Novedad de Dolmen para Febrero

– Aprende a dibujar cómic Vol.1, de Varios Autores. 126 págs. BN. PVP: 12,95 EUROS
Este libro recoge las colaboraciones que autores como Adam Hughes, Jim Lee, Arthur Adams, George Pérez o Joe Kubert realizaron para la la revista Wizard en su edición americana sobre cómo dibujar cómic.

El Quijote en historietas, en La 2

El programa La Aventura del Saber, de La 2 de RTVE ha realizado tres programas dedicados al imaginario del Quijote. El segundo, que se emitirá mañana de 10:30 a 11 está dedicado, precisamente, a la historieta.
Mañana se emite el dedicado a la Historieta (segunda cadena, en la Aventura del Saber, de 10.30 a 11).
Según informa su web: “El personaje de “Don Quijote”, que enseguida traspasó las fronteras españolas, fue interpretado desde diversas culturas y formas expresivas, como un ser estrafalario, un loco trastornado por sus muchas lecturas, o un alucinado empeñado en tareas imposibles. Otros lo vieron como un personaje humorístico, como una caricatura burlesca de los héroes de la caballería medieval, que en el siglo diecisiete aún estaban de moda. Artistas, comentaristas y críticos de Arte, aportan su opinión en este segundo capítulo de la serie, explicando cómo lo vieron a lo largo del tiempo, los artistas que lo reinterpretaron.”
Mala hora, ya sabéis, preparad los grabadores.

Un gedankenexperiment sobre portaditas y distribución

Anda media blogosfera, o más, revolucionada con el tema de las portadas alternativas de Panini. Para los que no sepan de qué va la cosa, que supongo serán pocos, resulta que esta editorial ha decidido hacer dos ediciones diferenciadas de los tebeos Marvel, una para quioscos y otra para librerías especializadas, denominada “edición especial”.
El caso es que si ya en su día el anuncio generó polémica entre los aficionados, no es menos la que se ha armado al llegar al momento de ver esas ediciones en las librerías. En teoría, la tirada de estas ediciones especiales es limitada y, por tanto, sujeta a ciertas reglas a la hora de su distribución a librerías especializadas, a saber: imposibilidad de devolver sobrantes, prelación en el orden de pedido y aparición en las librerías previa a los quiscos. A la hora de la realidad, parece que nada de esto se ha dado, que entre las librerías se han generado auténticos problemas porque a determinadas librerías han llegado más números que a otras o que, sencillamente, no ha llegado ningún número; que en algunas ciudades las ediciones normales no han aparecido todavía… un guirigay de mucho cuidado.
Un problema que tiene dos culpables: el aficionado y la distribución.
El aficionado es un culpable, en parte, por esa histeria de tener el tebeo nada más salga y ser incapaz de esperar un día para que lo tengan en su librería especializada favorita. Es capaz de peregrinar durante horas para poder tener su ración de soma antes que nadie, una actitud que no entiendo demasiado, pero que es así desde que los tebeos existen. Las librerías saben perfectamente que la personalidad de sus compradores y que si un tebeo está en otra librería antes, esa venta se habrá perdido. Una situación que se agrava en aquellas ciudades, como Madrid, donde existen concentraciones importantes de librerías en zonas relativamente pequeñas.
Sin embargo, no hace falta llevar mucho en el mundillo para darse cuenta que todo el problema que se ha generado radica en los problemas de distribución del tebeo en España. Dudo mucho que la decisión de Panini tenga razones de fomentar un tipo de coleccionismo distinto o vender más. O mucho me equivoco, o las razones de esta diferenciación entre ediciones vienen derivadas de los contratos de distribución con diferentes empresas para el mercado de quioscos y el de librerías especializadas. Mientras que el primero es controlado casi monopolísticamente por Logista (y su red de subdistribuidoras locales), el segundo ha sido contratado en exclusiva con SD. Según se sabía, las condiciones del contrato especificaban que debía existir un retraso en la distribución a librerías especializadas, de forma que Logista distribuía primero a quioscos y unos días después llegaría la edición a las librerías especializadas. Sin embargo, ha sido evidente que ambas ediciones estaban el mismo día en ambos canales de distribución, es más antes en las librerías especializadas en algunas comunidades como Madrid, donde la distribución de Logista está atomizada entre muchas subdistribuidoras.
¿Qué puede estar pasando? Apliquemos la práctica del gedankenexperiment
AVISO IMPORTANTE: TODO LO QUE SIGUE AHORA ES ESPECULACIÓN
Con esos mimbres, y sabiendo que la venta en quioscos de los tebeos Marvel estaba funcionando viento en popa, supongamos que Logista haya impuesto condiciones draconianas a Panini, que le obligarían casi a rescindir el contrato con SD. Si esto ha sido así, la única opción que le quedaba a la editorial para cumplir el contrato firmado con la distribuidora es proporcionarle un producto definido, “distinto” del que llega a los quioscos, con el fin de que Logista no pueda poner ningún tipo de pegas a que SD también distribuya los tebeos Marvel.
Y en el caso que esta hipótesis tuviese visos de credibilidad ¿qué importancia tiene quién distribuya?
Pues mucha, primero porque como comenté antes, en algunas ciudades (por ejemplo, en Madrid) la distribución por Logista podría implicar que hubiese diferencias en la aparición de un tebeo de hasta dos semanas, dependiendo de qué subdistribuidora es la elegida. Y la segunda, porque la condiciones que se dan a las librerías son muy diferentes entre ambas distribuidoras. Logista es un monstruo de la distribución que aplica condiciones muy exigentes, que van desde el pago de elevados depósitos a márgenes comerciales mucho más reducidos que los que da SD. Una situación que algunas librerías, sencillamente, no pueden afrontar.
Conclusión: que por un problema empresarial se habría creado una pinza entre aficionados y distribuidoras que tiene a los libreros cogidos, literalmente, por los huevos. Y muy cabreados con Panini, todo sea dicho, a la que se culpa de todos los males, cuando me temo que es una víctima más de unos contratos no demasiado definidos…

Repito que todo esto es una especulación y, a lo mejor, me equivoco, pero es un gendankenexperiment que deja claro la extraña situación de la distribución del tebeo en España, dividida entre muchas y muy diferentes empresas, con filosofías muy distintas. Una situación que genera al final un gran damnificado: las librerías especializadas.

Ponent Mon editará “La Mala Gente”

Dicho y hecho. Si ayer glosaba las maravillas de Etienne Davodeau y su Les Mauvaises Gens, reciente ganador del premio del público y de la crítica 2006, y que debería ser editado ya en España, hoy ya se puede decir quien lo editará. En Abril, la editorial Ponent Mon sacará esta obra en castellano, con el título de La Mala Gente. Un volumen de 198 págs a 18EUROS, en el que Davodeau se aproxima a los conflictos laborales franceses desde los años 50 a la década de los 80. Una excelente noticia que demuestra la agilidad y rapidez de esta editorial.