Lupus

Recupero la reseña que hice de Lupus en el extinto DDT ahora que Astiberri publica un integral de los cuatro volúmenes, añadiendo nota final sobre la edición:
Puede que, a primera vista, sorprendiera el espectacular salto cualitativo que dio Frederick Peeters al comenzar su serie Lupus. El referente de la hermosa y singular Píldoras Azules estaba en la mente de todos y pasar de una historia autobiográfica, intimista y tremendamente sensible a una aventura de ciencia-ficción trepidante dejó descolocados a los seguidores de este autor, que no entendían el cambio. Pero basta entrar en la primera página de Lupus para darse cuenta de que no estamos ante un relato de género convencional o superficial. Peeters ha sabido ampararse perfectamente en los andamiajes formales de la ciencia-ficción para ir tejiendo sobre ellos con tranquilidad una historia de amor, con la misma sensibilidad que demostró en su anterior obra, pero con mayor sabiduría, si cabe, en el planteamiento. Se permite incluso un ejercicio de mestizaje muy particular, uniendo las formas del “road-comic sideral” con los de la comedia sentimental intimista, gracias a las que puede analizar con profundidad y sentimiento la relación entre los protagonistas, Lupus y Sanaa. Si en el primer volumen presentaba a sus protagonistas y les creaba un entorno ideal para que sólo les quedara como opción el comienzo de este largo viaje por el espacio, en el segundo sentaba las bases de esta relación, para lanzarlos por fin en el tercer volumen a una loca escapada que les llevará a una estación espacial abandonada, donde el aislamiento y la soledad les obligará a conocerse en profundidad sincerando y expresando sin tapujos sus sentimientos. Peeters ha imbricado perfectamente los acontecimientos, ensamblando con delicadeza las piezas una detrás de otra, creando una compleja telaraña en la que nada se deja al azar. Ha usado hábilmente el género como envoltorio de lujo para crear las situaciones que empujarán a los protagonistas uno contra el otro, pero también como referente ineludible que le ayuda a contraponer ideas a sentimientos y sensaciones. Plantear únicamente la historia de amor entre Sanaa y Lupus no hubiese sido diferente a cualquier otra historia de miedos e inseguridades ante el amor, pero gracias a su inclusión en el género, le permite jugar con simbolismos muy elaborados, contrastes que generan ideas y sentimientos que no hubiesen existido en un entorno real. Multiplica así la fuerza del relato, generando una complejidad que le permite acercarse de una manera más depurada a la historia de amor, centrarse más en sus personajes y hacerlos, paradójicamente, más reales si cabe.
Es evidente que todo esto sería imposible sin la increíble calidad como dibujante de Peeters. Su trazo impetuoso, expresionista, es el mejor medio para transmitir emotividad, para que el lector palpe los sentimientos de los personajes que se mueven en esas viñetas cerradas. Un estilo que absorbe como una esponja influencias, mezclándolas con frescura y descaro: es capaz de unir la composición de página del manga y su puesta en escena (sobre todo en las escenas más íntimas) con los hallazgos narrativos de los clásicos americanos, con Caniff y Robbins a la cabeza, de los que aprende el uso expresivo del blanco y negro, pero sin olvidar las enseñanzas de autores como De Crecy o Blutch.
Es verdad que Píldoras azules tiene una componente de sinceridad y proximidad que la hace entrañable y encantadora, pero en Lupus encontramos ya a un autor en estado de gracia, que domina a la perfección los recursos narrativos y que, sobre todo, los utiliza para explorar con inteligencia los sentimientos y caminos del ser humano.
No es extraño que, tras tres nominaciones, el final de la saga fuera galardonado con uno de los premios “Esenciales” del festival de Angoulême, reconociendo una de las mejores series publicadas en Francia en los últimos años.
La edición integral de Astiberri opta por reducir el tamaño original, siguiendo lo que ya parece ser costumbre en la industria editorial española en las ediciones de integrales. Es verdad que el trazo y composición de Peeters lo permite y afecta menos que en otros casos, pero no deja de ser incómodo. (3)

17 Comentarios en “Lupus

  1. Miguel on 20 octubre 2011 at 14:38 said:

    Creo que es de justicia recordar los grandes integrales en formato album que edita Planeta y a un precio inmejorable.

  2. Javier on 20 octubre 2011 at 15:40 said:

    Buenas. Pues a mi no me disgustan estos tamaños en segun que autores. Tardi, por ejemplo, dibuja con poco detalle y un formato reducido hace que el dibujo gane en detalle (vamos, que no me parece necesario un tamaño mayor). No diría lo msimo si empezasen a aparecer los Blake y Mortimer en un formato pequeñito. O el tintin, que ya existe.

    De hecho con tintin pasa un poco lo mismo, los albumes 'modernos' pequeñitos dan grima, sin embargo, para las reediciones de las historias originales en blanco y negro (que tenian viñetas mucho mas grandes y mucho menos detalle) a mi ese formato me parece suficiente.

    En otra editorial, un ejemplo parecido, el de glenat y la coleccion integral. Para Frank Cappa o Leon el terrible no va bien pero para vazquez si. No creo que la gente se queje de la reduccion de esas paginas con cuatro garabatos de 'sabado, sabadete', por ejemplo.

    Resumiendo, no hay que ser taliban con lo de los tamaños. A veces, el formato original no es necesariamente el mas adecuado. Sin ir mas lejos, yo pienso que Paco Roca deberia ser publicado en formato album, dada la cantidad de viñetas y detalles que tienen sus paginas, y sin embargo, como el primer formato en el que sale es pequeñito, nadie dice nada, ES EL ORIGINAL, por tanto es el bueno.

    Que cada uno valore y si le permite disfrutar de la obra y entonces que se lo compre.

    • sobre Paco Roca, Javier, estoy en total desacuerdo… porque el tamaño de sus libros, creo no equivocarme, es el deseado por el propio autor. Astiberri en este sentido suele ser una editorial que da bastante libertad al autor, que edita al tamaño que él quiere.or tanto, si Roca edita a determinado tamaño, es obvio que cuando crea la obra lo hace pensando en dicho tamaño. No lo podría decir respecto al "Pijama", claro, caso especial por provenir de páginas de prensa, pero sí que el remontado de dichas páginas también cuenta con el celo y el beneplácito del autor, así que, si un autor decide cómo debe ser u obra, yo sí me pongo talibán, pero con fundamento, ya que soy de lo sque piensan que el cómic es un arte industrial (en tanto de reproducido masivamente y no obra única, matérica y tangible), con todas sus consecuencias.

      Eso sí, es evidente que hay autores a los que'daña' menos la reducción que a otros: Imaginemos que reducen el ciclo de Las ciudades oscuras, bufff :)

      Venga, saludos…

      • mmmm, mi cabeza "pasajera"… ya no sé si Roca era el ejemplo de libertad y argrado con el trabajo editorial, o Rubín (bueno, de Rubín doy fe, lo hemos charlado cara a cara)

  3. Eduardo Lopez on 20 octubre 2011 at 20:35 said:

    Bueno, otra venta que pierden. Sin reduccion de tamaño me lo compraría, pero así no.

    • pero ¿lo has leído ya? quiero decir, ¿hablas en plan 'coleccionista' o en plan lector potencial de un cómic que te apetece y no has leído? Si no lo leíste, en serio, la reducción puede gustar o no, pero entre aceptar pulplo como mascota o ser el más íntegro 'talibán' del patio comiquero… de verdad, si no lo has leído y te gusta Peeters, te lo estás perdiendo, y es un tebeo buenísimo (en mi opinión)

  4. patton on 20 octubre 2011 at 21:45 said:

    El cómic me ha parecido fantástico toda una delicia como ha expuesto el carcelero.

    Llevaba tiempo queriendo hincarle al diente, que este autor es una de mis debilidades, y por fin lo he hecho con esta edición ya que con los tomos sueltos se me iba el presupuesto. En mi opinión en este caso la reducción no afecta en demasía al dibujo, claro que me hubiera gustado a mayor tamaño pero todo no puede ser y cuando el resultado sigue siendo bueno no molesta tanto.

  5. Un poquito de autobombo no hace daño; en unos posts dedicados a los mejores comics de la pasada década al final Lupus se colocó primero por delante de Locas, Ghost of Hoppers; La guerra de Alan; El blanco humano y Fábulas por este orden. Y es que me encantó este space-road comic que en el fondo es una hermosísima historia de amistad.
    Yo lo prefiero claramente en el tamaño Astiberri que supongo es el original.
    Saludos y perdonadme la autoreferencia.

  6. oswalt on 22 octubre 2011 at 2:06 said:

    El tamañó original de la edición francesa y de la primera edición en 4 tomos de Astiberri es 22cm x 29cm.

    E n este integral le han quitado 5 cm de largo y de ancho.

  7. Javier on 22 octubre 2011 at 19:49 said:

    Hola a todos,
    Constantemente leo en los comentarios de esta web -y otras- quejas y más quejas sobre el formato de los cómics en cuanto lo reeditan en estos integrales reducidos. Me sorprende que a la mayoría en este caso le parezca intrascendente. En mi opinión, Peeters se luce -como dibujante especialmente- en Lupus como en ninguno de sus otros trabajos y pensar que esta edición es lo mismo que la anterior me parece un poco absurdo. Comparad una y otra y os daréis cuenta. O sed claros y decid que la diferencia de más de 50€ entre una edición y la otra os compensa…

    • creo que en este comentario puede resumirse todo, Javier: porque está claro que en primer lugar una reducción siempre daña a la obra, quien pueda debería comprar los tomos y no el libraco. Esto es así, y sí, encierra el factor económico (que está ahí, vivimos una crisis, la opción reducida es una posibilidad y están las dos disponibles, lo que es bueno… otra cosa es que solo se hubiese editado la última) y luego viene la discusión sin solución: hay quien pensará que Peeters pierde mucho, demasiado, y habrá quien la contrario crea que no lo pierde tanto como otros casos. Yo creo que tanto, no pierde (tengo medio Lupus en la edición antigua, conste). como decía el otro día, por meter un ejemplo, Las ciudades oscuras sería un cómic que pierde todo si no respetasen su forma de álbum, por ejemplo. O pensemos en Valerian…. reducir Valerian sería un destrozo que no equiparo (opinión personal) a reducir Lupus. No digo que no pierda, ojo,pero pienso que no es lo mismo.

      Lo bueno, repito, es que en este caso podemops elegir en la tienda qué edición queremos, y eso es lo mejor, tener una de luxe y otra de (je) bolsillo.

  8. oswalt on 22 octubre 2011 at 20:35 said:

    Eres el mismo "Javier" que hace 2 días decía que "un formato reducido hace que el dibujo gane en detalle"?

    Porque esa es la frase más anodadante que he oído en mucho tiempo.

  9. Javier on 23 octubre 2011 at 21:24 said:

    Pues no, no lo es.

    Yo sigo diciendo que por la cantidad de detalles que tiene a mi paco roca me gustaria mas grande y esto de lupus me parece bien en este tamaño

  10. patton on 23 octubre 2011 at 21:34 said:

    Yo ya lo he dicho. Me parece que no "sufre" demasiado la reducción de tamaño y quiero decir que en mi opinión se sigue disfrutando del cómic y no te quedas ciego intentado apreciar detalles y leyendo el texto. A mi en particular esa diferencia de más de 50€ sí me compensa este formato integral (más de 50€ es mucha mucha mucha pasta)

  11. ilazkano on 26 octubre 2011 at 8:33 said:

    Lupus me parece una obra que da para más que para sólo un 3. Un 4, como una catedral.

  12. Angel on 31 octubre 2011 at 16:47 said:

    Alvaro con lo bien que lo pones y explicas por que lo haces, choca al llegar al final de la critica y ver que le das un 3. Que esta muy bien…pero…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation