Exposición de Philippe Geluck en Barcelona

El martes 20 de abril se inaugura en la galería A. CORTINA de Barcelona (Valencia, 248) la exposición PHILIPPE GELUCK. LE CHAT, en la que se puede ver una selección de dibujos, óleos y esculturas sobre su personaje Le Chat (El Gato).


Es la primera vez que Philippe Geluck el autor del “Gato”, creado hace 26 años, es representado por una galeria Española. En marzo de 1983 creó al Gato para el diario belga Le Soir. A partir de aquel momento se ha podido ver este famoso personaje en la prensa francesa, española, portuguesa, alemana, griega, chilena, suiza, holandesa, inglesa, italiana, americana e iraniana.
Para esta ocasión, la exhibición contará con una selección de dibujos, óleos y esculturas, principalmente sobre su tan conocido personaje Le Chat (El Gato), que nos mostrará diferentes situaciones de este personaje guasón y filosófico.
Pero sobre todo y siguiendo su línea habitual, ironiza sobre el mundo del arte y sus creadores. Hecho que podremos constatar en la obras sobre Lucio Fontana, Picasso, Braque, Lichtenstein etc…nadie escapa a su fino humor y, aunque la mirada del humorista es siempre insolente, el Gato puede ser también poético. Geluck nos hace reír y también reflexionar. Si el mundo del cómic ha sido considerado un arte menor, Geluck lo eleva a la más alta consideración del Pop.
Cómico y humorista en las radios y televisiones belgas y francesas, Philippe Geluck alegra nuestra exposición con sus frases divertidas y mordaces.
Los cómics han inspirado a los grandes maestros del Pop Art y actualmente están considerados como una obra contemporánea completa. El paso de las viñetas al formato grande lo ha realizado este artista con notable soltura y maestría, gracias a la seguridad de su trazo y la “ligne claire” heredada de Hergé.
“Sus cuadros nos hablan sobre un tema que nos apasiona: habla de nosotros. Le chat nos mira al mismo tiempo que nosotros lo miramos a él y emite sobre nuestras preocupaciones metafísicas un juicio impertinente. Es un espejo que disfruta al ser observado. Aceptamos gustosamente ser juzgados por el Gato y se lo dejamos hacer porque sabemos que su primer objetivo es él mismo. Le concedemos el derecho a reírse de todo lo demás ya que empieza por burlarse de él. Qué lección!!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation