Califa en lugar del califa

Paradójico. Mientras que Uderzo está en España promocionando un álbum que hace flaco favor a la memoria de Goscinny, llega a los quioscos el primer número del coleccionable de Iznogoud, una de las grandes obras del gran guionista francés. Una serie que siempre se ha visto en este país como la “hermana pequeña” frente a iconos como Asterix o Lucky Luke pero que despliega algunos de los mejores momentos de la afilada pluma del guionista. La sed continua de más poder del cascarrabias visir Iznogoud, deseoso siempre de tomar el lugar del califa es una delirante y ácida crítica del poder y de la famosa “erótica del poder”. Mientras que la mayoría de los personajes de Goscinny, de Asterix a Oumpa-pah, son héroes en el sentido más clásico, Iznogud representa el lado oscuro. Envidia, ambición, codicia, egoísmo, avaricia… las “virtudes” del visir son un perfecto retrato de lo peorcito del ser humano, pero que en manos de Goscinny son bumerangs que se devuelven como despiadadas críticas contra esos mismos conceptos, amplificadas por el socarrón humor del francés.
La primera entrega de la serie comienza con historias cortas que apenas dan una buena medida de hasta dónde llegó esta serie, siempre dibujada por el genial Tabary, un excelente dibujante seguidor de la escuela de Franquin que supo dotar de una genial expresividad a los gags de Goscinny.
La edición de Planeta DeAgostini sigue la anterior de Grijalbo, incluyendo los colores desvaídos y desaturados de aquella edición…Eso sí, por 2.95EUROS es una excelente oportunidad de comenzar a conocer esta gran serie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation