¿Shonen Jump en España?

Resulta que según se puede leer en abstantes webs dedicadas al anime y al manga, corre la noticia de que la todopoderosa editorial japonesa Shueisha ha “cortado” relaciones con España. Vamos, que no negocia ninguna de sus series, ni sus continuaciones, con ninguna editorial española. Paralelamente, se anuncia que Shueisha, Viz y Toykopop se han aliado para publicar los títulos de la editorial japonesa en Alemania, donde ya existe una edición de Shonen Jump mensual con el título de Banzai!. Y uno, que es retorcido por naturaleza, y no digamos ya un primero de septiembre al volver de vacaciones, aplica lo de pensar mal y acertar y empieza a sumar: en los USA, la versión en inglés de Shonen Jump que edita VIZ arrasa con más de 300.000 copias mensuales (que sí que vende más que los tebeos de superhéroes), en Alemania hace ya tiempo que es un éxito Banzai!, y en los paéses nórdicos (Suecia y Noruega), las ediciones locales de Shonen Jump han sido un éxito sin precedentes.
Y el último factor en la suma: que el manga vende en España es evidente. Ya no valen las teorías del “boom”, “que esto pasará” y demás: la situación actual no tiene absolutamente nada que ver con la que se generó a la sombra de Dragon Ball, artificial y, posiblemente, poco pensada. Si en la actualidad aparecen casi un centenar de series de manga (sí señores, un centenar), es fruto de un lento y dilatado proceso de zapa que ha pasado inadvertido para muchos. No ha sido una explosión, sino un crecimiento paulatino que evidencia que está aquí para quedarse.
Una situación ideal para que la editoiral japonesa dé un paso lógico: abrir la edición española de Shonen Jump, que podría juntar series como Dragon Ball, Naruto, Shaman King, Ruroni Kenshin, One Pice o Yu-gi-oh! entre otras muchísimas. Curiosamente las series que más venden en España.
El rumor está corriendo muy activamente por varias editoriales españolas, que dan por hecho que Shueisha está estudiando esta posibilidad de forma seria. Y aunque estas mismas editoriales piensan que el limitado mercado español no da para una edición de estas características, lo cierto es que todas deben tener en mente que la editorial japonesa suele ir de la mano de una editorial local, una perita en dulce que arreglaría la jubilación de cualquier editor (y de sus generaciones venideras).
Porque lo que está claro es que la expansión brutal del manga a los quioscos tiene que llegar y las cosas pueden precipitarse durante el próximo curso. Pongo un ejemplo: en Noviembre comienza sus emisiones en abierto Cuatro, la reconversión de Canal+, y se rumorea con fuerza que una de sus bazas para el público juvenil puede ser el anime de Naruto. Si en estos momentos las ventas de este manga son brutales (hay librerías que venden centenares de ejemplares)…¿qué ocurriría con una edición para quioscos tras el estreno del anime?
Elucubraciones todavía, pero que están sobre la mesa.
Soleil, Delcourt, Shueisha… ¿será verdad que el mercado español se está recuperando?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation