La edición definitiva…

Vaya por delante: no existe la edición definitiva de Príncipe Valiente. Ni existirá, a no ser que un mecenas voluntarioso y enrrollao dedique una parte de su pecunio a pagarle a Don Manuel Caldas y un amplio equipo de trabajo la labor de restaurar toda la obra de Foster. Y ojo que aún así, mucho habría que discutir lo de “definitiva”: primero por el tamaño, que uno, ya puestos a pedir, podría pensar que lo ideal sería que fueran al tamaño de los originales de la obra, más próximos al de sábana de cama de matrimonio que al de tabloide gigantesco en el que fueron publicados. Segundo, por el dichoso color, que una cosa son las pruebas de color, otro el color que salió reproducido en el papel que se usaba en la época con la tecnología de reproducción de la época y otro muy distinto el color que hoy tenemos de unas páginas y pigmentos que han envejecido durante casi ocho décadas. Les puedo asegurar que el problema deja la resolución de las ecuaciones de Kubelka-Munk en una simple regla de tres. Palabrita de honor de empollón especializado en estos temas. Y tercero porque a estas alturas, de verdad, alucino con la gente que se está quejando de que se anuncie como “definitiva”. Pero oigan, a ver, ¿de verdad se creen que el Fairy es la solución definitiva contra la grasa?¿O que la nueva maquinilla de afeitar de N+1 hojas es la solución definitiva para el afeitado antes de que aparezca la N+2? Por favor, que ya somos mayorcitos para no creer absolutamente nada de los mensajes publicitarios…
Dicho eso, servidor sigue pensando que la edición en la que más disfruta del trabajo de Foster es en esa maravilla de orfebrería editorial que tiene a bien llevar a cabo el señor Caldas, contra viento, mareas y zancadillas de todo tipo. Pero, por otra parte, hay que reconocer que la edición que acaba de poner en los quioscos Planeta desde su sección de fascículos y coleccionables, no está nada mal. Sigue la edición alemana de la editorial Boccola, con bastantes aciertos: el color es muy aceptable, restaurado desde páginas de periódicos (se puede ver el esquema de trabajo que han seguido en esta galería de imágenes, si pincháis las imágenes, podéis ver vídeos del proceso), parece hasta de verdad aunque las tonalidades sean muy desaturadas. La línea no es tan buena como la de la edición de Caldas, pero es mejor que la que hemos visto por ejemplo en Ediciones B. El tamaño, pues mmmm ni sí ni no: no es tan grande como la edición de Fantagrapics, pero se puede apreciar bien el trabajo de Foster. El papel, mate, evita los insoportables brillos habituales en estas ediciones “definitivas” que entienden como lujo el papel couché brillo (el horror para cualquier lector, que en su intento de evitar los reflejos, debe buscar posiciones para la lectura que ni el kamasutra se atrevería a sugerir). Lo de poner un año por volumen… absurdo, directamente: lo lógico serían volúmenes de dos o tres años para aprovechar el cartoné, no los ridículos volúmenes anoréxicos que el afán de extender en más semanas el coleccionable ha dado lugar… La traducción, correcta sin más, sobre todo cuando uno se acostumbra a la labor de cariño y pasión que ha desplegado Rafa Marín en la edición de Caldas. El diseño, pues de coleccionable, qué se le va a hacer.
Resumiendo: si lo que se quiere es admirar el trabajo de Foster, mejor la edición en blanco y negro de Caldas, sin duda. Pero si se quiere leer la obra aproximadamente como se editó, en color, de forma completa y en castellano, ésta es hoy por hoy la mejor edición que reúne todas esas caracterésticas, muy superior a la anterior que editó la sección de cómics de la misma editorial.
Ustedes mismos.

Del tebeo a la novela gráfica: El cómic y sus relaciones con la literatura y el cine

Del 20 al 27 de septiembre la fundación Mapfre de Madrid acoge el ciclo de charlas “Del tebeo a la novela gráfica. El cómic y sus relaciones con la literatura y el cine”, en el que participarán cineastas y escritores como Fernando Savater, José Luis Garci, Luis Alberto de Cuenca, Martín Casariego, Fernando Marías o Juan Carlos Fresnadillo, además de críticos y autores de cómic como Antoni Guiral, Ángel de la Calle, Paco Roca o Juanjo guarnido, entre otros. Os paso la programación:
Continue Reading →