asume por tanto la responsabilidad de la misma.
Personalmente, lo único que puedo decir es que, en estos casos, respeto ante todo y sobre todo la decisión del autor, que es el que debe decidir cómo quiere que sea leída su obra.