Holy Terror

Pese a todo, no puedo evitarlo: leeré Holy Terror. Me huele a canto del cisne de Miller en el cómic, a punto final en ese proceso de destape ideológico en el que la desaparición de las diferentes capas de reflexión que mostraban sus trabajos iniciales han ido desapareciendo, adelgazando su monocorde discurso hasta simplificarlo y dejarlo ridículamente maniqueo y predecible. Lástima. Mientras, una interesante reflexión sobre 300 a la que llego a través de Pablo Muñoz.

24 Comentarios en “Holy Terror

  1. donniedarko on 7 octubre 2011 at 11:44 said:

    Álvaro,yo pienso que aquí NADIE es gurú de nada,te puede gustar un cómic que a NADIE le gusta y por eso no vas a cambiar tu propia opinión(en algunos casos sí,cuando la persona es fácilmente voluble y se deja influenciar por casi cualquier persona).
    Lo que haya dicho Santiago en su blog es SU opinión,no la de NADIE más.
    Aunque haya dicho que es una OBRA MAESTRA,igual a tí te parece MALO MALO….
    Sólo es cuestión de gustos,nada más.
    Es que estoy ya un poco cansado de oír que tal cómic está recomendado por fulanito o menganito,la culpa no la tiene el que reseña,por supuesto,sino el que confía ciegamentre en esa persona,que lo que diga vá a misa,y eso NO puede ser….

    • Pero si Santiago García ha dicho todo lo contrario: que no le ha gustado…

    • lacarceldepapel on 7 octubre 2011 at 13:52 said:

      Ojo que pongo la opinión de Santiago porque la respeto mucho. Evidentemente cada uno tiene su criterio, pero yo hay gente de la que me fío. Y Santiago es uno de ellos. :)

  2. John Space on 7 octubre 2011 at 12:20 said:

    El otro día vi unas páginas de ese "cómic" y, chico, no veía nada. Nada de nada. Sólo un montón de líneas y manchones sin orden ni concierto.

    Líneas y manchones sin orden ni concierto. Mmm…

    Voy a sugerirle a mi sobrinita que empiece a publicar sus dibujos, a ver si hace tanta pasta como ese señor…

  3. donniedarko on 7 octubre 2011 at 16:39 said:

    Edu,sé que Santiago la ha puesto a caldo,de ahí el ejemplo:'aunque………………….'.Quizás no me haya explicado bien,pero veo que Álvaro lo ha cogido.
    Álvaro:me parece estupendo que te fíes de Santiago,porque tenga un criterio cojonudo y es un profesional de la hostia,de eso no hay duda alguna.
    No sé,seré yo que no me suelo fiar de nadie,me gusta tener mi propio criterio y usar mi sentido cómún,que casi acierta(a quién no le habrá fallado?).
    Un saludo a ambos.

  4. Travis on 7 octubre 2011 at 18:36 said:

    Alvaro, creo que el porblema de miller no es que haya "adelgazado" su discurso. Mas bien me parece que lo ha cambiado radicalmente. de un centro izquierda antireaganiano (elektra asassin, born again, algunos capitulos de daredevil primera etapa) le a pegado el viejazo en mala manera y se ha puesto en modo chuck norris jubilado.Esta no lo he leido, pero las ultimas cosas…ya en el primer sin city apuntaba un reaccionario bastante prominente. veremos que pasa con este, pero no guardo la mas minima esperanza. Le restado todo concepto de revolucionario al heroe (cosa innata en este) y lo enfoca como un tozudo y reaccionario solitario. Un poco al estilo taxi driver o solo contra todos de gaspar noe (sin la mirada piadosa de estos ni su punto de vista, claro esta)

  5. GARUMAN on 7 octubre 2011 at 19:13 said:

    Pues respetando los gustos ajenos, yo me lo he pasado bomba leyendo Holy Terror. Es una explosión de furia y ruido inconsciente, anárquica, a ratos demente. Sí, finalmente se queda en nada. Pero es mortalmente entretenida, hilarante y de una incorreción política que provoca estupor.

    De hecho durante su lectura me acordaba poderosamente de esa viñeta que aparecía en V de vendetta donde se veía en un televisor un programa de la TV fascista con un tío enfrentándose a tiros con un grupo de negros mientras decía "Morid negros caníbales. Morid".

    Holy Terror es ese mismo tipo de propaganda insana y descerebrada, pero tremendamente divertida. Es como si mezclaramos la sensibilidad underground de los 60 con la sinrazón de la revista nazi "Signal".

    Ideológicamente, poco hay que discutir, aunque hay que alabar la inconsciencia de Miller a poner en diálogos barbaridades sobre el Islam, que han sido pensadas por más de uno alguna vez. Pero en el plano tebeístico puro y duro es una experiencia antes que embriagadora, etílica.

    Una Obra Maestra.

  6. donniedarko on 7 octubre 2011 at 19:48 said:

    GARUMAN,imagino que te lo habrás pillado en BookDepository,no?

  7. John Space on 7 octubre 2011 at 21:49 said:

    Hola, chicos. Acabo de pasar por un foro de EEUU donde un usuario ha confundido a Miller con Mark Millar. ?Le corrijo o lo dejo en su feliz ignorancia?

  8. inicus on 7 octubre 2011 at 21:59 said:

    Este interesante documental de Canal Historia explica muy bien la realidad histórica de la batalla de las Termópilas: http://www.youtube.com/watch?v=ivUo4JNGvkQ
    Es curioso que Canal Historia haya adoptado totalmente la estética visual de "300".

  9. donniedarko on 7 octubre 2011 at 22:09 said:

    Bendito previews,entonces.En las tiendas de cómics de mi ciudad,no trabajan así,y mucho me temo que ni lo trabajarán…
    Yo lo he visto de precio en internet desde 17-24 leuros…

  10. donniedarko on 8 octubre 2011 at 0:30 said:

    Sí,eso me suponía.Creo que sale por unos 17 lerus,qué diferencia!
    Pues pa'llá voyyyyyyyyyyyyyyyy.

  11. JL Munuera on 8 octubre 2011 at 6:51 said:

    humm… el artículo es francamente interesante, aunque creo que la pretensión historicista en 300 escapa de largo a Miller. Tengo la impresión de que MIller trabaja con estereotipos muy marcados con el que a fin de cuentas es, me parece, su único objetivo narrativo (y a fe mia que lo alcanza casi siempre): acumular tensión dramática.
    Todo en Miller, del grafismo saturado de efectismos a la propia poética autoconsciente de la narración va encaminado a despertar una respuesta emocional, visceral y a-intelectual en el lector.
    Entonces, el discurso, de existir, está al servicio de esas respuestas que busca y los personajes se trazan sin hondura sicológica y, de hecho, sin verdadero interés en sus cosas: son vectores al servicio de una emoción primaria y su objetivo es el de conducir al lector hacia ella.
    Así, cuanto más caricaturescos, más groseros, más facilmente sirven de vehículo, que es lo que son.
    Sí hay un discurso en Miller, pero no se hasta qué punto está "organizado" o si es el resultado del mero ejercicio de su opción narrativa. Puesto que de lo que se trata es de crear una apoteósis del phatos, tiene, para mí, el mismo mecanismo que un espectáuclo de polichinelas para niños: MIller y el marionetista quieren que el niño grite por qué lado de la escena se ha escondido el lobo!
    ¿es una reducción infantilista, escapismo, pura consolación?
    Seguramente.
    Pero, qué queréis, a mí me chifla.
    Y de hecho, me incomoda mucho y me resulta bastante subversivo el descubrirme a mí mismo disfrutando como un bellaco con personajes que me repugnan moralmente tantísimo y con historias que no me importan un carajo.

  12. JL Munuera on 8 octubre 2011 at 7:14 said:

    Por supuesto, ese paroxismo de la emoción primaria es la clave de la liturgia espectacular del fascismo. Pero ¿acaso hubo alguna vez alguna duda sobre la filiación nihilista de Miller? Más facha que la Espe, el Frank, pero mucho más divertido y mucho menos peligroso.
    A no ser, ay, que el lector se lo crea, que de todo hay…

  13. JL Munuera on 8 octubre 2011 at 7:25 said:

    Porque en el fondo, y ya me callo, que tengo faena, no será el problema que nos hemos tomado demasiado en serio a MIller? A mí nunca me pareció que tuviera nada enjundioso que decir, pero que lo poco que decía, por más que fascistón, lo decía maravilllosamente.
    En el diálogo con Eisner, parece que las intenciones de ambos quedan meridianamente claras: Eisner (que fue uno de los grandes experimentadores formales, no lo olvidemos) intentaba utilizar los tebeos como un medio para expresar sus ideas.
    Miller simplemente utiliza los tebeos y sus recursos dando muchísima mayor importancia al continente que al contenido (porque e´ste probablemente, ni siquiera existe).
    Es, lisa y llanamente, un esteta.
    (Pido perdón por haber abusado de este espacio, amigos).

    • muy interesante tu opinión aunque el asunto (hablo desde la ignorancia, aún no lo he leido) es ver si esta descripción de los parámetros de Miller han funcionado en Holly T, que es lo que Mandorla viene a decir, que no, que el edificio se desploma (y porqué se desploma)
      Eso sí, yo no estoy seguro de que Miller (en su día al menos, hasta el 2000, hasta las Torres Gemelas) sea un fasci o use la exaltación extrema como recurso estético. Sé que existen declaraciones del propio autor al respecto (no las tengo "a mano"pero las leí en su día, siento ser tan poco concreto y quedarme en el "me han dicho que dicen" de porteras de Tele5)

  14. JL Munuera on 8 octubre 2011 at 8:16 said:

    Yo tampoco he leído aún el holy Terror, pero presumo que le va a caer la del pulpo al bueno de Frank, por una razón muy humana: que SUS lectores, aquellos para los que suponía una suerte de verdad revelada, van a descubrir por fín el trasunto de su (por otro lado formidable) truco de magia.
    En efecto, amigos, MIller es la quintaesencia de la catársis y en eso basa todo sus tebeos.
    Y puesto que busca un ejercicio catártico, con el asunto del 11-S es bastante probable que haya superado los niveles de tolerancia de su público. Que se haya pasado de políticamente incorrecto.
    Porque a Miler se le puede leer de tres formas: A) como un explorador de la forma en tebeos (que es como a mí me interesa), osea, como un narrador de élite que disfruta en el proceso de narrar, sin que necesariamente haya ALGO que narrar o que merezca la pena ser narrado. B) Como un moralista caricaturesco, que describe aquello que critica con la intención de evidenciarlo. Razón por la que las películas no funcionan: al ser interpretadas por "seres humanos" se pierde el elemento caricaturesco y no hay posible lectura irónica. y C) como un jodido facha del copón, lisa y llanamente.

  15. John Space on 8 octubre 2011 at 10:16 said:

    Cómics maduros, cultos e intelectuales para lectores maduros, cultos e intelectuales.

  16. El facha es tanto más peligroso cuanto más inofensivo pensamos que es. Y no es que me refiera a FM, conste.

    • Dicker on 9 octubre 2011 at 0:39 said:

      ¿Por qué siempre que se habla de Miller tarde o temprano se usa la palabra facha? Ya sé que tú no lo dices por él en este caso, pero no está de más recordar que vive en la democracia más antigua del mundo, que su país no ha salido de una dictadura hace 37 años, que facha es un concepto europeo y casi únicamente español, ni siquiera en Italia veo yo que la gente use la palabra facha con tanta ligereza para lanzársela como un insulto, que en su país apenas tiene representación alguna una tendencia política que tiene la dictadura como único modelo conocido, que ha tenido medio mundo secuestrado a punta de pistola y misil y con el que mucha gente se siente identificado, sin entender muy bien porqué.

      Frank Miller es un tipo americano, con todo la simpleza que queramos añadirle para reirnos de él o de ellos, pero dudo mucho que un americano jamas simpatice con el fascismo, ni el nazismo, ni el comunismo, Miller cuenta una historia (imagino, no la he leido) como a él le sale de allí, igual que cita el corán cuyos versos, supongo, no se ha inventado.

      Perdón si me he calentado, pero es que el temita de la palabra facha me irrita mucho, me hace pensar en la gratuidad con las que etiquetamos a las personas manipulando la realidad para que se adapte a lo que quiero decir, joder, que vivimos en un país donde hace poco se mataban abogados, los sindicatos estaban prohibidos, y desde entonces hemos avanzado aguantando atentados y asesinatos de gente que nos tildaba a todos de fachas, que coño tendrá que ver eso con un tío que hace un comic.

      Nadie llamó nunca a Peckinpah fascista.

      • jamcar on 9 octubre 2011 at 20:57 said:

        ¿Y por que lso Miller Zombies no pueden disfrutar de el aunque lo sea?

        No tengo ningún problema en admitir que Leni Rieffesnthal hizo HISTORIA con sus peliculas para el partido nazi , demostrando que se podía hacer panfletos con calidad artistica.

        Y otra cosa, dejad de confundir ser Facha con fasicmo, el fascismo es una organización, el fascista es alguien perteneciente a esa organización.
        El Facha es laguien que sintoniza con esa manera de pensar sin esta adscrito a esa organización, y ahí es donde se te cae la argumentación Dicker. Por que sus actitdes encajan aunque no milite en ningún partido

  17. corben forever on 9 octubre 2011 at 10:02 said:

    Excelente comentario el de Dicker. Y no, amiguetes, Miller nunca ha sido un fascista. Vuelvo a pedir, y no es la primera vez, un poco de respeto para los autores, nos gusten o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation