Normal

Ayer, en la radio, se hablaba de libros. Lógico. Siguen hablando y los oyentes van recomendando, desde el habitual best seller a verdaderas extrañezas. Conectan con libreros, que también hacen lo suyo, recomendando libros. Y uno, creo que de la FNAC de Zaragoza dice: “Buñuel y el laberinto de las tortugas, de Fermín Solís”. Los contertulios alaban el gusto y hablan las excelencias del libro y de otros.

Es normal.
Es un gran libro.
Y es normal que se hable de tebeos.

Joder, qué gustazo.

Regala tebeos

Hoy es el día del libro. Curiosa elección la de un día que conmemora la muerte de Cervantes y Shakespeare, desde luego. Pero a lo que iba, que regalen tebeos, novelas gráficas, cómics, historietas, bedés, cuadriños o lo que se les tercie. Y libros, por supuesto. Libros de historietas o de literatura, de ensayo o de poesía, qué más dará. Compartan la cultura y refocílense en ella, que ya que tenemos un día para hacerlo sin que nadie nos mire con mala cara, aprovechémoslo.
Y respecto a recomendaciones de tebeos… a montones oigan, desde ese genial Rebétiko a las Notas al pie de Gaza, de esa curiosa revisión en clave de ciencia-ficción de Iron Man firmada por Scott Card al libro de La Novela Gráfica, de la nueva entrega del siempre delicioso Arthur de Pins a la confusa locura del Automatic Kafka, de la nueva edición de Las aventuras de Gustavo a todo lo que firme Bastien Vivés, de los premios nacionales de Seguí y Cava, Roca o Max a la preciosa reedición de La torre blanca, del mejor tebeo que ha dado el tebeo español en años, El arte de volar a la digna evasión del Capitán América de Brubaker. Tienen ustedes centenares y centenares de tebeos y libros para elegir.
Pero regalen tebeos, por favor.
Y una rosa.