El final de los buenos tiempos

Se acabó lo bueno… Las largas e interminables siestas veraniegas tras las comidas dejan paso a la indigestión de volver a probar las delicias de un comedor universitario. Terminó la indecisión entre si tocarse el lado izquierdo o el derecho de la barriga, si la posición en el sofá debe ser de decúbito supino o prono… Quedará en el pasado el terrible esfuerzo que supone cambiar de canal en el mando a distancia cuando el cerebro ha alcanzado ese nirvana producto de la mezcla de la somnolencia fiestera, el aturdimiento neuronal que provoca “Aquí hay tomate” y un estómago en plena tarea de digestión de excesos de todo tipo.
Pero vendrán tiempos mejores: de aquí a nada, el fresquito invadirá nuestras casas y no habrá mejor experiencia que volver a casa, sentarse en el sofá con una mantita (o gato friolero, que a los efectos es bastante eficiente) y un buen montón de tebeos que devorar, que las cosas que se van anunciando prometen ser interesantes.
Servidor de ustedes seguirá, pasados los sustos informáticos veraniegos, recuperando poco a poco el aspecto final de la web, e incorporando nuevas cosillas que se le van ocurriendo a uno. Lo de la Selección de La Cárcel pasará a ser algo fijo todos lo meses, junto a lista completa de novedades; seguirán los tebeos favoritos y, si todo sale bien, alguna locura que me ronda la cabeza se estrenará para las navidades.
Mientras tanto, disfruten de sus últimas horas de felicidad vacacional.

(C) Imagen y título de Nacho Casanova

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation