Engullido por el abismo

Ni tragado ni leches. Engullido y bien digerido por el abismo me encuentro. Llevo todo el fin de semana absolutamente enfrascado y encantado en la lectura del libro de Pedro Porcel sobre los tebeos de aventuras y, aunque todavía no lo he acabado, puedo predecir sin temor a error que estamos ante uno de los libros teóricos más importantes que se han escrito sobre el tebeo español. En primer lugar, porque ya era hora que los estudios sobre historieta abandonasen por un momento la historiografía pura para centrarse en el análisis crítico. Es obvio que el registro histórico exacto y concienzudo es fundamental y necesario para poder abordar cualquier estudio posterior, es la herramienta base sobre la que construir cualquier análisis, pero es que la teoría española se había centrado casi exclusivamente en este plano. Faltaba esa alegría temática que se puede encontrar en cualquier otra área cultural, donde puede (y debe) existir cualquier perspectiva, por extraña, ridícula o estrambótica que parezca. Quizás el problema ha sido (y es) la ausencia de la investigación sobre historieta universitaria, que favorece esta dispersión y diversidad de planteamientos y acercamientos al estudio. Pero ése es otro tema. Tragados por el abismo subsana ese problema porque se centra en un género en profundidad, realizando un trabajo concienzudo de estudio, que parte de una obligada labor de contextualización histórica para realizar un análisis brillante e inteligente de una de las formas más importantes del tebeo popular.

Y, en segundo lugar, porque el libro de Porcel hace un trabajo de reivindicación de la cultura popular, y del género como parte de ésta, que era imperiosamente preciso. Y lo hace sin ambages ni prejuicios, con inteligencia y sin caer en el absurdo de la reclamación de una calidad muchas veces inexistente. Porcel es muy consciente de las limitaciones y calidad de muchas de las obras de las que habla, pero su contextualización permite derribar desatinados y torpes tópicos ideológicos y alumbrar con exactitud su importancia y relevancia. Analizados tanto individual como colectivamente, los cuadernillos de aventuras adquieren todo su valor como elemento sociológico y cultural sin necesidad de encumbrar artificialmente obras que, en su individualidad, posiblemente no resisten un mínimo análisis crítico. Todo, sin renunciar tampoco a una reivindicación necesaria: la de la evasión y la distracción como elementos culturales de valor. Como el propio Porcel escribe, hay que dejar de lado ya esta tradición de culpa cristiana que castiga el placer de la evasión y el disfrute de la distracción (que luego se extendería a un absurdo progresismo que entendía ese placer como aburguesamiento), rehabilitando los géneros clásicos como una forma cultural válida y tan rica como cualquier otra, diferenciando entre lo que es el sentido real del género y las limitaciones creativas que hoy impone la producción industrial masiva (y levanto la mano como uno de los que muchas veces ha caído en ese error reduccionista).
Uno de los libros más importantes que se han escrito sobre tebeos en este país. Sin duda.

ENLACES:
Entrevista a Pedro Porcel en Pulpnivoria

19 Comentarios en “Engullido por el abismo

  1. Xelo on 11 octubre 2010 at 2:15 said:

    "…hay que dejar de lado ya esta tradición de culpa cristiana que castiga el placer de la evasión y el disfrute de la distracción…"

    ¡Amén!

  2. Creo recordar que una de las críticas más frecuentes al cristianismo -véase a nietzche- es precisamente la de favorecer la evasión del mundo real en favor del ideal. Y todo ello desde Platón -Occidente puro-.

    Pero vamos, entiendo que se trata es de criticar la religión católica porque sí, aunque no venga cuento….

    ¡¡Leña al mono que es de goma!!

  3. John Space on 11 octubre 2010 at 12:33 said:

    Bah, donde esté Jodorowsky…

  4. José Miguel on 11 octubre 2010 at 23:58 said:

    Bueno, en el libro también se menciona que el marxismo y el anarquismo compartían el rechazo a la diversión y distracción.

  5. Alberich el Negro on 12 octubre 2010 at 1:29 said:

    Pues sigo diciendo que el libro es bastante caro (y me reafirmo) pero, como me temía, al final ha caído…

    La efusiva crítica de nuestro anfitrión ha servido para darme el empujón definitivo hacia el dispendio…

    Banzaiiiii!!!

  6. Bbarron on 12 octubre 2010 at 1:51 said:

    Efectivamente, uno de los mejores libros sobre tebeos escritos en este país. Sensacional.

  7. "Bueno, en el libro también se menciona que el marxismo y el anarquismo compartían el rechazo a la diversión y distracción".

    Ahí está "Love Strip" en "Las crónicas del Sin nombre" para los Sin memoria.

    • Álvaro Pons on 12 octubre 2010 at 14:39 said:

      En efecto, el progresismo más absurdo entendió que la evasión era aburguesamiento. Gilipolleces. Y así lo he añadido en el texto…

  8. John Space on 12 octubre 2010 at 13:19 said:

    Seremos felices. No falta mucho para que vuelvan aquellos tiempos.

  9. Sandro on 12 octubre 2010 at 16:22 said:

    ¿De qué sirve hacer un libro teórico sobre temas a los que en la actualidad no se puede tener acceso, como la gran mayoría del material del que habla? Los libros teóricos deberían servir de ayuda a la interpretación de este material, o bien de puerta de entrada… Reclamamos que haya textos teóricos sobre el tema, en lugar de reclamar la existencia de ese material…

  10. El rey desnudo on 13 octubre 2010 at 2:16 said:

    En realidad sí que podrías acceder. Hay voluntarios que están digitalizando todo este material

  11. Li'l Abner on 13 octubre 2010 at 15:21 said:

    Sin entrar en el contenido, que me parece muy interesante, creo que para el precio que tiene debería haberse editado con tapa dura por lo menos…

  12. Señor Ogro on 13 octubre 2010 at 16:37 said:

    Yo también llevo varios días enfrascado en las páginas de este libro, y debo decir que hacía mucho tiempo que no me sentía tan atrapado por una lectura. Estoy asombrado ante un análisis tan completo, apasionado y brillantemente escrito, que no se limita a registrar un listado de títulos y autores sino que se adentra en los contenidos, en los estilos, en la contextualización de las distintas épocas por las que pasa el cuaderno de aventuras, y todo ello con un lenguaje brillante y ameno, que por lo menos a mí me atrapa de tal manera que se me pasan las horas leyendo sin enterarme. Se agradece también la profusión de ilustraciones que apoyan el texto, aunque en su mayoría sean en banco y negro.

    Al principio también me parecía caro. Ahora me parece que esta joyita vale mucho más de lo que cuesta. Mi principal reproche es el formato, muy incómodo de leer si no dispones de una mesa (grande) donde apoyar el libro.

    Reconozco que me han entrado muchas ganas de leer un montón de tebeos que hasta ahora había desdeñado o simplemente desconocía (nací cuando los cuadernos de aventuras prácticamente habían desaparecido de los kioscos). Ojalá se reediten muchos de ellos. Y mientras tanto, menos mal que existe el CRG. ;-)

  13. Radar on 13 octubre 2010 at 23:36 said:

    Quereis parar ya?? Que yo también lo tuve en las manos y también lo descarté debido al precio! Que no quiero, que no! Aunque hable de mi adorado El Cachorro, aunque me ilumine sobre El Espadachín Enmascarado o El Cosaco Verde, que no, que no!

    …Voy a buscar la hucha destinada al coche…

  14. Pobrecito on 14 octubre 2010 at 10:26 said:

    ¿Alquien sabe cómo se postula para el Premio Nacional de Ensayo?

  15. Nunca había escuchado la palabra tebeo, supongo que en esta parte de latinoamérica no se usa. Muy bien todo lo que díces sobre el libro, me han dado ganas de leerlo. Me gusta la forma en la que escribes. Esas acotaciones y yuxtaposiciones le dan bastante realce a la lectura.

  16. juan on 15 octubre 2010 at 20:54 said:

    Lo de el precio, es verdad, es algo caro…pero es bastante bueno.

    Para empezar Planeta está publicando ya: Roberto Alcazar y Pedrín. Ya van 3 volúmenes publicados ( 16 aventuras de 16 páginas cada cuadernillo) y ademas en color infográfico.

    Y glenat va a editar el integral de el Teniente Negro, recopilación en tomo de los apaisados de Bruguera del personaje.

    ¿ Estaremos ante un revival nostálgico del cuadernillo de aventuras español ?

  17. Yo también ando "engullido", y estoy totalmente de acuerdo con el señor Pons. Desde este momento, considero a los señores Porcel y Pons como a los dos tipos con los que me iría de copas por ahí, o de chocolate con churros, que los abuelos ya no estamos para ciertas cosas ¿o sí?

  18. Bbarron on 24 octubre 2010 at 12:26 said:

    Sobre lo que se comenta acerca de la imposibilidad de acceder a estos tebeos, conviene subrayar que no hace falta que lo reedite Planeta para que se considere accesible, que hace lustros que desde http://www.tebeosdesiempre.com editan un jugoso catálogo. Desde luego, Tragados por el abismo es una magnífica herramienta para lanzarse a la lectura con fundamento de todos estos clásicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation