Wilson (again)

Aprovecho que se edita en castellano (previamente La Cúpula la había editado en catalán) la nueva obra de Daniel Clowes para recuperar la reseña que hice hace un tiempo tras la lectura de la edición americana.
Wilson es un personaje patético. No es la primera vez que Dan Clowes se asoma a lo más mísero de la existencia humana, desde luego. Mostrar hasta qué punto la existencia del ser humano es una tragedia sin posible final redentor es uno de los lugares comunes de la obra de este autor, un tema reiterado desde diferentes aproximaciones pero que, hasta ahora, tenían una lectura irónica que permitía al lector encontrar un clavo ardiendo con el que escapar de la desoladora imagen que componía el americano de la rutina cotidiana. Y aunque en esta nueva obra no pierde ese humor negro que ha sido marca de fábrica, lo deja en un segundo plano, apenas expresado a través de unos diálogos magistrales y, sobre todo, de unas elecciones formales y narrativas que reciben el peso de establecer distancias entre el lector y la realidad que define el autor. Dos opciones que terminarán en una página final que tiene tanto de demoledor desde lo psicológico como de un humor corrosivo, en la estela del mejor Douglas Adams (uno cierra el álbum y no puede menos que mirar al cielo para ver si hay alguna nave vogona en el horizonte…, aunque Clowes nos ha dejado esa responsabilidad). Sin ese soporte evidente, Wilson es un recorrido por la vida humana que no admite la más mínima expresión de piedad: el egoísmo como único elemento motivador de la vida, la incapacidad de establecer relaciones personales más allá de las que tiene con su perro… La palabra patético alcanza su perfecto significado ante la nueva creación de Clowes.
Para escenificar su teatro de lo cotidiano, el autor opta por un cambio de estilos gráficos continuado, como si estuviéramos leyendo la vida de Wilson a través de las planchas dominicales de un periódico. Una elección que ya es habitual en el autor (lo vimos en Ice Haven o Death Ray) pero que aquí se radicaliza, se aleja de las necesidad narrativas de cada escena para convertirse en protagonista por sí misma. Los cambios no obedecen a ninguna necesidad de la historia, sino que forman parte de ese mecanismo irónico que busca establecer distancias entre lector y protagonista. La fragmentación total de la vida de Wilson en “cómodas entregas”, mostrada a modo de homenaje a toda la historia de la tira de prensa, actúa como un elemento de reflexión más tremendamente interesante: fuera de su contexto natural, la publicación en prensa con una cadencia temporal real, el continuo cambio de grafismo, aporta a la lectura una sensación de irrealidad que, sin embargo, se enfrenta al profundo materialismo de las elecciones de Wilson, a una veracidad que es además acentuada por el envejecimiento del personaje a medida que pasa cada página. Pese a los cambios drásticos de estilo, Clowes consigue que la edad vaya pasando de forma sutil, marcando tanto el aspecto como la expresión del protagonista. El efecto no puede ser más contrastado: el naturalismo que muchas veces se usa en la representación del ser humano se opone a una representación fraccionada de la realidad temporal. El tiempo como elemento fundamental de la evolución humana, el único factor incontestable, contra el que es imposible enfrentarse o rebelarse, es transformado por Clowes en un protagonista más a través de la narración en forma de planchas dominicales. Idénticas en su aspecto exterior (una dato más hacia la rutina de lo cotidiano), diferentes en cada trazado interno (¿cada día es diferente?), pero finalmente extraídas de su contexto temporal para construir un libro que, en su completitud, revela lo mísero y triste de una existencia. En cierto modo, se podría decir que se produce un enfrentamiento entre los conceptos de RealTime y Tiempo™ que definía Fernández Porta en Homo Sampler: el tiempo definido por la representación fragmentaria, sampleado por la presentación mediática, frente al tiempo real que transcurre en el propio argumento.
Una elección arriesgada que, a mi entender y por lo menos en mi experiencia, no termina de cuajar. La elección narrativa, que tiene sentido en su globalidad, hace difícil el seguido de la lectura del libro, distancia al lector de la trama de tal manera que, en cierto momento, tiende a expulsarlo de la misma. Lo que no quiere decir, en modo alguno que Wilson no sea una lectura recomendable (eso sí, para estados de ánimo despejados). Pese a que el experimento no termina de funcionar –por lo menos en mi caso- la lectura sigue siendo muy interesante y hay razones más que sobradas para “disfrutar” (no es la palabra más adecuada, pero nos entendemos) de su lectura.
Como cualquier obra de Clowes, es de obligado cumplimiento, pero se queda un escalón por debajo de obras maestras como Ice Haven, Deat Ray o Ghost World. Lo que es decir mucho, todo sea dicho. (4-)
(Y, como ya es costumbre, extraordinaria labor de traducción y rotulación de Rocío de la Maya y María Eloy-García).

31 Comentarios en “Wilson (again)

  1. ¡Por fin en castellano! Álvaro, ¿cómo es la edición de Mondadori?

    • Álvaro Pons on 10 noviembre 2010 at 14:45 said:

      como viene siendo habitual, muy buena. Lástima que no hicieran lo mismo con la cagada de la edición de Ice Haven…

  2. Jack Knight on 10 noviembre 2010 at 15:10 said:

    Sé que me repito, pero quiero el Death Ray ya!!!

    Por cierto, Álvaro, ¿qué cagada tenía la edición de Ice Haven?

  3. beñat on 10 noviembre 2010 at 15:20 said:

    la tipografía elegida

  4. Pingback: Tweets that mention Wilson (again) La Cárcel de Papel -- Topsy.com

  5. javi3r on 10 noviembre 2010 at 18:32 said:

    Comic Sans??? Ya estamos…

  6. Juan Carlos on 10 noviembre 2010 at 18:35 said:

    Álvaro, ¿Se sabe porqué no edita La Cúpula Death Ray?, es lo únco que no ha llegado hasta aquí, ¿no?.

  7. Precisamente lo leí anoche y me pareció maravilloso, de lo mejor de Clowes. Por cierto, creo que lo que más me gusta de él sigue siendo DAVID BORING…

  8. El mejor comic del año, y la obra maestra de Clowes. Wilson es un personaje que sirve para denunciar la apatía de la sociedad.

    • Álvaro Pons on 10 noviembre 2010 at 23:20 said:

      Me sigo quedando con Ice Haven, no me parece, sinceramente la obra maestra de Clowes ni lo mejor del año. Este año, el título de lo mejor me temo que se lo queda, de momento Shigeru Mizuki… :)

  9. John Space on 10 noviembre 2010 at 22:51 said:

    La Jokerman, ésa sí que es maja.

  10. habrá que leerlo,

    y yo también me quedo con David Boring como su mejor cómic

    (aunque aún no he leído wilson ni death ray )

  11. Dicker on 11 noviembre 2010 at 1:56 said:

    Este es uno de esos tebeos apasionantes…¿tan pronto sale algo que está a la altura del Asterios Polyp?

    ¿Y es peor que David Boring?

    ¿No se repite un poco este señor?

    Nah, todo dicho con sentido del humor, es que este tío y Crumb me parecen más de lo mismo, siempre contando las mismas cosas…y claro, todas son obras maestras…

    En fin, siempre nos quedará París…

  12. En otras palabras on 11 noviembre 2010 at 3:07 said:

    Con no leerles a los dos…

    David Boring mal… Ice Haven, bien perorrrr… Wilson genial…

    (yo creo de que)

    • Álvaro Pons on 11 noviembre 2010 at 10:46 said:

      En otras palabras: Wilson es una grandísima obra, pero sigo quedándome con Ice Haven… Esto es como lo de querer más a tu padre o a tu madre, estamos hablando de obras excelentes, muy por encima de la media, en ambos casos.

  13. ¿Cómo es posible que a mí me guste David Clowes y David Boring me parezca lo peor que ha hecho? A mí lo que me gusta de este hombre es, sobre todo, Eightball y Dan Pussey. Las historias del Jewerly ese están muy amenas. Ice Heaven está bien, pero tiene momentos coñazo. Y Ghost World está sobrevalorado, no está mal pero no es tan bueno como nos lo pintan, al menos no lo podría en lo más alto de Clowes tal y como lo pintan las críticas.

    De todos modos he hojeado Wilson y tiene muy buena pinta, lo veo más cercano a Eightball que a David Boring, y eso es buena señal, sí señor.

  14. Ya, Álvaro, pero hay pequeñas historietas idiotas que son mondantes, el Zubric ese y el Pogeyball o como se llamen y otros espontaneos son exquisitos. Será que me mola más lo surrealista que los amargistas :P (David Boring lo encontré muy amargista)

  15. ah, y el pescador que tenia un pez en el pene … en fin ;)

  16. Vamos, que me refiero que hay obras de Eightball que no están recopiladas como tomo independiente por no tener temáticas unidas, y que como mucho se reunen en recopilatorios generales de la obra o, directamente, en la revista (recuerdo una tira de un tío que tenía una cita y hace un chiste de cocina … sólo la leí en la revista, por desgracia nunca la vi recopilada en ningun tomo :P)

  17. gran reseña a ver si lo encuentro en la librería, da gusto leer un análisis tan completo! un saludo maestro.

  18. McClure on 11 noviembre 2010 at 16:29 said:

    A mí Wilson me encantó. Para mí, quizás su mejor obra.

  19. beñat on 11 noviembre 2010 at 19:57 said:

    Yo me he quedado con el comentario 13… lo mejor del año Mizuki… ¿pero cuál de los tres comics editados? ¿Nonnonba, Operación Muerte o Kitaro?

  20. A mí me costaría elegir solo una de las tres obras de Mizuki publicadas este año: cada cual, mejor. Lo que está claro es que el orden de publicación ha sido perfecto para contextualizar Kitaro.

    ¡Pero qué bueno es Mizuki!

  21. curioso lugar para mentar a Fernández Porta. ¿Qué te pareció el Homo Sampler, y qué te parece ese escritor y creador Alvaro?

    • Álvaro Pons on 12 noviembre 2010 at 9:56 said:

      scriers: en general interesante, hay cosas de sus planteamientos que no comparto, pero me parece una mentalidad abierta quepone sobre la mesa la necesidad de actualizar conceptos culturales clásicos con una visión más propia del siglo XXI…

  22. EL. PUTO. DEATH. RAY.

  23. Superrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

  24. ¿ya está en la calle la edición de mondadori, entonces? yo aún no la he visto…

  25. Si no lo está ya debería estarlo a lo largo de esta semana…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation