Novedades de Dolmen

Dolmen #197 Varios autores Revista. 68 págs. Color. 2,99 euros.
Ezequiel Himes: Zombie Hunter, de Víctor Santos y Alberto Hernández Cartoné. Bitono. 72 páginas. 15,95 euros.
(*)- La Mansión de los Susurros, de Javi Montes y Tirso Cons. Cartoné. Color. 144 páginas. 24 euros
Los Muertos Revivientes #5: El club de los tarugos muertos, de José Miguel Fonollosa Comic-book. 36 páginas. 3,50 euros
(*)- LA EXPLOSIÓN MARVEL: HISTORIA DE MARVEL EN LOS 70 (Colección Pretextos Dolmen nº 18), de José Joaquín Rodríguez Libro. 280 páginas. B/N. 18 euros.

Continue Reading →

Mesa redonda sobre humor en Cádiz

El próximo viernes 20, a las 18:30, en Colophon (Plaza Jesús Nazareno, 13, local) MESA REDONDA SOBRE HUMOR GRAFICO (GADITANO). Invitados: Mel (El Jueves; Diario de Cádiz…), Isaac Casanova & Julio Videras (La Guarida de Leviatan; Ella siempre me quiso por mi cerebro) y Francisco (Diario de Cádiz; El Conciso)
Moderador: José Luis Vidal

Los problemas de Jijé, Franquin y Morris

Parece que la próxima edición de Gringos Locos, un álbum de Yann y Schwartz editado por Dupuis que recuerda el viaje que Jijé, Morris y Franquin hicieron por los EE.UU. en los años 50, tiene serios problemas. Lo que en principio era sólo un retraso en la edición podría ser realmente la retirada y destrucción definitvia de toda la tirada, aparentemente por desaveniencias con los herederos de Jijé… (gracias por el aviso, Pepe)

Premios

De todas las noticias de la nueva edición del Salón del Cómic de Barcelona destaca sobre todo, a mi entender, la muy esperada y demandada reformulación de los premios del Salón. Durante años, el Salón ha arrastrado unas categorías ya caducas en la forma de entender la historieta, que se han ido engordando sin funcionalidades, objetivos o definición clara. Empezando por el Gran Premio del Salón, que abandona su oscurantismo anterior para tener un unívoco fin: reconocer una dilatada trayectoria profesional por parte de los gremios afines a la historieta. Importante también dejar por fin las divisiones artificiales a dibujo, guión, etc, que podían hacer caer los premios del Salón en ese absurdo que son los Eisner y Harvey, con decenas de categorías que atomizan su importancia. Un sólo premio y, además, muy bien dotado económicamente, que coloca al premio del Salón a la altura de los premios más importantes del Noveno Arte. Un premio a la mejor obra extranjera, que tiene una finalidad promocional de cara a librerías y editoriales, igual que el premio del público a la mejor obra y, creo, un gran acierto al mantener el premio al mejor fanzine, como expresión clara del futuro de la historieta.
Es verdad que se podrían haber puesto muchas más categorías, que muchas que se han perdido eran reivindcaciones antiguas de diferentes colectivos de la historieta (librerías, divulgación…), pero lo lógico es lo que ha hecho Ficomic. Y ahora, si hace faltar premiar a un autor revelación, una librería, a un divulgador, al dibujo, al guión o a la mejor labor editorial, deberían ser otras instituciones las que propusiesen esos premios, que se podrían dar simultáneamente en la misma ceremonia de entrega de premios del Salón de Barcelona. La Asociación de Críticos podría dar el premio a la mejor labor de divulgación (al que propongo desde ya el nombre de “Premio Juanjo Sarto”); la asociación de librerías podría hacer lo propio con las tiendas; la de editores reconocer la excelencia editorial de sus compañeros; la FADIP por ejemplo dar el premio al mejor dibujo o al autor revelación… Y, por qué no, que estas mismas instituciones negociaran con mecenas privados (ahora que parece que va a ser lo que se llevará) para conseguir que estos premios tengan dotaciones económicas.
El camino iniciado por Ficomic es el correcto para que los premios de Barcelona tengan importancia y reconocimiento real. No estaría de más indicar también los listados de votantes con “voz” en estos premios, enterrando de una vez todas las dudas que muchas veces se lanzan sobre ese famoso listado. Sinceramente, no creo que ese listado esconda ninguna sorpresa: autores, libreros, críticos, editores, distribuidores…gente con nombre y apellidos que forman parte de esta profesión y que, creo, tienen derecho a votar como parte de este gran gremio de la historieta.

Arranca el XXX Salón del Cómic de Barcelona

[Nota de prensa]
LOS ROBOTS INVADIRÁN EL 30 SALÓN DEL CÓMIC DE BARCELONA
El certamen contará con grandes autores venidos de todo el mundo

El 30 Salón Internacional del Cómic de Barcelona ha anunciado hoy un avance de su programa en un acto celebrado en la Universitat Politècnica de Catalunya, que este año tendrá un carácter cultural, lúdico y científico con motivo de la exposición Los robots en su tinta.
Continue Reading →

Desde mi mucha… o poca vergüenza

Desde mi mucha… o poca vergüenza: un proyecto colectivo de tebeo que busca financiación crowdfunding. OJo que la lista de colaboradores es de premio: Alberto Calvo, Joaquin Aldeguer, El Gran Popof, Uxia Pin, Xcar, Tamayo, Molina, Sien, Koko, el Juan Pérez, Gloria Torres, Alejantoraz, Iru, Juarma, Cesar, Chema Garcia, Javierre, Puño, Mauro Entrialgo, Carol Galais, Davin, Pelorroto, JAB, Nacho Galilea, Ata, Nacho García, Fernando del Toro, Bellvi, Angel Cuadrado, Manel Fontdevila, el Bute, Gabi de la Merced, Guille Martínez-Vela, Marnofler, Raiz, Kalitos, Juanfran Cabrera, Furillo, José Tomás, Azagra y Javi Prieto.

Presentación del XXX Salón del Cómic de Barcelona

[Nota de prensa]
PRESENTACIÓN DEL 30 SALÓN INTERNACIONAL DEL CÓMIC DE BARCELONA
FICOMIC tiene el placer de invitarte a la rueda de prensa de presentación de la 30ª edición del Salón Internacional del Cómic de Barcelona, que tendrá lugar el próximo jueves 12 de enero a las 11 de la mañana en la Sala de Actos de la Facultad de Matemáticas y Estadística de la Universidad Politécnica de Catalunya. BarcelonaTech (UPC) en Barcelona
Continue Reading →

Juan Berrio, ganador del premio FNAC/Sins Entido de novela gráfica

[NOTA DE PRENSA]
MIÉRCOLES DE JUAN BERRIO, GANA EL V PREMIO INTERNACIONAL DE NOVELA GRÁFICA FNAC/SINS ENTIDO
Madrid, 9 de enero de 2012. MIÉRCOLES de Juan Berrio, ha resultado la obra ganadora de la V Edición del Premio Internacional de Novela Gráfica Fnac-Sins Entido. El jurado, compuesto por Juan González Álvaro (editor), Juanjo de la Iglesia (periodista), el crítico Álvaro Pons, Jesús Moreno (Director de Sins Entido) y Víctor Moreno (Responsable de Acción Cultural de Fnac España), decidió otorgar por mayoría el galardón a esta obra por: “su habilidad para transformar la convivencia cotidiana en una aventura de elegante gestualidad visual”.
Asimismo, el jurado quiere hacer una mención especial al proyecto La puerta amarilla de Ximo Abadía por su gran calidad estética y argumental.
Juan Berrio, autor de Miércoles, recibirá un premio de 10.000 euros y su obra será publicada por Ediciones Sins Entido en el otoño de 2012. Continue Reading →

Repaso al 2011(II): Las reediciones

La teoría dice que las grandes obras del tebeo deberían estar siempre a disposición del lector. Debería ser inconcebible que un clásico como Príncipe Valiente, por ejemplo no pudiera comprarse en cualquier momento… pero de lo “inconcebible” a la realidad va un largo trecho, tan largo como que lo supuestamente imposible pasa a ser la norma habitual. Así, mientras un aficionado a la literatura no podría entender que una librería no contara con una edición de El Quijote o un cinéfilo que no pudiera comprar una edición de Ciudadano Kane, el tebeófilo considera el pan nuestro de cada día que los clásicos de la historieta sean objetos imaginarios producto de calenturientas utopías. Y ojo, que esto no es sólo mal español, es mal universal aliado con el cada vez más ínfimo ciclo de vida en librería de las novedades. Pero mire usted por dónde, la crisis y los cambios en los hábitos de compra se alían con el lector y los clásicos y las reediciones comienzan a florecer. En los USA, porque con un precio estándar de 50$ (o más), se rentabilizan rápidamente las pequeñas tiradas de ediciones de clásicos alentadas por el megabombazo que supuso la recuperación de Peanuts por Fantagraphics. Y, aquí, porque se vuelven a rentabilizar derechos ya comprados con nuevas ediciones que, en un mercado donde las tiradas tan pequeñas que parecen serigrafías de lujo, pueden subsistir relativamente bien con ventas mínimas. A lo que hay que añadir la traducción particular del “efecto Peanuts”, que por estos lares se conoce como “efecto Esther”.
Sea por una cosa o por otra, el lector está de suerte: se publican más clásicos que nunca y se recuperan obras que antes parecían condenadas al olvido.
Ahí ha estado, volviendo a casa por otoño, como casi ya es habitual, una nueva edición de Príncipe Valiente que, por primea vez, recupera un color medianamente correcto, aunque la calidad y cuidado de la edición quede a años luz de la orfebrería practicada por Manuel Caldas. Y ya era hora que, por fin, contásemos con una edición “como dios manda” del clásico de Goscinny y Uderzo, Astérix.
Por géneros, muchas recuperaciones de clásicos de los superhéroes gracias sobre todo a Panini, que ha editado excelentes tebeos como los Nuevos mutantes de Claremont y Sienkiewicz, Parábola, de Moebius y Lee, los X-Men Claremont y Byrne o la novela gráfica de La muerte del Capitán marvel de Jim Starlin. Panini se apunta también el tanto de la recuperación de dos clásicos de prensa: Flash Gordon de Dan barry y Juliet Jones. Planeta por su parte nos dio la alegría (a medias, por un espantoso color infográfico) de recuperar el Superman contra Muhammad Ali de O’Neil y Adams o la edición completa, por fin, del Starman de Robinson y Harris. Hay que añadir aquí las nuevas ediciones en formato absolute de Planetary y Authority. En la lista de tebeos USA imprescindibles, la esperada reedición del American Flagg de Chaykin, de Vida en otro planeta de Eisner, la antología FOur color fear o la lujosa edición de Ghost World de Clowes.
En lo que a tebeo europeo corresponde, las ediciones de Theodore Poussin y Gil Pupila tuvieron un compañero de excepción, el Jerry Spring de Jijé. Y aunque modernos, era casi una exigencia reeditar en formato integral dos obras tan interesantes como El fotografo de Guibert y Lupus de Peeters.
De reediciones nacionales, alfombra roja para ese monumento de la contracultura que fue el Peter Pank de Max, así como al monumental OPS la edad del silencio, el cuidado regreso de 5xInfinito de Estaban Maroto y el integral necesario de El bueno de Cuttlas, sin olvidar a ese maestro de la provocación que es Álvarez Rabo con su Rabo con almejas.
Y ojito que, desde sudamérica llegaron dos obras maestras: la cuidada edición mexicana de El eternauta y la nueva edición de la inquietante
Informe sobre ciegos de Breccia.

Repaso al 2011 (I): Lo mejor

Año de pocas lecturas. Los compromisos de trabajo y familiares han bajado espectacularmente el nivel de lecturas de otros años, pero la sensación que saco de este 2011 es que la cosecha ha sido muy buena. Quizás sin ninguna obra que causara sensación o sorprendiera como en su día hizo El arte de volar, por ejemplo, pero con un nivel medio altísimo, empujado por una fiebre reeditora y de recuperación de clásicos que hace muy, muy difícil cualquier selección. La inclusión de clásicos que permanecían inéditos en castellano es, además un problema: ¿los incluyo en la lista principal? La verdad es que, por un lado, es injusto que las novedades tengan que competir con obras de calidad sobradamente contrastada pero, por otra parte, si el criterio es de “novedad”, estos clásicos lo cumplen a rajatabla… Le he estado dando vueltas al tema y no he encontrado más que una solución: hacer trampa. Me explico: haré las dos listas de siempre, la de novedades y reediciones, pero incluiré una tercera lista de obras “fuera de concurso” que, a mi entender, representan la santísima trinidad de lo mejor publicado este año 2011 pasado.
Así que, sin más rodeos, los tres mejores tebeos que he leído este año, pero que por diferentes razones no deben competir con el resto, son:


Frank, de Jim Woodring (Fulgencio Pimentel)
El fue malo con ella, de Milton Gross (Manuel Caldas)
Binky Brown encuentra a la Virgen María, de Justin Green (La Cúpula)
Tres obras maestras, con una influencia increíble en algunos casos, que excede por completo la ambición de cualquier posible reseña.

Y ahora ya sí, sin estos tres pesos pesados, la lista de mis 20 tebeos del año 2011:

1. La protectora, de Keko (Edicions de Ponent)
2. 5000 km por segundo, de Manuel Fior (sins entido)
3. Nocilla experience, de Pere Joan (Alfaguara)
4. Iglesia y estado, de Dave Sim (Ponent Mon)
5. Penny century/El fantasma de Hoppers, de Jaime Hernández (La Cúpula)
6. El pequeño Christian, de Blutch (Norma)
7. Polina, de Bastien Vivés (Diábolo)
8. Fagocitosis, de Marcos Prior y Danide (Glénat)
9. Dear Patagonia, de Jorge González (sins entido)
10. Historias del barrio, de Bartolomé Seguí y Gabi Beltrán (Astiberri/Dolmen)
11. Aventuras de un oficinista japonés, de José Domingo (Bang)
12. Flujo, de Dave Cooper (La Cúpula)
13. Pagando por ello, de Chester Brown (La Cúpula)
14. Los años dulces, de Jiro Taniguchi (Ponent Mon)
15. Un adios especial, de Joyce Farmer (Astiberri)
16. Un lugar equivocado, de Bretch Evens (sins entido)
17. Almanaque comestible, de VV.AA (Edicions de Ponent)
18. RIP, de Felipe Almendros (Random House)
19. Memorias de un hombre en pijama, de Paco Roca (Astiberri)
20. Columna de Manel Fontdevila en Público

Pero el año, como decía, ha sido extraordinario. A las anteriores hay que añadir un largo listado de obras que podrían estar perfectamente entre esas veinte elegidas, como los prometedores debuts de jóvenes autores españoles: Cárcel de amor, de Sergi Puyol (Apa Apa Cómics), Sangre de mi sangre, de Lola Lorente o La muchacha salvaje, de Mireia Pérez auguran cosas muy, muy buenas. Y ojo que la lista de obras destacables de autores españoles  es muy amplia: ahí han estado Autobiografía no autorizada III, de Nacho Casanova (Diábolo), Hágase el caos, de Felipe Hernández Cava y Bartolomé Seguí (Norma), El héroe, de David Rubín (Astiberri), Los dientes de la eternidad, de Jorge García y Gustavo Rico (Edicions de Ponent), Españistán, de Aleix Saló (Glénat), El coche de Intisar, de Pedro Riera y Nacho Casanova (Glénat), La bella huida de Hedoi Etxarte y Alain M. Urrutia (Alberdania),  o el Sin título (2008-2011) de Rayco Pulido (Edicions de Ponent). Pero tampoco ha estado nada mal lo que nos venía de fuera: muy destacables han sido los valores seguros de Scalped, de Jason Aaron y R. Guera (Planeta DeAgostini) y Los muertos vivientes de Kirkman y Adlard (Planeta DeAgostini), la nueva obra de Craig Thompson, Habibi (Astiberri), Paolo Pinocchio (dibbuks), Girls don’t cry, de Nine Antico (Glénat), Tóxico, de Charles Burns (Random House), 3 relatos, la historia secreta del hombre gigante, de Matt Kindt (Norma), Chagall en Rusia, de Joann Sfar (451), La oruga, de Maruo (Glénat), Alec, de Eddie Campbell (Astiberri), Quai d’Orsay, de Lanzac y Blain (Norma), Body world, de Dash Shaw (Apa Apa/sins entid), R97, de Christian Cailleaux y Bernard Giraudeau (dibbuks), Logicomix, de  Doxiadis, Papadimitriou y Papadatos (sins entido), El proceso Kafka, de David Z. Mairowitz y Chantal Montellier (sins entido).

Mañana, repaso a las reediciones y recuperaciones de clásicos…

Los X-Men no son humanos

Hay noticias que, cuando uno las lee, no puede evitar mirar de reojo el calendario un par de veces para comprobar y recomprobar que no es 28 de diciembre o sus equivalentes variados: “La Justicia estadounidense dictamina que los juguetes X-Men no representan seres humanos y pagarían menos impuestos”
La pregunta es… ¿los que no pagan impuestos son mutantes? Interesante cuestión para De Guindos y Montoro… :)
(Gracias ilaskano por el enlace!)