Exposición de LPO

El viernes 23 de septiembre, a las 19:30h, se inaugura en el Espacio Sins entido de Madrid (C/ Válgame Dios, 6) la exposición HAY TIEMPO EN LOS 80, que muestra obra original de LPO. Estarán presentes LPO (autor de la obra), Andrés Rábago (Ops/ El Roto), Jorge Arranz (dibujante) y Rafael Menéndez (Profesor de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense)

Sobre el autor:
LPO (Luis Pérez Ortiz). León (Castilla y León), 1957. Dibujante / Guionista. Historietista que se inició, como humorista gráfico, en El Cocodrilo Leopoldo (1975); autor de poderosa e irreductible narrativa –muy innovadora e insular en la confrontación rítmica de bocadillos y siluetas– con la que sorprendió a la crítica de los años setenta. Inserto en el colectivo Troya, fue autor del más personal puñado de historietas del tebeo español sobre el cansancio, la apatía, el tiempo perdido, el fracaso. En los años ochenta fue recuperado por el grupo del tebeo Madriz y, en la crisis industrial de los noventa, se refugió en la ilustración de Prensa. En paralelo, autoeditó una decena de monografías a la vieja usanza –un dibujante de calle, vigilante y antropólogo– en las que compiló cientos de efímeros personajes sin futuro. En 1998 se simultaneó como novelista. (Hijo del también dibujante Frutos). (Texto de Jesús Cuadrado).

Sobre la exposición:
Todo el material expuesto pertenece a la década de los ochenta, se busca con esta exposición destacar el gusto por la exploración, la libertad de espíritu, la apertura temática y el despliegue de recursos gráficos que se distinguen en positivo de los enfoques posteriores.
Hay Tiempo en los 80
El Tiempo actual está comprimido por la contabilidad y la economía. Es abreviado y estrecho, agobiante como un cinturón con agujero nuevo, incómodo como zapatos que aprietan.
Casi se oyen látigos y tambores marcando un ritmo atosigante.
El Tiempo actual es de los que tiran de nosotros, nos llevan a rastras hasta los desfiladeros de Fin de Mes.
Al ensueño y la contemplación, a la exploración y descubrimiento de mundos. A la creación.
Hay tanto tiempo en los 80 que es fácil demorarse en los detalles, prodigar líneas, tramas, texturas, volúmenes y claroscuros. Son espacios gráficos a los que viajar, donde quedarse a vivir si apetece.
Hay Tiempo para detenerse a verlos claramente y experimentarlos con la viveza con que aparecen las calles al cruzar la Gran Vía camino de Malasaña y otras zonas embrujadas de la ciudad, donde encontrarse con personas que son como mundos, en locales que también lo son, diversos e imprevisibles. Incluyen riqueza y gratuidad, un ocurrir nuevo de las cosas, asombroso.
La calidad de un Tiempo así no es comparable a la del Tiempo hipotecado, en el que la utilidad y el ahorro lo determinan todo: lo colonizan entidades avarientas, dispuestas a apurar cada minuto para ordeñar el último átomo de energía personal; su pauta es la repetición, la entrega rutinaria y cansada; las líneas son mecánicas, trazadas por máquinas.
Porque el alma está en otra parte, a la espera de tiempos mejores. (Texto de LPO)
Para conocer más sobre la obra del autor:
www.luisperezortiz.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation