Repaso al 2005 (II): Lo acontecido

Acababa yo mi resumen del años pasado vaticinando que “Al final, lo único realmente cierto es que el 2005 será un año fundamental y apasionante para el tebeo español”.
No tengo muy claro si lo ha sido, pero es evidente que éste ha sido el año de los barros que han venido tras las tormentas del 2004.
Un año que ha venido marcado por los cambios editoriales que se anunciaron en el 2004, el cambio de Marvel a Panini y de DC a Planeta, que ha tenido como resultado que éste año 2005 haya sido un periodo de transición, en el que las principales editoras de tebeos de este país reformulaban sus estrategias. Mientras Panini afrontaba la publicación de Marvel, la batalla por los derechos de DC mantuvo en vilo a todo el panorama comiquero hasta la confirmación de su paso a Planeta DeAgostini, generando una situación previsible de equilibrio entre la oferta de Marvel y DC como hacía mucho tiempo no se daba en el mercado español. Evidentemente, en esta batalla de gigantes, muchos han sido los damnificados, con Norma Editorial a la cabeza, que ha tenido que recomponer de forma radical su oferta de tebeo americano, cómodamente encabezada hasta el momento por la línea Vertigo de DC, así como potenciar tanto el manga como el europeo.
Lo que no está claro a día de hoy es si esta lucha a muerte entre las grandes compañías ha tenido efectos beneficiosos o perjudiciales para el mercado español del tebeo. Por un lado, es evidente que la oferta se ha multiplicado de forma espectacular. La entrada en liza de Panini ha aportado una nueva editorial, potente, con más de 40 salidas mensuales, que ha sido contestada tanto por Planeta como por Norma con un aumento considerable de sus novedades, convirtiendo al 2005 al año con más novedades editoriales de la historia, que superará con creces los 2000 títulos editados. Una cifra mareante para el limitado mercado español, que ha repercutido con creces en el gran damnificado de esta jugada empresarial: las librerías. En un mercado donde todavía el centro final de venta mayoritario sigue siendo la librería especializada, el sustancial aumento del número de novedades (sobre todo durante salones y navidad) ha impactado directamente en la línea de flotación de unos negocios en general muy pequeños, que difícilmente pueden afrontar la inversión que supone el total de novedades que aparecen. Pese a que todo indica que existe un incremento del número de lectores, parece que éste no es suficiente para absorber la oferta de las editoriales, repercutiendo en las librerías, que deben recuperar su inversión en un periodo más largo. Una situación compleja, que pone en la picota al eslabón más importante, pero más débil, de la cadena de distribución, que repercutirá a su vez en las editoriales a menos que el aumento de lectores se dé en otras opciones de distribución, como los quioscos y las grandes superficies.
Paradójicamente, todo parece indicar que ese aumento de lectores de tebeos no se está dando en el “mainstream” americano, sino en el manga y el tebeo “independiente”. Sólo hace falta echar un vistazo a los anaqueles de las librerías especializadas para comprobar la pujanza del manga durante este año, que con seguridad, y a falta de hacer números, superará con creces el 30% de títulos editados y se acercará al 40% de cuota de mercado. Un número indicativo, pese a que no sea el de cifras finales de ventas, que sólo por oferta y disponibilidad deja a las claras el éxito de este tebeo en España. En guarismos sensiblemente inferiores se mueven los tebeos que están editando Astiberri, Sinsentido o Ponent, pero las sucesivas reediciones (en algunos casos en apenas unos meses) y la presencia continuada en medios de comunicación está logrando que sus ventas aumenten progresivamente. Se tendrá que analizar este fenómeno con mayor tranquilidad, pero no me extrañaría que el aumento de lectores estuviese relacionado con el aumento de la oferta y, sobre todo, con su mayor diversificación, con productos que pueden atraer a cualquier público. Un vistazo rápido a las novedades de Diciembre nos indica que el género de superhéroes, monolítico en otros años, es ahora tan sólo un 25% de la oferta total de tebeos, estableciendo una situación de variedad mucho más lógica y acorde con el mercado.
Tras unos primeros meses erráticos, parece que las tres grandes editoriales ya han asentado las líneas principales de sus futuras políticas de edición, sin que ninguna de las apocalípticas predicciones que se dieron durante el 2004 se hayan cumplido.
Pero el 2005 también ha sido el año de la información sobre tebeos en España. El año comenzaba con la mala nueva de la desaparición de TRAMA, dejando a Dolmen como la única revista de información sobre tebeos de publicación periódica (habida cuenta de la aperiodicidad de Nemo o DDLV), que se potenció con un aumento importante del número de páginas de la revista y la incorporación del color (aunque se siga manteniendo una maquetación estilo “horror vacui”). Sin embargo, la noticia del año en este campo ha sido, sin duda alguna, la proliferación de weblogs y, sobre todo, la aparición de Tebelogs!, una herramienta de consulta creada por Nacho Carmona que permite al usuario acceder a los titulares de todos los weblogs sobre tebeos. En apenas un año, se han multiplicado por diez las páginas que tratan, de una forma u otra sobre la historieta. Con un porcentaje importante de páginas dedicadas al mainstream americano (entre las que destaca con fuerza propia ZonaNegativa.com, posiblemente hoy en día la web más visitada de España), los weblogs se han convertido en muy poco tiempo en la gran fuente de información sobre tebeos. Pese a todos los peros que se le pueda poner al formato (falta de rigurosidad o de contrastación de noticias, aprofesionalidad de las páginas, etc), la única realidad es que el formato ha arrasado, convirtiendo a Tebelogs! en una herramienta indispensable para el aficionado al tebeo en nuestro país (y parte del extranjero). A poco que uno inspeccione las estadísticas de la mayoría de las páginas, el portal de weblogs de Dreamers se ha convertido en el principal punto de entrada de todas las visitas, llegando en algunas webs a que más del 50% del tráfico provenga de Tebelogs!, con un promedio superior al 25%. Unos números que confirman a este portal como el gran dinamizador del la opinión/información/divulgación del tebeo en internet.
No es sorprendente que estos dos grandes centros de atención del 2005 estén relacionados: el aumento de oferta por parte de las editoriales está generando una mayor necesidad de información por parte del lector, que acude a más fuentes para poder decidir su compra. Pese a que la introducción de internet en España es todavía testimonial (apenas el 30% de la población accede a ella), parece lógico pensar que su impacto sea mayor en el público más joven, precisamente el que más interés tiene por el tebeo, sobre todo mainstream y manga, por lo que es de esperar que, en unos años, la influencia de internet en los hábitos de compra del lector de cómics en España puede ser decisiva. Afortunadamente, esta efervescencia informadora está contagiándose a otros medios, siendo cada vez más normal encontrar reseñas o secciones de tebeos en medios generalistas.
No es descabellado pensar que estamos ante una situación ideal para el despegue del tebeo en España: oferta variada, aumento de presencia en los medios… sólo falta un empujón. Y todo indica que las editoriales quieren que Ficomic sea el actor de ese esfuerzo. Los cambios en la directiva de la organización, que han puesto al periodista Carles Santamaría al frente, buscan un cambio de rumbo que le dé más protagonismo a Ficomic, mucho más allá de la organización de los dos salones tradicionales. Se busca, evidentemente, que Ficomic actúe de catalizador de la promoción de los tebeos, canalizando las diferentes acciones de las editoriales y buscando una sinergia (no sólo entre editoriales) que hasta ahora es inexistente. No es tarea fácil, ya que lo primero que deberá abordarse es que la representatividad real de toda la industria, incorporando a su ejecutiva a todas las editoriales del panorama español, desde las grandes a las pequeñas. Una discusión que será compleja, pero fundamental para ese salto que se le exige.

El 2006 está llamado a ser el año de las sorpresas en el mundo del tebeo. Es de esperar que éste sea el año del asentamiento tras los convulsos dos años anteriores, por lo que el protagonismo debe volver a recaer, más que nunca, en los tebeos.

Ya veremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation