El tebeo, ¿reconocido por la cultura ‘oficial’?

Las legañas de la mañana de sábado deberían merecer más interés por parte de la ciencia. Su crecimiento desproporcionado en apenas unas horas, sus formas caprichosas más propias de un desconocido desarrollo cristalino… y su fuerza aglutinante, por supuesto, capaz de unir los párpados con la fuerza del hormigón armado. Viene al caso esta referencia para explicar las terribles carencias visuales que uno sufre cuando se despierta un sábado, causa evidente de que me no me haya dado cuenta de la importante diferencia que escondía el periódico EL PAÍS esta mañana: nada más y nada menos que el reconocimiento de la cultura ‘oficial’ al tebeo.
Como lo oís (o leéis).
La cultura oficial de este sacrosanto país (que lo sigue siendo, lo de sacro y lo de santo, aunque a su manera) necesita de certificados de pedigrí para poder acoger en su seno a las nuevas manifestaciones culturales. No vale con la experimentación o el interés de un medio, necesita que un ‘alguien’ dotado de poderes avaladores reconocidos dé su bendición y lo reconozca como tal. Instantáneamente, lo que era vilependiado y humillado pasará a ser alabado y ensalzado gracias a ese pequeño sello de legimitidad oficial.
Y hoy, sábado 20 de agosto de 2005, le ha llegado su momento al tebeo.
Tras casi 15 años de ignorancia (no completa, pero casi), Babelia, el suplemento cultural del diario EL PAíS y uno de los certificadores de oficialidad más importantes de esta vecindad nuestra, dedica un especial al tebeo con el nombre génerico de “El impulso del cómic”. Portada y cuatro páginas en las que encontramos artículos de Ana Merino y Pepe Gálvez, junto a firmas habituales del suplemento como Andrés Padilla y Ana López, entrevistas a Raquel Alzate, Kenny Ruiz, Enki Bilal y Jason Lutes, reseñas variadas… y en general, bien escritos y con bastante tino (a excepción del artículo sobre el manga, bienintencionado, pero plagado de tópicos).
Una sorpresa, desde luego, aunque sobre ella se extienda la sombra de la duda poruqe agosto es mes dado a la falta de noticias en todos los ámbitos. Queda por saber si esto servirá de algo y uno de los suplementos culturales más prestigiosos de este país dedicará un pequeño espacio a partir de ahora al tebeo.
No hace falta que sea mucho, sólo un poquito, una demostración de intenciones…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation