Grandes editoriales, pequeño mercado…

Ya es vox pópuli lo que sólo corría por los mentideros profesionales desde el pasado LIBER y que se ha confirmado tras la Feria de Francfort: el interés de las grandes editoriales españolas por el mercado del tebeo. Al interés ya conocido de Anagrama (que publicará algún día de estos La Ciudad de Cristal de Mazzuchelli y alguna cosilla de Crumb), Alfaguara (que ya debutado con el Petit Vampire de Sfar y repite con el Henriette de Dupuy y Berberian) o Destino (que publicó sin que nadie se enterase el Gemma Bovery de Posy Simmonds), hay que añadir ahora a la todopoderosa Random House-Mondadori, que tira de grupo editorial multinacional para hacerse con los derechos de publicación del Ice Haven de Dan Clowes (publicado en lengua inglesa por una de las filiales de Random House, Pantheon, con un catálogo impresionante de tebeos).
Hasta aquí, lo que ya se sabe por las diferentes páginas webs… la pregunta es ¿es bueno o es malo?.
Pues no lo sé, sinceramente. Por un lado, todo interés de una gran editorial es bueno: significa abrir nuevos caminos al tebeo, sobre todo en cunato a distribución y mercado. La poderosa estructura de estas editoriales facilitará la introducción del tebeo en las grandes superficies del libro y, además, su prestigio puede favorecer que aquellos que son poco habituales de la historieta le den una oportunidad. Hasta aquí, todo correcto y sólo suma.
La pregunta es: ¿saben realmente lo que es un tebeo?¿conocen de verdad el mercado y saben de su particular idiosincracia? Todo parece indicar que tras Anagrama y Mondadori hay verdadero interés por obras puntuales de historieta, próximas a su catálogo en temática y forma, mientras que Alfaguara busca más una posición en el mundo de la literatura infantil y juvenil a través del tebeo. Son opciones razonables y pueden ser muy beneficiosas para el tebeo, pero se tendrá que apostar a largo plazo, con un claro espíritu de abrir mercado y no entrando como elefante por cacharrería buscando un beneficio rápido. En cualquier caso, repito, es bueno, y se vuelve a la situación previa en la que las grandes editoriales eran las responsables de la edición de tebeos: Grijalbo, Montena, Bruguera, Anaya, etc…
Quizás los que mejor han simbolizado estos miedos son los chicos de First Second (curiosamente, una filial de una gran editorial, Roaring press), que han publicado en su blog una genial tira al respecto: Un vistazo al maravilloso mundo de las grandes editoriales americanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation