Ínfimo Supreme

Que la etapa de Alan Moore y Rick Veitch en Supreme es recomendabilísima no hace falta ni decirlo. El de Northampton toma la creación de Rob Liefeld y lleva el “homenaje” a Superman hasta sus últimas consecuencias, retomando las reflexiones sobre el mito superheroico de Superman que ya iniciara en Miracleman para unirlas de forma indisoluble al entronque del género de superhéroes dentro de la cultura y mitología popular del siglo XX. El resultado es extraordinario, homenajeando y reivindicando esa deliciosa época que Otto Binder firmara como guionista de Superman como génesis de un icono pop, a la par que traslada esa concepción tan alegre y vitalista como infantil de los 50 a la locura hipervitaminada e hiperacelerada Image de los 90 con toques de reflexión y discurso post-Watchmen. Un tebeo extraordinario, sin duda. El problema es que la edición de Random House sigue canónicamente la espantosa edición en dos volúmenes de Checker Book de hace unos años, con un escaneo a pedales a bajísima resolución al que hay que añadir una importante reducción de tamaño. El que no se consuela es porque no quiere: con la reducción no se nota tanto el horror de calidad de edición original, pero lo máximo en que puedo pensar es que de “espantoso” pase a “espantosito”.
Ustedes mismos. Una verdadera lástima que esta obra no se edite con calidad, pero a este paso la maldición de la edición de Supreme en España comienza a ser eterna…

Comments are closed.

Post Navigation