Este año me debo de haber portado muy bien…

O, por lo menos, es la única explicación posible a que, en un día como hoy, haya aparecido en uno de mis zapatos esto:

Como comprenderéis, me pienso pasar el resto del día babeando… mirad, mirad las características de esta edición.
Ah!, y sí, este post es para provocar la envidia malsana… ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation