Presentación de Underdog

El sábado 26 de marzo, a las 17:00 h, se presentará en la librería Mazinger Oviedo (Avda Galicia 42) el libro Underdog, de Noiry. El acto contará con la presencia de la autora, que firmará ejempalres de su obra.

Presentación de No seas amable conmigo

El jueves 31 de marzo a las 20h en la librería Universal de Barcelona (Ronda de Sant Antoni, 9), se presentará la novela gráfica No seas amable conmigo de Josep Casanovas y Daniel Serrano. El acto correrá a cargo de los autores y de su editor, Josep Maria Berenguer, y contará con una pequeña actuación musical.

Usted #6

Esteban Hernández lanza el sexto número de Usted, un fanzine que si ya era imprescindible, ahora lo es más. Atentos a la nómina de autores: Albert Monteys, Puño, Ed, Miguel B. Nuñez, Paco Alcazar, Enrique Lorenzo y el propio Esteban. Cuatro eurillos para un fanzine que será distribuido en breve a librerías especializadas pero que se puede comprar on-line en la fanzinoteca Bólido de Fuego o escribiendo a usted@estebanhernandez.net.
Mas información en www.estebanhernandez.net y en www.estebanhernandez.net/fanzine-usted

No se lo pierdan.

El Gran Premio

Si en su día critiqué, y mucho, la inclusión de una categoría a “la mejor adaptación cinematográfica” dentro de los premios del Saló de Barcelona, toca ahora felicitar y alabar la decisión de FICOMIC de asignar a un Jurado la responsabilidad de decidir el Gran Premio de Saló. Un jurado que, desde el primer momento, se adivina transparente en tanto están claros los mecanismos de su designación: representantes designados por los diferentes gremios del Comité y los ganadores del Premio a la Divulgación del año anterior, una categoría que parecía “menor” pero que adquiere así una importantísima responsabilidad.
Un premio que se define claramente en el comunicado de prensa: reconocimiento a una trayectoria profesional , un concepto que, a mi entender, debe devolver el premio a su filosofía inicial, galardonando a los grandes profesionales del tebeo. Sin demérito alguno de artistas como Ana Miralles, Pasqual Ferry, Miguelanxo Prado o Rubén Pellejero, recientes ganadores, todos son autores en activo suficientemente jóvenes para dar todavía lo mejor de ellos y el Gran Premio debería reconocer trayectorias amplias como en su día fueron las de Alfons Figueras, Ambrós, Raf, José Sanchis,Víctor Mora, Miguel y Pedro Quesada, Carlos Giménez o Víctor de la Fuente, por sólo citar algunos de los ganadores de este Gran Premio.
El jurado tendrá un difícil tarea, nada envidiable, porque la lista de autores a los que la profesión y esta sociedad debe reconocimiento es amplia.
Una sabia decisión por parte de FICOMIC, que esperemos sea la antesala de una reforma en profundidad de los premios del Salón de Barcelona, los más prestigiosos de este país.

Un jurado escogerá el Gran Premio del Saló

UN JURADO ESCOGERÁ EL GRAN PREMIO DEL SALÓN INTERNACIONAL DEL CÓMIC DE BARCELONA

El Comité Ejecutivo de FICOMIC, entidad organizadora del Salón Internacional del Cómic de Barcelona, ha decidido que a partir de esta edición sea un jurado quien escoja al ganador del Gran Premio del Salón. El jurado estará compuesto por el ganador del Gran Premio de la edición anterior, por los ganadores del premio a la divulgación del cómic en las votaciones profesionales y populares del Salón anterior, por un representante de la Asociación Profesional De Ilustradores de Cataluña (APIC) y por el representante del Gremio de Libreros de Catalunya en FICOMIC. En el caso de que alguno de los ganadores mencionados no pudiera participar en el jurado, sería sustituido por el ganador de su misma categoría de la edición anterior y así sucesivamente.
Continue Reading →

Nueva editorial: Treseditores

Nace una nueva editorial dedicada al libro ilustrado: TRESEDITORES. Los libros de la editorial, sin palabras, serán dedicados a la ciudad como tema central, la ciudad construida, la ciudad habitada, la ciudad como escenario donde sucede la historia a contar. Arrancan con tres libros de lujo: PLAZA DE CIBELES, MADRID, de Juan Berrio, EL RASTRO, MADRID, de Alfredo y GRAN VÍA, MADRID, de Miguel Navia, que serán presentados por Juan Manuel Bonet el próximo día 30 en la librería Rafael Alberti de Madrid.

Libros de 32 págs, en formato 16 x 16, con un precio de venta al público de 12€, que serán seguidos por otros de Arturo Redondo (LA MAESTRANZA TOROS EN SEVILLA), Javier Zabala (EL MUSEO DEL PRADO, MADRID), Enrique Flores (EL RETIRO, MADRID), Sonia Pulido (EL PARK GÜELL DE GAUDI, BARCELONA), Lapin (LA SAGRADA FAMILIA DE GAUDI, BARCELONA), Jorge Arranz (EL MUSEO THYSSEN-BORNEMISZA, MADRID) o Juan Berrio (PLAZA DE ORIENTE, MADRID)
Toda la información sobre estas novedades, en su web, en su blog y en su página de facebook
¡Suerte!
Un avance:
Continue Reading →

Novedades de Sins Entido para el Saló de Barcelona

(**) -LA SEÑORITA ELSE, de Manuele Fior 19 x 25 cm. Cartoné 88págs. Color PVP: 17 euros
(**) -LOS GARRIRIS, de Mariscal. 20,5 x 27 cm. Cartoné Holandesa 280págs Color PVP: 30 euros
(**) – CUADERNOS UCRANIANOS, de Igort 20 x 27 cm. Cartoné 180 págs Color PVP: 24 euros
(**)- UN LUGAR EQUIVOCADO, de Brecht Evens 20 x 24 cm. Rústica con solapas 180 págs Color PVP: 22 euros
Continue Reading →

Presentación de Pulp en Generación X

El viernes 25 de marzo, a partir de las 19:00, tendrá lugar la presentación de la nueva revista Pulp Comics Magazine en la tienda Generación X de MAdrid (C/Puebla, 15). Al evento asistirán los responsables de la misma así como algunos de los autores que participan en el primer número.

Novedades de La Cúpula para el Saló

Por fin Penny Century!!!!
(**)- Penny Century, de Jaime Hernandez 260 páginas blanco y negro 17 x 24 rústica P.V.P.: 19,00 €
(*)- No seas amable conmigo, de Josep Casanovas , Daniel Serrano 118 páginas blanco y negro 17 x 24 rústica P.V.P.: 13,00 €
- La casa de los herejes 3, de Gengoroh Tagame 268 páginas blanco y negro 15 x 21 rústica P.V.P.: 20,90 €
Kiss comix 234, de Varios autores 68 páginas 20,5 x 26,5 grapado P.V.P.: 4,20 €
Continue Reading →

Logicomix

A ver cómo me explico: mientras que en su juventud algunos fueron hombres-lobo o frankensteins adolescentes, servidor se tuvo que conformar con ser un empollón adolescente. Cosa de la década de los 80, que recién estrenábamos entonces sin saber la avalancha de hombreras y movidas varias que nos vendría en breve y muchos años antes de que lo vampírico y licantrópico se convirtiese de verdad en cool-que-te-cagas para la horda adolescente. Uno era entonces empollón esférico: era empollón en cualquier dirección del espacio, se mirara por donde se mirara. Le daba igual a la historia que a la biología que a cualquier otra disciplina, pero ya comenzaba yo a tener especial querencia por las matemáticas. Tanta que, con apenas 14 años, me lancé a la lectura de Los principios de la Matemática de Bertrand Russell. Era una gruesa edición de Espasa-Calpe que todavía deambula por mi librería. Pensaba yo, por las lecturas de su biografía, que el tal Russell era algo así como el Dios de las Matemáticas y que servidor se desharía en placeres con la lectura del voluminoso tocho. No se equivoquen: más que demostración de superdotada inteligencia infantil, era de soberbia y estupidez adolescente, porque el libro de Russell me pareció un coñazo incomprensible. Lo que, todo sea dicho, guardé en secreto, no fuera que mi estima de empollón quedara en entredicho.
El caso es que, años después, tras haberme enfrentado en duelo sin fin con mecánicas cuánticas, espacios de Hilbert, álgebras de Lie y teoremas de completitud de Gödel varios, pensando que uno ya era ducho y experto en la lidia matemática, desempolvé el libro (inmaculado, todo sea dicho) para volver a leerlo. Y lo entendí, vaya que sí…. pero seguía siendo un soberano peñazo. No del todo, creo recordar brumosamente que incluso me lo pasé bastante bien con los capítulos filosóficos sobre lo infinitesimal y lo infinito… pero en su conjunto, era un rollo sólo apto para matemáticos “hard”. Todo sea dicho, y sin ánimo de compensar, reconozco también que otras muchas lecturas de Russell me han parecido tan apasionantes que, casi sin dudarlo, se puede decir que es una de las bases de lo que hoy puedo llamar “mis principios”.
Todo este aburrimiento biográfico es necesario como prólogo para entender lo que pensé cuando me enteré del proyecto de los griegos Apostolos Doxiadis, Christos Papadimitriou y Alecos Papadatos adaptando la biografía de Russell y la escritura de Los principios de las Matemáticas y el Principia Mathematica: “¡están locos estos griegos!”. Vamos, que tenía más posibilidades de ser interesante una adaptación al cómic de la guía telefónica que esto. Y eso que uno es muy dado a los tebeos didácticos sobre ciencia, como los de Jim Ottaviani, pero no, por esto no pasaba que ya había tenido suficientes traumas infantiles.
Pero mire usted por dónde, el libro comenzó a tener críticas muy positivas, que alababan lo entretenido de la propuesta de los griegos y lo bien hecho que estaba, bla, bla, bla… Y yo, que en esto soy siempre escéptico, volvía a pensar: “no me pillan, estos ni se lo han leído y quieren quedar bien como gafapastoso de pro nada más y nada menos que con Bertrand Rusell”.
Así seguí, convencido de mis argumentos, pero la lista de loas a Logicomix no hacía más que crecer y crecer, hasta que al final, un amigo matemático me dejó trastornado: me recomendaba a mí, “que te gustan los tebeos”, uno que se había comprado en los USA llamado Logicomix y que estaba genial.
Y caí, tiré de Amazon y me compré el libro de marras. Recuerdo que cuando llegó, lo primero en que me fijé es que tenía un volumen similar al del libro de Espasa-Calpe. Mal comienzo. Yuyu. Pero oigan, que comencé a leerlo y me lo zampé de un tirón. Y no sólo me gustó, es que me lo pasé bomba. Doxiadis, Papadimitriou y Papadatos lograban transformar la búsqueda de la verdad matemática de Russell en un documental apasionante sobre la historia de las matemáticas centrado en la figura del matemático, tan entretenido como didáctico sin caer en los excesos del manierismo pedagógico, con acertados guiños al lector que lo hacen cómplice de las dificultades del tema a tratar… Y sin una fórmula, acercando las matemáticas a los legos, transmitiendo la pasión de la investigación y la búsqueda del saber.
Formalmente no inventan nada, cierto: la composición es sobria (algún homenaje a DeLucca hay por ahí…) y el dibujo es correctamente tintiniano… pero conseguir mantener el el ritmo y el interés de la obra a partir de una conferencia es, en verdad, todo un logro nada desdeñable. Quizás en estos tiempos nos dejamos embelesar más por las piruetas compositivas y la innovación formal y no recordamos que se pueden hacer verdaderos alardes narrativos desde el minimalismo formal, como es el caso de este Logicomix.
Resumiendo: que se lo pasarán muy bien, oigan, no se la pierdan.

Jijé

Razones tendrá la cosa, pero lo cierto es que mientras el tebeo francobelga más humorístico ha estado siempre presente en nuestro país, con evidente éxito (Astérix, Spirou, Pitufos, etc), la línea más realista del tebeo francobelga ha sido casi siempre más ignorada. Siempre se han dado honrosas excepciones, pero lo cierto es que instituciones del tebeo realista del otro lado de los Pirineos como Hubinon, Jijé o Jacques Martín son por estos lares unos ilustres desconocidos, quizás porque por estos lares hemos sido más de la escuela americana realista: mientras que Buck Danny, Barbarroja, Tanguy, Alix o Jerry Spring apenas aparecían por los kioscos, Flash Gordon, Príncipe Valiente o El hombre enmascarado han tenido una presencia casi continuada.
Y es una verdadera lástima, porque al aficionado español se le niega la posibilidad de conocer a algunos de los autores más importantes de la historia del tebeo, como el caso de Jijé, de importancia decisiva para entender el tebeo adulto actual y del que difícilmente ningún aficionado español podrá decir mucho más allá de los tópicos conocidos: “el maestro de Moebius”, “Jerry Spring es el antecendente de Blueberry”… Frases hechas que en modo alguno hacen justicia al que posiblemente sea el autor más importante, junto a Hergé, en la construcción de la BD actual. Una trascendencia fundada no sólo en su obra, sino en la proyección e influencia que ha tenido. Recordemos brevemente que Joseph Gillian comenzó su carrera profesional en Spirou, la gran competidora del Journal de Tintin que con tanto éxito se publicaba en la Bélgica de los años 40 y 50. Tras la segunda guerra mundial, Dupuis se lanzó a la “reconquista” del mercado con un número especial firmado por nombres que revolucionarían el medio como Jijé, el debutante Jean Michel Charlier, Sirius, Hubinon, Morris, Maurice Tilleux… Excelentes autores entre los que destacaba con luz propia Jijé, encargado entonces de series como Valhardi, Christophe Colomb o la continuación del Spirou de Rob-Vel, que creó un estudio en Bruselas en el que se rodeó jóvenes dibujantes provenientes del dibujo animado: Franquin, Morris, Will y Eddy Paape, formando un equipo que pronto se conocería con el nombre de Escuela de Marcinelle, en contraposición a la Escuela de Bruselas liderada por Hergé. Aunque muchos siguen pensando en la Escuela de Marcinelle como la línea Franquin, la realidad es que fue Jijé el gran inspirador e impulsor de este grupo, eje fundamental de lo que sería la revista Spirou, que poco a poco dejaba atrás la era dirigida por Jean Doisy para lanzarse a una nueva forma de entender la historieta bajo la dirección de Yvan Delporte. Fue el responsable de que Franquin pasase a Spirou comenzando una carrera magistral, de que Morris iniciase Lucky Luke en el almanaque de 1947 de la revista o de que Hubinon se dedicase a Blondin et Cirage. Poco a poco, abandonó toda su ingente producción en la revista para dedicarse a partir de 1955 a una de sus creaciones Jerry Spring, donde plasmaría su magistral concepción de la historieta. El cowboy llenaba el hueco del género western que había dejado la desaparición en la revista del Red Ryder de Fred Harman con una visión renovada, que heredaba los conceptos canónicos marcados por Harman o el Cisco Kid de Salinas (con el que tiene no pocas conexiones), pero los reinterpretaba con un grafismo y narrativa visual heredados de Caniff, creando una serie que no perdía de vista su objetivo de entretenimiento juvenil (gracias además a la colaboración en los guiones de autores como Maurice Rosy, René Goscinny o Acquaviva entre otros) pero que rompía los esquemas habituales del género introduciendo una mayor dinámica, una concepción más abierta de la aventura con toques humanistas – que sentaría la base de lo que sería una de las grandes obras maestras del tebeo mundial, El teniente Blueberry de Charlier y Giraud- y, sobre todo, una concepción gráfica que bebía tanto de los escenarios cinematográficos como de los seriales televisivos que Jijé pudo ver durante su breve etapa en los EE.UU. Una serie y un autor que influenciaría de forma decisiva a autores como Moebius (alumno aventajado de Jijé, que trabajó en Jerry Spring igual que su maestro terminó colaborando en alguno álbumes de Blueberry), Derib, Hermann o Mezieres, aumentando si cabe la importancia de Jijé.
Por desgracia, en España la serie apenas se publicó. De los más de veinte álbumes de la serie que firmó Jijé, tan sólo se llegaron a publicar aquí un puñado por iniciativas de Editorial Molino (que publicó tres álbumes), SEPP Mundis (1 álbum) o RO Ediciones (1 álbum). Una inexplicable ausencia que la edición de Ponent Mon del primer integral de la serie en blanco y negro resuelve levemente. Con una excelente edición, calcada de la francesa, el primer volumen recoge las cuatro primeras aventuras del personaje (Golden Creek (Le secret de la mine abandonnée) 1955, Yucca Ranch 1955, Lune d’argent 1956 y Trafic d’armes 1957), en cuidado blanco y negro siguiendo los deseos del autor, que siempre indicó sus preferencias por publicar sus dibujos sin color (no es la primera vez, en los años 70, en vida del autor, se reeditó ya en este formato) y con una excelente (aunque polémica) introducción de Philippe Capart que quizás tiene como mayor problema su elevado precio. Cara, quizás demasiado para un mercado tan pequeño como el español, pero precisamente consecuencia de ese reducido tamaño, creando un círculo vicioso del que es difícil salir. Esperemos que no sea un impedimento y que esta edición pueda seguir en un futuro hasta completarse.
Un autor tan imprescindible como Jijé merece ser conocido en nuestro país.
Enlace:
Jijé parodiando a Jijé
Una curiosidad: las pinturas de Jijé

Novedades de Kraken para abril

Leo las novedades de Kraken en El Show de los hombre lobo y no puedo menos que alegrarme por el reencuentro con Jerome K. Jerome Bloche, la excelente serie de Dodier y Makyo que Kraken comienza a publicar desde su primer número.
(**) – JEROME K. JEROME BLOCHE. LA SOMBRA ASESINO, de Dodier y Makyo. Cartoné. 48 págs. Color.
JUEZ DREDD. ORIGINS, de JOHN WAGNER,CARLOS EZQUERRA. Rústica. 160 págs. Color
(**)- EL PEQUEÑO SPIROU. MI SUPER ABUELO, de Tome y Janry. Cartoné. 48 págs. Color.
Continue Reading →

Un verano insolente

¡Fíjese usted cómo avanzan las ciencias! Decían los tebeos de entonces a la primera de cambio. Y las películas, y lo que se terciara, porque verdad es que muchas veces la ciencia semeja más a magia que un conjunto ordenado de leyes y mecanismos. Como la química, capaz de predecir cómo reaccionar los elementos para formar los compuestos más complejos de la naturaleza. Pero mire usted, oiga. Con toda esa ciencia a las espaldas y en lo que a química autoral se dice, seguimos en la época de búsqueda de esas extrañas piedras filosofales que transforman en oro todo lo que tocan. Son raras de encontrar: toman la forma de guionista y dibujante en apariencia pero, en la práctica, se entrelazan de tal forma que dan lugar a un autor único, indistinguible en sus componentes, perfecto en la coordinación de sus actos hasta tal punto que hablar de quién puso las palabras y quién los dibujos es irrelevante. Pasa pocas veces, pero cuando pasa es de esos momentos en los que hay que hacer reverencia con genuflexión y volteo de sombrero.
Aunque claro, uno siempre un poco escéptico como ordenan los cánones científicos, siempre piensa que las extrañas leyes que coordinan esta química autoral deben ser tan sutiles y complicadas que su estabilidad es mínima, siempre a punto de desvanecerse. Pero no, son mucho más fuertes de lo que parece, y si no que se lo digan a Denis Lapière y Rubén Pellejero, que con Un verano insolente vuelven a demostrar que lo ocurrido con Un poco de humo azul o El vals del gulag no era pura coincidencia. Era uno de esos insólitos e inspirados casos de perfecta química autoral, funcionando a la perfección para conseguir una obra de esas que se recuerdan y apetece siempre volver a leer. Que se deben, eso sí, disfrutar con sosiego, sin premuras ni impaciencias. Hay que paladear cómo cada viñeta de Pellejero sabe envolver los diálogos de Lapière. Hay que deleitarse comprobando cómo el guionista conoce a su dibujante y le deja momentos de lucimiento. Trabajo conjunto que se va al México de Diego Rivera, Edward Weston y Tina Modotti para crear una historia que habla de libertades, de cómo las individuales y colectivas se entrecruzan entre sí sin miramientos, de cómo las libertades de palabras muchas veces cuestan en la hora de los hechos. De libertinajes, liberalismos, liberadores, librepensadores, libérrimos, libertinos y libertarios. De las ambigüedades de una palabra y un concepto que muchas veces le viene grande a los hombres. Y, de paso, del arte y sus circunstancias. De los creadores que buscaban la utopía y se encontraron con la realidad. Y todo con la sorna de ser simple protagonista de la conversación de un borracho.
Un tebeo excelente, que sufre de nuevo la manía de los editores españoles de ver las obras francesas a través de una lente reductora. Afortunadamente, en este caso la reducción de las páginas de Pellejero no sufren tanto comparado con su anterior obra publicada en España, al tener menos viñetas por página, pero sigue siendo una lástima que se opte por la reducción. En cualquier caso, un tebeo para leer muchas, muchas veces. (3)

Novedades de abril de dibbuks

Dos “must have” de este salón:
(**)- USTED EXTRA AQUÍ: LA TRENZA. 17 x 24 cm. – 32 págs. en color – Rústica con los cantos redondeados – 9.- euros
Este extra de Usted está aquí está totalmente dibujado por Juan Berrio, José Luis Ágreda y Fermín Solis, entrelazando sus lápices y sus colores en un solo argumento, configurando una historia única sin ningún tipo de desperdicio.
(**)- USTED ESTÁ AQUÍ # 3 SALA DE ESPERA DEL DENTISTA 17 x 24 cm. – 32 págs. en b/n – Rústica con los cantos redondeados – 6.- euros
Con colaboraciones de José Luis Ágreda, John Martz, Juan Díaz Canales, Teresa Valero, Mireia Pérez, Fermín Solís, José Domingo, Juan Berrio, Fh Navarro, Pep Brocal y Bernardo Vergara.
Continue Reading →

Los Malditos

El salón del cómic de Barcelona será el lugar elegido para el estreno de Los Malditos, revista de Blue Shadow ediciones /Ikari Studio que cuenta con la participación de Santi Casas, Vandrell, Tomás Morón, David Lopez, Jodri, Antonio Navas, Pedro Moreo o Atomps, entre otros.
El fanzine se podrá adquirir en el stand de la escuela Joso por 3€, un ajustado precio para 104 págs a BN.

Trailer promocional: http://www.youtube.com/watch?v=btFEI2BP-cc&feature=player_embedded