Niños

Llevaba tiempo sin echarle un vistazo al Mister K. Mala costumbre, apunto, porque la hermana pequeña de El Jueves es un matriz de pruebas que evoluciona y cambia con velocidad pasmosa. Un comportamiento que tiene mucho que ver con la intención de sus editores de conseguir recuperar a medio o largo plazo un mercado que fue perdido con la desaparición de Bruguera y que hoy caminaba sin rumbo. Sin mirar las ventas a corto plazo como único referente, la revista es un hervidero de pruebas y experimentos que demuestran: series, autores, formato, páginas, promociones, periodicidad… todo está abierto al cambio y a la prueba con tal de conseguir un producto que pueda interesar a los niños del siglo XXI, que ya han olvidado lo que es gozar con un tebeo. Una labor muy compleja pero que está consiguiendo que la revista ahora goce de un buen grupo de autores de extraordinaria calidad, de los que tienen que salir los nombres que oiremos en el futuro en el panorama español. Excelente la cantera gallega, con unos Kiko Da Silva y Víctor Rivas pletóricos a la cabeza, demostrando que saben hacer tebeo infantil inteligente y divertido (algo tendrá que ver el Golfiño en todo esto…), pero no se quedan muy atrás Carls (tengo que hablar de este hombre otro día, ¡qué descubrimiento!), Luis Bustos o Brocal.
Eso sí, destaca por encima de todos, sin que sea ningún demérito para el resto de colaboradores, el Carlitos Fax de Monteys, razón que justifica por sí sola la existencia de la revista. Se podría decir que con esta serie, el dibujante ha llegado a la piedra filosofal, la alquimia máxima resultado de conseguir que una serie una la tradición de la historieta de humor de Bruguera con la modernidad de los autores americanos como Matt Groening. Humor que puede ser disfrutado por igual por niños de 9 o de 90 años, demostrando que la inteligencia no tiene edad e incluso rejuvenece. Cada historieta de Carlitos Fax plasma un catálogo brutal de influencias que van del cine de serie B de ciencia-ficción a los dibujos de Futurama y la Warner, digeridas y transformadas según los cánones de la escuela de Bruguera de los grandes (de los Vázquez, Escobar, Conti, Cifré, del Ibáñez de los buenos tiempos…) para conseguir la carcajada de forma irresistible. Posiblemente, la mejor serie regular que se ha hecho en este país en muchos años (con permiso de Fontdevila y su parejita).
El cambio a mensual de Mister K es síntoma evidente de que todavía no ha cuajado entre el público infantil, quizás a mi entender-, porque todavía no se ha definido correctamente el rango de edades hacia el que se dirige la revista, una labor complicada porque a esas edades es fácil que el lector rechace un producto porque lo considera “para niños” o porque es “de mayores”. Pero también es indiscutible que sus responsables quieren agotar todos los cartuchos antes de tirar la toalla, lo que se agradece y permite albergar esperanzas para que en un futuro no muy lejano, la revista alcance ese objetivo de recuperar el mercado infantil.

Niñas

“Las niñas no leen tebeos, por eso va tan mal la cosa”, “A las niñas no les gustan los tebeos, está demostrado”…Estas frases las he oído, textualmente, a editores españoles. Y me van a permitir que sea pelín procaz en la respuesta:
Y una mierda señores, y una mierda.
Los hechos están demostrando que la estadística no miente: según todos los estudios de lectura hechos en este país, son las mujeres, desde su juventud, las que más hábito de lectura tienen, duplicando en algunos tramos de edad a los niños. Por tanto…¿por qué no leían tebeos? Pues por la sencilla razón de que estaban claramente enfocados al joven adolescente masculino. Así de sencillo.
En el momento en que se les ha ofrecido un tebeo dignamente realizado, dirigido a un público femenino, su respuesta ha sido masiva: 150.000 lectoras mensuales de Witch. Una cifra de vértigo, de locura, que arrasa cualquier otra cifra de ventas de tebeos, multiplicando las más expectativas más atrevidas de un editor de tebeos en España por 20 o más. Y no sólo eso: la revistas Embrujadas y Winx de Panini están funcionando de maravilla, con ventas que superan a los tebeos Marvel de la misma editorial y que han motivado que la editorial se lance a la edición de un tercer título para chicas: Bratz, una revista basada en las populares muñecas que está llamada a arrasar en los quioscos.
Pero es que hay más, porque sólo hay que ver quién se acerca a las estanterías del manga en las librerías especializadas para comprobar que son las mujeres las grandes consumidoras del tebeo japonés. O la guinda: el éxito de la edición del Gina de Purita Campos, que se ha vendido como pocas ediciones de esta editorial apelando a la nostalgia de las lectoras.
Público lector, fiel y habitual que da razones más que sobradas para tener mucha esperanza en el mundo del tebeo. Si las editoriales saben aprovechar esta inyección de sangre joven y con ganas de leer, produciendo títulos de temática abierta y diversa, que puedan interesar indistintamente a lectores femeninos o masculinos, tenemos ante nuestros ojos ese público lector esporádico que tanta falta le hace al tebeo, que no rechazará leer tebeos porqué está acostumbrado a ellos desde niño (niña en este caso).
Los tebeos son cosa de niñas. Afortunadamente.

Dibujantes Solidarios

Los dibujantes Pedro Espinosa, Manel Fontdevila, Luis Domínguez, Jan, Alfonso López, Maikel, Mariel, Jose Luis Martín, Albert Monteys, Óscar Nebreda, Toni Batllori y Bernardo Vergara, coordinados por Antoni Guiral han sido los responsables del Calendario 2006 de Payasos sin Fronteras, una iniciativa solidaria que tiene como finalidad poder recaudar fondos para las acciones de esta ONG, dedicada a alegrar un poco la vida de los niños más desfavorecidos del mundo.
Se vende a 10EUROS en la web de la ONG (www.clowns.org) y en diferentes librerías de Barcelona (Abacus SCCL, Altar, Espai Liceu, HappyBooks, Librería Excellence, Librería Laie, Laie-CCCB y Laie-Caixa Forum, Librería La Central del Raval y Librería Proa Espais).
Una buena razón para rascarse el bolsillo y ayudar un poco a los que intentan que los demás sean felices aunque sólo sea por un momento.

Publicaciones en Vélez-Málaga

En las recientes jornadas de Vélez Málaga se han publicado/presentado las siguientes ediciones:
PUEBLO, de Manuel Mota. 64 páginas b/n, portada bitono, formato 1624. Primera publicación de un nuevo sello editorial que se llama Zanzibar Ediciones. PVP: 6 EUROS

EN VIÑETAS, varios autores (Salvador López, Batanás, Manuel Mota, Kosta y U.P.L.). 24 páginas (formato 2130), BN. PVP: 1.50EUROS.
Ambas se distribuyen en librerías especializadas.

JUANJO, “La isla de las calaveras”, de Carlos Cruz. 32 páginas color, formato 2130, papel 170 gr., cosido a grapa.

Publicación especial de las jornadas de Vélez Málaga.