Holy Terror

Pese a todo, no puedo evitarlo: leeré Holy Terror. Me huele a canto del cisne de Miller en el cómic, a punto final en ese proceso de destape ideológico en el que la desaparición de las diferentes capas de reflexión que mostraban sus trabajos iniciales han ido desapareciendo, adelgazando su monocorde discurso hasta simplificarlo y dejarlo ridículamente maniqueo y predecible. Lástima. Mientras, una interesante reflexión sobre 300 a la que llego a través de Pablo Muñoz.

Aviso a navegantes: Manuele Fior

Ojito, mucho ojito, que esta semana aparece 5000 kilómetros por segundo, la obra de Manuele Fior que ganó el Fauve d’Or de Angouleme y una a mi entender uno de los libros del año, una historia de amor bellísima, a degustar con tranquilidad para disfrutarla en toda su extensión. Un consejo: antes que nada, ojeadlo, pasad las páginas rápidamente y admirad el efecto cromático que producen. Es sólo el anuncio de lo que viene después…
En cuanto pueda, reseña.