Mis tebeos favoritos XIII: Adolf

Me da muchísima vergüenza escribir este capítulo de la serie de Tebeos Favoritos, porque implica reconocer que he vivido en la ignorancia durante décadas. Así que espero que sirva este ‘mea culpa’ como redención de uno de los pecados más graves de mi vida como aficionado compulsivo a los tebeos: no conocer la obra de Osamu Tezuka. Bueno, sí, conocía la obra de Tezuka y su importancia, gracias a esa maravillosa Historia de los Cómics de Toutain, que algunos estudiamos y aprendimos religiosamente cual libro de texto. Su capítulo dedicado al manga era nuestra única referencia cuando, por estos lares, sólo se podía leer Candy, Candy y se identificaba lo japonés con Heidi o Mazinger Z (largo y tendido se tendría que hablar del impacto emocional que esta serie provocó en los hijos del baby boom sesentero). Las oleadas de manga que generaron después los fenómenos de Akira y, sobre todo, Dragon Ball fueron vistos por muchos con un aire de superioridad que sólo expresaba ignorancia, con el calificativo genérico (y despectivo) de “aghhh, manga”.
Así que reconozco ante todos vosotros que durante años un servidor ha sido un ignorante de todo lo relacionado con el manga, no sólo por lo poco que llegaba a España, sino por la boba soberbia del que cree que lo sabe todo. Una estupidez de la que salí con una bofetada en toda regla cuando leí Adolf, de Osamu Tezuka. Tras la apariencia de un dibujo sencillo e infantil, disneyniano (mejor dicho, fleischeriano, curiosa la paradoja de que el cómic y la animación americana influyeran tan decisivamente en Tezuka y que sea ahora el manga el que inunda occidente), se escondía una complejísima historia que analizaba con increíble lucidez la sociedad alemana que jaleó la subida al poder de Hitler, mostrada en paralelo a la situación que vivía el Japón prebélico gracias a la historia de esos dos niños llamados Adolf. En una pirueta sin red, Adolf es además una historia sobre la amistad, las envidias, la maldad, la bondad…quizás la única calificación que abarca correctamente lo que es esta obra es decir que Adolf es una enciclopedia sobre el ser humano, sus miserias y sus -pocas- virtudes.
Un argumento extraordinariamente inteligente y complejo, en los que transcurren multitud de acciones paralelas, pero que para el lector son sencillos y transparentes gracias al brutal dominio de la narrativa de Tezuka. Detenerse a estudiar la narrativa de este autor es descubrir mil recursos narrativos utilizados con una pericia sin igual. Tezuka rompía moldes e investigaba el lenguaje de la historieta tomando recursos y elemento del cine, la pintura… pero siempre buscando la máxima eficacia narrativa. Su obra es narración gráfica en estado puro, desprovista de toda floritura innecesaria, con el único objetivo de llevar al lector en volandas por la página, acelerando o ralentizando la acción, obligándole a pararse o dejándolo caer en una espiral vertiginosa.
En el fondo, restringir la elección a sólo una obra es sólo una excusa para rendir pleitesía a un dios del tebeo. Hasta el momento, todas las obras publicadas en España de este autor me han fascinado, desde Adolf a Ayako, pasando por Astroboy, Oda a Kirihito, Crimen y castigo, La princesa caballero, Buda, Fénix, Black Jack, Metrópolis…cualquier título es una buena excusa para dejarse llevar por la genialidad de Tezuka, por la inteligencia de sus guiones, siempre empapados de un humanismo vital y comprometido que no renuncia a denunciar la injusticia y el horror.
Una buena razón para dejar el ateísmo.

Ediciones en España
Tezuka es casi un recién llegado a nuestro país, presentado en sociedad gracias a Black Jack, publicado por Glenat, una genial obra que pasó casi desapercibida. El reconocimiento vendría con la edición de Adolf (Planeta DeAgostini), que abriría el camino a sagas como Buda, Fénix y a que otras editoriales como Glenat u Otakuland publicasen más obras del maestro. Astroboy, La Princesa Caballero, Ayako, Oda a Kirihito o Crimen y castigo son tan sólo una parte de las más de 700 obras publicadas en Japón de este maestro.

Más lecturas
Recomiendo efusivamente el recientemente publicado libro sobre Osamu Tezuka de Alfons Moliné en la Colección Sinpalabras, un excelente texto que da perfecta idea del alcance de su obra.
Ficha en guiadelcomic.com
Pagina oficial
Ficha de la obra en Planeta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation