¿La mejor serie española de la década?

Si en la cuarta entrega decía que me descubría ante él, ahora no puedo más que arrodillarme y adorar a mis nuevos ídolos: Santiago Valenzuela y su titánica saga del Capitán Torrezno. Su última entrega, Capital de Provincias del Dolor es un sólido y excepcional cierre a este primer arco argumental sobre el asedio de Deneim, la ciudad que acoge al aguerrido Torrezno. Como en la anterior entrega, Valenzuela capta al lector con la vorágine de la batalla, pero distribuyendo con sabiduría la acción de la trama principal con un argumento que va ascendiendo poco a poco y que nos va dejando pistas sobre cómo continuará la serie. El extraño mundo en miniatura del sótano comienza a darnos trazas sobre su pasado y razón de su existencia, pero también nos proporciona un sorprendente giro argumental soterrado que comienza a entreverse sobre la figura de Shogun, el férreo enemigo de Torrezno en la cruenta batalla que se nos narra.
Valenzuela ha edificado un mundo de una coherencia excepcional, pleno de referencias que van desde la filosofía a la cultura popular, convirtiendo a esta hercúlea obra en una especie de reflejo reducido de la historia de la humanidad. Nada en Torrezno está sujeto a la improvisación, cada detalle tiene su razón de ser, cada escena forma parte de un encaje milimétrico de precisión que será necesario en posteriores momentos, cada frase es una reflexión que más tarde cobrará sentido. Un planteamiento inteligente que se conjuga con una imaginación desbordante en un cóctel que no tiene análogo en el cómic español (y europeo) de la última década, que está llamado a convertirse en una de las obras más importantes del tebeo español de todos los tiempos.
Es imposible abarcar en una simple reseña la apasionante complejidad y perspectiva de esta serie, que ha ido ganando en cada entrega en calidad y sorpresa. Sólo os puedo decir una cosa: ¡leedla ya! (4)
Reseñas anteriores:
Extramuros (entrada del Viernes 19 de Noviembre)
Limbo sin fin (entrada del Sábado 29 de Noviembre)
Escala Real (entrada de 12 de Febrero)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation