El Museu del Còmic i la Il·lustració sólo se retrasará seis meses

En una entrevista al conseller de Cultura, Joan Mascarell, publicada en AVUI, dice:
Es veuran afectats d’altres projectes en marxa, com ara el Museu del Còmic?
El Museu del Còmic no és un problema, no el deixarem de banda; només cal adequar el calendari, i s’haurà d’endarrerir sis mesos. Un cas similar és el Museu dels Castells de Valls, tot i que encara no ha arrencat. En aquest cas, també n’endarrerirem la posada en marxa. Un altre projecte molt ben definit com el del Museu del Paisatgisme d’Olot s’endarrerirà un any.
¡Gran noticia!

Buen Dolor 2

Vuelve Buen Dolor, el muy recomendable fanzine coordinado por mi tocayo Álvaro Nofuentes, dedicado esta vez al cómic experimental con colaboraciones de Esteban Hernández, Marcos Prior, Tana Simó, Martín López, Brais Rodríguez, Miguel Ángel Agulló, Tamara Jiménez, Maxime Jeune, Apolline Schöser y el propio Álvaro.

BuenDolor 2, Muestrario de Historieta Patológica 48 páginas en b/n con portada a color, formato A5. 4 euros
El fanzine está ya a la venta en librerías de Valencia, Alicante y Madrid. Pronto será distribuido por toda España, pero se puede comprar escribiendo a artenofu@gmail.com o a través de la fanzinoteca online Bólido de Fuego.

El sótano en llamas en Madrid

La librería Panta Rhei (Hernán Cortés, 7) de Madrid acoge este miércoles 9 de marzo a las 19:30 horas la exposición de originales de El sótano en llamas de Toño Benavides. Acompañará al autor y presentará la obra Luis Alberto de Cuenca, poeta y prologuista de ésta.

Novedades de marzo de Dolmen

Dolmen #184, de Varios autores Revista. 68 págs. Color. 2,99 euros.
Eros #123, de Varios autores Revista. 68 págs. B/N y color. 4 euros.
Le monde secret des automates, de Dkiller Panda Cartoné. Bitono. 72 págs. 12 euros.
Los Muertos Revivientes #2, de José Miguel Fonollosa Comic-book. 36 páginas. 3,50 euros
Orn #5 (edición en catalán y castellano), de Quim Bou Álbum. 56 págs. Color. 15 euros.
Sa Barseta sense tapadora, de Beatriz Colom Álbum cartoné. 48 págs. Color. 10euros.
Thorr, de Enrique Vegas Comic-book. B/N. 32 págs. 2,50 euros.
Continue Reading →

Celluloid

Que un cómic erótico decepcione tiene muchas lecturas, lo reconozco. A fin de cuentas, los objetivos de un lector de cómic erótico pueden ser bien variados. Y todos dignos, oigan, que a estas alturas no nos vamos a poner pejigueros y tan gratificante es el placer intelectual para el espíritu como el onanista para el cuerpo. Y digan lo que digan, los placeres del cuerpo también lo son del espíritu y viceversa. Pero el caso es que en mi caso – que ustedes se lo crean o no, busco la parte más espiritual en la lectura erótica- la lectura de Celluloid, la nueva novela gráfica de Dave McKean, ha sido bastante decepcionante. Partía con buenas intenciones: me gusta mucho el estilo gráfico de McKean y me gusta su manera de abordar la inquietud creativa… pero aquí la cosa no funciona. Primero porque creo que su estilo de dibujo, entre el trazo visceral y el collage de dibujo y fotografía, le pega poco a las intenciones. Lo segundo, porque lo leído es una especie de pastiche que a ratos recuerda a un tanto a una enésima Eyes Wide Shut como a una versión descafeinada de Gothika sin Halle Berry, todo bien a arregladito a modo de previsible Rosa Púrpura del Cairo por no dejar los símiles fílmicos.
Resumiendo: que me he aburrido como una ostra. Me sigo quedando con Laura, Moore y Melinda y demás.
Seguimos, con ganas, a la espera de Calligaro.

La bella huida

Todavía estamos discutiendo qué es una novela gráfica y ya llegan propuestas de post-novela gráfica como La bella huida, de Hedoi Etxarte y Alain M. Urrutia (Alberdania), un ejemplo de hasta qué punto el lenguaje de la historieta está vivo y en evolución constante, superando a todos aquellos que intentamos debatir sobre el tebeo y dejándonos atrás.
Una obra capaz de sorprender en todos los frentes a los que se asoma, desde lo argumental a lo formal. Un escenario de fondo de propuesta apasionante: una ucronía donde la guerra de sucesión tuvo como consecuencia que, en la actualidad, el País Vasco junto con Cataluña son dos republicas más de la poderosa República Federal Francesa, donde el nacionalismo abertzale es de extrema derecha y busca la secesión y posterior anexión con España. Una forma sencilla en la composición (prácticamente siempre de dos viñetas por página), pero que lanza constantes lazos a la sociedad 2.0 con referencias bibliográficas, enlaces de internet y, sobre todo, una imbricación completa de todos los medios: periodismo escrito, imagen, texto, historieta, se mezclan sin prejuicios para ofrecer la sensación de globalización total de los mass media que nos envuelve y oprime. Un juego que se complementa con blogs de los protagonistas y continuas referencias de actualidad política sutilmente (y, en ocasiones, con mucha socarronería) trastocadas, todo acondicionado para acoger la verdadera historia que hay tras La bella huida: qué queda del juego de la seducción y del enamoramiento en esta sociedad hipermedia. Una propuesta sugerente que los autores sacan de su círculo privado, interrogándose sobre la viabilidad de las relaciones personales en este nuevo contexto de realidad donde el exceso de información sobrepasa al individuo para convertirlo en parte de una nueva identidad colectiva conectada hasta tal punto que intimidad y sociedad se confunden. El constante contraste entre ficción política y realidad personal se va entretejiendo hasta que ficción y realidad construyen un discurso único en el que se diluyen entre sí, aportando al lector un tsunami de ideas para la reflexión que van desde el entorno más personal al político.
Propuestas sugerentes que encuentran, a mi entender, dos pegas para no encajar a la perfección: la primera, obvia, es que estamos ante una obra que pide a gritos ser publicada en un formato digital, que haga verdadero uso de todas las posibilidades de conectividad que la obra propone, donde el dibujo hiperrealista de Urrutia choque con la realidad digital a golpe de hiperlink. La segunda, más compleja de evitar, es que el escenario político en el que se desarrolla la historia de Joanes y Olga es tan sugerente, que en muchos momentos se convierte en protagonista absoluto de la historia, anteponiéndose al mensaje inicial que quieren lanzar los autores y creando cierta confusión narrativa aparente ante un lector que quiere seguir investigando esa realidad alternativa, pero debe seguir enganchado a la historia original. Dos objeciones que, pese a todo, no impiden disfrutar de la atrevida y muy recomendable propuesta de Etxarte y Urrutia. La obra se publicó hace un año en euskera y la editorial saco hace un par de meses ediciones en castellano y catalán. (2+)