12 Comentarios en “Font

  1. Carlos on 24 septiembre 2010 at 11:17 said:

    Porque en este país todo el mundo entiende el francés, el inglés y el italiano. Pero el catalán necesita aviso.

    • Álvaro Pons on 24 septiembre 2010 at 11:49 said:

      Carlos, nunca lo había puesto, pero si te fijas últimamente pongo si es una entrevista o articulo largo el idioma (francés, inglés, etc). No creo ser sospechoso en ese tema, cuando he dicho mil veces que soy bilingüe (doy clases en catalán) e incluso he llegado a poner posts en catalán (musculman)…. :)

  2. Alberich el Negro on 24 septiembre 2010 at 13:06 said:

    En España no todo el mundo entiende el francés, el inglés y el italiano (ni mucho menos). Y yo he visto en este blog otros avisos para dirigir a entrevistas o artículos en esos idiomas.

    De todas formas, y por una simple cuestión de lógica, no sería extraño que hubiera menos catalanoparlantes que angloparlantes (pongamos por caso).

  3. Strauss on 24 septiembre 2010 at 23:44 said:

    Alberich:

    "De todas formas, y por una simple cuestión de lógica, no sería extraño que hubiera menos catalanoparlantes que angloparlantes (pongamos por caso)"

    Hombre Alberich, lo que dices es relativo: si consideramos a una persona angloparlante como aquella que sabe escribir y hablar perfectamente el inglés, habría más catalanoparlantes que angloparlantes. Ahora, si identificas angloparlante como persona que tiene un nivel pésimo en inglés, entonces tu lógica se cumple a la perfección.

    Siguiendo tu lógica en un futuro no muy lejano en este país "grande y libre" habrá más angloparlantes. ¿por qué? porque los planes educativos introducirán asignaturas completamente en inglés y cuando los niños sean adultos toda la población castellanoparlante será angloparlante y, si contabilizas los turistas que "interinamente" residen en España (la mayoría conocedores del inglés pero pocos del castellano), las cuentas son claras: en España habrá más angloparlantes que castellanoparlantes.

  4. Alberich el Negro on 25 septiembre 2010 at 13:53 said:

    Strauss:

    Bien, yo no los he contado a todos como, al parecer, has hecho tú. Por eso decía que "no sería extraño". Y sigo pensando que pueda ser así (aunque quizá debería haber señalado que se trata de una cuestión "numérica", más que de "lógica").

    De la disyuntiva que planteas y de las consecuencias que extraes de ella no tengo nada que decir, pues es un futurible. Aunque si de mayorías tratamos, y siguiendo tu peregrina argumentación –un tanto forzada– de un futuro con mayoría de españoles angloparlantes, se te ha olvidado tomar en consideración otra posibilidad al hablar de la aportación extranjera: es bastante más factible que siga habiendo mayor cantidad de inmigrantes venidos de Hispanoamérica (y sólo castellanoparlantes) que de otros lugares del mundo donde se hable inglés. De modo, que según tu cuenta de la vieja, en España seguiría habiendo en el futuro más castellanoparlantes. Pero vamos, que es un tema que me da igual… Mejor cuantos más idiomas hablemos.

    Por cierto: ¿este país "grande y libre" no era el eslógan de un programa de televisión?

  5. Strauss on 25 septiembre 2010 at 14:21 said:

    Alberich:

    "Pero vamos, que es un tema que me da igual… Mejor cuantos más idiomas hablemos"

    Leyendo tus opiniones en otros blogs creo que no te da igual para nada…

    "Por cierto: ¿este país “grande y libre” no era el eslógan de un programa de televisión?"

    Bien, no sé por qué lo preguntas precisamente tú…

    http://elfestin.blogspot.com/2007/09/una-idea-de-

  6. Alberich el Negro on 25 septiembre 2010 at 15:37 said:

    Vaya, hombre, ya nos ha salido otro agente de la Gestapillo que va espiando por la red y otorga certificados de idoneidad ideológica basándose en pruebas que considera aplastantes. ¿Pero tú te has parado a leer el texto al que remites, o te dejas llevar por prejuicios que no acierto a comprender? ¿Y, sobre todo, has leído lo que yo escribí en los comentarios que introduje a dicho texto? ¿Sabes en qué contexto (y por qué motivo) se escribió todo eso? ¿Pues entonces, por qué mezclas churras con merinas? ¿Acaso eres de esos a quien se le pone el vello como escarpias cuando oye la palabra "España", o de los que confunde idioma con nación y nación con individuo? ¿Me podrías decir que ves de malo, según tu criterio, en lo que allí se escribió?

    ¡Ah, y otra cosa, agente Strauss! También cabe una nueva posibilidad a la evolución lingüística de este país "grande y libre" (que se te olvidó mencionar): y es que Josep Lluis (aquí y en la China) Carod, Joan Laporta y su tocayo Joan Navarro consigan imponer su modelo político-lingüístico a toda la Península y, aplicando el pancatalanismo que defienden (terminarán incluyendo a Murcia y Albacete en sus proyectos), pues consigan que todos los españoles acabemos hablando catalán. Esa posibilidad también es factible, según tu argumentación… Y bueno, tampoco ocurriría nada (siempre y cuando no nos digan qué tenemos que hablar o escribir, cuándo y dónde).

    (Esperemos que el post no termine con el cierre echado y los comentarios borrados. Por cierto: el tema político no lo saqué yo. Y conste que no tengo ningún inconveniente en hablar de política…).

  7. Strauss on 25 septiembre 2010 at 18:43 said:

    "el tema político no lo saqué yo"

    El tema político se saca cada vez que Álvaro pone un post o bien en catalán o relacionado con la cultura catalana, precisamente, por dos o tres personas que, como tú, son afines a una determinada ideología: intereconomía, libertaddigital, el mundo, etc.

    Me dices que relea el link que he añadido a mi anterior comentario: lo he hecho varias veces y de él y de tu propio blog extraigo las siguientes conclusiones:

    Disfrázalo o solápalo como tú quieras pero la idea directriz y fundamental del mensaje que se pregona en blogs como el tuyo es: defender un nacionalismo para criticar a otro, sin más.

    Uno administrativamente puede pertenecer a España pero no por eso debe sentirse español. Es una elección. Hay gente que no cree en la idea de patria ¿de acuerdo? No por el hecho de pregonar en mayúsculas "soy español" convencerás a aquellos que no se sienten como tú. Todo es más sencillo: respeta y basta. Defiende tus ideas sin necesidad de insultar a los que no opinan como tú.

    • Álvaro Pons on 25 septiembre 2010 at 19:01 said:

      Por favor, ya basta. Tan difícil es que la gente acepte que en el muno de las ideas, nadie tiene razón?

      Servidor con estas cosas cada vez se radicaliza más y se siente profundamente antipatrias y anti cualquier idea por la que la gente llegue a matar o pensar que es mejor que el que tiene enfrente… Vamos, que tengo la suerte de conocer la cultura española y catalana, por aquello de ser ambas cosas… Pero me la sudan profunda y ampliamente ambas cosas. El día que alguien decidió que una línea marcaba diferencias entre las personas fue muy triste… Pero acepto que haya gente que le enorgullezca y lo defienda, por supursto, siempre y cuando de esa defensa no venga imposicin o intolerancia.

  8. Strauss on 25 septiembre 2010 at 19:18 said:

    Y quiero que quede claro: no soy nacionalista; ni catalán, ni español. Sencillamente no creo en los nacionalismos…pero no por hablar o publicar en una determinada lengua se debe menospreciar a las personas y ponerlas a todas en el saco del separatismo.

    ¿puedes separar de la persona de Joan Navarro los términos cómic e independentismo? Seguro que sí que puedes.

    Navarro es uno de los grandes conocedores del cómic que hay en este país y, por añadidura, un gran editor. De verdad, no sé qué relación tiene su ideología política con los cómics que publica. Lo que veo es que existe una manía persecutoria crónica hacia este señor.

    A ti que tanto te gusta Wagner…verdad que separas sus logros musicales de su ideología…pues precisamente a ti este ejercicio te debería ser muy fácil.

    Y creo en las personas por encima de sus ideologías, por consiguiente, tengo el presentimiento de que comparto más afinidades contigo que con algún catalán independentista…¿sorprendido?

    Me gusta el cómic como a ti. Me gusta Wagner i la música clásica como a ti. Soy castellanoparlante. Soy partidario de la ideología de la escuela de Chicago (Milton Friedman) hecho que me relaciona más con un pensamiento económico (que no político) de derechas. Tengo más afinidades contigo que con un nacionalista catalán de izquierdas que ne le gusten los cómics y deteste la música clásica.

    Lo importante son las personas por encima de sus ideologías. Respetando se consiguen muchas más cosas que menospreciando al prójimo.

  9. Alberich el Negro on 25 septiembre 2010 at 23:04 said:

    Bueno, bueno, bueno… Estoy sencillamente alucinado.

    Primero: ¿pero quién ha insultado aquí a nadie por la lengua que habla? Respondí, como Álvaro, que en este blog siempre se especifica cuando se cuelga un post que no esté en español y luego añadí un dato que a ti te hizo saltar como a un tigre de bengala. También podías haberlo hecho cuando intervino Carlos, quejándose (equivocadamente) y dando a entender que en este blog se menospreciaba el catalán. ¿Por qué en un caso sí y en otro no? En todo caso, el problema es tuyo, no mío. Y fuiste tú quien politizó claramente unos comentarios que no iban en esa dirección (que si España "grande y libre", que si lanzando pruebas pretendidamente lapidarias…). Pero bueno: siempre pensarás que tienes razón.

    Segundo: aquí hay otras muchas entradas que remiten a noticias en catalán (o relacionadas con el universo catalán) y no están comentadas en el sentido que tú dices. Por ejemplo: pienso en la de la Exposión de Alfonso Font en Andorra, a la de las II Jornades de Còmic Profesional digital, o a la de la exposición de Wally Wood en Baleares… ¿Dónde está allí la intoxicación política que, según tú (acomodado en una especie de superioridad moral que no sé de dónde sacas), lanzamos los “fachas” de este blog?

    Tercero: ¿pero por qué no voy a poder decir que Navarro es independentista, si lo es? O sea que él puede hablar de política en su blog, ser un ferviente militante de la causa independentista (lo cual no me parece mal siempre y cuando no vulnere la ley), mostrarse orgulloso de apoyar unas consultas populares completamente ilegales que defienden una solución también ilegal —de momento, y mientras no se cambie la Constitución, aquí las secesiones están prohibidas— y yo ni siquiera puedo recordar con un comentario que hace todo eso (es decir, que es independentista) y que está orgulloso de serlo? ¿Pero por qué? ¿Porque tú lo digas? ¡Vamos, anda! Hasta ahí podríamos llegar… Por otro lado, ¿de dónde deduces tú que no me interesa lo que Navarro hace en el cómic, o que no reconozco su aportación al mundo de la edición y al medio? ¿Dónde he dicho yo esto? Aún más: ¿dónde le he menospreciado ni siquiera como independentista? De hecho, leo su blog Viñetas (incluidas las hilarantes entradas que dedica a la causa "nacional-ista") y compro los tebeos que publica (el último, precisamente, el volumen quinto de Los náufragos del tiempo). Y seguiré haciéndolo, faltaría más, si me interesa. Ahora bien, no me pidas también que me haga independentista catalán. En definitiva, Strauss: no porque repitas bien alto mentiras, éstas se convierten en verdades. ¿No será que ves fantasmas donde no los hay?

    Cuarto: ¿pero de qué me conoces tú a mí, cuándo has seguido mi trayectoria y has conocido mi evolución personal para decir públicamente que soy afín a determinados medios de comunicación, a los que, todo sea dicho, mezclas en un totuum revolutum sin sentido (Intereconomía con El mundo, por ejemplo)? Y, sobre todo, quién eres tú para menospreciarlos como si fueran algo maldito y apestado (condenando con ello, en bloque, a todos sus lectores, oyentes o televidentes)? A ver si es que, a la postre, haces exactamente aquello por lo que a mí me condenas (sin razón, todo sea dicho): juzgar de manera gratuita. Mira, sin que sirva de precedentes (pues no tengo por qué dar explicaciones a quien no tengo el gusto de conocer), que yo use de esos medios en un blog para buscar datos que apoyen mis asertos, no quiere decir nada más que eso (no que esté completamente de acuerdo con ellos). No querrás que acuda a Público (el periódico del Gobierno) o al El País (ya no tanto) para buscar esos mismos datos, verdad?

    Quinto: no te has enterado, ¿verdad?, de lo que has leído. Veo que no has comprendido absolutamente nada de las palabras de Paolo (autor del texto al que remitías en el enlace de tu comentario número 6). Pues vuelve a leerlas, otra vez, y aprende a diferenciar entre el tipo de nacionalismo etnicista y excluyente que defienden los independentismos periféricos, y lo que gente como tú llamáis el “nacionalismo español”, que es una cosa que afortunadamente ya no existe (al menos tiene cada vez menos fuerza) y en la que yo, desde luego, no creo en absoluto. Pero bueno, tampoco me voy a poner aquí a echar una charla de las diferencias que hay entre ambos y de lo que yo creo al respecto. Si continúas con tu tarea de espionaje virtual por la red, quizá algún día te topes con unas entradas dedicadas a este complejo problema.

    Sexto: en tu segunda intervención, primero te vas por los cerros de Úbeda —cantando las excelencias de una especie de panhumanismo universal y hablando de Wagner fuera de contexto (me temo)— y luego sales con que seguro que coincidimos ideológicamente mucho más de lo que yo pienso. Pues mira, Strauss, no puedo decirte… No te conozco y tampoco me interesa demasiado (a la vista de tus reacciones). Tú, sin embargo, creo que has dado por supuesto demasiadas cosas al pensar en mí. Para empezar, la verdad es que yo, en lo económico, me decanto más por la socialdemocracia tradicional que no por la Escuela de Chicago. Pero por la socialdemocracia, claro, no por esta mierda de pasticcio económico con el que nos está arruinando el actual Gobierno (que acusa de ello a la oposición, aunque ésta no gobierne)*. En cuanto a lo estrictamente ideológico, puedo decirte que antes de que José Luis Rodríguez Zapatero llegara al Gobierno de España y empezara a arruinar nuestro país y a despertar su adormecido espíritu cainita y revanchista, nadie me habría considerado una persona de derechas (claro que los tiempos cambian que es una barbaridad). ¿Quién diría que Rosa Díez acabaría siendo tildada de fascista por seguir creyendo exactamente lo mismo que el PSOE de toda la vida ha defendido antes de que el político y gobernante más nefasto que ha habido en España llegara a la Secretaría General de dicho partido y cambiara por completo su orientación ideológica y sus líneas directrices de actuación. Pues no te digo más (aunque por ahí van los tiros).

    Así pues, no des por supuesto lo que no conoces bien…

    Yo sólo sé que en mis intervenciones de este blog no prejuzgo a nadie (puedo equivocarme, pero creo que es así). Doy mi opinión libremente —aunque sé que mucho de lo que digo no sienta bien— y lo hago sin necesidad de taxonomizar a la gente por su ideología. Cosa que, todo sea dicho, otros no hacen conmigo. Son personas que, no entiendo cómo ni porqué, se suben a una especie de pedestal y empiezan a pontificar, otorgando cédulas de idoneidad ideológica a los demás. Como si ellos estuvieran libres de pecado y pudieran tirar la primera piedra (como dijo un individuo bien famoso cuyo nombre no recuerdo ahora mismo).

    Que te vaya bien.

    ——–

    *Espero que no me acuses de ser afiliado del PP (como hace algún otro majadero por aquí cuyo nombre silenciaré) simplemente por señalar que quien tiene la culpa de lo que pasa hoy en España es quien gobierna, y no quien hace las funciones de oposición.

  10. Alberich el Negro on 25 septiembre 2010 at 23:05 said:

    Álvaro. Yo, por mi parte, he terminado (cansado, la verdad, de estar dando siempre explicaciones). ¿Pero por qué perderé yo el tiempo en estas cosas…?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation