Bilal se pasa a Casterman

Mientras que por estos lares sólo entendemos de fichajes de editoriales al completo, en el ya establecido mercado francés, los autores son fichados cuales estrellas de fútbol. Y el último que se ha dado en el país vecino es todo un terremoto: Enki Bilal, uno de esos autores que cuentan cada nueva obra como noticia de portada de los periódicos, deja los Humanoides para pasar a Casterman.
Una importante noticia por varias razones: primera, porque la editorial de Tintin está logrando una concentración de autores de calidad que empieza a amenazar seriamente a la todopoderosa Dargaud y, segunda, porque la situación de la editorial Humanoides comienza a ser muy delicada. La editorial de Metal Hurlant ha visto cómo prácticamente todos los autores mediáticos de la casa iban abandonando la editorial en un continuo goteo que ha acabado por ser un torrente llamado Bilal. Una situación que viene motivada por los continuos cambios de accionariado y la delicadísima economía de la editorial, en venta perenne (se llegó a decir que DC tenía interés en comprarla). Hoy por hoy, el gran valor de la empresa es Jodorowsky, el psicomago alquimista, capaz de convertir en oro todo lo que guionice, ya sea en colaboración con Moebius, Boucq, Giménez, Charest, Daspastoras o quien sea, pero ha perdido una parte importante de sus autores estrellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation