Novedades de La Cúpula

(**)- Escenas Imborrables, de Jeffrey Brown. 356 páginas BN. 13 x 18 Rústica P.V.P.: 15,00 €
Dungeons Quest, de Joe Daly. 140 páginas BN. 15 x 21 Rústica P.V.P.: 13,00 €
(**)- O. C. Crumb 1: Mis problemas con las mujeres, de Robert Crumb. 68 páginas blanco y negro 21,5 x 28 rústica P.V.P.: 9,95 €
Kiss comix 228, de Varios autores. 68 páginas 20,5 x 26,5 grapado P.V.P.: 4,20 €


(**)- Escenas Imborrables, de Jeffrey Brown. 356 páginas BN. 13 x 18 Rústica P.V.P.: 15,00 €
Recopilación de material de “Miniature Sulk” y “Feble Attempts” junto con otras historietas extraidas de antologías y clásicos como “Be a Man” y “Every Girl Is the End of the World For Me”.
Dungeons Quest, de Joe Daly. 140 páginas BN. 15 x 21 Rústica P.V.P.: 13,00 €
Un día, Millenium Boy cogió su hatillo, su bandana y su navaja multiusos, se despidió de su madre y se fue de aventuras. Pronto se le unió su mejor amigo Steve (arma: bate de béisbol), y la pareja no tardó en salir victoriosa de un encuentro con otros dos buscadores de aventuras, lo cual mejoró rápidamente su armamento (añadiéndose a su arsenal una palanca y una cadena de acero) y siguieron viajando hasta encontrar al siguiente miembro de su grupo, el musculoso Látigo Pene. Y entonces empezaron a pasar cosas raras.
La última novela gráfica de Joe Daly utiliza el progreso narrativo de un juego de rol como estructura, y en eso radica su genialidad, y la de su autor. Nuestra alegre banda de buenos para nada viaja despreocupadamente enfrentándose a una serie de hilarantes amenazas progresivamente hostiles, acumulando puntos y armas, reclutando a Frikigirl la arquera que aporta energía femenina a la improvisada familia de felices gamberros.
(**)- O. C. Crumb 1: Mis problemas con las mujeres, de Robert Crumb. 68 páginas blanco y negro 21,5 x 28 rústica P.V.P.: 9,95 €
Crumb tiene muchos problemas con las mujeres. Pero, al contrario que la mayoría de hombres, Crumb no sólo se atreve a reconocerlo, sino a contarlo: y las cosas que él cuenta son las que nadie se atreve a confesar, pero todos compartimos. Un repaso polémico , “aberrante” para algunos, “clarividente” para otros, de la mentalidad femenina y los fantasmas masculinos.
Kiss comix 228, de Varios autores. 68 páginas 20,5 x 26,5 grapado P.V.P.: 4,20 €

15 Comentarios en “Novedades de La Cúpula

  1. corben forever on 15 septiembre 2010 at 17:25 said:

    "Mis problemas con las mujeres" fue el primer album que leí de mister Crumb. Una rotunda masterpiece por la que no pasa el tiempo. Imprescindible.

  2. Strauss on 15 septiembre 2010 at 21:48 said:

    Totalmente de acuerdo. Personalmente considero este volumen y las historias protagonizadas por Mr. Natural como lo mejor de este autor.

    Hablando de autobiografías, si todas las que se publican fueran como "Mis problemas con las mujeres" la gente pediría a gritos que no entrara en crisis el género…lamentablemente esta obra es una excepción dentro de las denominadas obras autobiográficas.

  3. Mis problemas es un cómic absolutamente ineludible, para mí es una de las cumbres del medio.

    Sobre lo del cómic (o lo que sea: literatura, cine…) autobiográfico, supongo que vale la pena cuando el autor tiene algo que contar y sabe cómo hacerlo, exactamente igual que con la ficción. No entiendo a qué viene la queja esa de que lo autobiográfico es un pestiño y un coñazo. Yo repaso mentalmente lo que tengo, y no doy con ese filón de cómics aburridos ombliguistas. No sé si es que he tenido suerte al elegir o qué… ¿Podríais poner ejemplos?

    Un saludo

  4. Strauss on 19 septiembre 2010 at 17:32 said:

    Toño:

    "No entiendo a qué viene la queja esa de que lo autobiográfico es un pestiño y un coñazo"

    Para mí no hay género malo ya que considero que lo fundamental es el cómo se cuenta y narra una historia independientemente de su contenido.

    Hace unas semanas en entrecomics colgaron una entrevista que realizaron a los responsables de la editorial Apa Apa (hemos de tener presente que esta editorial se ha especializado en el género autobiográfico) y se quejaban de la poca calidad de las historias a nivel de guión en comparación del nivel que demostraban en el ámbito de la representación gráfica.

    Roald Dahl publicó un libro seleccionando un conjunto de historias de miedo y en el prólogo mostraba su incredulidad ante el poco nivel de las historias que había ido leyendo mientras se dedicaba a la tarea de recopilar información. Hemos de pensar que a lo largo del S. XIX, las historias de fantasmas se pusieron de moda y fueron objeto de una producción ingente.

    Lo único que quería expresar es que lo autobiográfico trata temas más serios a priori, pero el nivel de muchas obras circunscritas a esta temática no refleja este hecho. Quizá sea demasiado duro y compare el resto de obras con Crumb o Maus, pero es lo que hay, también comparo el resto de westerns con Blueberry…y no se me caen los anillos por aceptar que las otras series están a un nivel muy inferior de la de Charlier. Para mí no es suficiente que una obra trate de un cuarentón, soltero y deprimido como hace Clowes en Wilson para empezar a elogiarlo. También Crumb expresaba sus pensamientos más íntimos en plena madurez y, a mi entender, le da unas cuantas vueltas al Wilson de Clowes.

    Para ponerte un ejemplo de obras autobiográficas que me hayan gustado:

    Todo lo de Crumb autobiográfico, Maus, Blankets, Persépolis, Silencio de Comès, alguna obra de Eisner (no todas), ciudad de cristal, Epiléptico (sólo algunos capítulos del libro), Locas (según que época más que otra)….

    En base a este nivel juzgo a los demás libros autobiográficos encontrando mucha repetición y reiteración de temas y gran similitud con muchas otras obras.

    Tengo que decir que Maus y Persépolis me atraen sobretodo por la historia y no tanto por la puesta en escena. El estilo gráfico de Satrapi no es de mi agrado. Siempre he creído que si Maus lo hubiese guionizado Alan Moore y dibujado Giraud o el Breccia de Mort Cinder sería una super masterpiece.

    • Álvaro Pons on 19 septiembre 2010 at 19:42 said:

      "para mí no es suficiente que una obra trate de un cuarentón, soltero y deprimido como hace Clowes en Wilson para empezar a elogiarlo."
      Hombre, es que no es sólo eso. Es la reflexión que desarrolla alrededor lo importante y, por supuesto, el cómo lo cuenta.

      Y, la verdad, no entiendo que pongas como autobiográficas el Silencio de Comes o Locas… ¿?

  5. Geniales tus apreciaciones, Strauss. Tampoco quería que te lo tomaras como algo personal, no me refería tanto a tí como a una corriente general de opinión que opina, valga la redundancia, que lo autobiográfico es un pestiño.

    Tu opción es la ideal, y la comparto al pie de la letra:

    "Para mí no hay género malo ya que considero que lo fundamental es el cómo se cuenta y narra una historia independientemente de su contenido."

    Eso sí, ese Maus de Alan Moore y Breccia, podría ser una obra magistral, pero durilla durilla, eh? ;)

    Un saludo

  6. Strauss on 19 septiembre 2010 at 19:18 said:

    Toño:

    "Tampoco quería que te lo tomaras como algo personal"

    No, en absoluto, no he interpretado tu comentario como una crítica hacia mí. Únicamente, me ha parecido muy coherente tu opinión y he querido darte algunos ejemplos de obras que me han agradado.

    "Eso sí, ese Maus de Alan Moore y Breccia, podría ser una obra magistral, pero durilla durilla"

    Creo que tienes toda la razón: durilla y apta para el estudio y el análisis. Una obra de esta envergadura callaría muchas bocas, sobre todo, aquellas que desprecian la historieta considerándola un arte menor.

    Recibe un cordial saludo.

    • Álvaro Pons on 19 septiembre 2010 at 19:44 said:

      "Una obra de esta envergadura callaría muchas bocas, sobre todo, aquellas que desprecian la historieta considerándola un arte menor."
      Hombre, precisamente el Maus de Speigelman ha cumplido a la perfección esa función.

  7. Strauss on 19 septiembre 2010 at 23:39 said:

    "Hombre, es que no es sólo eso. Es la reflexión que desarrolla alrededor lo importante y, por supuesto, el cómo lo cuenta"

    No es sólo eso pero la temática se presta a la reflexión con mayor facilidad que la de una obra de género. Es más factible reflexionar a través de aspectos de la vida cotidiana que afectan o pueden afectar a cualquier ciudadano, que no sobre el oeste americano, un barco pirata o cualquier otro tema. A priori estas obras juegan con el factor de tener a su favor la "proximidad" y el poder de "identificación" y todo ello, sin haber empezado a leer ni la primera página. Clowes ha realizado obras de diferente temática y calidad. En todas ellas se percibe el talento de su autor. En Wilson no veo nada diferente de lo que ha ido publicando mediante historias cortas en eightball. Wilson podría ser una de esas historias dotada, ahora, de mayor extensión: ni me sorprende, ni aporta nada nuevo a lo previamente realizado por el autor. Esta es mi impresión personal no intento convencer a nadie, pero si la obra no me ha dicho gran cosa, no creo que deba mentir al respecto. Diría más, es muy posible que haya gustado a mucha gente.

    "Y, la verdad, no entiendo que pongas como autobiográficas el Silencio de Comes o Locas… ¿?"

    Sí, es verdad, he escrito rápido y no son obras que se puedan circunscribir en lo autobiográfico, aunque tienen elementos comunes con ellas…también es cierto que Silencio no sabría en qué categoría ubicarla…

    "Hombre, precisamente el Maus de Speigelman ha cumplido a la perfección esa función"

    Sí, muchas personas que no leen tebeos la han leído…esto es un gran logro. Como también lo es haber ganado el Pulitzer. Pero esa función se habría multiplicado si Alan Moore y Breccia (hipotéticamente) hubieran prestado su arte a la causa.

    • Álvaro Pons on 20 septiembre 2010 at 0:29 said:

      " Pero esa función se habría multiplicado si Alan Moore y Breccia (hipotéticamente) hubieran prestado su arte a la causa."
      Lo que no deja de ser un futurible… :)

      " En Wilson no veo nada diferente de lo que ha ido publicando mediante historias cortas en eightball. Wilson podría ser una de esas historias dotada, ahora, de mayor extensión: ni me sorprende, ni aporta nada nuevo a lo previamente realizado por el autor."
      Hay pequeñas diferencias, pero es cierto que no hay nada nuevo. Yo lo encuentro interesante, pero es cierto que un peldaño por debajo de otras obras suyas como Ice Haven o Deathray que me parecen soberbias…

  8. Strauss on 20 septiembre 2010 at 0:59 said:

    "Yo lo encuentro interesante"

    Para mí todo lo que hace Clowes es compra ineludible. Cualquier obra suya tiene un mínimo de interés, es un autor que siempre aporta algo, deja su marca. Espero leer Deathray porque le tengo ganas desde hace tiempo.

    "Lo que no deja de ser un futurible…"

    Un futurible que nunca sabremos cómo hubiese llegado a ser…lo que sí me gustaría es que el medio tuviese unos 10 guionistas de la talla de Alan Moore o Charlier con libertad creadora, ese creo que sería un impulso brutal para la historieta…bueno, al fin y al cabo, soñar es gratis.

  9. Fran Saez on 22 septiembre 2010 at 16:13 said:

    Como dice Strauss "Para mí todo lo que hace Clowes es compra ineludible". Wilson me sigue pareciendo un paso adelante en el stilo narrativo de Clowes: consigue darte lo justo, lo minimo, para dejar entre lineas todo el mensaje. Un maestro.

    Saludos desde Mejico a la vasca de la Carcel!

  10. McClure on 22 septiembre 2010 at 22:52 said:

    A ver cuando Crumb nos dibuja ese par de hombres que podrían vivir en el culo de las hermanas Williams.

  11. Strauss on 25 septiembre 2010 at 14:55 said:

    "A ver cuando Crumb nos dibuja ese par de hombres que podrían vivir en el culo de las hermanas Williams"

    Muy buena apreciación. Muchos críticos consideran a Dalí un genio del surrealismo precisamente por las ideas que tenía y no tanto por su capacidad como pintor (aunque es indiscutible su enorme talento para con el pincel).

    La idea de tener un enano viviendo en el culo de una mujer es de lo más surrealista….Crumb es un autor que trasciende lo real posicionándose en lo onírico con una facilidad pasmosa. Quizá algún día a Crumb se le reconozcan (como merece) todas sus apotraciones al mundo del arte y la cultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation